5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Qué ver en Madrid en un fin de semana (por un madrileño)

La verdad es que resulta más complicado escribir sobre la ciudad en la que vives que sobre un destino en el que pasas unos días. En tu “casa” haces un turismo casual. Cuando tienes un rato sales a descubrir eso que no conoces, paseas infinidad de veces delante de lugares llenos de gente con cámaras de fotos mientras piensas que eso está ahí todos los días. Es cierto, no valoramos lo que tenemos más cerca. Nosotros nos “esforzamos” por visitar Madrid como si no lo conociéramos: preparamos recorridos, buscamos museos, visitamos exposiciones…. Y, tal vez por eso, nos ha resultado tan complicado elegir qué ver en Madrid en un fin de semana.

Fin de semana en Madrid Plaza Villa Salto

Hay muchos rincones desconocidos de la capital, auténticas joyas ocultas, que hemos decidido, con todo el dolor de nuestro corazón, dejar fuera del recorrido por Madrid de un fin de semana. ¿Por qué? Porque nos hemos centrado en lo clásico, lo que no puedes dejar de visitar si viajas un fin de semana a Madrid. Eso sí, hemos dejado caer alguna pincelada de todo eso que te hará volver para picar tu curiosidad.

¿Qué es lo primero que piensas cuando oyes Madrid? ¿Museos, arquitectura, historia, bares, restaurantes, musicales…? Pues todo eso y más te espera en la ciudad que nunca duerme, no iba a ser solo Nueva York la insomne, ¿no?

Madrid en un fin de semana: el viernes

Tu fin de semana en Madrid empezará la tarde del viernes –hay que aprovechar al máximo–. Eso sí, con calma, con paseos relajados y atardecer.

Una vuelta por El Retiro, el parque más famoso de Madrid

Para ir abriendo boca, acércate al parque más famoso y grande del centro de Madrid: El Retiro. Nada menos que los jardines de un palacio real, el Palacio del Buen Retiro de Felipe IV. Un jardín histórico del siglo XVII que, tras varios monarcas, pasó a ser propiedad del ayuntamiento en 1868. El lago, los paseos, la rosaleda, los pavos reales, el bosque del recuerdo, el Palacio de Cristal… Déjate llevar y disfruta de la tranquilidad en pleno centro de la ciudad.

Fin de semana en Madrid Retiro Estanque

¿Sabías que…?


El árbol de jardín más antiguo de la Comunidad de Madrid está en El Retiro. Se trata de un ahuehuete conocido popularmente como “el abuelo” que lleva en el parterre desde alrededor de 1633.

Fin de semana en Madrid Retiro Ahuehuete

Si lo tuyo son los parques, no dejes de echar un vistazo a nuestro artículo sobre parques y jardines de Madrid. En una primera visita solo hemos incluido el más famoso, pero siempre puedes ajustar tu itinerario de fin de semana en Madrid para acercarte a algún otro.

Fin de semana en Madrid Retiro Palacio Cristal

Mírala, mírala, mírala… la Puerta de Alcalá

La popularidad de la Puerta de Alcalá ha ensombrecido a la plaza en la que se encuentra. Sí, porque aunque todo el mundo hable de ella, la plaza se llama plaza de la Independencia. Párate un momento para admirar la obra de Carlos III –bueno, evidentemente el rey no colocó las piedras ni la diseñó–.

Fin de semana en Madrid Puerta Alcala Exterior

¿Sabías que…?


Las dos fachadas de la Puerta de Alcalá son diferentes. Si no te fijas es probable que ni te des cuenta, pero una vez que lo sepas te resultará muy evidente. Sabatini, el arquitecto de cabecera de Carlos III, presentó dos propuestas para la construcción de la puerta. El rey no fue capaz de elegir ninguna, le gustaban las dos, y decidió usar una en cada cara.

Fin de semana en Madrid Puerta Alcala Interior

La calle Alcalá y la diosa Cibeles

Antes de nada, te avisamos de que la calle Alcalá llega casi hasta el aeropuerto… pero, para un fin de semana en Madrid, nos centraremos en la parte que va desde la plaza de la Independencia hasta la Puerta del Sol. Así que, nos alejamos de la Puerta de Alcalá camino de la que posiblemente sea la fuente más famosa de la ciudad: la fuente de la Cibeles, obra de Ventura Rodriguez –el de la fachada de la catedral de Pamplona–. Vale, también tiene su fama la fuente de Neptuno, otra obra de Ventura Rodriguez… la veremos mañana, no te preocupes. Que no se nos enfaden los colchoneros.

Fin de semana en Madrid Fuente Cibeles

Detrás de la diosa se alza el Palacio de Comunicaciones –hoy conocido como Palacio de Cibeles, le ha pasado como a la plaza de la Independencia–. La antigua sede de Correos, obra de Palacios y Otamendi, hoy acoge la sede principal del ayuntamiento. Ahí no podrás entrar, pero sí al centro cultural CentroCentro y subir al mirador de la torre central del edificio desde el que disfrutar de una de las mejores panorámicas de Madrid.

Fin de semana en Madrid Palacio Cibeles

La Gran Vía

Al otro lado de la plaza te esperan los edificios del Banco de España, a la izquierda, y del Palacio de Buenavista, la sede del Cuartel General del Ejército de Tierra, a la derecha. Probablemente, el edificio que más llame tu atención sea el Metrópolis con su Victoria alada. Es ahí donde comienza la Gran Vía.

Fin de semana en Madrid Metropolis Gran Via

Aunque parezca que lleva ahí toda la vida, las obras de construcción de la Gran Vía comenzaron en 1910 y no se finalizaron hasta 1929. Por el camino desaparecieron un buen número de calles, de manzanas y de plazas. Mientras pasees por ella, no dejes de fijarte en las azoteas de sus edificios: la mayoría están decoradas con enormes estatuas.

Fin de semana en Madrid Gran Via Atenea

Rincón Salta Conmigo


La moda se ha hecho con casi todos los locales de la Gran Vía hasta la plaza de Callao, pero siguen manteniendo su aspecto anterior. Entra en la tienda de H&M de Gran Vía 37 y te encontrarás en el interior del antiguo cine Avenida, ¿qué te parece elegir ropa en la platea de un cine? Algo similar al Ateneo Grand Splendid de Buenos Aires, pero con ropa barata en lugar de libros.

Fin de semana en Madrid Gran Via Cine Avenida HM

El tramo entre la plaza de Callao y la plaza de España se conoce como el “Broadway” madrileño por la cantidad de teatros que acoge. Es aquí donde se representan la mayoría de los musicales en los que estás pensando, comenzando por El rey león.

Atardecer desde las alturas

Antes de seguir caminando por la Gran Vía, hay que hacer una parada en la plaza de Callao. En el edificio de El Corte Inglés, se encuentra la Gourmet Experience con uno de los mejores miradores del centro de la ciudad. No está muy alto, una octava planta, pero la vista de la plaza con la Gran Vía por un lado y del Teatro Real, la catedral de la Almudena, el Palacio Real y la Casa de Campo por el otro son imprescindibles. Te recomendamos que subas al atardecer para disfrutar de una de las puestas de sol más populares de la capital.

Fin de semana en Madrid Gourmet Experience Atardecer

Cena y espectáculo

En el centro de Madrid encontrarás restaurantes para todos los gustos: de todas las cocinas del mundo, de toda la vida, de raciones… Busca el que más te apetezca antes de llegar a la ciudad y reserva para estar seguro de poder cenar en el lugar de tu elección. Si quieres algo contundente, puedes acercarte al Asador de Aranda para comer un cordero al horno o a El Buey con su carne a la piedra. Algo rápido, el NAP de San Bernardo para probar unas auténticas pizzas italianas, un Goiko para chuparte los dedos con sus hamburguesas o Ramen Kagura para disfrutar de un auténtico ramen japonés.

Fin de semana en Madrid Ramen Kagura

Después, aprovecha el “Broadway”madrileño: obras de teatro, stand-up comedy, musicales, cines…

Un fin de semana en Madrid: el sábado

El sábado será el único día completo para visitar Madrid. Va a ser un día intenso, así que nuestra recomendación no puede ser otra que comenzar cogiendo fuerzas con un desayuno típico madrileño: un chocolate con churros. Nuestra favorita es la Churrería la Mejor, en la calle Divino Pastor, al lado de la calle Fuencarral. Pero tampoco te equivocarás si vas a San Ginés, a 1902, a las Farolas… todas en el centro de la ciudad. Y ahora sí, con la tripa llena, a seguir visitando Madrid en un fin de semana.

Fin de semana en Madrid Churreria LaMejor

No puedes visitar Madrid sin entrar en un museo

Algunas de las pinacotecas más importantes del mundo están en Madrid, en el llamado Paseo del Arte. Hablamos del Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Hemos escrito un artículo específico sobre cada uno de ellos para que sepas lo que te vas a encontrar en su interior. Es muy difícil recomendar solo uno, pero la cantidad de obras maestras que atesora el Prado creemos que lo convierten en el imprescindible entre los museos que ver en Madrid en un fin de semana.

Museo Nacional Del Prado Reencuentro Fachada Mascarilla

De camino, no te pierdas otra de las fuentes de Ventura Rodríguez: Neptuno. Además, también te puedes acercar hasta el Caixa Forum con su jardín vertical, el de mayor superficie continua del mundo.

Museos de Madrid Museo Sorolla Taller

Ojo, no son estos los únicos museos que puedes visitar. Nuestra ruta incluye una mañana de museos, si visitas uno de los grandes seguramente no puedas entrar en más. Pero también puedes elegir otros más pequeños y menos conocidos. Echa un vistazo a nuestro artículo Museos de Madrid y cuándo visitarlos gratis para que elijas el que más te guste: historia, artes gráficas, romanticismo, traje, dibujo…

Museos de Madrid Museo Arqueologico Nacional Dama Elche

Un típico cocido madrileño para comer

Antes hemos dicho que en Madrid hay restaurantes para todos los gustos, pero no podemos dejar de recomendar el plato típico de la ciudad por excelencia: el cocido madrileño. Vale, los callos a la madrileña también son un clásico, pero reconocemos que son un poco menos para todos los públicos.

Barrio La Latina Malacatin Tapa Callos

Prepárate, un cocido madrileño clásico se sirve en tres vuelcos: la sopa, con fideos; los garbanzos, con la verdura, y la carne. Además, dependiendo de dónde decidas probarlo, puedes encontrarte con que el precio incluye repetir los vuelcos tantas veces como quieras. Uno de nuestros lugares favoritos para comer cocido es Casa Carola, aunque no está en el centro, si no, siempre tienes la taberna La Bola –en la calle de la Bola, 5–. Además de cocido, también tienen un horno de asar, por si no te gustan los garbanzos.

Fin de semana en Madrid La Bola Cocido

Si estás dispuesto a alejarte un poco del centro, ya te decimos, nuestra primera opción de cocido madrileño es Casa Carola –en la calle Padilla, 54–. Aquí se va a comer cocido completo, con repeticiones de vuelcos ilimitadas. Una maravilla de la que somos asiduos, pero, avisamos, solo tienen cocido…

La Puerta del Sol

Después de comer un cocido, hay que caminar para quemarlo. Nos vamos hacia la Puerta del Sol para saludar al símbolo de Madrid: la estatua del oso y el madroño¿o es una osa?–. Tampoco dejes de fijarte en el cartel de Tío Pepe y en las estatuas de la Mariblanca y la ecuestre de Carlos III, el de la Puerta de Alcalá. Y, por supuesto, en la Real Casa de Correos con su famosísimo reloj, el de las campanadas de Nochevieja, y en la placa del Km 0, aquí comienzan todas las carreteras radiales.

Fin de semana en Madrid Puerta Sol Oso Amanecer

¿Sabías que…?


En 2010, el ayuntamiento de Madrid prohibió los carteles luminosos en la ciudad y obligó a desmontar los existentes. Solo cuatro fueron “indultados”, dos de ellos en pleno centro: el de Scheweppes en la plaza de Callao y el de Tío Pepe en la Puerta del Sol. Aún así, el cartel de Tío Pepe fue desmontado del número 1 de la plaza en 2011 por obras en el edificio. A pesar de que se pensaba que volvería a su lugar original una vez finalizadas, el nuevo propietario decidió que no fuera así. Hoy puedes ver el luminoso en la misma plaza, pero en el número 11, donde se recolocó en 2014.

Fin de semana en Madrid Puerta Sol Tio Pepe

La calle Mayor, de la Puerta del Sol a la calle Bailén

Salimos de la Puerta del Sol por la calle Mayor para recorrer una de las calles más nobles del conocido como Madrid de los Austrias. La de los Austrias fue la dinastía real que trasladó la corte a la ciudad y transformó un pequeño pueblo en mitad de la meseta en la capital de uno de los reinos más poderosos de la época.

Fin de semana en Madrid Calle Mayor Riojano

Bajando por la calle Mayor, te irás encontrando con negocios clásicos centenarios. Son los que tienen una placa en el suelo con un dibujo de Mingote y la fecha de fundación. Uno de los más “golosos” es la pastelería El Riojano, fundada por el pastelero personal de la reina María Cristina de Habsburgo que, obviamente, era de La Rioja. Ya te avisamos de que los dulces no son baratos y de que, si entras a consumirlos en su salón de té, todavía lo serán menos. Pero están deliciosos y el lugar es como una cápsula del tiempo.

No dejes de asomarte a la plaza de la Villa. Allí, además de encontrarte con la antigua sede del ayuntamiento, estarás frente a frente con el edificio más antiguo de Madrid que se conserva, la casa y torre de los Lujanes.

Fin de semana en Madrid Plaza Villa

Las grandes casonas nobles se van sucediendo calle abajo hasta llegar a la calle Bailén donde asoma la catedral de la Almudena.

La Plaza de Oriente y el Palacio Real de Madrid

Girando por Bailén hacia la derecha, además de llegar a la fachada de la catedral de la Almudena, acabarás junto al Palacio Real. Se trata de uno de los palacios reales más grandes de Europa y la colección que atesora es impresionante: la armería, la farmacia, las cocinas, los aposentos reales…

Museos de Madrid Palacio Real Patio

Tú decides si quieres entrar a visitarlo o si prefieres dar una vuelta por la plaza de Oriente con las estatuas de antiguos reyes y bajar a los jardines de Sabatini –el mismo de la Puerta de Alcalá–. Si el tiempo lo permite, incluso a los Jardines del Campo del Moro, una de las joyas menos conocidas y visitadas de la ciudad –ya hemos dicho que no faltan jardines en Madrid– o a la ermita de San Antonio de la Florida con los frescos de Goya –echa un vistazo a nuestro artículo Obras de Goya en Madrid para descubrir más–.

Goya Madrid San Antonio Florida General

Rincón Salta Conmigo


Desde la plaza de Oriente, sube por la calle del Factor para encontrarte cara a cara con la fachada de la catedral de la Almudena entre los árboles. Una vista un poco más especial.

Fin de semana en Madrid Catedral Almudena Calle Factor

La estatua ecuestre del centro de la plaza de Oriente representa al rey Felipe IV –el del Palacio del Buen Retiro– montando un caballo encabritado sobre sus dos patas traseras. Una obra de ingeniería imposible que, para hacerse realidad, necesitó de los cálculos de Galileo Galilei. Y, para que fuera así de bonita, del diseño de Diego Velázquez. Dos genios unidos por un capricho real que sigue en pie casi cuatro siglos después.

Fin de semana en Madrid Plaza Oriente Estatua Felipe IV

Los atardeceres clásicos de Madrid

Se acerca el momento de la puesta de sol. Según la hora, puede que tengas tiempo de llegar hasta el templo de Debod para encontrarte con el atardecer más clásico de Madrid. Eso sí, olvídate del agua en la que se refleja el templo, el pequeño estanque está seco desde hace años por motivos de conservación.

Parques Madrid Parque Oeste Templo Debod Atardecer

Si no te da tiempo, desde la barandilla de la plaza de Oriente, en el lateral del Palacio Real, también te encontrarás con una puesta de sol memorable sobre la Casa de Campo. O, dependiendo de la época del año por aquello de la hora del atardecer, puedes subir a la cúpula de la Almudena para tener una panorámica mucho más amplia.

La Plaza Mayor, los calamares y la noche madrileña

De vuelta al centro, dos paradas imprescindibles: el mercado de San Miguel y la Plaza Mayor. El primero es uno de esos mercados de toda la vida transformados en atracción turística. Los puestos son caros, pero la arquitectura del lugar compensa desviarse un poco de la calle Mayor. La segunda es el antiguo corazón de la Villa y Corte que, con las luces encendidas muestra un aspecto todavía más especial. ¿Qué tal probar otro plato típico de Madrid? Acércate a La Campana a disfrutar de un clásico: un bocadillo de calamares. Porque el cocido llena, pero al final se acaba consumiendo.

Barrio La Latina Calle Toledo Plaza Mayor

La noche madrileña te espera. No te podemos dar muchos consejos porque no somos animales nocturnos, pero las zonas de Malasaña, Huertas o Moncloa son apuestas seguras para los que buscan alargar la visita.

Un domingo en Madrid

Domingo es sinónimo de Rastro y la Latina. Imposible pasar un fin de semana en Madrid sin acercarse al mercado callejero por excelencia y al “barrio” –la Latina no es oficialmente un barrio de Madrid– con más animación. ¿Necesitarás otra ración de churros para salir de la cama?

El Rastro, el mercado más popular

Si Londres tiene Portobello, Madrid tiene el Rastro. Las calles alrededor de la plaza de Cascorro se transforman en un centro comercial al aire libre en donde es posible encontrar cualquier cosa: ropa, complementos, muebles, utensilios de cocina, electrónica, fotografía, ferretería, antigüedades… En Portobello Road se compra y se vende hasta el son, y en el Rastro no se quedan atrás. Tanto se vende que, si no vas un poco atento, puedes encontrarte con que venden tu reloj o tu cartera. Mucho ojo con los ladrones al descuido y los más habilidosos capaces de abrir cualquier mochila.

Barrio La Latina Rastro

¿Sabías que…?


Habrás oído mencionar el Rastro muchas veces, pero ¿te has preguntado por qué “El Rastro”? El motivo es… sangriento. Sí, un rastro de sangre que bajaba por la Ribera de Curtidores. El nombre de la calle no es casual, en lo alto de la misma estaban los curtidores de piel que, al desollar las piezas, provocaban ese “río sangriento” que acabó por dar nombre al mercado.

La pandemia de coronavirus nos ha dejado sin uno de los símbolos del fin de semana en Madrid. El Rastro está “cerrado” –más bien prohibido, porque no se puede cerrar un mercado callejero– y no se sabe cuándo volverá a abrir sus puestos.

La Latina, el clásico del domingo

Antes de volver a casa, tu fin de semana en Madrid acaba, no podrás hacer mucho más que disfrutar del ambiente de la Latina un domingo por la mañana. Los bares sacan sus mesas a las plazas y “latinear” se convierte en un mandamiento. Pídete unas raciones –unos huevos rotos con jamón en el Almendro 13 no pueden faltar–, cambia de bar, siéntate en una terraza a ver el mundo pasar…

Barrio La Latina Plaza Paja Terraza

No creas que solo hay animación en la Latina. Si lo tuyo no son las terrazas o si, aún siéndolo, quieres aprovechar tus últimas horas en la ciudad, echa un vistazo a nuestro artículo Qué ver en la Latina. Te encontrarás con museos, iglesias, historia… no en vano es uno de los “barrios” más castizos de Madrid.

Barrio La Latina Cava Baja Reflejo

Mapa con la ruta por Madrid en un fin de semana

Como siempre, además de explicarte nuestro propuesta de recorrido, también hemos preparado un mapa con todos los lugares que ver en Madrid en un fin de semana organizado por días. No puede ser más fácil, además, también hemos añadido los restaurantes para que veas las distancias.

Y no te imaginas todas las cosas que se han quedado fuera por falta de tiempo, barrios enteros, bibliotecas históricas, monasterios e iglesias… pero es que un fin de semana en Madrid es muy poco tiempo. ¿Cuándo tienes pensado volver?

¿Quieres pasar un fin de semana en Madrid? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Madrid aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Madrid al mejor precio aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Madrid aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Madrid y sáltate las colas aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios