AsiaChina

Osos panda gigantes, tesoro nacional de China

  

¿Qué hay más chino que unos fideos y unos osos panda gigantes? Pocas cosas… porque uno ve una pagoda y, aunque su origen sea chino, también piensa en Japón. De fideos no os vamos a hablar –la parte italiana de SaltaConmigo lo vetaría– pero sí de osos panda. Esos simpáticos –¿por qué siempre se dice que los osos son simpáticos cuando son unos depredadores violentísimos?– animales que, a diferencia de sus primos grizzlies o polares, se dedican pacíficamente a comer bambú.

China Chengdu Centro Osos Panda Madre Cria

Un oso panda gigante parece una broma de un diseñador. Como las cebras con sus rayas, los pandas son unos osos negros a los que han tirado unos puñados de harina por algunos sitios, o unos osos blancos que se han metido en una chimenea llena de hollín. Además, su aspecto bonachón –aunque ojo las garras– y la imagen típica del oso sentado comiendo bambú con tranquilidad los han convertido en el animalito abrazable por excelencia, son como un koala a lo grande. Por cierto, esa imagen es una de sus principales características: son los únicos osos capaces de comer sentados.

China Chengdu Centro Osos Panda Descansa

Osos pandas gigantes y su ¿evolución?

Si Darwing hubiera estudiado a los osos panda en lugar de ir a Galápagos, toda su teoría de la evolución habría caído por tierra. Los pandas son la demostración de que la falta de adaptación al medio no es siempre sinónimo de extinción. Los osos panda llevan unos ocho millones de años en el planeta y sólo comen un alimento: bambú. Pero no cualquier rama de bambú, sólo un tipo específico. Y, a pesar de esa especialización alimentaria, su sistema digestivo sólo asimila un 20% de todo lo que come… ¿Qué hacer ante eso? Pasarse 16 horas al día comiendo y las ocho restantes durmiendo.

China Chengdu Centro Osos Panda Durmiendo

En nuestra visita a China teníamos que disfrutar de estos animales así que, desde Pekín, cogimos un avión hasta Chengdú, donde históricamente han vivido los osos pandas y donde se creó un centro para su protección y estudio.

Centro de investigación y reproducción del oso panda de Chengdú

Con unos 1.000 – 1.500 osos panda gigantes en libertad –aunque la cifra depende mucho de las fuentes y de la fecha del dato–, la necesidad de proteger a este animal y de evitar su extinción se ha convertido en asunto de estado en China, país del que son originarios. Así que, más allá de los zoológicos, existe el centro de investigación y reproducción del oso panda en Chengdú desde 1987.

China Chengdu Centro Osos Panda Primer Plano

Por ley, todo oso panda gigante, incluyendo sus células reproductivas, es propiedad de China, así que, viva donde viva, un oso panda es ciudadano chino de pleno derecho. El país primero prohibió la exportación de estos animales y a finales del siglo XX dejó de regalarlos como gesto de buena voluntad a los zoológicos de países extranjeros. Los que se encuentran ahora fuera de sus fronteras lo hacen por acuerdos de préstamo.

El centro es un lugar en el que, además de disfrutar de una semi-libertad mayor que la de un zoo –no somos muy pro-zoos pero tenemos que decir que aquí hay sitio para cada animal y se les cuida con cariño pero sin convertirlos en mascotas–, se ayuda e investiga su reproducción. Durante 2013 fueron catorce las crías de panda que nacieron en este parque y no es nada fácil la reproducción en cautividad del animal… que se lo pregunten a los zoos de medio mundo que no lo consiguen.

China Chengdu Centro Osos Panda Grupo

Abraza a un oso panda

Además de disfrutar contemplándolos, es posible apadrinar a un oso panda. Y, por una “módica” cantidad de dinero que se destina, como todo el dinero recaudado, a la investigación, incluso puedes llegar a abrazarlo. Eso sí, como en el caso de los koalas hay que tener cuidado con que no se estrese y lo acabe pasando mal él y tú, ¿recordáis lo que dije antes de las garras?

China Chengdu Centro Osos Panda Cria

Los primos pobres: el panda rojo

Mucho menos conocido y en el mismo peligro de extinción está el panda rojo. ¿Panda? Pues no está claro, porque su similitud con el panda es compartida por su parecido al mapache… Al final, como no se ponían de acuerdo han creado su propia familia para clasificarlo: Ailuridae.

China Chengdu Centro Osos Panda Rojo

De cualquier manera y como también son originarios de esta zona de China –además de Nepal, Bután o Birmania– también se encuentran en el centro de investigación junto con los osos pandas gigantes.

Visitar el centro de investigación de la reproducción del panda gigante de Chengdú

El centro se encuentra a unos 10 kilómetros del centro de Chengdú. Es bastante fácil llegar hasta él aunque lleva algo de tiempo. En autobús se llega en una hora aproximadamente –hay que tener en cuenta que Chengdú es una ciudad de 14 millones de habitantes y el tráfico tienen sus tiempos–. Si vuestra idea es llegar en taxi tampoco hay problema, pero recordad que hay que llevar el nombre del parque y del hotel escritos en chino, consejo válido para cualquier viaje a China.

China Chengdu Centro Osos Panda

Una vez dentro de parque existe un servicio de autobuses que lo recorren para acercarte a los distintos recintos en los que se encuentran los pandas según su edad o su sexo, porque los osos pandas son animales solitarios por naturaleza. La entrada cuesta unos ocho euros, mismo precio para chinos y extranjeros, y el centro abre todos los días de 7.30 a 18.00.

Si te han entrado ganas de ver a estos animalitos en persona, no dejes de leer nuestros consejos para viajar a China.

¿Quieres visitar a los osos panda en Chengdú por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Chengdú aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Chengdú o compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Alquila el coche en China al mejor precio con SIXT o compara entre varias compañías con rentalcars
  • Las mejores guías de China aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

6 comentarios

  1. 4 febrero, 2015 en 13:28 — Responder

    ¡Me encantaría abrazar a un panda! Si es que parecen como de peluche, son adorables y tan blanditos… aunque tengan garras afiladas y no queramos verlo jajajaja

    • 6 febrero, 2015 en 00:18 — Responder

      ¡Hola Claudia!
      La verdad es que sí que lo parecen, con ese pelo tan compacto y ese aire bonanchón son la imagen de un peluche vivo y que se mueve. Eso sí, blanditos no sabemos si son porque lo de acercarse es mejor dejarlo para cuando son muy pequeños, es a las crías muy jóvenes a las que se puede abrazar… tal vez porque también tienen las garras más cortas 😉

  2. 5 febrero, 2015 en 16:56 — Responder

    Adoro los pandas 🙂 Me ha gustado mucho conocer un poco más de estos animales, ojalá algún día pueda visitar en persona este centro de investigación.
    Un saludo

    • 6 febrero, 2015 en 00:20 — Responder

      ¡Hola Arantxa!
      El que la elegancia del un panda (aunque cuando se sientan medio tumbados para comer…) sólo es alcanzada por un pingüino 😉 como para no adorarlos. A ver si un día puedes estar tan cerca de una buena cantidad de osos como estuvimos nosotros en Chengdú. Además, cada año tienen unas cuantas crías nuevas a las que abrazar 😉 Eso sí, vete ahorrando si quieres darte ese capricho 😮

  3. Julia rengifo
    7 noviembre, 2015 en 04:32 — Responder

    Hola, quiero sabes que tengo que haces o cuanto tengo que pagar para abrazar un panda bebe

    • 8 noviembre, 2015 en 11:48 — Responder

      Hola Julia y bienvenida al blog
      Para abrazar un panda bebé, además de estar en el centro de investigación y reproducción del oso panda en Chengdú, tienes que estar preparada para pagar bastante dinero. No te podemos decir cuánto será ahora porque con la inflación no sabemos qué precio tendrá, pero sí que en 2009 la cosa era cara. He buscado precios en la página del centro pero no lo he encontrado, lo siento 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *