BuceoEuropaFavignanaItaliaSicilia

Carmelo Lo Porto y Santa Caterina, los “pecios” de Favignana

  

Los lugares abandonados tienen un algo especial que hace que la mente se transporte automáticamente al momento en que estaban habitados trayendo imágenes de la gente recorriendo sus pasillos y habitaciones. Es por eso que bucear en un pecio es fascinante. La vida en el barco se paró en el momento en que se fue al fondo y todo se ha mantenido, salvo la acción del agua y de los peces, como estaba. En Favignana hemos encontrado dos “pecios” uno a unos 18 metros bajo el mar, el Carmelo Lo Porto, y otro a 312 metros sobre el mar, el Castello di Santa Caterina.

Buceando en el pecio del Carmelo Lo Porto en Favignana

El Carmelo Lo Porto era un barco de carga que transportaba sal y se hundió, en 1971, frente a la costa sur de Favignana, en el punto conocido como Scoglio Palumbo. A diferencia del Dori, en Azores, en este caso sí que fue un accidente, tanto es así que el casco está partido en varias partes. La sensación de ver aparecer la proa de un barco mientras se bucea es algo a lo que, al menos las dos primeras veces, no se acostumbra uno. La proa nos mostró el puente de mando, que acabamos atravesando –nuestro primer paso por un lugar estrecho y cerrado bajo el mar– y una enorme ancla totalmente cubierta de detritos. En el resto del pecio pudimos ver los baños, camarotes, el motor de 300 caballos…

Favignana-Carmelo Lo Porto Pecio

Todavía no llevamos cámara bajo el agua, la foto es de Umberto Trapani

El Castello di Santa Caterina, el “pecio” en lo alto de Favignana

El Castello di Santa Caterina, castillo-fortaleza de Santa Caterina, se alza en el punto más alto de la isla, Montagna Grossa. Su nombre se debe a una pequeña capilla dedicada a la santa. Como todas las construcciones defensivas, ha ido cambiando a los largo de los siglos. Se construyó como torre de avistamiento sarracena -desde el siglo VII hasta la llegada normanda en el siglo XI, los sarracenos dominaron la isla-. En época borbónica, siglo XV, fue ampliado a fortaleza y utilizado como cárcel política, incluso la capilla fue transformada en celda. Pasquale, de la oficina de turismo, nos contó que según el dicho: se entraba hablando a Santa Caterina pero se salía mudo. Las penas a los prisioneros políticos eran de cadena perpetua. Todavía hoy se pueden ver algunas de las celdas de la época detrás de muros caídos.

Favignana-CastelloSantaCaterina

Más recientemente, fue utilizado como presidio militar durante la Segunda Guerra Mundial. Otra guerra, la del Golfo, vio la última actividad en el castillo. En 1989 se instaló aquí una base de la OTAN con una estación de RADAR.

Favignana-CastelloSantaCaterinaAntena

Pero cuando acabó la guerra llegó el día del cierre. Subir hasta los 312 metros no es sencillo y, después de caminar durante una hora y media, comprendimos el motivo por el que decidieron cerrar la puerta, dejar todo dentro y no volver más. Los motores, los bidones de gasolina, los muebles, los colchones, las cocinas… todo se quedó en su sitio y sólo el tiempo y el salitre, que cubre la isla, han modificado su aspecto.

Favignana-CastelloSantaCaterinaMotor

Favignana-CastelloSantaCaterinaColchon

La falta de mantenimiento durante casi 30 años ha provocado algún desprendimiento, como por ejemplo el de la antena de RADAR que, completamente oxidada, cayó sobre el tejado y el del palo de la bandera, pero allí sigue todo: la estación de control, la radio, las banderas de señales…

Favignana-CastelloSanteCaterinaElectronicaFavignana-CastelloSanteCaterinaElectronica

Dos lugares por descubrir y una historia que explorar.

¿Quieres viajar a los pecios de Favignana? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Palermo aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Favignana al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Favignana al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Sicilia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

2 comentarios

  1. 22 noviembre, 2012 en 13:29 — Responder

    Me lo apunto!!!!

    • 26 noviembre, 2012 en 00:47 — Responder

      Un lugar que visitar, la pequeña isla de Favignana. No te defraudará 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *