5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


La visita a la basílica de San Pedro del Vaticano

Que uno de los iconos más conocidos de Roma, y de toda Italia, esté en otro país es algo, cuanto menos, curioso. Y es que, para visitar la Basílica de San Pedro, lo primero que tendrás que hacer es salir de Italia y entrar en Ciudad del Vaticano. El templo más importante de la cristiandad no podía estar fuera del país del Papa, aunque sea el más pequeño del mundo y esté dentro de Roma. No te preocupes, no hay que buscar el pasaporte ni pedir visado.

Iglesias de Roma Basilica San Pedro Exterior Salto

La cúpula de San Pedro es un faro demasiado llamativo como para que no se te haya ido la mirada hacia ella en tu paseo por la Ciudad Eterna. No lo pienses más, te está llamando y no deberías dejar de responder a esa llamada. Prepárate para lo que te espera, desde la Piazza San Pietro hasta el interior de la Basílica de San Pedro, pasando por la fachada, la cripta, la subida a la cúpula… Te lo contamos todo, incluso la parte más práctica como horarios, precios o visitas guiadas.

Resérvate unas horas para pasear por la catedral cristiana más grande del mundo y, casi seguro, la que tiene mayor cantidad de obras de arte por metro cuadrado. Piensa que, solo como arquitectos, trabajaron en sus obras Bramante, Rafael, Miguel Ángel y Bernini, entre otros. ¿Te vienes?

Saltaconmiconsejo


Echa un vistazo a nuestra ruta por Roma en 3 días o a nuestros 2 días en Roma para completar tu viaje. Y no olvides leer nuestros consejos para viajar a Roma –que hay cosas que es mejor saber antes de llegar– y los consejos para viajar a Italia.

Horarios y precios de la visita de la Basílica de San Pedro

Si todos los caminos llevan a Roma, una vez allí, no es difícil llegar a la Basílica de San Pedro. Se encuentra en la Piazza San Pietro en Ciudad del Vaticano. Además, desde casi cualquiera de los miradores de Roma verás er Cuppolone, como lo llaman cariñosamente los romanos en su dialecto. Vamos, que no tiene pérdida.

Plazas de Roma Piazza San Pietro Via Conciliazione

Otra cosa es cómo llegar a San Pedro. La parada de metro más cercana es Ottaviano/San Pietro, a menos de un kilómetro a pie. Las paradas de autobús más próximas –aunque, como decíamos en nuestros consejos para moverse por Roma, no es muy aconsejable usar el bus– son Cavalleggeri/S. Pietro, Traspontina/Conciliazione y Crescenzio/Risorgimento. Pero, como siempre, lo mejor es preguntarle cómo llegar a San Pedro desde donde estés a Google Maps.

La entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita, pero tendrás que llegar a una hora indecente si quieres entrar sin hacer una cola kilométrica. La basílica abre sus puertas a las siete de la mañana y ya hay gente esperando. La hora de cierre varía de las 18:30 a las 19:00 –de octubre a marzo y de abril a septiembre respectivamente–.

Basilica San Pedro Roma Interior Lateral

La subida a la cúpula no es gratuita. El precio es de 10 €, con ascensor hasta la terraza y luego 320 escalones, y de 8 €, toda la subida a pie: 551 escalones. Hasta antes de la pandemia solo se podía pagar la entrada en efectivo. No sabemos cómo será cuando vuelva a abrir, pero lleva monedas por si acaso: no querrás tener que darte la vuelta después de hacer la cola. El horario de la cúpula es de 7:30 a 17:00 –de octubre a marzo– y a 18:00 –de abril a septiembre–.

Las entradas sin colas y las visitas guiadas

¿No hay una forma de entrar en la basílica de San Pedro sin tener que hacer cola? ¿Y con una visita guiada? Sí y sí. De hecho, se hacen las dos cosas juntas: una visita guiada saltándose las colas. Echa un vistazo aquí a los horarios y precio. Si, en lugar de ir acompañado por un guía, prefieres hacer la visita por tu cuenta con una audioguía, también es posible, aquí tienes la información.

Iglesias de Roma Basilica San Pedro Baldaquino Ojo Pez

Si estás pensando en visitar los Museos Vaticanos, estás de enhorabuena. La salida de los museos es por la basílica y, el mismo guía que te ha acompañado, te contará parte de la historia de San Pedro.

Lo que no podrás evitar es la cola para subir a la cúpula: no hay forma de comprar la entrada con antelación. Además, tendrás que hacer la cola general para entrar en la basílica antes de llegar a la taquilla de la cúpula. Eso sí, si sales de los Museos Vaticanos puedes llegar directamente a la taquilla de la cúpula y evitarte la cola más larga.

Un poco de historia

Seguro que has oído que la Basílica de San Pedro está construida sobre la tumba del primer Papa, pero no solo su tumba. En las cercanías, había un circo romano –en época de Nerón y de Calígula– en el que muchos cristianos hallaron la muerte. Sus cuerpos enterrados dieron lugar a la primera necrópolis cristiana. Así que la basílica está sobre cientos de mártires de la época romana y sí, según la tradición, también sobre el mismo San Pedro. Concretamente, nueve metros por encima de ellos y tres metros por encima de los Papas enterrados en la cripta papal.

Basilica San Pedro Roma Juan Pablo II

Un lugar tan sagrado no estuvo “libre” de construcciones hasta que se levantó la basílica actual en el siglo XVI. Desde el siglo IV había aquí un templo que fue derribado siguiendo las órdenes de Julio II. Este Papa había abierto un concurso de ideas para el nuevo templo y el ganador fue Bramante. Las obras de la nueva iglesia comenzaron el 18 de abril de 1506 y finalizaron en 1626. Por el camino, además de Bramante, estuvieron al frente de las obras dos grandes de Renacimiento como Rafael Sanzio y Miguel Ángel.

¿Sabías que…?


Las obras de construcción de la Basílica de San Pedro fueron uno de los detonantes de las noventa y cinco tesis de Lutero que dieron lugar a la Reforma Protestante. En una de sus visitas a la ciudad, Lutero vio las obras y comprobó que se estaban pagando, en parte, a base de la venta de indulgencias papales.

Basilica San Pedro Roma Monumento Estuardo

Finalizadas las obras del edificio, se comenzó a trabajar en la plaza: la Piazza San Pietro. En ese momento el arquitecto era Bernini, famoso por sus realistas esculturas –echa un vistazo a nuestro artículo sobre la Galería Borghese donde se conservan unas cuantas–.

Los número de San Pedro

Doscientos veinte metros de largo y ciento quince de anchura, que dan como resultado una superficie de casi 23.000 metros cuadrados. La Basílica de San Pedro es uno de los edificios más grandes del mundo. Además, por ley, el resto de catedrales católicas tienen que ser más pequeñas. Esto último lo podrás comprobar cuando estén dentro: una regla va marcando la longitud de las más grandes en la nave central.

Basilica San Pedro Roma Regla Catedrales

Otra “ley” no escrita obliga a que ningún edificio de Roma sea más alto que ella: 136,57 metros hasta lo alto de la cúpula.

La plaza de San Pedro

Vamos poco a poco. Lo primero que encontrarás en tu visita a San Pedro será la columnata que da acceso a la plaza –una de las plazas de Roma imprescindibles–. Se trata de un gigantesco abrazo de la Iglesia a sus fieles, o eso es lo que pretendía Bernini. En sus propias palabras: ”Siendo la iglesia de San Pedro, la matriz de todas las otras, debía tener un pórtico que demostrase materialmente como recibir con los brazos abiertos a los católicos, a fin de confirmarse en su fe, a los herejes, para reunirlos con la iglesia, a los infieles, para iluminarlos en la verdadera fe«.

Plaza San Pedro Roma Columnata

Te ahorramos tiempo y te decimos que son 284 columnas. Lo que notarás fácilmente es que están colocadas en cuatro filas –por la central pueden pasar incluso coches–. También te darás cuenta de que son enormes, pero te lo confirmamos: 16 metros de travertino –se estiman unos 44.000 metros cúbicos de mármol–. Sobre las columnas, Bernini colocó ¡140 estatuas de santos! Cada una mide 3,10 metros, la altura a la que se encuentran las hace parecer más pequeñas.

Plaza San Pedro Roma Columnata Estatuas

En el centro de la plaza se alza un obelisco egipcio de 25 metros de altura que ya estaba ahí antes de que Bernini comenzara las obras, y de que naciera: Sixto V lo mandó colocar en 1586. Estaba y tenía que mantenerse. Cuenta la tradición que junto a él se martirizó a San Pedro en el circo romano de Nerón. Además, en la cruz de bronce que corona el obelisco hay un trozo de la Vera Cruz. Cada Navidad, el belén de San Pedro y el árbol se colocan al lado del obelisco, en el centro de la plaza de San Pedro.

Plaza San Pedro Roma Selfie

La fachada de la basílica

La fachada de la Basílica de San Pedro te recordará a un templo clásico, con sus columnas gigantes y su frontón triangular –¿a que se parece un poco al Panteón?–. Aunque las ventanas, el Balcón de las Bendiciones y la “segunda altura” son únicas.

Plaza San Pedro Roma Fachada Lateral

¿Sabías que…?


Si te estás preguntando dónde está el campanario, tenemos una sorpresa. En uno de los diseños originales estaba previsto que hubiera dos campanarios sobre los lados de la fachada. El propio Bernini acabó uno de ellos a mediados del siglo XVII, pero tuvo que ser derruido al presentar muestras de inestabilidad. Hoy en día las campanas están en los laterales de la fachada.

Plaza San Pedro Roma Fachada Nocturna

En la fachada se abren cinco puertas de acceso al atrio porticado y dos grandes huecos, uno a cada lado, que dan paso a los laterales de la basílica. Por el hueco de la derecha se accede a la escalera de la cúpula y a los Museos Vaticanos.

El interior: con qué te vas a encontrar

Las cinco puertas del atrio dan paso a las cinco puertas de la catedral: Puerta de la Muerte, Puerta del Bien y del Mal, Puerta de Filarete, Puerta de los Sacramentos y Puerta Santa –de izquierda a derecha–. Esta última permanece cerrada todo el tiempo excepto los años santos. La primera vez que se abrió, todavía en la antigua basílica, fue en 1300 y, desde entonces, se abría cada 100 años. Ahora es cada 25 o en celebraciones especiales. La puerta está tapiada con cemento por su parte interior.

Basilica San Pedro Roma Puerta Santa

Una vez que te recuperes de la impresión de entrar en San Pedro –tómate tu tiempo, que uno se siente insignificante hasta el extremo–, date una vuelta tranquilamente por su interior. Acércate a ver La Piedad de Miguel Ángel –tras la Puerta Santa–, las tumbas de los Papas que han sido canonizados –solo los santos están en la basílica, el resto están en la cripta–, la regla del tamaño de las catedrales… Déjate llevar, no hay un rincón de los 23.000 metros cuadrados de superficie, más las paredes y el techo, que no merezcan una mirada.

Basilica San Pedro Roma Nave Central

¿Sabías que…?


Todos los “cuadros” que veas en las paredes de la Basílica de San Pedro no lo son. La humedad se convirtió pronto en mala compañera de las pinturas y se cambiaron por detalladísimos mosaicos –puedes ver los originales en la Basílica de Santa María de los Ángeles, otra de las iglesias de Roma que no te puedes perder–.

Iglesias de Roma Basilica Santa Maria Angeles Martires Interior

Columnas, suelos, techos, estatuas, relieves, monumentos funerarios… o simplemente la enormidad del espacio pueden llegar a abrumar. Si quieres llegar con los deberes hechos o, al menos, algo preparado para lo que te espera, puedes hacer una visita virtual en la web oficial.

Imprescindibles que ver en el interior de San Pedro

Podrías pasar días dentro de la basílica y seguirías sin creer todo lo que atesora. Pero, como sabemos que el tiempo es oro, aquí están los imprescindibles de San Pedro.

  • La Piedad de Miguel Ángel, hoy en día protegida por un cristal tras el ataque que sufrió en 1972.
Basilica San Pedro Roma Piedad Miguel Angel Gente
  • La tumba del Papa Alejandro VII de Bernini. Se encuentra sobre una puerta de acceso para trabajadores que se integró en el monumento funerario. Es la primera que incluye un esqueleto, lo que le da un aire tétrico, y se convirtió en norma.
Basilica San Pedro Roma Tumba Alejandro VII
  • La estatua de San Pedro, un bronce medieval. La tradición es tocar o besar el pie derecho, pero no es para tener suerte o ser perdonado, es una muestra de fidelidad al Papa.
Basilica San Pedro Roma Estatua San Pedro Medieval
  • El monumento a Gregorio XIII, el padre de nuestro actual calendario.
Basilica San Pedro Roma Monumentio Gregorio XIII
  • El monumento a Clemente XIII de Antonio Canova, otro de los grandes escultores italianos, el de la estatua de Paulina Bonaparte de la Galería Borghese.
Basilica San Pedro Roma Monumento Clemente XIII
  • El altar con el imponente baldaquino de Bernini, y la cátedra papal, donde solo los Papas pueden celebrar misa. El bronce de las columnas salomónicas proviene del artesonado del Panteón.
Basilica San Pedro Roma Crucero Baldaquino Ojo Pez

¿Sabías que…?


Urbano VIII, el que ordenó vaciar de bronce el techo del Panteón, pertenecía a la familia Barberini –verás abejas, su símbolo, por todas partes en el baldaquino–. Ese destrozo le valió la creación de la frase “Quod non fecerunt barbari, fecerunt Barberini”, “Lo que no hicieron los bárbaros, lo han hecho los Barberini”. Su tumba, obra de Bernini, también merece una visita.

La cripta papal: la “gruta” vaticana

Como decíamos, solo los Papas canonizados pueden estar en la planta de la basílica, el resto están enterrados en la cripta papal de San Pedro. No dejes de bajar para ver las tumbas más discretas del resto de pontífices. No te equivoques, es la cripta papal y está perfectamente pavimentada y alicatada. Olvídate de suelos de tierra y de túneles excavados.

La subida a la cúpula

Decíamos que por el hueco de la derecha de la fachada se accede al lateral de la basílica que lleva hasta la puerta para subir a la cúpula de San Pedro. ¿Estás preparado para los 551 escalones o subirás en ascensor hasta la terraza? Nosotros confesamos que subimos en ascensor, hay tantas escaleras que subir y bajar en la Ciudad Eterna que tampoco hace falta forzar.

Cupula San Pedro Roma Terraza

No subirás hasta los 136,57 metros que se levanta desde el suelo, pero sí hasta las columnas que sujetan la última parte. Antes de llegar, tendrás un asiento de primera fila del interior de la cúpula sobre el baldaquino y alucinarás con el tamaño de las letras de la inscripción: nada menos que dos metros de alto. ¿A que no lo parecía desde abajo? Por el camino a la cima, andarás entre la cúpula interior y la exterior.

Cupula San Pedro Roma Interior Letras

¿Sabías que…?


Miguel Ángel diseñó la cúpula de San Pedro basándose en la del Panteón y en la del Duomo de Florencia, ambas ligeramente mayores. La de San Pedro tiene un diámetro de 41,47 metros, por los 43,3 y 44 de las otras dos.

Plazas de Roma Piazza San Pietro Cupula

Una vez arriba, podrás ver la plaza con la columnata y el resto de tejados de Roma desde la mejor ubicación. Y sí, ese espacio que parece tan pequeño desde abajo será donde estés y comprobarás que no es pequeño. Nada en la Basílica de San Pedro lo es.

Cupula San Pedro Roma Abajo

La necrópolis y cómo visitar la tumba de San Pedro

¿Recuerdas que hablamos de una necrópolis de la época del Imperio Romano bajo la basílica? Es ahí donde se encuentra la tumba de San Pedro. Y sí, también se puede visitar, pero es bastante más complicado. No se trata de hacer cola, se trata de pedir una autorización por escrito –nos dijeron que mandáramos un fax– con un par de meses de antelación. También puedes mandar un correo –se han modernizado– a la dirección scavi@fsp.va. En la página oficial del Vaticano tienes los detalles.

Nos enteramos en la puerta, así que, aunque estuvimos un mes en Roma, no dio tiempo a hacer los trámites y nos quedamos con las ganas.

Si no te importa hacer la visita guiada en inglés, puedes reservar un tour por la Basílica de San Pedro y la necrópolis romana desde aquí.

La sacristía y el museo del tesoro

La sacristía de San Pedro está en un edificio independiente construido a finales del siglo XVIII por Carlo Marchionni. Se accede a ella –cuando se puede, nosotros entramos tres veces a la basílica y nunca pudimos– por una puerta en la nave izquierda bajo el monumento funerario de Pío VIII. En cualquier caso, solo una parte es visitable, la llamada sacristía de los Beneficiados –que hoy alberga el tesoro–, la sacristía Común y la de los Canónicos están reservadas al clero.

Roma San Pedro Noche

Casi un siglo y medio para levantarse y cinco para decorarla. Y todavía sigue recibiendo obras de arte. No puedes dejar de visitar la Basílica de San Pedro.

¿Quieres viajar a Roma? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Roma aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Roma al mejor precio aquí.
  • Compra tu tarjeta OMNIA + Roma Card para tener transporte público ilimitado y acceso a monumentos sin colas aquí o contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Roma aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Roma y sáltate las colas aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • susana
    6 abril, 2021 a las 13:22

    Que buena la descripcion de la Basilica de San Pedro,ademas de lugares es buena la buena escritura
    Gracias!!!!!
    Susana

    • 11 abril, 2021 a las 12:30

      ¡Hola, Susana!
      Nos vamos a poner colorados 🙂 Muchas gracias por tus palabras, a ver cuándo podemos volver a Roma a disfrutar de esta maravilla.
      ¡Un abrazo viajero!