CanariasEspañaEuropaGran Canaria

10 cosas que ver en Las Palmas de Gran Canaria

  

Museos, castillos, casas coloniales, la caldera de un volcán, el jardín botánico más grande de España… Si lees esto, probablemente no pienses que estamos hablando de una ciudad de Canarias. ¿Creías que habría pocas cosas que ver en Las Palmas de Gran Canaria más allá de la playa, para tumbarse a tomar el sol? ¡Error! La capital canaria se presentó ante nosotros con sus mejores galas, dispuesta a sorprendernos a cada paso con rincones, anécdotas y curiosidades que nos hicieron olvidar –si es que fuera posible– sus playas.

Las Palmas de Gran Canaria Catedral Salto

Si estás pensando en dedicarle una mañana a la ciudad mientras pasas unos días en Gran Canaria, vete cambiando de planes. Las Palmas de Gran Canaria te atrapará desde el primer minuto y será más tiempo del que tenías previsto el que pasarás recorriendo sus barrios y disfrutando de la buena vida palmense. Es más, ¿por qué no hacer una escapada de fin de semana sólo a la capital? Vas a ver que no te van a faltar razones… te damos 10 para empezar.

Lo primero que tienes que ver en Las Palmas de Gran Canaria: su centro histórico, Vegueta y Triana

El centro histórico de Las Palmas de Gran Canaria nos resultó un “viejo conocido”. No porque ya lo hubiéramos visitado anteriormente, sino porque lo “habíamos visto” en todas las ciudades coloniales de Sudamérica. Vegueta, su barrio fundacional, fue el “test” para ese tipo de ciudad que se exportaría al Nuevo Mundo. Triana, fundada casi al mismo tiempo, recuerda con su nombre la procedencia andaluza de muchos de sus habitantes.

Más allá de ese déjà vu, no son pocas las curiosidades propias de la ciudad que encontramos. Desde la estatua de Loreto –la señorita de compañía de la que se enamoró Alfonso XIII, el primer rey de España que visitó la ciudad– hasta el hotel Madrid –en el que pasó la última noche antes de la sublevación Francisco Franco, noche que, por cierto, se fue sin pagar–.

Las Palmas de Gran Canaria Estatua Loreto

La plaza de Santa Ana y la Catedral de Canarias

La plaza que más tarde recibiría el nombre de plaza de Armas en las ciudades coloniales, en Las Palmas de Gran Canaria es la plaza de Santa Ana. Según cuenta la leyenda, fue la propia Santa Ana quien le indicó el lugar en el que fundar la ciudad a Juan Rejón. Lo cierto es que parece que fue un poco menos “idílico” y tuvo más que ver con el apresamiento de una canaria que, bajo amenazas, les llevó a la mejor zona.

Las Palmas de Gran Canaria Guardias Santa Ana

Las estatuas de ocho grandes perros decoran la plaza y parecen vigilar la catedral. Son los llamados “guardias de Santa Ana”.

¿Sabías que…?


Una de las hipótesis, poco admitida, sobre el origen del nombre de Gran Canaria se basa en que los castellanos –es así como se conoce a los conquistadores en la isla– divisaron grandes perros desde sus barcos: de “gran can”, Gran Canaria.

La Catedral de Canarias, Catedral Basílica de Santa Ana, destaca dentro del centro histórico por dos motivos: su altura y el color de la piedra de su fachada. Fueron los Reyes Católicos los que ordenaron su construcción en 1497… Cierto que no parece muy gótica, pero es que las obras estuvieron paradas durante más de dos siglos y los estilos cambian.

Las Palmas de Gran Canaria Catedral

El museo Canario

El museo Canario, creado en 1880, es una visita obligada y eso que no son pocos los museos de la ciudad. Más allá de la –no sabría qué adjetivo utilizar– sala de calaveras y momias, el museo cuenta la historia de los primeros pobladores del archipiélago.

Las Palmas de Gran Canaria Museo Canario Sala Calaveras

Fue allí donde aprendimos que los aborígenes estaban organizados en dos “reinos” cuando llegaron los castellanos: los guanartematos de Gáldar y Telde. También descubrimos la forma en que construían sus casas y sus herramientas y hasta sus medicinas y su alimentación.

Las Palmas de Gran Canaria Museo Canario

¿Sabías que…?


El término guanche hace referencia a los aborígenes de la isla de Tenerife exclusivamente, no a todos los del archipiélago. De hecho, a los de Gran Canaria se les llamó canarios durante la conquista.

La casa de Colón

Vaya por delante que Colón no tuvo nunca casa en Las Palmas de Gran Canaria. Entonces ¿qué es eso de la casa de Colón? En realidad es la casa del gobernador de la isla que alojó a Colón en uno de sus pasos por la ciudad. Las malas lenguas dicen que el almirante se lo “agradeció” manteniendo un romance con su mujer, Beatriz de Bobadilla.

Las Palmas de Gran Canaria Casa Colon Patio

Como el gobernador no hizo nada que le granjeara un lugar en la historia universal, la casa se quedó con el nombre de su ocupante más ilustre. Hoy, convertida en museo, conserva cuadernos de bitácora –Colón, como todos los capitanes de barco, ya era un “bloguero”–, mapas, diarios, elementos de navegación… y la recreación de la cámara del almirante de La Niña.

Las Palmas de Gran Canaria Casa Colon Camara Almirante

¿Sabías que…?


Una placa en la casa de Colón nos informa sobre otro ilustre personaje que pasó por ella. De hecho, nació. Alfredo Kraus nació en una de las habitaciones de la planta superior. No porque viviera aquí, sino porque su familia se estaba alojando en ella temporalmente.

Por cierto, ya que hemos dicho que no era de Colón, también tenemos que decir que las fachadas no son originales. Fueron creadas en los años 50 del siglo pasado por Néstor Martín-Fernández de la Torre, simplemente Néstor en Las Palmas de Gran Canaria, cuando se creó el museo.

Las Palmas de Gran Canaria Casa Colon Fachada

Fundación de Las Palmas de Gran Canaria

Siguiendo las indicaciones de la mujer apresada, Juan Rejón fundó la Villa Real de las tres palmas de Gran Canaria. ¿Las tres palmas? Cuentan que en medio de un frondoso palmeral sobresalían tres palmas. Ésa era la manera en que localizaban desde el mar la situación exacta de la recién fundada villa. Una placa, muy cerca de la casa de Colón recuerda este hecho.

Las Palmas de Gran Canaria Placa Fundacion

El mercado de Vegueta

Nos gusta visitar los mercados en todos nuestros viajes. Pero cuando nos enteramos de que el mercado de Vegueta era el más antiguo de todo el archipiélago, inaugurado en 1858, no cupo ninguna duda de que teníamos que entrar. El recuerdo de los coloridos puestos de fruta de Brasil nos asaltó. De hecho, como nos pasaba allí, muchas de esas piezas no sabemos ni cómo se llaman.

Las Palmas de Gran Canaria Mercado Vegueta

Las casas coloniales de Triana

En el barrio de Triana fue donde se asentaron los comerciantes y eso se aprecia en sus edificios. En casi todos, la planta baja se utilizaba como tienda. Cosa que sigue sucediendo hoy en día, puesto que el barrio acoge la calle más popular para el shopping en Las Palmas de Gran Canaria: la calle Mayor de Triana.

Las Palmas de Gran Canaria Triana Casas

Seguíamos sin despegar nuestro recuerdo de aquello que habíamos visto a tantos kilómetros de distancia. Los canarios que se enrolaron en los barcos que hacían escala en sus puertos camino del Nuevo Mundo, también debieron tener esa sensación: la de estar en un sitio “conocido” que no habían pisado nunca.

Rincón SaltaConmigo


Tres de las tiendas del barrio de Triana muestran el paso del tiempo y los cambios de estilo. La tienda de Zara, una casa colonial primigenia; la de Mango, casa de la época del comercio británico; y el bazar hindú Metharan, colonia indostánica con un balcón sostenido por trompas de elefantes.

Las Palmas de Gran Canaria Triana Casas Castillo Mata

La casa museo de Pérez Galdós

Puede que, con el permiso de Alfredo Kraus, Benito Pérez Galdós sea el palmense más conocido –en realidad, Javier Bardem los supera, pero poca gente sabe que también nació en Las Palmas de Gran Canaria–. El escritor –de novela y de teatro–, periodista y político vivió en su ciudad natal sus primeros 19 años antes de partir hacia Madrid.

Las Palmas de Gran Canaria Casa Museo Benito Perez Galdos Cuna

La propia casa-museo Pérez Galdós, una casa típica canaria con patio abierto, balcón de madera y pozo, ya merece una visita. En sus habitaciones nos topamos con la cuna que ocupó Don Benito –así es como se refería a él la guía del museo en la visita–, colocada en la habitación en la que nació, y la cama en la que falleció. Entre un momento y otro: muebles diseñados por él, sus ropas, bastones, libros, recuerdos… la vida de Benito Pérez Galdós en objetos. Por cierto, después de visitar el roque Cinchado en Tenerife un año antes, completamos nuestro recorrido por el antiguo billete de mil pesetas con el retrato del autor, obra de Sorolla.

Las Palmas de Gran Canaria Casa Museo Benito Perez Galdos Escritorio

Y lo segundo que hay que ver en Las Palmas de Gran Canaria: la playa de las Canteras

Tan importante es la playa de Las Canteras que habrá quien piense que es lo primero, pero para gustos los colores. Ojo, que el hecho de que nosotros digamos que es la segunda cosa que ver en Las Palmas de Gran Canaria no significa que no nos entusiasmara. De hecho, le hemos dedicado un artículo completo: la playa de Las Canteras, el salón de Las Palmas de Gran Canaria.

Las Palmas de Gran Canaria Playa Las Canteras Pajaro

Paseo marítimo, acuario natural, surf, museo al aire libre… y sí, hasta te puedes tumbar a tomar el sol como en una playa cualquiera.

La visita al auditorio Alfredo Kraus: arte con vista al mar

Decíamos antes que el puesto de palmense universal estaría reñido entre Benito Pérez Galdós y Alfredo Kraus –más allá de Javier Bardem–. Si al primero se le ha dedicado una casa museo, el segundo no tiene sólo una placa en la casa Colón recordando su nacimiento, también se le ha dedicado un moderno auditorio al final de la playa de Las Canteras.

Las Palmas de Gran Canaria Auditorio Alfredo Kraus Exterior

Inaugurado en 1997, fue el escenario del último concierto del tenor. Durante la visita guiada, más allá de saber cuántas salas tiene, cuál es su capacidad, con qué materiales se construyó para mejorar sus cualidades acústicas, etc., descubrimos que el color azul de sus paredes va cambiando conforme se bajan las plantas para representar la luz según se desciende en el mar. Pequeños detalles ideados por el arquitecto –como que los peces que decoran las escaleras también hacen referencia a esa misma profundidad– que pasarían desapercibidos sin una explicación.

Las Palmas de Gran Canaria Playa Las Canteras Paseo Auditorio Alfredo Kraus

En el interior de la sala polifónica se encuentran las dos joyas del auditorio. Una gigantesca ventana circular con vistas al océano que, lamentablemente, encontramos tapada por un decorado. Y un, no menos gigantesco, órgano de 2.750 tuberías y diez metros de altura, el más grande de las Islas Canarias y el único laico.

Las Palmas de Gran Canaria Auditorio Alfredo Kraus Interior

El sendero hacia la Isleta y la playa de El Confital

Si a un lado de Las Canteras nos encontramos con el auditorio Alfredo Kraus, al otro lo hicimos con el sendero hacia la Isleta. Hoy en día el nombre parece artificial, pero, hasta no hace tanto –menos de dos siglos–, la subida de la marea convertía al pico de la isla de Gran Canaria en una pequeña isla, una “isleta”.

Las Palmas de Gran Canaria Sendero Isleta

El sendero que parte del paseo marítimo nos lleva hasta la zona de la playa de El Confital. Una playa casi virgen y que, no queremos sustos, es bastante popular entre los nudistas.

Las Palmas de Gran Canaria Playa Confital

Las fortalezas de Las Palmas de Gran Canaria: historia y modernidad

De acuerdo, no son fortalezas como las de Castilla, ésas que sirvieron de referencia para la Reconquista y las luchas entre los distintos reinos. Las fortalezas de Las Palmas de Gran Canaria son más pequeñas y, principalmente, su función era controlar el mar. Piratas y corsarios, ejércitos de otras naciones… todos querían hacerse con la ciudad, por su dinero o por su posición estratégica, y había que defenderla.

Lejos de quedarse anclados en ese pasado belicoso, los castillos han sido reformados mezclando elementos contemporáneos con los originales y convertidos en museos.

El castillo de la Luz

Un patio y las salas que rodeaban el patio, incluida una torre, eso es el castillo de la Luz. Pequeño, recoleto y la fortificación más antigua de la provincia, construida a finales del siglo XV, precisamente en el barrio de la Isleta.

Las Palmas de Gran Canaria Castillo Luz

Es la mezcla entre esos elementos antiguos y nuevos lo que lo convierte en algo especial. Como si una máquina del tiempo se hubiera quedado atascada en pleno viaje dando lugar a una mezcla única en un mismo espacio: el castillo del siglo XV y la edificación que podría haber en el siglo XXV. Para acabar de redondearlo, el castillo acoge una exposición de 25 esculturas de Martín Chirino.

Las Palmas de Gran Canaria Castillo Luz Interior

El castillo de Mata

El castillo de Mata se reformó con la idea de albergar el Museo de historia de la ciudad. Abierto en marzo de 2016, es uno de los más nuevos, sino el que más, de Las Palmas de Gran Canaria.

Las Palmas de Gran Canaria Castillo Mata Exterior

Además de las muchas piezas únicas que muestra –atentos al mapa con la isla de San Borondón–, también se puede ver la base del cubelo original del castillo. Fue por aquí por donde, tras mucho esfuerzo, los hombres de Pieter Van der Does abrieron una brecha en 1599 que les permitió llegar hasta la ciudad y arrasarla. Es el único resto de la isla anterior a esa fatídica fecha.

Las Palmas de Gran Canaria Castillo Mata Cubelo

Las vistas a los riscos y otros miradores de Las Palmas de Gran Canaria

San Juan, San Roque, San Francisco… son alguno de los nombres de los riscos de Las Palmas de Gran Canaria. ¿Tantos riscos hay? Sí, pero, además, cada risco tiene varios nombres dependiendo del ángulo desde el que se vea. Nuestro guía de Green Trip Canarias, una empresa de tuk tuk eléctricos, e-Tuk, que recorren la ciudad, trató de explicarlo, pero se dio cuenta de que hay que ser palmense para conseguir entenderlo.

Las Palmas de Gran Canaria Roque

Fue él quien nos descubrió el porqué de las coloridas casas que parecen subir por las laderas. Los hombres, casi todos pescadores, pintaban sus barcas de llamativos colores y, con la pintura sobrante, pintaban también las paredes de sus casas. De esa forma, ellos sabían dónde estaba su casa desde el mar y sus mujeres desde casa –lo sentimos, todavía no eran tiempos de igualdad– sabían cuando volvían para prepararles la comida.

Las Palmas de Gran Canaria Mirador Catedral

En el recorrido, además de los riscos, también pasamos por varios miradores desde los que entender un poco más la organización de la ciudad: Las Coloradas, La Puntilla, el Paseo de la Cornisa…

Otro lugar que tienes que ver en Las Palmas de Gran Canaria: la caldera de Bandama

Todavía en el término municipal de Las Palmas de Gran Canaria, la naturaleza reclama más atención –después de la playa de Las Canteras–. A unos 25 minutos del centro en transporte público –bus 311 desde la estación de San Telmo– se encuentra la caldera de Bandama. Una curiosidad: el autobús para en el campo de golf, el primero que se construyó en España.

Las Palmas de Gran Canaria Caldera Bandama

¿Sabías que…?


El nombre Bandama es la castellanización de Van Damme. Concretamente de Daniel Van Damme, un comerciante flamenco del siglo XVI que compró los terrenos de la caldera con la intención de cultivar viñas en ellos.

Con mil metros de diámetro y doscientos de profundidad, la caldera de Bandama es como un gran agujero en la tierra. Hay una ruta de senderismo que llega hasta la parte baja donde se conservan unas casas típicas canarias. Como no podía ser de otra forma, lo recorrimos. Eso sí, la subida es un poco durilla… el terreno, de restos de lava, está bastante suelto.

Las Palmas de Gran Canaria Caldera Bandama Sendero

El jardín canario: el jardín botánico más grande de España

De vuelta, o camino, de la caldera de Bandama, no dejes pasar la ocasión de visitar el jardín botánico más grande de España. Aunque todo el mundo te hablará de él como el “jardín canario”, el nombre real es Jardín Botánico Canario “Viera y Clavijo”.

Las Palmas de Gran Canaria Jardin Canario Cardon

Camino de los dragos, plaza de las palmeras, jardín de las islas, jardín escondido… son algunos de los nombres de los espacios en que se dividen sus 27 hectáreas. Por cierto, la planta oficial de Gran Canaria es el cardón canario, que el drago lo es sólo de la isla de Tenerife.

Tradiciones canarias: lucha canaria y vela latina canaria

Como decíamos en nuestro artículo sobre los deportes canarios, no todo es ver y admirar cuando se viaja. También hay que descubrir las tradiciones y eso fue lo que hicimos. Te contamos nuestro acercamiento a ellas en Lucha canaria y vela latina, pasión por los deportes en Las Palmas de Gran Canaria.

Las Palmas de Gran Canaria Lucha Canaria

Folklore canario: bailes y música en la capital

Más tradiciones en forma de bailes y música. En Las Palmas de Gran Canaria puedes disfrutar de todo el folklore del archipiélago. Los fines de semana se reúnen grupos en el parque de Santa Catalina para mostrar al público polkas majoreras, folías palmeras, berlinas de Fuerteventura, mazurkas…

Las Palmas de Gran Canaria Parque Santa Catalina Bailes

Mapa con todos los sitios que ver en Las Palmas de Gran Canaria

Como siempre, hemos preparado un mapa con todos los sitios que ver en Las Palmas de Gran Canaria para que te no pierdas ninguno y puedas organizarte como más te convenga en tu viaje.

Dónde dormir: nuestro hotel en Las Palmas

Ya comentamos al hablar sobre la playa de Las Canteras que estábamos alojados casi en la misma playa. No era en el paseo marítimo, pero podíamos ver la playa desde la terraza de nuestra habitación, donde desayunamos un par de días. Nuestro hotel era el Wavia Hotel. Un pequeño hotel boutique para adultos –ojo, que eso sólo quiere decir que no se aceptan niños, nada más– con una decoración eminentemente marítima.

Las Palmas de Gran Canaria Playa Las Canteras Wavia Hotel Habitacion

Nuestra habitación, La Caleta, tenía una pared cubierta con una foto de los fondos de la playa. No era cosa única, cada habitación del hotel tiene el nombre de una playa/cala de la isla y cuenta con una foto submarina de la misma como decoración. Además, las luces led, a las que se podía cambiar el color y la intensidad, acababan de transportarte a esos fondos marinos.

Una opción perfecta para estar cerca de la playa pero un poco aislado del concurrido paseo marítimo. Por cierto, además de poder desayunar en la habitación, también se puede hacer en el restaurante La Oliva, éste sí, en pleno paseo. Aquí puedes ver los precios y disponibilidad del hotel.

Las Palmas de Gran Canaria Triana Casa

Ahora sí que sí, queda claro que Las Palmas de Gran Canaria es mucho más que sol y playa.

¿Quieres viajar a Las Palmas de Gran Canaria? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Gran Canaria aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí o alquila el coche en Gran Canaria al mejor precio aquí.
  • Las mejores guías de Canarias aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Gran Canaria aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *