EuropaItaliaVeneciaVéneto

Murano, Burano y Torcello: excursión desde Venecia a las islas más famosas de su laguna

  

La excursión a las islas de Murano, Burano y Torcello desde Venecia es todo un clásico en cualquier visita a la ciudad de los canales. Bueno, es verdad que la última no siempre se incluye pero, ¿quién no conoce el cristal de Murano o no ha visto una foto de las casitas de colores de Burano? Puedes llegar en vaporetto –incluido en la Venezia Unica City Pass de la que hablamos en el artículo de consejos para viajar a Venecia– o con un tour organizado, te contamos los pros y contras de ambas opciones. En cualquier caso… ¡lo importante es llegar!

Venecia Burano Canal Casas Colores Salto

Venecia no tiene periferia, lo que tiene son las más de cien islas de su laguna, no te pierdas las tres más conocidas.

Qué ver en Murano: la isla de uno de los cristales más famosos del mundo

Murano, a pesar de sus menos de 5.000 habitantes, es la segunda isla más poblada de la laguna de Venecia tras el Lido, además de ser una de las mayores en tamaño. Pero, sobre todo, es la más conocida a nivel internacional. No tanto por lo que hay en la isla en sí, sino por su nombre. Un nombre que en casi en cualquier rincón del mundo se asocia al cristal.

Venecia Murano Museo Vetro Cristal Tubos

¿Sabías que…?


No está claro cuándo se empezó a producir cristal en la isla de Murano, aunque hay pruebas de que ya había maestros vidrieros en el siglo X. Eso si, fue a finales del siglo XIII cuando su producción se “apoderó” de la isla. En 1291 un decreto de la Serenísima República de Venecia prohibió la presencia de fábricas de cristal en la ciudad por los incendios que habían provocado en el pasado. El decreto preveía que todas las fábricas de cristal de Venecia se transfirieran justamente a Murano. Los secretos de su oficio estaban tan celosamente guardados que los maestros no podían dejar la isla, bajo amenaza de muerte.

Ya al llegar en vaporetto, notarás las chimeneas de los hornos de las fábricas de cristal. Y, al poner un pie en la isla, verás que todas las visitas que puedes hacer en Murano están, como no, relacionadas con este antiguo arte.

El museo del vetro: el museo del cristal de Murano

Como no podía ser de otra forma, hay un museo dedicado al cristal en Murano: el museo del vetro. Nosotros entramos con escepticismo, al tenerlo incluido en la Venezia Unica City Pass no teníamos nada que perder, pero no creíamos que nos fuera a conquistar.

Venecia Murano Museo Vetro Cristal Jardin

Pues, al final, fue uno de los museos más interesantes que visitamos en Venecia. Hay un recorrido cronológico sobre la historia del cristal en el mundo y, en particular, en Venecia y obras espectaculares, algunas de ellas muy curiosas. La más famosa y valiosa es la coppa Barovier, del siglo XV, en cristal azul. Los detalles de la decoración en esmaltes de diferentes colores son increíbles. No te pierdas la colección de conterie: las peculiares perlas de cristal de Murano.

Venecia Murano Museo Vetro Conterie

El Palazzo Giustinian, el edificio que lo acoge, gótico en estructura y reconstruido y decorado en época barroca, tampoco tiene desperdicio.

En la página oficial del museo del vetro puedes consultar sus precios y horario.

La chiesa dei Santi Maria e Donato

Muy cerca del museo se encuentra una joya de Murano que no todo el mundo visita: creemos que es la única iglesia de Venecia que disfrutamos en soledad. También hay que decir que era un poco tarde y los grupos ya se habían vuelto al centro, pero no dejó de sorprendernos.

Se trata de la basílica de los Santos María y Donato, chiesa dei Santi Maria e Donato en italiano. Es perfectamente visible con su campanario románico y su ábside lleno de arcos bizantinos sustentados por columnas de mármol rosado.

Venecia Murano Chiesa Santi Maria Donato Suelo

La basílica se fundó probablemente en el siglo VII y se reconstruyó en el siglo XII. Se considera una de las iglesias bizantinas más bonitas del Véneto. Hay que fijarse en todos sus detalles, como los capiteles de sus columnas en mármol griego o el mosaico de la Madre de Dios del siglo XIII en el interior del ábside. Pero su piece de resistance es el mosaico en el suelo, de 1140 –de la misma época que el de San Marcos en Venecia–, con sus animales, sus plantas y sus referencias a la Biblia.

Venecia Murano Chiesa Santi Maria Donato Belen Cristal

Ah, nosotros estuvimos en Navidades y vimos un belén… ¡de cristal por supuesto!

Visitar una fábrica de cristal de Murano

Muchas de las fábricas de cristal de Murano organizan visitas con demostraciones. Es una buena ocasión para entender el proceso de fabricación del cristal de Murano. Yo estuve hace muchos años en una visita con mis padres. Desafortunadamente, si vas solo no se puede hacer: las visitas son siempre para grupos, normalmente de un mínimo de 10 personas. Por ello, una buena alternativa es contratar un tour a Murano desde Venecia, que incluye también Burano y Torcello. Aquí puedes ver precios y abajo te contamos más.

Italia Venecia Murano Vidrio

Lo que sí hicimos fue entrar en una tienda justo cuando estaban haciendo una demostración: la artesana estaba trabajando con objetos de pocos centímetros y con una maestría que nos dejó estupefactos. ¿Cómo podían salir esas figuritas de unos tubos de cristal?

Venecia Murano Figuras Cristal

Más cosas que ver en Murano

La isla es bastante pequeña y podrás ver casi todo dándote un paseo tranquilo. Pasarás delante del palacio Da Mula, un palacio gótico con partes bizantinas; cruzarás el Canal Grande de Murano –sí, ¡aquí también lo hay!–; visitarás más iglesias como la de San Pedro Mártir con sus cuadros de Bellini y Veronese; y llegarás hasta la fondamenta dei Vetrai y la fondamenta Manin, en la zona en la que se instalaron las primeras fábricas de cristal en la isla.

Venecia Murano Gran Canal

Y, por supuesto, en el camino encontrarás decenas de tiendas donde podrás comprar tu recuerdo de cristal de Murano, ¡cuidado, compra sólo productos artesanales! La concentración más alta de artesanos vidrieros sigue estando en Fondamenta Vetrai y Ramo di Mula.

Cómo ir de Venecia a Murano: el vaporetto

Desde las paradas de vaporetto de Fondamenta Nuove, en el norte de Venecia, salen los vaporetti, los “autobuses acuáticos” de Venecia, hacia Murano. Hay mucha frecuencia y tardan sólo unos 20 minutos. Las líneas 4.1, 4.2 y 12 hacen el recorrido de Venecia-Fondamenta Nuove hasta Murano. Si tienes un bono de transporte o la Venezia Unica City Pass, el billete a Murano está incluido como el resto de transporte por la ciudad de Venecia. En la página web oficial de la Azienda Veneziana della Mobilità están los horarios, pero también puedes consultarlos en el Google Maps.

Venecia Vaporetto Fondamenta Nuove

Qué ver en Burano: la isla de las casas de colores más conocidas de Italia

Si la isla de Murano es pequeña, la de Burano es minúscula. De hecho, con sus poco más de 20 ha, es la más pequeña de las islas mayores de la laguna de Venecia. Eso sí, es la cuarta por habitantes, lo cual tampoco es mucho decir porque ¡no llega a 3.300!

Italia Venecia Burano

Así que si te preguntas qué ver en Burano, la respuesta es sencilla: todo el pueblo, ¡no vas a tardar mucho!

A pesar del turismo, Burano sigue teniendo un aire muy apacible, con sus plazuelas, la ropa tendida en la calle, los pequeños jardines, los barcos amarrados en los canales, las vistas hacia Venecia y la isla de Torcello… Eso sí, la isla es famosa sobre todo por sus casas de llamativos colores. Esas casas que todo el mundo fotografía para luego subir las fotos a Instagram con la saturación tan a tope que hace que te duelan los ojos al mirarlas. A pesar de los trucos de Instagram o de Photoshop, sí, las casas son muy coloridas de verdad, damos fe. Tienes que recorrer los tres canales que cruzan la isla para buscar esa foto perfecta con las casas y sus reflejos.

¿Sabías que…?


Según la leyenda, las casas en Burano se empezaron a pintar de colores tan llamativos para que los pescadores, de vuelta de la faena y muchas veces inmersos en la niebla, reconocieran fácilmente su hogar.

Venecia Burano Canal Casas Colores

Lo que es seguro es que hoy en día, si quieres pintar tu casa de Burano, tienes que hacerle al ayuntamiento de Venecia una petición especial y se te indicará el listado de colores permitidos.

No sólo casas de colores: pesca tradicional, dulces típicos y encaje

Las otras tres cosas famosas de Burano son el encaje, la pesca tradicional y un dulce típico: el bussolà.

Respecto a este último, se trata de una rosquilla hecha con harina, azúcar, mantequilla y yema de huevo, que en su origen era típica de Semana Santa. Hay una variante, los “essi”: galletas con forma de letra “s” preparadas con la misma masa. Nosotros probamos unos bussolà buranelliburanello es el gentilicio de Burano– en la pastelería Palmisano, que tiene casi un siglo de historia. ¡Muy ricos!

Venecia Burano Palmisano Bussola Buranelli

Burano ha sido tradicionalmente una isla de pescadores. Todavía se practica la “pesca in barena”, la pesca que aprovecha las marismas de la laguna. Si te fijas, notarás las redes colgando de palos y cubas para recoger cangrejos y anguilas en la laguna al lado de Burano.

El museo del merletto y la parrocchia San Martino Vescovo

Si quieres saber más sobre el encaje, tienes que visitar el museo del merlettomerletto es encaje en italiano–, incluido también en la Venezia Unica City Pass.

Burano es al encaje lo mismo que Murano al cristal. El arte del encaje, que floreció en el siglo XVI, se hizo famoso, como el del cristal de la isla vecina, en toda Europa. Eso sí, mientras el negocio del cristal artesanal sigue floreciente, el del encaje está casi desaparecido.

Venecia Burano Museo Merletto Encaje

El museo está ubicado en un edificio gótico en la plaza principal del pueblo. El edificio fue sede de la Scuola del Merletto di Burano, una escuela fundada a finales del siglo XIX para relanzar y salvaguardar el arte del encaje. En su momento lo logró, pero cerró en 1970. Ahora en el museo hay obras de encaje desde el siglo XVI al XX. Según habíamos leído, por la mañana las “merlettaie”, las encajeras, hacían demostraciones. Desafortunadamente, ya no es así, casi no quedan artesanas… El museo es mucho más pequeño que el del cristal, se reduce prácticamente a dos salas.

En la página oficial del museo del merletto puedes consultar sus precios y horario.

Venecia Burano Plaza Baldassarre Galuppi

Muy cerca del museo está la tienda Emilia Burano, donde a veces sí hay demostraciones, aunque suelen ser para grupos. En la misma plaza del museo se encuentra la iglesia de San Martino Vescovo con su característica torre torcida.

En resumen, en Burano tienes que hacer fotos a sus casas de colores reflejadas en los canales, conocer más sobre su arte del encaje y comerte un bussolà. No parece complicado, ¿no?

Cómo ir de Venecia a Burano: el vaporetto

Tanto desde la misma parada Fondamenta Nuove de Venecia como desde Murano, hay bastante frecuencia de vaporetti a Burano. El vaporetto número 12 es el que hace el recorrido de Venecia a Burano y tarda unos 35 minutos, pasando por Murano. Los billetes a Burano también están incluidos en los bonos de transporte y en Venezia Unica City Pass, y también puedes encontrar los horarios en la página web oficial de la Azienda Veneziana della Mobilità o en el Google Maps.

Venecia Burano Casa Calle Prepiero

Y si tengo que elegir… ¿Murano o Burano?

En un día se pueden visitar tranquilamente Murano, Burano y también Torcello, de la que hablamos más abajo. Pero, si tienes menos tiempo y tienes que elegir, pues depende un poco de lo que más te guste. Burano es más característica por su colorido, pero nosotros elegiríamos Murano por el museo del cristal y la preciosa iglesia de los Santos María y Donato.

Torcello: la otra isla que merece una visita en la laguna de Venecia

La joya artística más preciada de la laguna de Venecia es una iglesia que no se encuentra ni en Murano ni en Burano, sino en otro lugar bastante menos conocido. Hablamos de Torcello, una isla que dobla a Burano en tamaño pero que sólo tiene ¡25 habitantes! Sí, hay más ovejas o patos que personas.

Venecia Torcello Vista

Cuando bajas del vaporetto y pones el pie en Torcello, te encuentras con prados verdes y silenciosos y terrenos en parte pantanosos y en parte de cultivo. Te olvidas de estar en Venecia. Es difícil imaginar que aquí, desde el siglo VII hasta el siglo IX, vivían miles de personas –parece que unas 20.000–. Gracias a su puerto, a sus salinas y a la industria de la lana, era el centro más importante de la laguna antes de que Venecia llegara a conocer su esplendor.

A partir del siglo XV, la cercanía con Venecia, el aire malsano por el avanzar del terreno pantanoso y las epidemias de peste provocaron un lento abandono de la isla. Sus monumentos se empezaron a usar como cantera para construir edificios en Venecia y Murano y fueron desapareciendo. Por eso la isla tiene ese aspecto casi abandonado, como si se encontrara en medio de la nada en lugar que en la mismísima Venecia. Aún así, algunos edificios del centro monumental se han conseguido salvar, quedándose aislados en medio del verde.

La visita a Torcello

El sendero que empieza en la parada del vaporetto sigue el canale di Borgognoni y, más allá del puente del Diablo y el hotel restaurante Locanda Cipriani –abierto en 1935 y donde Ernest Hemingway escribió algunos de los capítulos de Al otro lado del río y entre los árboles, ¡puedes pedir su habitación si duermes ahí!–, llega hasta la plaza principal de esa ciudad desaparecida. Ahí se encuentran los palacios del Archivo y del Consejo, del siglo XIV y ahora sede –ambos– de un pequeño museo con restos arqueológicos, incluidos estupendos mosaicos bizantinos; la pequeña iglesia de Santa Fosca, del siglo XII; una silla de piedra llamada “silla de Atila”, que probablemente utilizaban los magistrados para administrar la justicia; los restos del baptisterios y, sobre todo, la antigua catedral. Sí, Torcello fue sede de un obispado nada menos.

Venecia Torcello Sendero

La basílica de Santa Maria Assunta de Torcello

La antigua catedral, ahora basílica de Santa Maria Assunta, tiene su origen en el siglo VII –de esa época es el baptisterio–. Eso sí, la estructura actual es del siglo IX. Además, se volvió a construir en parte en el siglo XI, de esa época es el gran campanario. Y se siguió ampliando en los siglos XIV y XV. Sí, como muchas iglesias europeas, a pesar de estar en medio de la nada, ¡ha tenido una historia ajetreada!

Venecia Torcello Basilica Santa Maria Assunta Fachada

¿Sabías que…?


A la izquierda del altar mayor hay una inscripción originaria de la fundación de la iglesia, en el año 639. Se trata del documento más antiguo de la historia veneciana.

Como toda buena iglesia bizantina, el exterior es sencillo, pero el interior –decorado entre los siglos XI y el XIII– es deslumbrante. El suelo polícromo, los capiteles tallados en mármol, todo merece que le dediques tu atención, pero, sobre todo, como no, los mosaicos. Entre ellos el del interior del ábside, donde la Virgen con el niño se eleva sobre los doce apóstoles, y el de la contrafachada: el Juicio Universal. La descripción con todos detalle del sufrimiento de las almas en el infierno es asombrosa, merece la pena quedarse un buen rato observándolas…

Venecia Torcello Basilica Santa Maria Assunta Juicio Universal

El acceso a la basílica es de pago –5 euros– pero merece la pena entrar para ver una de las iglesias más bonitas de Venecia, y la más antigua. También se puede subir al campanario, para tener vistas sobre toda la laguna –5 euros, 9 euros si también se entra a la basílica–. Hay precios cumulativos con el museo, en la web oficial del museo tienes las tarifas y los horarios.

Venecia Torcello Basilica Santa Maria Assunta Pantocrator

Cómo ir de Venecia a Torcello: el vaporetto

El mismo vaporetto 12 que de Venecia va a Burano también llega hasta Torcello. El trayecto de Burano a Torcello es de unos 5 minutos. Una vez más, los billetes a Torcello están incluidos en los bonos de transporte de Venecia y en la tarjeta turística Venezia Unica City Pass, y tienes los horarios en la web oficial de la Azienda Veneziana della Mobilità y en el Google Maps.

Un alto en el camino: el cementerio de Venecia, cimitero di San Michele

El cementerio de Venecia se encuentra, como no podía ser de otra forma, en una isla. Y esa isla está justo entre Venecia y Murano. De hecho, el vaporetto para ahí, así que es una buena ocasión para parar si no es invierno y llegas tarde, como nosotros. En ese caso, tendrás que esperar al siguiente vaporetto.

Venecia San Michele Cementerio

Fue Napoleón quien, en 1807, eligió la isla de San Michele como lugar para el nuevo cementerio de Venecia. La que los venecianos llaman “la isla de los muertos”, rodeada por un alto muro, desde lejos parece casi una fortaleza, o una prisión… Pero no, tras ese muro descansan los restos mortales de los venecianos.

Excursiones a Murano, Burano y Torcello en tours organizados

La excursión a Murano, Burano y Torcello se puede hacer por libre en vaporetto o en tours organizados. Aquí puedes ver precios y características de los tours a Murano y Buranoaquí de los tours a Murano, Burano y Torcello. Lo bueno de los tours es que puedes visitar una fábrica de cristal en Murano. Además, dejan también tiempo libre para que recorras las islas a tu aire.

Venecia Burano Canal Casas Colores

Mapa de los lugares de interés de Murano, Burano y Torcello

Aquí están todos los puntos de interés de Murano, Burano y Torcello de los que hemos hablado.

Venecia no es sólo su centro histórico, ¡no te pierdas las islas de su laguna!

¿Te quieres ir de viaje a Venecia y visitar Murano, Burano y Torcello? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Venecia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Venecia aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Venecia aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Venecia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *