5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Consejos para viajar por Europa

Nunca se nos había ocurrido escribir unos consejos para viajar a Europa. Como europeos, somos más de ver las diferencias entre los países del continente que las semejanzas. Además de que, quitando el Inter Rail, tampoco nos hemos planteado nunca hacer un viaje por Europa, sino viajes por distintas zonas de países europeos –ni siquiera un país entero–. Pero, igual que nosotros hicimos un viaje por Sudamérica, también se puede hacer uno por el Viejo Continente.

Roma Colosseo Coliseo

Este artículo está dirigido sobre todo, aunque no exclusivamente, a no europeos y en él hemos intentado incluir toda la información práctica útil para viajar a Europa. Si quieres información más específica sobre algún país en particular, hemos escrito sobre consejos para viajar a Italia, consejos para viajar a Francia, consejos para viajar a Irlanda, consejos para viajar a Bélgica, consejos para viajar a Malta o consejos para viajar a Islas Feroe.

Viajes a Europa dentro del espacio Schengen

Habíamos empezado a hablar de viajes por Europa, pero tenemos que ser más específicos. Hay ciertos países europeos que comparten una normativa en materia de fronteras y requisitos de entrada. Esos países conforman lo que se denomina espacio Schengen. Dentro de este espacio no hay fronteras, es decir, desde un punto de vista de visados y pasaportes, se comportan como un único país.

El espacio de Schengen está compuesto actualmente por 26 países europeos –entre ellos los más turísticos como Francia, España, Italia o Alemania– y se extiende a otros 3 –Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino–. Puedes ver aquí el listado de los países que forman parte de él, pero te adelantamos que ni Reino Unido –que pronto tampoco estará en la Unión Europea– ni Irlanda están integrados.

Inglaterra Londres Tower Bridge

¿Qué necesito para viajar por Europa? ¿Se puede viajar a Europa sin visa? Requisitos para viajes a Europa por turismo

Los requisitos necesarios para viajar a Europa varían de los países del espacio Schengen a los no incluidos. Nosotros hablamos de los comunes, Schengen, mientras que para viajar a los países que no están integrados te recomendamos preguntar en el consulado del país en cuestión.

Por supuesto, para viajar en el espacio Schengen desde España no se necesita pasaporte y menos aún visado, basta con el DNI en vigor. Y eso sólo si vas a hacerlo en avión porque te lo requirarán a la hora de embarcar. Por tierra, las fronteras y controles no existen. En cualquier caso, debes llevar un documento identificativo por si te lo solicitan –por ejemplo en los hoteles–. Así que sólo tienes que controlar que tu DNI no esté caducado, llevarlo ¡y a viajar! Echa un vistazo a las recomendaciones de viajes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del país al que vayas a viajar.

francia paris torre eiffel trocadero atardecer

Viajar a Europa desde Argentina, Chile, México, Colombia, Perú…

Por otro lado, para viajar a Europa desde Chile, México, Argentina, Uruguay, Perú, Ecuador, Colombia o cualquier otro país que no forme parte de la Unión Europea y no esté en la zona Schengen, sí que es necesario el pasaporte. Tiene que tener un mínimo de tres meses de validez a partir de la fecha de salida del espacio Schengen.

Los ciudadanos de la gran mayoría de países de América Latina no necesitan visado para viajar a Europa por turismo hasta 90 días –puedes ver aquí el listado completo de países que necesitan y que no necesitan visado–. Aún, así, hay que cumplir ciertos requisitos:

  • disponer de un billete de vuelta –o de un billete que salga del espacio Schengen para el caso– y de las reservas de hotel pertinentes –o de una carta de invitación si te vas a alojar en casa de un particular, o bien haber contratado y cerrado un circuito turístico;
  • poder demostrar que se tienen medios económicos para el viaje: 73,59 euros por persona y día, con un mínimo de 661,50 euros o su equivalente legal en moneda extranjera –no es necesario que sea en efectivo: tarjetas de crédito y extractos bancarios son aceptados–.

Los requisitos son los mismos que para cualquier viaje a un país de la Unión Europea, en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España están detallados.

Alemania Muro de Berlin East Side Gallery Coche

El mejor seguro de viaje para viajar por Europa en el área Schengen

En principio no hay un requisito asociado a llevar un seguro de viaje contratado para viajar a Europa –te recordamos que los países fuera de la Unión Europea y del espacio Schengen tienen sus propios requisitos y el seguro puede ser uno de ellos–. Pero, como siempre, te recomendamos que te hagas con uno. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo elegir el mejor seguro de viaje internacional para salir de dudas respecto a cuál contratar.

La sanidad privada es muy cara por lo que te conviene contratar un seguro de viaje con una cobertura de un mínimo de 30.000 euros. Recuerda que, como lector de SaltaConmigo, puedes contratar tu seguro de viaje con IATI desde este enlace con un 5% de descuento.

Sanidad en Europa: tarjeta sanitaria europea vs seguro de viaje

En el caso de que seas ciudadano de la Unión Europea –o de los países con los que tiene firmados acuerdos–, puedes usar la tarjeta sanitaria europea para acceder a la sanidad pública de tu destino en las mismas condiciones que un local. Esas mismas condiciones incluyen esperas en los servicios de urgencia y hacer frente a los copagos, en el caso de que existan. Te contamos todos los detalles en nuestro artículo todo sobre la tarjeta sanitaria europea y qué cubre ¿merece la pena?.,

Italia Venecia Puente Suspiros

Consejos para recorrer Europa: viajar por Europa en tren, en avión, en autobús…

Europa es el paraíso de las aerolíneas low cost, de bajo coste. Si organizas tu viaje con la precisión de un maestro relojero, podrás saltar de país en país por muy poco dinero, siempre que respetes las restricciones de equipaje –en algunos casos, cuando se factura equipaje los precios se igualan con los de las compañías tradicionales–.

Eso sí, nosotros recorrimos toda Sudamérica a ras de suelo y, si dispones de mucho tiempo, te recomendamos hacer lo mismo en Europa. Serás testigo de los cambios de los paisajes, de arquitectura, de costumbres… además de tener la posibilidad de hacer paradas intermedias más allá de las grandes ciudades.

Noruega Naeroyfjord Paso Pueblo

Viajar por Europa en tren es una de las mejores opciones. Las redes ferroviarias son muy extensas y llegan a casi todas partes. Dependiendo del país y de la categoría del tren, también es una forma económica de moverse. Eso sí, las nuevas líneas de alta velocidad no son precisamente económicas y, en la mayoría de ocasiones, será más barato viajar en avión para largas distancias.

Más asequible que el tren es el autobús, aunque también es más lento e incómodo. No hay punto de comparación con los autobuses brasileños, peruanos, argentinos… de largo recorrido. Los viajes más largos en Europa no suelen superar las cinco o seis horas –con más se sale del país– y los autobuses no están muy preparados para descansar cómodamente. Aún así, la red de autobuses de media y larga distancia es cada vez más extensa y mejor, además de tener precios muy competitivos.

Suiza Ginebra Calles Banderas

¿Es mejor viajar por Europa por libre o en paquetes cerrados todo incluido?

Para gustos los colores. Siempre es posible contratar un paquete o circuito que, casi de la mano, te lleve de una ciudad a otra y de un país a otro de Europa. Todo estará, o debería estar, controlado en todo momento y la experiencia del viaje –entendiendo por viaje el desplazamiento de un lugar a otro y los alojamientos– será, o debería ser, perfecta.

El problema lo puedes encontrar a la hora de disfrutar de un destino: poco tiempo en una ciudad en concreto, visitas que se alargan a lugares que no te interesan, falta de contacto con la población local más allá del conductor del autobús y el personal del hotel, poca calidad en la comida, o poco típica, de los restaurantes concertados…

Polonia Cracovia Plaza Central Arco Mercado Panos

Lo admitimos, no nos gustan mucho los paquetes cerrados. Preferimos decidir nosotros cuánto tiempo queremos estar en un museo, cuándo nos queremos levantar, acostar o ir de una ciudad, probar la comida en los lugares que nos recomienden las personas con las que hablamos –aunque no siempre se acierte–…

Viajar a Europa por libre pero contratando tours en español en cada ciudad

Más allá de que nos guste viajar por Europa –y por todas partes– por libre, también disfrutamos de las visitas guiadas. Es con un buen guía cuando una ruina cobra vida, cuando un museo se aprovecha o cuando se descubren los secretos de una ciudad que no encuentras en las guías de viaje. No sólo eso, en algunos casos es posible saltarse las colas de entrada a ciertos lugares que, de tener que esperarlas, te harían perder varias horas en temporada alta. También puedes hacer excursiones de uno o dos días desde la ciudad donde estés.

Madrid Palacio Real Fachada

Más allá de la clásica visita guiada o de la excursión, también pueden ser experiencias gastronómicas, talleres de artesanía local, actividades de aventura o deportivas… La oferta es enorme.

Tampoco vamos a decir que no se pueda pasear por una ciudad o visitar un museo sin guía. Pero sí que te recomendamos valorar las posibilidades en cada destino que visites y decidas si quieres hacerlo. Evidentemente no hemos probado todos los tours y actividades, es imposible por la cantidad, pero puedes ver aquí las opciones de tour para cada lugar.

¿Algunos ejemplos? La visita guiada por el Vaticano o por el Coliseo, Foro y Palatino en Roma; la excursión a Auschwitz-Birkenau o a las minas de sal de Wieliczka desde Cracovia (Polonia); el tour al Lago Ness y las Highlands en Escocia desde Edimburgo; o la excursión a Volendam, Marken, Edam y Zaanse Schans desde Amsterdam.

Grecia Atenas Acropolis Vista Monte Licabeto

¿Cómo organizar la ruta de mi primer viaje a Europa? ¿Qué lugares turísticos visitar? ¿Cuáles son los mejores destinos? ¿Podré recorrer toda Europa en 15 o 20 días?

A cualquier europeo que le preguntes, te dirá que 15 o 20 días no son suficientes para viajar por Europa. Nosotros estamos acostumbrados a hacer escapadas cortas para visitar una única ciudad o una zona concreta. Somos capaces de pasar una semana recorriendo los castillos del Valle del Loira o por las ciudades del norte de Italia, o de cruzar el Atlántico para estar nueve días en Nueva York.

Además, Europa tiene una densidad enorme de lugares turísticos que visitar. Lo comprobarás cuando mires una guía y leas el apartado “Alrededores” de cualquier ciudad famosa. Piensa que, sólo en Italia, hay más lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que en toda China, o que España tiene el doble que todo Estados Unidos.

Amsterdam Canal Bicicleta

Así que, ¿cómo organizar la ruta de mi primer viaje a Europa? Con calma. Puedes ver las principales capitales en una semana pero, ¿habrás visto algo de Roma, de Londres, de París, de Madrid… en un día o simplemente podrás alardear a la vuelta de que las has pisado? Sin embargo, en dos semanas puedes pasar tres días en Roma, otros tantos en Londres, en París, en Madrid… y eso sólo como aperitivo. Es mejor salir pensando que te falta mucho por ver, a salir pensando que no has visto nada.

¿Qué lugares turísticos visitar? Es la pregunta del millón. Como decía antes, la densidad es tal que resulta imposible ver todo incluso para los que vivimos en Europa. Grandes ciudades cosmopolitas, antiguos pueblos medievales, impresionantes parques naturales… de nuevo: no trates de abarcarlo todo. Tampoco se trata de “perder” tiempo, pero ya sea eligiendo una temática o una zona, cíñete a ella.

Flandes Brujas Rozenhoedkaai Muelle Rosario

Precios: ¿es barato viajar por Europa? ¿Cómo viajar lo más barato posible? ¿Cuándo es más barato?

Lo sentimos, viajar por Europa no es barato. Lo decimos en general, porque la diversidad de precios entre esos 26 países del espacio Schengen es muy grande. Desde alguno de los países más caros del mundo, como Suiza, Noruega, Reino Unido o Islandia, hasta los de la Europa del Este y algunos de Europa Central con precios mucho más económicos. Los diez euros que cuesta una cerveza en Oslo dan para una comida completa para dos en Cracovia. Como norma general, independiente del país, sigue nuestros consejos para ahorrar en los viajes.

Para hacerte una idea de las diferencias de precios, puedes consultar el índice Big Mac de The Economist o el de la competitividad en precios del World Economic Forum.

La temporada también es importante. La mayor cantidad de turistas que visitan Europa lo hacen en verano. Es de mediados de junio a mediados de septiembre, sobre todo en julio y agosto, cuando se disfruta de las vacaciones en la mayoría del hemisferio norte. A más demanda, precios más altos. Trata de viajar en temporada baja y de aprovechar las ofertas.

Irlanda Cliffs Acantilados Moher Vista Izquierda

La mejor época para viajar a Europa: ¿cuáles son las mejores y las peores fechas?

Más allá del hecho de que los precios son más altos, la saturación de ciertos lugares turísticos de Europa en temporada alta puede quitarles todo el encanto. Esa imagen tan idílica que viste en Instragram de la puesta de sol en la Calzada del Gigante se transformará en una procesión de gente que no deja de hablar y que se cuela en todas tus fotos. Por no hablar de las colas kilométricas para comprar tu entrada a la Acrópolis o subir a la torre de Pisa o la torre Eiffel.

Ten en cuenta que, si tu intención no es visitar las playas, la primavera y el otoño son mejores épocas: menos masificación y temperaturas más agradables en general. Si lo que buscas es turismo cultural, el invierno también puede ser tu estación: los museos cuentan con calefacción y todo es más barato.

Italia Florencia Vista CatedralCampanile

No dejes de buscar los calendarios festivos de los países y ciudades que quieras visitar. Puede que quieras disfrutar del carnaval de Venecia o de las Fallas en Valencia y no te quede otra que ir en ese momento. Pero también puedes esquivar fiestas que no te interesen y que saturen una ciudad.

Tipos de alojamiento en Europa: hoteles, apartamentos, hostales…

La oferta de alojamientos en Europa es gigantesca y muy variada. Para que te hagas una idea, sólo en Roma aparecen casi 11.500 en Booking. La oferta varía desde los hoteles de lujo hasta hoteles baratos, hostales y albergues: Europa occidental es una de las regiones del mundo con más presencia de youth hostels. Cada vez más, se utilizan los apartamentos vacacionales: son económicos, cómodos y es posible cocinar y ahorrar también en comida. Pero comprueba que quien los alquila sea serio, pague sus impuestos y no le haga competencia desleal a los hoteles: muchas áreas céntricas de las grandes ciudades se están llenando de apartamentos para turistas y vaciando de vida local, lo cual, además de ser malo para quien vive ahí, le quita encanto al entorno.

Francia Normandia Mont Saint Michel Hora Azul Cerca

Como sucede con el resto, dependiendo del país, los precios de los hoteles irán de económico a prohibitivo pasando por aceptable. Dormir en el centro de Londres una noche puede costar lo mismo que una semana en Malta. Tampoco los niveles de los alojamientos están estandarizados: es cada país el que determina el número de estrellas de un hotel en base a sus propios criterios. Como norma general, los hoteles en España tienen mayor calidad, a mismo nivel de estrellas, que los del resto de Europa.

Para hacerte una idea, aquí puedes ver los precios de hoteles en París, Londres, Roma, Berlín o Cracovia.

Comunicarse desde Europa: teléfono e Internet

Los nuevos viajeros en Europa están de enhorabuena. Desde junio de 2017 el roaming –los costes asociados a llamadas y conexiones de datos desde el extranjero– desapareció en la Unión Europea. ¿Qué significa esto? Que puedes comprar una tarjeta SIM para tu móvil en el primer país que visites y usarla para llamar y conectarte a Internet durante todo tu viaje. Ojo, que no haya gastos extra por hacer una llamada a Bélgica desde tu SIM española mientras estás en Austria no significa que no los haya para llamar al resto del mundo. Incluso para llamar a Bélgica desde tu SIM española cuando estés en España, eso se considera llamada internacional. Pero es cómodo sobre todo para conectarse por Internet sin costes añadidos, y con Whatsapp o Skype podrás llamar igualmente.

Polonia Varsovia Palacio de la Cultura y la Ciencia Puesta Sol

Si no quieres hacerte con una tarjeta –si no tienes un móvil liberado no podrás usarla–, siempre puedes conectarte a Internet en la mayoría de los alojamientos –se está superando la fase en que se pagaba por usar la conexión Wifi del hotel–, en restaurantes, en bares, en centros culturales, en bibliotecas… Una advertencia, la cantidad de conexiones Wifi disponibles varía mucho entre los países. Mientras es casi imposible encontrar un restaurante en España en que no haya, es complicado encontrarlo en Francia, por ejemplo. Y en Italia y en Francia la conexión gratuita de los hoteles no suele ser de mucha calidad, aunque para controlar el correo y enviar unos Whatsapp es más que suficiente.

Más consejos para viajar por Europa: moneda, idioma, horarios, propinas, enchufes…

La moneda

En la mayoría del espacio Schengen la moneda es el euro. Eso simplifica mucho el viaje al no tener que ir cambiando de país en país, al tiempo que se acumulan los restos que no se pudieron cambiar en forma de monedas en los bolsillos. De todas formas, no es oro todo lo que reluce: el espacio Schengen y los países Euro no coinciden. Mientras que necesitarás el pasaporte para a Irlanda, pero no cambiar euros, tendrás que hacer con coronas noruegas y nadie te pedirá un documento, para ir a Noruega. Aquí tienes un listado con todos los países que tienen euro.

Austria Salzburgo Palacio Mirabell Jardines

Los idiomas

Respecto al idioma, tampoco encontrarás uniformidad. Bueno, sí, el castellano fuera de España se habla poco, aunque cada vez hay más gente que lo entiende. Tampoco creas que el inglés es la panacea: mientras que en los países nórdicos casi todo el mundo lo habla perfectamente, en el resto no es tan habitual. No sólo los españoles, los italianos y los griegos, tampoco los alemanes o los franceses se desenvuelven todos en inglés con naturalidad. La mejor manera de comunicarse es, siempre, una sonrisa. Eso sí, aprender algunas palabras básicas en el idioma del país, o llevarlas apuntadas, ayuda a comenzar.

Horarios, propinas, enchufes…

¿Te parecía que había poca uniformidad en moneda e idioma? Eso es que todavía no había dicho nada de los horarios. Bienvenido a la locura. Casi toda Europa continental comparte la misma hora oficial, desde Polonia hasta España. Así que mientras a las cinco de la tarde es noche cerrada en Varsovia, en Madrid no se pone el sol hasta las nueve. Esto afecta también a los horarios de las comidas. En el norte se come al medio día y se cena a partir de las seis o las siete. Por otro lado, en el sur se come alrededor de la una de la tarde y se cena después de las siete. España es un caso aparte: se come de dos a tres de la tarde y no es raro cenar a las nueve o a las diez de la noche.

Santiago de Compostela Catedral

Llegados a este punto, ya puedes imaginar que propinas y enchufes son también un pequeño caos. Hazte con un adaptador internacional y pregunta cómo funciona el tema de las propinas en el país al que vas.

No dejes de revisar nuestros artículos específicos de cada país: consejos para viajar a Italia, consejos para viajar a Francia, consejos para viajar a Irlanda, consejos para viajar a Bélgica, consejos para viajar a Malta o consejos para viajar a Islas Feroe.

Problemas aéreos: retrasos, cancelaciones, overbooking, daños de equipaje…

Confiamos en que disfrutes al máximo de tu viaje por el Viejo Continente, pero hay que estar preparado para cualquier contingencia. Además de contratar un seguro de viaje, ten presente que las compañías aéreas están obligadas a indemnizar a los viajeros en la Unión Europea si algo sale mal. Esperamos que no sea necesario, pero… aquí tienes nuestro artículo cómo reclamar y obtener indemnizaciones para vuelos cancelados, retrasados, con overbooking y daños en el equipaje.

Y, ahora sí, ¡buen viaje por Europa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Catalina
    4 febrero, 2019 a las 17:51

    Hola! Soy de Chile y quiero viajar por primera vez al Viejo Continente, Europa, específicamente, Alemania – Francia – Italia, pero quiero ir en temporada baja, a donde las tarifas no sean tan altas! Leyendo primera, otoño y invierno, ¿qué meses son? y ¿cuál me recomiendas para pisar tierra europea?

    • 4 febrero, 2019 a las 21:20

      ¡Hola Catalina y bienvenida al blog! Las estaciones en Europa son al revés que en el hemisferio sur: la primavera va del 21 de marzo al 21 de junio, el verano del 21 de junio al 21 de septiembre, el otoño del 21 de septiembre al 21 de diciembre y el invierno del 21 de diciembre al 21 de marzo. La temporada alta es en verano, de mitad de junio a mitad de septiembre, Semana Santa y Navidades (de Navidad a Reyes). Las mejores épocas para viajar a Europa son la primavera y el otoño. ¡Un saludo y muy buen viaje!
      Por cierto, si el blog te ha sido útil, en este viaje por Europa o en cualquier otro nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche/auto en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace, y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!

  • Val
    18 marzo, 2019 a las 16:12

    Hola! somos un matrimonio con dos niños de 9 y 11 años.
    Podemos viajar en diciembre, febrero o julio por las vacaciones. Quisieramos visitar España, Italia, Francia y si podemos Londres. Que mes nos recomendas? En julio es mucho mas caro todo, pero el tiempo se que es mucho mejor. Entre diciembre y febrero con cual mes te quedarías?
    Gracias!!

    • 29 marzo, 2019 a las 11:33

      ¡Hola, Val y gracias por leernos! El tiempo es mejor en julio dependiendo para qué: hace mucho calor y es temporada alta, con lo cual para visitar ciudades no es la mejor época. Si lo que buscáis es el calor sí… El invierno es buena época para visitar las ciudades, hay menos gente y los precios son más bajos. Eso sí, hace frío. Es muy personal… Si necesitas algo más, ¡aquí estamos! ¡Un saludo y buen viaje!
      Por cierto, si el blog te ha sido útil, en este viaje a Europa o en cualquier otro nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace; vuelos con Skyscanner en este enlace (sólo si es desde España); y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!

  • Dario
    28 abril, 2019 a las 19:54

    Está excelente este post, los felicito! Me sirvió demasiado, no he viajado aún pero este artículo me dio norte.

    Saludos!

  • Roberto Willis
    16 mayo, 2019 a las 19:30

    Muy interesante todo lo que cuentas.
    Estamos yendo en julio por 3 semanas e intentamos unir Ámsterdam hasta Auschwitz y llegada a Berna en auto.
    Peugeot 2008 aut.
    Punto de llegada y partida hacia casa debería ser Madrid o Frankfurt .Nuestra hija estará estudiando en Londres y deberá unirse.
    Es una locura hacerlo en auto,me encanta manejar y también lo hace mi esposa e hija mayor.
    Voy a releer todo lo de ustedes.

    • 23 mayo, 2019 a las 10:14

      ¡Hola, Roberto y bienvenido al blog! Parece un viaje estupendo, si necesitan alguna información específica, aquí nos tienen. ¡Que vaya genial!
      Por cierto, si el blog te ha sido útil, en este viaje por Europa o en cualquier otro nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace; vuelos con Skyscanner en este enlace (sólo si es desde España); y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!