EuropaFlorenciaItaliaToscana

La catedral de Florencia, el campanario, el baptisterio y el museo: todo sobre su visita

  

La catedral de Florencia será probablemente lo primero que te venga a la cabeza cuando te preguntes qué ver en Florencia. Te contamos todo sobre su visita –incluyendo la cúpula– y la de los monumentos que la rodean: el baptisterio, el campanario y el museo. Precios, horarios, dónde hacerse con las entradas, si merece la pena ver el interior de todos ellos… Pero antes, te hablamos de algo de su historia y del por qué del nombre completo de unas de las catedrales más famosas de toda Italia.

Italia Florencia Piazza Duomo Salto

El Duomo de Florencia y su nombre completo: catedral de Santa María de la Flor

El Duomo de Florencia es, junto con el David, el gran icono de unas de las ciudades más turísticas del mundo. La enorme catedral está revestida de mármol de tres ciudades toscanas: Carrara, el blanco, Prato, el verde, y Siena, el rojo. Construida en parte gracias a los Medici –los señores de Florencia–, es mundialmente famosa por su cúpula, obra maestra de la arquitectura renacentista. Mundialmente famosa, pero pocos conocen su nombre completo, Santa María de la Flor, que hace alusión a la flor símbolo de la ciudad: el lirio. Es más que una etapa obligada en un viaje a Florencia: es la esencia misma de la capital toscana. En pocas palabras: fue lo primero que fuimos a ver nosotros, ¡no fuera que se nos escapara!

Primero una aclaración, si te has preguntado alguna vez qué significa duomo en italiano, es muy simple: se trata de la iglesia principal de una ciudad. Si la ciudad es sede de un obispado, entonces el duomo es la catedral, si no, es simplemente la iglesia más importante. En resumen, cattedrale –catedral en italiano– no es sinónimo de duomo, aunque sí que se trata del mismo sitio en ciudades que, como Florencia, son sede de obispado. Así que hablaré indistintamente de duomo o catedral en este caso.

Italia Florencia Vista Detalle Piazzale Michelangelo Atardecer

La catedral de Florencia: uno de los grandes templos de la cristiandad y de la arquitectura

Para hacerte una idea de la importancia de la cattedrale di Santa Maria del Fiore –así se llama en italiano–, te diré que es la segunda catedral más grande de Italia, tras la catedral de Milán, y que, cuando se consagró, en 1436, era la más grande… según su página, de Europa, así que del mundo en esa época. Como nos comentó nuestra guía en el tour que hicimos por el centro de la ciudad, cuando se consagró cabía toda la población de Florencia: unos 30.000 habitantes. Tampoco hacían falta las explicaciones: nos “encontrábamos” con la cúpula casi en cualquier esquina de la ciudad.

Italia Florencia Calles Cupula Catedral

Casi 150 años llevó la construcción de una obra en la que trabajaron algunos de los arquitectos y artistas más importantes de su época: Arnolfo di Cambio, Giotto, Andrea Pisano, Andrea di Bonaiuto, Francesco Talenti… Vale, a lo mejor no te suenan de nada, pero si hubieras ido al instituto en Italia y hubieras estudiado historia del arte como yo, te aseguro que sí.

¿Cuánto tiempo dedicarle a una obra de tal magnitud –en todos los sentidos–? Pues todo el que puedas. Cada detalle engancha. Las puertas, en particular la de “la almendra” –la porta della mandorla–, la fachada, sus esculturas… Por cierto, aunque “encaje” muy bien, la fachada no es de la época de la iglesia, es neogótica, se levantó a finales del siglo XIX. Nosotros le dedicamos una mañana entera a todo el complejo.

Italia Florencia Catedral Fachada

La catedral de Florencia por dentro: ¿cómo es el interior del Duomo di Firenze?

Si ya para el exterior tienes un buen rato, prepárate para el interior. De primeras nos pareció muy discreto y austero, pero nos faltaba fijarnos en los detalles y acercarnos a la cúpula.

Italia Florencia Duomo Interior

El suelo de mármoles de varios colores; las vidrieras –nada menos que 44, el conjunto de vidrieras más importante de Italia– diseñadas por grandes artistas de la época, como Donatello; frescos como el del Monumento ecuestre de Niccolò da Tolentibo de Andrea Castagno –otro gran maestro renacentista–; el altar mayor y el crucifijo de madera del siglo XV… Y luego, el interior de la cúpula. 3600 m² de frescos: la superficie más grande pintada al fresco en la historia. La pintó uno de los artistas más queridos por los Medici, Giorgio Vasari, junto con Federico Zuccari, en el siglo XVI. Vale, Vasari no era el mejor pintor de la época sin duda, pero su Juicio Universal, especialmente las escenas del Infierno, no te pueden dejar indiferente.

Italia Florencia Catedral Cupula Frescos

No era tan discreto como nos había parecido al principio, ¿no?

La cúpula del Duomo: la obra maestra de Filippo Brunelleschi en la catedral de Florencia

Dije que el Duomo di Firenze es uno de los iconos de la ciudad. Puede que “mintiera” un poco. El verdadero icono de la ciudad –siempre junto con el David, ¡que nadie se olvide de la obra maestra de Miguel Ángel!– es una parte específica de la iglesia. Claro que no una parte cualquiera sino la más vistosa: su cúpula. Que, para variar, tiene récord de tamaño: con sus 114,5 m de altura exterior y 100 m de altura interior y con sus 54,8 m de diámetro exterior y 45,5 m de diámetro interior, fue la cúpula más grande del mundo en su época y sigue siendo hoy en día la más grande construida en albañilería. Fue la primera cúpula octogonal de la historia levantada sin utilizar armazón previo y sin ninguna estructura de soporte –el Panteón, en el que está inspirada, tiene cúpula redonda–.

Italia Florencia Duomo Museo Opera Cupula

Si tienes ocasión, busca documentales o textos sobre la técnica de construcción de la cúpula: alucinarás. Su proyecto fue una verdadera revolución, un verdadero desafío a las técnicas arquitectónicas conocidas hasta la fecha. Brunelleschi utilizó métodos que todavía no se han comprendido del todo –no dejó apuntes sobre ellos– e ideó máquinas también revolucionarias para llevarlos a cabo. Y eso que era… ¡relojero! ¿Qué te parece?

El arquitecto más grande del primer Renacimiento italiano ni siquiera había estudiado arquitectura, ¡y hoy se habla de intrusismos!

Italia Florencia Duomo Subida Cupula

Subir los escalones de la cúpula del Duomo de Florencia, agacharse, meterse en sus entrañas y, finalmente, admirar sus frescos desde cerca y la catedral desde arriba es absolutamente obligatorio.

La cripta de la catedral: la antigua basílica de Santa Reparata

La catedral de Santa María de la Flor no es la primera ni la segunda, sino la tercera catedral de Florencia y todas se levantaron en el mismo lugar. De la primera, San Lorenzo, no quedan restos. Pero los de la segunda, la basílica paleocristiana de Santa Reparata, se pueden visitar simplemente bajando la escalera en el interior de la catedral actual que salva los dos metros y medio de diferencia de nivel entre las dos iglesias. Una iglesia que tenía que tener un aspecto parecido a San Apolinar el Nuevo en Rávena.

Italia Florencia Duomo Santa Maria Reparata

Las excavaciones que se llevaron a cabo entre 1965 y 1973 sacaron a la luz el suelo con sus mosaicos con decoraciones geométricas y un pavo real símbolo de la inmortalidad y muchas lápidas, entre ellas, probablemente las de dos Papas. Considerando todo lo que hay “arriba”, puede que no te parezca gran cosa, pero, ya que está incluido en la entrada, merece la pena pasarse.

El complejo de la catedral de Florencia: el baptisterio, el campanario y el museo

En la Edad Media, muchos de los grandes complejos catedralicios tenían el campanario y el baptisterio como cuerpos separados de los de la iglesia –Pisa y Módena son buenos ejemplos–. Y Florencia no iba a ser menos. Ahí se siguen alzando, junto a la catedral de Santa María de la Flor, dos maravillas del arte medieval: el baptisterio y el campanario.

El campanario de Giotto: maravilla románica de Florencia

Giotto es otro de esos artistas que no son muy conocidos fuera de Italia pero que en mi país son toda una eminencia. Es uno de los grandes pintores del siglo XIV y, para muchos, el gran precursor del Renacentismo. Pero también fue arquitecto y, como tal, fue elegido como maestro mayor de obras de la catedral de Florencia, tras la muerte de Arnolfo di Cambio, el primer maestro. Eso sí, su obra se concentró casi exclusivamente en el campanile, el campanario, ya que tres años después del encargo falleció. ¡No traía mucha suerte dirigir los trabajos de la catedral de Florencia!

Italia Florencia Vista Catedral Cupula

No llegó a finalizar su obra, pero ese cuerpo macizo de 15 metros de base –decorado con los mismos mármoles de colores de la catedral– se completaría siguiendo, en parte, su proyecto. Pronto se convertiría en la obra maestra del románico en Florencia y en uno de los campanarios más bonitos de Italia. De bajorelieves a nichos con estatuas de grandes escultores, como Donatello, ¡no le falta nada!

Italia Florencia Duomo Museo Opera Campanile

La altura total del campanario de la catedral de Florencia es de 84,70 metros. En lo alto hay una terraza panorámicas con vistas preciosas sobre la cúpula y el centro de Florencia. Si te preguntas cuántos escalones tiene el campanario, son 400, y, por supuesto, no hay ascensor, así que prepárate para hacer un poco de ejercicio. Sí, en Florencia no te faltará ocasión para eso… ¡y nuestro apartamento, además, estaba en un cuarto piso sin ascensor!

El battistero di San Giovanni, baptisterio de San Juan

Otra joya románica a pocos pasos del campanario: el baptisterio. Bueno, románico-gótica, con partes renacentistas, construida sobre un baptisterio del siglo IV-V y con partes “recicladas” de la “Florentia” romana –puede que de algún edificio pagano–. ¡Una mezcla explosiva!

Italia Florencia Duomo Battisterio Campanile Piazza

Fuera, lo que más llama la atención son sus puertas de bronce decoradas con relieves: la más antigua –de principios del siglo XIV–, la Puerta Sur; la segunda, la Puerta Norte; y la última, la más “nueva”, ya completamente renacentista, la que Miguel Ángel rebautizó “Puerta del Paraíso”.

Con el exterior ya habrás alucinado, prepárate para el interior, no sea que te dé un ataque. La pila bautismal es una maravilla medieval pero, en cuanto levantes los ojos hacia la cúpula, no podrás dirigirlos hacia otro lado. Ahí está el precioso mosaico, uno de los más grandes del mundo en su época, con, entre otras escenas religiosas, el enorme Cristo Pantocrator y el juicio universal. Un rincón de Florencia que no te puedes perder.

Italia Florencia Baptisterio Cupula Mosaicos

El museo dell’Opera del Duomo de Florencia

Tengo que admitir que no soy fan, por usar un eufemismo, de los museos de las catedrales o de otras iglesias. Me parecen la mar de aburridos. Pero mi tía, florentina y nada religiosa –usando otro eufemismo–, me había recomendado el museo dell’Opera del Duomo de Florencia, un museo que se ha renovado totalmente hace poco y que se ha convertido en uno de los imprescindibles de la ciudad.

Italia Florencia Duomo Museo Opera Fachada Reconstruccion

Pues mi tía tenía mucha razón, nos dimos cuenta de ello al recorrer sus veintiocho salas. La grandiosa reconstrucción a tamaño real de la fachada original de la catedral, del siglo XIV. Todos los proyectos que se presentaron en el tiempo para ella. Maquetas a gran tamaño y vídeos para explicar las técnicas de construcción de la cúpula, incluyendo la gran linterna construida tras la muerte de Brunelleschi con su proyecto gracias a una máquina proyectada por Leonardo da Vinci, y el tambor y la decoración del tambor de la galería, nunca acabada por la desaprobación de Miguel Ángel. Los originales de las esculturas del campanario, de las puertas de la catedral y de las del baptisterio, obras de Miguel Ángel, Donatello y muchísimos grandes artistas. No es un museo catedralicio cualquiera: en sus tres plantas hay 750 obras de arte y la mayor concentración de escultura monumental florentina.

Italia Florencia Duomo Museo Opera Linterna

Además, al final, hay sorpresa: otra terraza panorámica con vista a la cúpula de Brunelleschi.

Información práctica: entradas, precios y horarios de la catedral de Florencia, el baptisterio, el campanario y el museo

Si te preguntas si es gratis entrar en la catedral de Florencia, por ahora sí, aunque escuchamos noticias de que eso cambiaría. En cualquier caso, el acceso a la cripta, la basílica de Santa Reparata, es de pago.

No hay entradas individuales para los diferentes monumentos, sólo existe un billete único que, eso sí, es bastante barato considerando todo lo que incluye –cripta, baptisterio, cúpula, campanario y museo–: cuesta 15 €. Hay tarifas reducidas y gratuitas, puedes consultar todos los precios y las condiciones en la página oficial de la Opera di Santa Maria del Fiore, propietaria del complejo.

Italia Florencia Duomo Fachada

Horarios de la catedral de Florencia, de la cúpula, del baptisterio, del campanario…

Aquí tienes los horarios.

  • Catedral: de 10 h a 17 h de lunes a miércoles y el viernes; de 10 h a 16:30 h los jueves; de 10 h a 16:45 h los sábados, y de 13:30 h a 16:45 h los domingos –el domingo puede cambiar según las misas–.
  • Cúpula de Brunelleschi: de 8:30 h a 19 h.
  • Baptisterio: de 08:15 h a 10:15 h y de 11:15 h a 19:30 h.
  • Campanario: de 08:15 h a 19:00 h.
  • Cripta de la catedral/basílica de Santa Reparata: mismos horarios de la catedral.
  • Museo dell’Opera del Duomo: de 9 a 19, de 9 a 13:30 los viernes.

Por si hay algún cambio, lo mejor es consultar los horarios en la página oficial.

Consejos para la visita a la cúpula y el resto de monumentos

El primer consejo para la visita a la catedral y al resto de monumentos de la piazza del Duomo es madrugar. Para el campanario, por ejemplo, se suelen formar colas bastante largas. Pero si llegas pronto te encontrarás con muy poca gente. Eso sí, a primera hora verás la cúpula en sombra, así que nosotros preferimos ir por la tarde.

Italia Florencia Vista Catedral Campanile

Por otro lado y muy importante: para la subida a la cúpula es necesario reservar hora. Se puede hacer online, en la página oficial o directamente en la taquilla del museo, donde se pueden comprar las entradas. En temporada baja, si llegas pronto por la mañana, es probable que puedas reservar para el mismo día. Pero en verano, fines de semana, etc., tendrás que reservar con unos días de antelación. ¡Que no te pille por sorpresa! Entrar en la cúpula de Brunelleschi es un imprescindible. Eso sí, si sufres de claustrofobia puede que no sea lo más adecuado, porque vas a pasar por algún pasillo bastante estrecho. Lo mismo si tienes vértigo, y tenlo presente también para el campanario.

Aún quedándote un día entero solo en la piazza del Duomo no tendrás suficiente, ¡no querrás irte de ahí!

¿Te quieres ir de viaje a Florencia? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Italia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Florencia aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Florencia aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Florencia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

2 comentarios

  1. Jaime
    25 octubre, 2017 en 23:40 — Responder

    Hola Sara, tal como dices Florencia es preciosa y todo el complejo (incluido el museo) valen la pena y por supuesto subir todas las escaleras, las vistas de ambas son fantásticas.
    Una consulta: para una próxima visita me gustaría hacer un tour como el que mencionas por el centro de la ciudad, ¿cuánto dura y con quién lo contrataste?
    ¡Muchas gracias!

    • 4 noviembre, 2017 en 19:12 — Responder

      ¡Hola Jaime! Puedes mirar en este link la información sobre el tour. ¡Un saludo y muchas gracias a ti por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *