Hasta un 15% de descuento en tu alojamiento con Booking

Islas australianas: Magnetic y Whitsunday

Cuando uno llama a un viaje #koalatrip no puede menos que ir a ver a los koalas en algún momento. Ese momento llegó el jueves. Después de nuestra inmersión en Alva Beach –y de lo que nos costó llegar–, regresar a Tonwsville fue sencillo gracias a Jill y su coche. Durante el viaje nos fue diciendo los sitios que no nos deberíamos perder camino de Brisbane. El primero de ellos ya lo teníamos en mente, y era el motivo por el que queríamos volver a Townsville: la isla Magnética.

La Isla Magnética, Magnetic Island, y el error de la brújula

Como casi todo lo que hay por aquí, debe su nombre al Capitán Cook que informó de errores en la brújula de su barco al pasar cerca de su costa. A pesar de ser un isla en la que muchos australianos pasan sus vacaciones, más de la mitad de sus 52 km2 los ocupa un parque natural. Jill nos habló de un albergue, el Bungalow Bay Koala Village, en el que podías dormir por un buen precio y además entrar en su «parque natural» –un zoo, vaya– y abrazar a un koala. Como intentamos ir a ver la puesta de sol desde el mar con ella y su hija nos quedamos a dormir en la ciudad, pero al día siguiente no dejamos pasar la oportunidad de coger el ferry hasta la isla.

Desde Townsville hasta Magentic Island hay un servicio de ferrys bastante frecuente, 32 AUD ida y vuelta, y, una vez en la isla, bastantes autobuses, alquiler de coches, motos, etc. –es lo que tiene ser destino vacacional–. Pero lo que en España o Italia significaría estar lleno de turistas domingueros que saturan las playas llenas de chiringuitos, en Australia no. Un país con una densidad de población de 3 habitantes por km2 no tiene capacidad para llenar sus playas –y en Magnetic Island hay 23 playas–. ¡Ni siquiera llena el ferry!

Australia-MagneticI sland Iguana

El zoo del Bungalow Bay nos permitió acercarnos a algunos de los animales endémicos del país, como a un wombat, una cacatúa negra, varias especies de lagartos e iguanas… pero el plato principal sabíamos cuál era. El abrazo al koala no está incluido en la visita –21 AUD, 19 AUD con carnet de alberguista– y son 15 AUD más. Cuando compramos las entradas y Sara pidió el abrazo, la chica del albergue le preguntó si sólo uno. Sara me miró y le dijo que sí, que sólo uno. Mi respuesta fue: de acuerdo, si tú no quieres abrazar a un koala me parece bien, porque ése «uno» es para mí. Así que… compramos dos.

Australia-Magnetic Island Koala

Abrazando a un koala en Bungallow Bay

Sí, es como parece. Coger a un koala en brazos es como tener a un peluche. Tiene una gruesa capa de pelo suave y esponjoso y se mueven más bien poco, como los peluches. La cuidadora nos dijo que duermen entre 20 y 22 horas al día, tan activos como los pandas chinos. Para coger a un koala hay que transformarse en «su árbol»: brazos rígidos y nada de balancearse como si tuvieras a un niño en brazos o se pondrá nervioso, tratará de trepar y las garras que se gastan le quitan a uno las ganas de que las use en tu piel.

Australia-Magnetic Island Koala Salto

Australia-MagneticI sland Mirando Koala

Después de visitar el zoo, dimos una vuelta por uno de los senderos, The Forth, del parque natural. Es complicado ver koalas en libertad aunque se trata del lugar con mayor concentración de ellos en Australia, pero si pudimos ver un tigre por qué no un koala. Porque el tigre es más grande… No hubo koalas pero sí unas impresionantes vistas de las playas de la isla.

Australia-Magnetic Island Panorama

Islas Whitsunday, más Capitán Cook

El segundo punto que Jill nos había dicho que no nos podíamos perder eran las islas Whitsunday y, en concreto, la Whitehaven Beach. De nuevo el Capitán Cook. Fue él quién le dio el nombre. En realidad se lo dio a un paso entre las 74 islas que forman el archipiélago. Lo «malo» es que no había calculado bien el tiempo y no fue el domingo de Pentecostés (Whitsunday en inglés), sino el lunes cuando lo descubrió. A estas alturas ni se plantean cambiarle el nombre.

Para llegar hasta las islas hay que contratar una excursión, que puede ser de uno o varios días, desde Airlie Beach En nuestro caso de uno con Whithaven Express  por 155 AUD –con el carnet de alberguista, lo contratamos en el albergue de Magnetic Island–. La más grande de las islas, a la que nosotros fuimos, también recibe el nombre de Whitsunday, y su principal atracción es la playa de Whitehaven. Una impresionante playa, entre las mejores del mundo, de arena blanca y pura –98% de silicio– de siete kilómetros a la que sólo se puede llegar desde el mar. Su otro punto importante es el mirador de la playa: Hill Inlet.

Australia-Whitsunday Island Panorama

La excursión incluía nuestro primer snorkel en Australia y no nos decepcionó. Gran cantidad de peces de mil colores alrededor del barco y de nosotros –aquí la GoPro sí que funcionó bien–, pero nos dejó una sensación rara. Los corales parecían muertos: sin color, sin brillo. Tampoco somos unos expertos y la cosa quedó en sensación… aunque lo confirmamos después en nuestra segunda experiencia de snorkel en el país el las islas del arrecife sur.

Australia-Whitsunday Island Snorkel Peces

Otras actividades de la excursión eran nadar en la Whitehaven Beach, aunque la verdadera experiencia es pisar su arena fina y blanca como la harina, y una barbacoa en la misma playa.

Australia-Whitsunday Island Arena Playa Whitehaven Beach

Antes de que nadie piense mal: sí, es un parque natural y sí, hemos dicho barbacoa en la playa, pero está muy organizado. Hay zonas de barbacoa entre los árboles en las que las tripulaciones de los barcos preparan la comida. No se deja nada detrás y toda la basura vuelve al barco, tampoco se puede –y te lo repiten mucho– dar de comer a los animales. En nuestro caso comimos con una cría de iguana –cría de más de un metro de largo– prácticamente debajo de la mesa.

Australia-Whitsunday Island Playa Whitehaven

Habíamos reservado un par de noches en el albergue de Airlie Beach pero antes de la segunda las cosas se precipitaron y un rápido cambio de planes nos llevó a dejar la habitación y pasar la noche y algo más –11 horas– en un autobús camino de Agnes Water

Pero eso es otra historia.

Sigue nuestro viaje en twitter con el #koalatrip y en facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19  Comentarios

  • 22 octubre, 2012 a las 10:16

    Qué bonito todo!!! Y lo de coger un koala… Me encantaría, ya había visto alguna de las fotos de vuestro facebook y me encantó 🙂 Un abrazo!

    • 23 octubre, 2012 a las 11:48

      La verdad es que Australia tiene mucho que ofrecer (piensa que es más grande que toda Europa junta) y no todo es desierto 😉
      Abrazar al koala es genial 🙂 y hay muchas más fotos 😉

  • 22 octubre, 2012 a las 20:47

    lo de abrazar un Koala parece una experiencia impresionante aunque si te llevas al animalito a esa playa lo superas todo 😛

    • 23 octubre, 2012 a las 11:51

      ¡Lo es!
      Moverse con el animalito está fuera de nuestras posibilidades, se pone nervioso clava las garras y a trepar por tus brazos :-S mejor dejar al koala en su árbol y marcharse a la playa con la piel intacta 😉

  • 23 octubre, 2012 a las 22:34

    Dos cosas me llaman la atencion, la calidad de las fotos y que se me van los ojos cada vez que leo AUD en el post, taaan caro es todo? Parece que te cobran hasta por los buenos dias no?

    A seguir disfrutando equipo!

    • 24 octubre, 2012 a las 13:36

      Muchas gracias por lo de las fotos 🙂 y lo de los precios… pues sí, la verdad es que como hay que contratar excursiones casi para todo y que los precios aquí son más caros que en España… 🙁
      En eso estamos 🙂

  • 24 octubre, 2012 a las 17:01

    Me estas dando unas ganas de llegar ya tremendas!! Y pensar que dentro de un mes y pico voy a estar durmiendo en casa de mi cuñada que vive en Airlie beach!! La excursión de varios días a las Whitsunday cae fijo cueste lo que cueste jeje. Magnificas las fotos, disfrutad de lo que os queda de ese paraíso. Sigo tomando nota.

    Muchos saludos

    • 24 octubre, 2012 a las 17:03

      Bueno en Airlie Beach no vive, pero cerca, en Mackay.

    • 31 octubre, 2012 a las 12:49

      Va a merecer la pena, cueste lo que cueste 😉
      De todas formas… mira después, que a nosotros nos gustó casi más Lady Musgrave Island, un poco más al sur…
      ¿Varios días? 😉 Cómo se nota el que no tiene «prisa» por volver, eh? 😉

  • 25 octubre, 2012 a las 17:28

    Vaya pedazo de viaje que os estáis metiendo chicos!!, que preciosos lugares, y que cantidad de vichejos que estáis viendo, sobre todo el poder estar con Koala, eso no tiene precio!!

    Un Saludo y que lo disfrutéis!

    • 31 octubre, 2012 a las 12:51

      Pues sí, no está yendo mal el #koalatrip con los animalitos 😉 y eso que el cocodrilo y el casuario se nos resistieron el primer día y no hubo manera.
      Luego han caído las ballenas en Hervey Bay y los pingüinos en Melbourne 😉
      Pero lo de abrazar al koala… ufff ¡memorable!

  • 28 octubre, 2012 a las 22:00

    Hermosas fotos!! Whitsundays no por nada es considerada una de las mejores playas del mundo… nos encantó. A seguir disfrutando en la Great Ocean Rd 🙂 Saludos desde Laos!

    • 31 octubre, 2012 a las 12:53

      ¡Hola Gim!
      Conexión Laos-Australia 😉 la arena de la playa es algo increíble, parece harina y no se queda pegada a la piel: ¡fantástica!
      Ya contaremos la excursión por la Great Ocean Road, pero sí que la disfrutamos 😉
      ¡Disfrutad vosotros también! 🙂

  • 30 octubre, 2012 a las 20:05

    Menuda excursión más divina!!! Esos koalitas son como peluchitos amorosos!!! Y esas playas… menudo paraíso!!!

    • 31 octubre, 2012 a las 12:55

      Amorosos… pero hay que tener cuidado con no «estresarlos» que clavan las garras y se convierten en bestias salvajes. De hecho, está prohibido por ley intentar tocarlos en libertad porque son verdaderamente peligrosos 😮
      Las playas son espectaculares 🙂

  • 23 diciembre, 2012 a las 05:34

    Grandes recuerdos!!! La verdad es que nos gustó mucho Australia y desde este post se nota que a vosotros también se os quedó en el corazón!

    • 26 diciembre, 2012 a las 20:39

      ¡Hola chicos!
      No lo dudamos, es más, ¿puede haber alguien a quien no le guste Australia? A nosotros nos encantó y, como todavía queda muchísimo por ver, tenemos la excusa perfecta para volver 🙂

  • 8 febrero, 2014 a las 22:35

    Leer tu post me trae muy buenos recuerdos de mi paso también por Australia, un país al que le tengo un cariño muy especial.
    La Gran barrera de Coral es espectacular pero si en otra ocasión barajáis volver yo os recomendaría la costa oeste, no sólo por el tema del buceo sino porque veréis la Australia de verdad. La costa este aunque me gusto mucho, es demasiado turística 😉
    Un saludo

    • 13 febrero, 2014 a las 13:58

      Todo el mundo tiene muy buenos recuerdos de su paso por Australia, Gracia, ¿por qué será? 😉
      Volveremos al país y haremos la otra costa, que seguro que también tiene mucho que ofrecer