EdimburgoEscociaEuropaReino Unido

Edimburgo y sus fantasmas

  
Comenzar un tour de los fantasmas teniendo que desviarse en la segunda parada porque alguien ha decidido convertirse en uno no tiene precio… Esto fue lo que nos sucedió en nuestra visita a Edimburgo y sus fantasmas.

Edimburgo es una de las mecas del mundo de la parapsicología: fantasmas, poltergeist, fenómenos extraños, posesiones… Según nuestra guía, Mercè, existen tres niveles en los fenómenos paranormales:

  • Nivel 1: Se escuchan cosas
  • Nivel 2: Se escuchan y se ven cosas
  • Nivel 3: Se escuchan, se ven y se sienten (con marcas) cosas

Cementerios –como el cementerio de Greyfriars con sus apariciones, poltergeist y la tumba de George Mackenzie, o el cementerio de Calton Hill–; closes, los callejones de la antigua ciudad –el más famoso el Mary King’s Close–; suicidios; patíbulos; asesinatos; brujería…  ¿cómo iban a faltar leyendas y fantasmas en Edimburgo? Y ¿cómo íbamos a dejar pasar la oportunidad de hacer el tour de los fantasmas y conocer en profundidad Edimburgo y sus fantasmas?

Cementerio de Greyfriars y el fantasma de George Mackenzie

Pues bien, en Edimburgo hay sitios de nivel 3, como el cementerio de Greyfriars donde se encuentra enterrado George Mackenzie conocido como Bloody Mackenzie (Sangriento Mackenzie). El caballero se encargó de buscar a los firmantes del pacto nacional en 1683, Pacto de los Covenantes –contra el cambio del libro de liturgia de la Iglesia escocesa, rezar al rey, Carlos I, en lugar de a Dios– y encerrarles en una carcel situada en el mismo cementerio. Su dedicación fue tal que recorrió el mundo en busca de torturas que utilizar con sus presos. Esto ya nos lo habían contado por la mañana durante la visita al cementerio, y no dejamos escapar la ocasión de visitarlos.

Edimburgo cementerio Greyfriars tumbas fantasmas

Como si de una película de terror adolescente se tratara varias veces se han “celebrado” fiestas en el cementerio de noche hasta que se decidió cerrar una parte para evitar problemas. Pero no era por los destrozos que los borrachos pudieran hacer en el cementerio de Greyfriars, era por los problemas psíquicos y físicos que acaban teniendo los “fiesteros” cuando los poltergeists hacían su aparición.

El Mary King’s Close y el fantasma de Annie

El recorrido nocturno y fantasmal comenzó con la historia de Annie. Según los entendidos, aquellos que la han percibido y hablado con ella, Annie era una niña que, posiblemente debido a que contrajo la peste, fue abandonada por su familia en el callejón de Mary King, el Mary King’s Close. Su habitación, teóricamente, se encuentra a unos grados menos de temperatura que el resto del callejón. La vidente que la descubrió explicó que estaba triste porque había perdido su muñeca de trapo, lo de la familia ya lo había asumido. Salió a la calle, a la Royal Mile, y compró una muñeca -una Barbie con falda escocesa- y al dejarla en la habitación la angustia, el miedo, la pena… desaparecieron. Lo que dio pie a los visitantes a llevar un juguete, casi siempre peluches o muñecas, a la niña.

Da más miedo ver una habitación llena de peluches dentro del callejón, que la posibilidad de encontrarte con la propia niña. Nos explicaron que, dado el gran número de gente que lleva estos regalos, las asociaciones de caridad de la ciudad se encargan de limpiar la sala del Mary King’s Close cada tres meses. Por supuesto dejan esa primera muñeca, mientras que los demás se los entregan a niños sin recursos. Esperamos que no les digan de donde los han sacado…

Un detalle: olvídate de llevar la cámara, además de que hay muy poca luz en el interior del Mary King’s Close, está prohibido hacer fotografías.

La leyenda del puente de los suicidas o de los muertos

La segunda parada del tour de los fantasmas era el puente de los muertos, también conocido como el puente de los suicidas. Construido para unir la ciudad vieja, donde vivían hacinados los pobres, con la ciudad nueva, donde los ricos se habían construido sus mansiones, North Bridge.

Reino Unido Escocia Edimburgo Northbridge puente muertos suicidas
Y ¿por qué ese nombre? El de puente de los muertos se debe a que cien años después de su construcción, en 1772, se derrumbó y mató a varias personas. La ciudad lo reconstruyó y para superar este mal momento decidió que haría una fiesta en su reinauguración. La primera persona que lo cruzaría sería la persona más anciana de la ciudad. Lo malo fue que la buena mujer murió el día anterior. Dado que la fiesta era para quitarle la mala fama al puente, pensaron que comunicar que había muerto no sólo no lo conseguiría sino que la reforzaría. En un momento de “lucidez” decidieron vestir, maquillar y atar a la señora en un carruaje para que cruzara el puente como estaba previsto. Los habitantes de la ciudad acabaron por darse cuenta con lo que el nombre del puente de los muertos no sólo no desapareció sino que se quedó grabado. La primera persona que lo cruzó ya estaba muerta.

Lo de puente de los suicidas no requiere de mucha explicación: la altura del puente unida a que se encuentra sobre las vías del tren hace que sea muy popular entre los que quieren quitarse la vida. Justo cuando nuestro grupo iba a pasar por allí para que nos explicaran todo esto aparecieron varios coches de policía y ambulancias y cortaron los accesos al puente. Alguien había “hecho uso de las instalaciones”.

Para evitar que esto siguiera sucediendo se plantearon tres opciones:

  • Unas mamparas de metacrilato que impidieran el salto. Se descartó por parte del Patronato de Turismo que no quería echar a perder la fantástica vista de la ciudad que ofrece el puente.
  • Una estructura metálica con unas redes. Se descartó porque los habitantes de la ciudad son muy dados a las fiestas y, como dijo Mercè, los fines de semana aquello sería como la pesca del atún por todos los que saltarían.
  • Carteles de una asociación de ayuda. Un número de teléfono, una especie de teléfono de la esperanza, a una libra el minuto pero… si te vas a suicidar, ¿para qué necesitas el dinero?

Era sólo la segunda parada del tour de los fantasmas en Edimburgo

Más artículos sobre el tour de los fantasmas de Edimburgo:

¿Te quieres de ir de viaje a Edimburgo por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Edimburgo aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Edimburgo al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Edimburgo al mejor precio comparando entre varias compañías aquí o contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Edimburgo aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Edimburgo aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

15 comentarios

  1. 30 marzo, 2012 en 09:35 — Responder

    No hicimos esas visitas cuando estuvimos, que despues el niño no nos duerme, jejejeje, pero sabíamos de esas historias y bien interessntes que son.
    Grande Edimburgo!!
    Saludos!

    • 1 abril, 2012 en 19:29 — Responder

      Nosotros es que somos un poco macabros y no perdemos nunca la oportunidad de visitar un cementerio allá donde vayamos 🙂
      Folclore local, que en Edimburgo es un poco más esotérico que de costumbre.
      Preciosa ciudad, sí señor!

  2. 30 marzo, 2012 en 12:03 — Responder

    Veo que aprovechasteis a tope la experiencia, eh? Me alegro de que lo pasarais bien… Ah, y un apunte: a mi también me dan más miedo los peluches en la habitación de “Annie” que la supuesta presencia del espectro…

    Un beso gigante!

    • 1 abril, 2012 en 19:30 — Responder

      Nos encantó, no paramos en los tres días y ¡no llovió!
      Ya te digo, estás metido en el Mary King’s Close, todo con poca luz, todo tranquilo… y de pronto, entras en una habitación llena de peluches y de muñecas. Anda que no daba miedo el Bob Esponja gigante :-O

  3. 2 abril, 2012 en 10:33 — Responder

    Qué mal rollo dan todas esas historias!!!! No sé si me da más miedo la de la niña y las muñecas o la de la mujer muerta que atravesó el puente… pufff!!
    Por cierto, qué bien te ha quedado el nuevo look del blog! me encanta!!
    Saludos

    • 2 abril, 2012 en 12:23 — Responder

      Hola Mª Carmen! Lo primero bienvenida 🙂
      Las historias de fantasmas siempre tienen un algo que nos encanta, no lo podemos evitar… y cuanto más digamos que nos asustan más las buscamos!! jajaja El ser humano es impredecible, ¿no?
      Para mí lo peor las muñecas y los peluches sin duda 😉

  4. 2 abril, 2012 en 21:43 — Responder

    Creo que hoy no duermo

    • 2 abril, 2012 en 22:56 — Responder

      Jajajaja, tampoco es para tanto hombre, que no has visto a Bob Esponja metido entre peluches en la habitación de una niña fantasma :-p

  5. 3 abril, 2012 en 07:28 — Responder

    Parece interesante pero fa un poco de cague, ¿no? Yo iré a Edimburgo en septiembre pero no se si me atrevo con el tour de los fantasmas… ¿Es de noche además?

    Un saludo,
    Sonia

    • 3 abril, 2012 en 13:08 — Responder

      Hola Sonia!
      Esto era el inicio del tour. En realidad lo de la niña te lo cuentan, pero si quieres verlo tienes que entrar en Mary King’s Close, cosa que deberías hacer no por los fantasmas sino por su historia. Un lugar cerrado durante casi tres siglos.
      El tour comienza a las 21.30, cuando estuvimos nosotros noche cerrada, y después del puente te llevan a un cementerio y a otros sitios que ya os contaré 🙂 No hay motivo para asustarse, son historias de las que se cuentan -en las pelís americanas- alrededor de la hoguera del campamento… y aquí no está luego Freddy Krueger 🙂
      Te encantará Edimburgo!

  6. 3 abril, 2012 en 12:31 — Responder

    Edimburgo es una de mis ciudades preferidas :).

    Bonita descripción del cementerio de Greyfriars y la historia del sangriento con nivel 3 :).

    Me hizo ilusión que utilizases la descripción en mi blog para realizar este viaje tengo que decirtelo :).

    Jesús Martínez
    vero4travel.com

    • 3 abril, 2012 en 13:10 — Responder

      Es una ciudad estupenda, ciertamente. Mucho que visitar y todo muy cerca lo que permite pasear tranquilamente y no perder tiempo.
      Hablaremos más del cementerio, de su inquilino y de sus “misterios”, esto era sólo la introducción para ponerse en situación 😉
      Gracias a vosotros por publicarla!!

  7. Sergio
    13 marzo, 2013 en 12:25 — Responder

    Hace años que planeo ir a conocer a Annie…

  8. Veronica/ Raquel
    1 octubre, 2013 en 08:30 — Responder

    primo ya sabes k para tener experiencias con fantasmas no hay que ir a Edimburgo. bs Raquel

    • 3 octubre, 2013 en 03:52 — Responder

      Es que los fantasmas, como las meigas, están en todas partes prima 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *