5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Quiénes somos

¡Hola!

Si estás aquí es porque sientes curiosidad por saber quién ha escrito eso que has leído, te haya gustado o no. Somos Sara y JAAC. Viajar y saltar por el mundo es nuestra pasión. ¿Saltar? Bueno, saltar es la “pasión” de uno de nosotros… JAAC no ha dejado de hacerlo en los destinos que visitamos, desde aquel salto en 2007 en la Plaza Roja. Sara lo intentó… pero no surgió la pasión y sí un dolor en la rodilla.

Rusia Moscu San Basilio Salto

El salto nació por casualidad, pero encaja con nuestro perfil de viajeros, o más bien de turistas: soñadores, curiosos, desenfadados, optimistas… y, bueno, a los que les gusta hacer el tonto. Ojo, que en 2007 no había tanto saltarín en las fotos, fuimos indie antes que mainstream. Por cierto, si crees que saltar es fácil… mira esto:

Desde siempre hemos pensado que la vida es lo que te pasa cuando estás de viaje –lo de “mientras haces otros planes” ya estaba muy visto–. Con esa idea, aprovechamos al máximo las vacaciones durante años para visitar los lugares que teníamos apuntados en nuestra lista infinita. Un poco frustrados porque siempre añadíamos más lugares de los que conseguíamos tachar, decidimos que, aunque siempre habría más sitios, no queríamos estar cabreados y nos fuimos a vivir nuestro sueño. Dejamos nuestros trabajos en Madrid para viajar por Sudamérica y la Antártida sin billete de vuelta. Al final, volvimos, pero un año y una semana después, y convertimos nuestra pasión en un trabajo –los viajes, no los saltos… aunque también–.

Nuestra base está en Madrid, donde, unos pocos días al mes, nos encontrarás planificando nuestros siguientes viajes entre churros y helados –las stories de Instagram no mienten–. Eso sí, aunque seguimos mirando la lista para elegir destino, hemos aprendido que siempre hay algo que descubrir en todas partes.

Ahora “nuestra misión” –hemos decidido aceptarla– es inspirarte y darte consejos para que tú también viajes todo lo que puedas. ¿Nos acompañas?

Antartida

SaltaConmigo somos dos, el que salta y la que hace la foto del salto.

La que hace la foto del salto, Sara

  • Soy italiana, más exactamente de Jesi, en Las Marcas, ¿que dónde está eso? Pues, siempre tardo un buen rato en explicarlo en persona. La cantidad de dibujos en servilletas de bares españoles qué habré hecho… Lo bueno de Internet es que puedes ir a Google Maps, aunque yo te lo explico mejor, al menos con más cariño, aquí.
  • Llevo unos cuantos años –siempre me tengo que poner a hacer la cuenta cuando me preguntan– en Madrid y me he enamorado locamente de la que me parece unas de las ciudades más acogedora del mundo y un lugar donde se vive de lujo. Eso sí, Roma será siempre la ciudad más bonita del planeta para mí. ¡No me la toques!
  • Ah, tampoco me toques la comida italiana: ni pizzas con bordes rellenos de queso, ni carbonara con nata o espaguetis boloñesa ni cappuccino después de las comidas… me sale la radical que llevo dentro.
  • Yo inventé lo de tachar lugares de una lista… ya lo hacía cuando era una niña y viajaba con mis padres. Ahora, además, organizo los viajes y marco los sitios a los que ir. JAAC trata de convencerme de que dejar las cosas a la improvisación y a la aventura está bien, pero me está costando. Concretamente, por ahora, lleva 15 años intentándolo sin mucho éxito.
  • Si quieres verme contenta, ¡invítame a un helado! Eso sí, solo si es uno bueno bueno e italiano italiano.
  • ¿Una manía? Apunto todos los gastos de cada viaje que hacemos.
  • ¿Más cosas? Venga, un poco de currículo: estudié economía internacional y marketing en Bolonia, mi segunda ciudad favorita de Italia; pasé un semestre estudiando en Milwaukee a -15ªC, y trabajé de brand manager en una empresa de pasta fresca italiana y en otras empresas de comida antes de dedicarme “a esto de los viajes”.

Sara Argentina Bariloche Arayanes Abrazo

El que salta, JAAC

  • Soy madrileño. Bueno, de Alcobendas, pero Madrid lo conoce todo el mundo y no necesito dibujar en servilletas de bares, además de que ya llevo unos cuantos años viviendo en la capital.
  • No tengo ni idea de dónde me viene el gusto por los viajes. Más allá de las vacaciones en la playa de niño con mis padres, no todos los años, era un páramo. Eso sí, recuerdo fastidiarles la primera salida al extranjero, Portugal desde Vigo, porque no tenía carné de identidad. La culpabilidad me duró unos cuantos años… finalmente mis padres consiguieron visitarlo, cuando yo ya había llenado un pasaporte con sellos.
  • En 1999 nos juntamos cuatro amigos, una guía de Rumanía, un coche alquilado y quince días. Se abrieron las compuertas del viaje y no ha habido manera de cerrarlas desde entonces. También se abrieron las de contarlo: escribí un diario de lo que iba pasando y eso tampoco ha habido manera de pararlo.
  • Odio, pero odio de aborrecer, organizar los viajes. La improvisación es mi regla –ya desde aquel viaje por Rumanía–. No saber dónde voy a dormir o qué me voy a encontrar por el camino me hace sentir vivo. No soy de los que disfruta con el antes, con la preparación del viaje. De hecho, siempre intento no saber qué voy a ver y, si no consigo evitarlo, ni se me pasa por la imaginación buscar una foto antes. Me encanta la sensación de sorpresa. Así que: ¡gracias Sara!
  • Me encantan las camisetas frikis y coloridas. ¿A quién conoces que ponga una lavadora de blanco, una de color… y una de rojo y naranja?
  • Lo de los helados me lo han contagiado, pero yo he contraatacado con churros, torrijas y roscones de reyes. Nos puedes ver felices con muy poco.
  • Y, antes del blog, ¿qué? Pues ingeniero informático –y no, no ayuda para el blog, que todo el mundo lo dice– que trabajaba en algo tan interesante como bancos y aseguradoras. Todavía me preguntó cómo se me ocurrió dejarlo…

Valle Del Cauca Bosque Del Saman Ordeñando

El tercero en discordia… el saltarín

Si has pasado antes por aquí recordarás que había un dibujito muy simpático de un muñeco saltando: el saltarín. Después de más de siete años con nosotros dejó paso al nuevo logo, pero sigue ocupando un lugar muy especial en nuestros recuerdos: estuvo en nuestra boda, recorrió Sudamérica con nosotros, lo vestimos en sudaderas y camisetas… Se convirtió en un tercer miembro de Salta Conmigo y queremos recordarle aquí como se merece. ¡No te olvidaremos, saltarín!

Saltarín antiguo

Si después de estas confesiones, todavía quieres hablar con nosotros usa el formulario de contacto o escríbenos a SaltaConmigo@SaltaConmigo.com 

Para saber más de SaltaConmigo.com sigue este enlace a nuestro dossier de prensa.

Aquí puedes ver nuestras apariciones en prensa, radio, medios digitales y charlas.