5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Resumiendo el 2012 en unos viajes

De nuevo llega el momento de hacer un alto en el camino, aunque  este año el alto lo estamos haciendo en un viaje, en Jesi, para ver lo que ha dado de sí el año viajeroEn este 2012 hemos comenzado el viaje de nuestras vidas. Un viaje con fecha de inicio pero sin billete de vuelta. Firmamos unos papeles y, para celebrarlo, nos fuimos de viaje ¡cómo no!.

El año tardó en comenzar, como casi todos, y hasta marzo no hicimos el primer viaje: nuestra primera vez en Escocia, mi primera vez en todo el Reino Unido. La ciudad de Edimburgo nos recibió con su mejor cara, tanto es así que en los cuatro días que estuvimos allí no vimos caer lluvia. Lo que sí que vimos fue una ciudad preciosa, llena de historia y de historias: cementerios, brujas, asesinos, leyendas… No puede uno pasar por una ciudad con una cátedra de fenómenos paranormales sin hacer el Tour de los fantasmas.

Edimburgo-Greyfriars

Una oferta de Air France nos envió al que sería el segundo viaje del año. Si el 2011 fue Lufthansa quien, con otra oferta, nos mandó a India, este año Air France nos ha llevado a China. No estaba entre nuestros destinos favoritos –aunque la Gran Muralla estaba en el Top 14–. China nos sorprendió, un país con una religiosidad que no pensábamos que el gobierno permitiera. Encontramos casi un parque temático budista en Leshan, con el Buda de piedra sentado más grande del mundo, de 71 metros, pero fue en Dazu donde confirmamos que había mucho que descubrir en el país y que la Revolución Cultural no había acabado con todo. Tras dos semanas de viaje en las que también vimos osos panda, ciudades prohibidas y ciudades medievales, templos colgantes… y viajamos en autobús, tren y avión, volvimos a Pekin y cumplimos con la visita a la Gran Muralla. Lo único malo del viaje fue la época en la que lo hicimos: el 1 de mayo es fiesta grande en el país, todos se convierten en turistas internos y mil millones de chinos son muchos chinos.

Pekin-LamaTemple

En mayo cogimos velocidad, tres fines de semana seguidos. Comenzamos con Camariñas en A Coruña. Disfrutar de un hotel rural no es algo que podamos hacer todos los días –no tener coche limita mucho para llegar a ciertos sitios– y el Lugar Do Cotariño merece el viaje. Por si fuera poco, la vecina Costa da Morte con el cementerio de los ingleses y el faro Vilán ofrecen un paseo, en nuestro caso pasado por agua –en Galicia sí que nos llovió–, en el que relajarse mirando el océano y los colores que piedras y flores muestran alrededor de las playas.

CostaDaMorte-Costa

Barcelona fue la siguiente parada. Un viaje de trabajo nos ofreció la excusa para pasar un fin de semana en la Ciudad Condal. Momento perfecto para conocer a amigos viajeros, ponerles cara y voz a las palabras leídas en blogs y tuits. Aprovechando que ya conocíamos la ciudad buscamos nuevos sitios que descubrir: el Parque del laberinto de Horta, el tejado de la Catedral de Barcelona, la Basílica de Santa María del Mar y otros detalles. El siguiente fin de semana, ya en junio, saltamos a Bolonia: familia, comida y aldabas en las puertas. Toledo, siempre a mano pero poco visitada, fue el lugar de encuentro con otro amigo viajero en agosto. Una ciudad preciosa pero un calor terrible, hay que visitarla con más calma y mejor clima en otra ocasión.

SantaMariaDelMar-Abside

En nuestros planes había inmersiones para las que necesitábamos el título Advanced. ¿Qué mejor sitio para obtenerlo que Favignana? Una pequeña isla frente a Sicilia en la que calas, jardines, pecios y la tonnara rivalizan en belleza. Y, ¿qué decir de los cannoli? si era el #cannolotrip. Sin dejar pasar la oportunidad de visitar Palermo, y su Cappella Palatina, y Trapani, la ciudad desde la que parte el barco que lleva allí. Para los curiosos: aprobamos el curso.

Favignana-CalaRotondaPiscina

Septiembre lo aprovechamos para recorrer el monasterio de El Paular, tan próximo como Toledo pero mucha más inaccesible para los que no tenemos coche, y Ronda, la única ciudad con dos estrellas que nos quedaba por visitar en la península. No sufrimos de vértigo pero mirar al río Guadalevín desde lo alto del tajo de noche, sin ver el fondo…

Ronda-PuenteNuevoSalto

El viaje que no acaba comenzó en octubre seguido del viaje de celebración, que sí acababa. Tres semanas en Australia, el #koalatrip. Tres semanas parece mucho tiempo, pero Australia es mucho país. Tanto que sólo recorrimos la parte norte de la costa este –desde Cairns a Brisbane–, Melbourne y Sidney. Playas de película con árboles hundiendo sus raíces en el mar, selvas tropicales, aguas cristalinas, islas de arena, los Doce Apóstoles, la Ópera de Sidney… y, por supuesto, la Gran Barrera de Coral. Sobrevolarla es una experiencia inolvidable, pero hacer snorkel y nadar junto a una tortuga es aún mejor. De nuevo el transporte público fue nuestro aliado: más de 2.000 kilómetros en autobús y dos vuelos internos, junto con muchos barcos nos permitieron cumplir con el recorrido que, sin haberlo preparado, nos encantó. ¡Ah! y ¿qué decir de abrazar un koala?

Australia-Lady Musgrave Island Playa

Dejando el otro lado del mundo, volamos a Gran Bretaña por segunda vez en el año. Bristol fue el destino y, aunque Stonehenge era el motivo del viaje, Bath nos sorprendió y nos encantó con sus termas romanas del siglo I junto a la abadía gótica del siglo XIV.

Inglaterra-Bath Aquae Sulis Piscina Catedral

El viaje de Navidad este año comenzó una semana antes. Aprovechando las ofertas de Malta disfrutamos de un hotel de cinco estrellas –el InterContinental– y, como de costumbre, nos encontramos con una historia que no esperábamos: desde templos del año 3500 a.C. hasta hoy. Tras ver el Hipogeo Ħal Saflieni, anterior a Stonehenge, nos quedamos con la boca abierta y la pregunta de ¿qué le pasaría a la civilización que lo construyó? Desapareció sin dejar huella alrededor del año 2500 a.C.

Malta Senglea Bastion Gardjola Salto

La Navidad nos encontró, como todos los años, en Jesi, lugar de nacimiento de Sara. Un pueblo amurallado medieval en Le Marche.

Jesi Italia Casco Medieval Arco

Y todavía tenemos que llegar a Roma y volar de vuelta a Madrid antes de que acabe este 2012…

Si quieres saber lo que hicimos en el 2011 sigue los enlaces primera parte y segunda parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14  Comentarios

  • 27 diciembre, 2012 a las 15:18

    ¡No habéis parado pareja! Un saludo y que el 2013 sea igual o mejor.
    Ahh! Y enhorabuena por ese paso en el viaje de la vida 😉

    • 29 diciembre, 2012 a las 18:04

      ¡Hola Helena!
      Se trata de aprovechar los días al máximo, ¿no? 😉
      Muchas gracias por tus buenos deseos (que compartimos, ¡un 2013 lleno de viajes para todos!) y por la enhorabuena por el paso 😉

  • 29 diciembre, 2012 a las 17:43

    Menudo año viajero, espero que el 2013 sea por lo menos igual!!! Enhorabuena por ese gran paso, lo celebrasteis a lo grande. 😉

    • 29 diciembre, 2012 a las 18:09

      Eso esperamos nosotros también 🙂 que el 2013 sea por lo menos igual.
      Muchas gracias, la mejor manera de celebrar casi cualquier cosa es con un viaje, ¿no crees? 😉

  • 3 enero, 2013 a las 21:34

    No habéis parado en el 2012! Así que mi deseo para vosotros en el 2013 es que no bajéis el ritmo, y sigáis aprovechando para hacer la mochila en cuanto tengáis ocasión.. 😉 Un abrazo!

    • 9 enero, 2013 a las 13:40

      Muchas gracias Dany 🙂
      Ése es también nuestro deseo: no bajar el ritmo y seguir saltando 🙂

  • Poyis
    6 enero, 2013 a las 13:24

    Sin ninguna duda lo mejor es el abrazo al Koala! Lo dijiste y lo cumpliste, estarías abrazado a un koala.

    • 9 enero, 2013 a las 13:41

      Una promesa es una promesa 😉
      Estaría abrazando a un koala y aquello había que cumplirlo!

      No diría yo que ha habido un «mejor» todo ha merecido la pena.

      A por un un buen 2013 tú también, ¡suerte!

  • 13 enero, 2013 a las 13:53

    ¡Cuántos viajecitos! Espero que este año 2013 os deje mucho más.
    Revisaré bastante en los próximos días vuestro viaje a Noruega para inspirarnos (aunque creo que la ruta no coincide demasiado), ya os iré dejando comentarios 🙂
    Oye, me queda una intriga… ¿¡cuántos días de vacaciones tenéis, bandidos!? 😛
    Un abrazo y a seguir viajando!! 🙂

    • 15 enero, 2013 a las 15:55

      ¡Hola Eva!
      Muchas gracias por tus buenos deseos 🙂 esperamos que se cumplan y que para ti, 2013, también sea un año lleno de ideas y viajes 🙂 El de Noruega será el primero y seguro que os encanta.
      Las mismas vacaciones que el resto de mortales… pero si te casas la cosa casi se duplica 😉

      • 15 enero, 2013 a las 17:50

        Sí, ya estamos como locos con el próximo viaje a Noruega. Tengo pendiente chaparme vuestros artículos la semana que viene 🙂
        ¡Lo de la boda es un puntazo! Pena que no se pueda hacer más veces 😉 Mi enhorabuena, que no sabía nada!!
        Hasta pronto!!

        • 17 enero, 2013 a las 09:03

          Muchas gracias por la enhorabuena 🙂 fue el comienzo del #koalatrip 🙂

  • Ana Maria Susana Marquez Dollanarte
    24 abril, 2013 a las 18:55

    QUE LINDO VIAJAR CON USTEDES ES COMO ESTUDIAR HISTORIA Y GEOGRAFIA DE VUESTRA MANO SOY MAYOR TENGO 61 Y HACE POCO MI HIJO ME REGALO LA COMPUTADORA Y TENGO INTERNET QUE TENIA SOLO EN EL CEL Y AHORA QUE LOS ENCONTRE DESDE QUE ESTUVIERON EN TACAREMBO PASO MUCHO RATO SIGUIENDO VUESTROS PASOS MUCHAS BENDICIONES

    • 25 abril, 2013 a las 20:49

      Muchas gracias Ana María
      La verdad es que la fortuna, la lluvia y rádio Zorrilla San Martín nos unieron y esperamos que sigas disfrutando de nuestros viajes por mucho tiempo 🙂 No llegamos a una clase de historia… pero sí que nos gusta saber un poco de los sitios (muchas veces lo sabemos durante la visita y otras tantas al volver mirando en internet la explicación de las cosas que nos llamaron la atención).
      Dale también las gracias a tu hijo por comprarte la computadora 🙂
      ¡Un abrazo!