AméricaPerú

De turismo por el Norte de Perú: un pequeño gran resumen

  

Desde que el descubrimiento semi fortuito de Hiram Bingham conquistó la portada del National Geographic, en el imaginario colectivo Perú es igual a Machu Picchu y Machu Picchu es igual a Perú. Una de las nuevas maravillas del mundo se ha convertido en meca del turismo sobre todo, aunque no sólo, mochilero.

Chachapoyas Fortaleza Kuelap Exterior Salto

Pero… ¿se puede viajar a Perú sin viajar a Machu Picchu? Sí, se puede, nosotros lo hicimos en nuestro viaje de un año por Sudamérica y la Antártida. Pasamos un mes en Perú y no pisamos Machu Picchu ni Cuzco. Vale, vale, que ya habíamos estado unos años antes y habíamos dado la vuelta clásica por el sur del país… Pero tenemos que admitir que el norte de Perú nos fascinó aún más: menos turismo, paisajes espectaculares –incluidas playas por lo visto, pero esas sí que no las pisamos– pero sobre todo mucha cultura preincaica. ¿Os venís a dar una vuelta por un Perú menos trillado? Ya hemos hablado de cada sitio con mucho más detalle, éste quiere ser un pequeño gran resumen.

Mapa del Norte de Perú

Para ubicarnos un poco, aquí está un mapa con los lugares de interés del norte de Perú que visitamos en nuestro viaje.

Lima y el museo Larco

No, no me he equivocado, iba a hablar del norte de Perú y no de Lima. Pero, ya que lo más probable es que aterricéis en Lima si vais a Perú, es muy recomendable, antes de visitar el norte del país, conocer el museo Larco. Hemos hablado un poco más en detalle de él y ya contamos que fue donde descubrimos por qué las culturas preincaicas son tan desconocidas en el extranjero, ocultadas por la fama de los incas, una civilización que no llegó a cumplir el siglo de historia. Además, su “sala erótica” es muy curiosa…

Lima Museo Larco Coleccion Erotica Mochica

Turismo en el norte de Perú: Trujillo y alrededores

Trujillo es una de las ciudades coloniales más bonitas de Perú. La enorme plaza de Armas y las calles aledañas, con sus iglesias y palacios de lo más coloridos, recuerdan la rica historia colonial de la ciudad. Pero es en sus alrededores donde se puede viajar más atrás en el tiempo, antes de la conquista e incluso antes de la llegada de los Incas…

Peru Trujillo Plaza Armas Catedral

La huaca del sol y la huaca de la luna

La cultura mochica fue una de las más ricas que conoció el Perú antiguo y no sólo Perú. Cada vestigio que encontramos de esta civilización en nuestro viaje nos asombró un poco más y nos hizo cuestionar cómo podíamos desconocerla tanto.

Huaca De La Luna Fachada Norte Moche Mochica

La capital de la cultura mochica se instauró justamente en la zona de la actual Trujillo, y llegó a tener unos 20.000 habitantes. La huaca del Sol era la residencia de los gobernante y la Huaca de la Luna era el templo. Ahora, además del museo del sitio, sólo se visita el templo viejo, construido entre el año 100 y el 600. ¿Si ya es espectacular ahora, después de tantos saqueos y tempestades, cómo debía ser en su periodo de esplendor?

La huaca del brujo

Presentar nuestros respetos a una sacerdotisa/gobernante de la cultura moche en la huaca del brujo fue uno de los momentos más emocionantes de nuestro viaje por Perú. Se trata de la Señora de Cao o Dama de Cao, descubierta en 2005 a unos 60 km de Trujillo. La momia y las joyas que acompañaban el fardo funerario, del siglo IV, casi merecen solas un viaje a Perú.

Huaca Del Brujo Camara Señora De Cao Mochica Moche

Chan Chan, la gran capital de barro de la civilización Chimú

Chan Chan, una ciudad completamente construida en barro, fue la capital de civilización Chimú. Se desarrolló desde el 900 hasta el 1470, cuando el reino Chimor fue conquistado por los Incas. Sus edificios administrativos se convertían en mausoleos a la muerte del gobernante que se momificaba y descansaba en su palacio, aunque se seguía agasajando al año de su muerte. Llegó a tener 10 palacios, uno por cada gobernante que reinó en ella. El hecho de que fuera de barro y los saqueos hacen que no esté muy bien conservada: el conjunto arqueológico ocupa unos 20 km2 y se puede visitar sólo un 2% del complejo, en particular un palacio, el de Nik-an, que se ha restaurado y reconstruido en gran medida. Pero es posible hacerse una idea de la majestuosidad de la gran capital y admirar algunos de sus relieves. Hablamos con más detalle de ella y de la civilización Chimú en otro artículo.

Trujillo Chan Chan Muros Adobe Relieves

La huaca arcoiris y la huaca esmeralda

La huaca arcoiris, o del dragón, y la huaca esmeralda son otros dos vestigios que ha dejado la cultura chimú en la actual ciudad de Trujillo.

Trujillo Huaca Arcoiris Dragon Rampa Acceso

Por cierto, viajando por el norte de Perú escucharéis muchas veces la palabra “huaca”. Las huacas son, en idioma quechua, todos los elementos sagrados para los incas (santuarios, templos, tumbas, momias, ídolos, animales, astros, etc.) pero ahora se identifican con huacas sobre todo los edificios funerarios (y en algún caso administrativos) también anteriores al periodo inca. Hablamos en ella en nuestro artículo sobre la cultura chimú.

Huanchaco, su playa y los “caballitos de totora”

No todo iba a ser cultura… y también hay playa cerca de Trujillo. Huanchaco es una localidad costera poco atractiva y con una playa bastante modesta, pero ahí se va para ver los famosos caballitos de totora: las embarcaciones tradicionales de los pescadores de Perú que, en algunos casos, se siguen utilizando, y las puestas de sol.

Trujillo Huanchaco Caballitos Totora Salto

Turismo en el norte de Perú: Chiclayo y alrededores

A diferencia de Trujillo, la ciudad de Chiclayo en sí no es muy atractiva, pero en sus cercanías están algunos de los sitios más interesantes para visitar de todo el país.

El Museo de Tumbas Reales de Sipán

La palma se la lleva, sin lugar a dudas, el Museo de Tumbas Reales de Sipán –en la ciudad de Lambayeque, a unos 10 km de Chiclayo– que para nosotros fue el más sorprendente y cautivador de todo nuestro viaje por Sudamérica. Cuidado porque las joyas mochicas del señor de Sipán, del siglo VII, y del Viejo Señor de Sipán, contemporáneo a la señora de Cao, pueden causar síndrome de Stendhal.

Museo Tumbas Reales Lambayeque Señor de Sipán Orejera

La huaca Rajada

La huaca Rajada es el yacimiento arqueológico en el que, en 1987, un equipo de arqueólogos liderado por Walter Alva descubrió al señor de Sipán. Desde entonces se han encontrado nada más y nada menos que quince tumbas más. Los tesoros de las últimas tres están en el Museo del Sitio, contiguo a la huaca, mientras los de los otros se pueden visitar en el Museo de Tumbas Reales de Sipán. En la huaca también hay reconstrucciones in situ de la disposición de cuerpos y objetos encontrados en las tumbas.

Huaca Rajada Tumba Señor De Sipan Representacion

Las pirámides de Túcume

Nos faltaba otra cultura preincaica que conocer: la de los Lambayeque o Sicán. Empezamos a conocerla gracias a las pirámides de Túcume y su gigantesco complejo arqueológico de más de 220 hectáreas. Eso sí, la mayoría todavía no se ha excavado, sólo se ha acabado de investigar la zona de la huaca de las balsas, con sus bonitos bajorrelieves.

Yacimiento Tucume Huaca Balsa Relieves Barca Cuadrada Vela

El Museo Nacional Sicán

El Museo Nacional Sicán se encuentra en Ferreñafe, a unos 20 km de Chiclayo, pero merece la pena ir para conocer el que probablemente sea el enterramiento más peculiar que hayáis visto nunca, el de un señor de la cultura Lambayeque-Sicán. ¿Qué tiene de peculiar? Cómo fue enterrado: boca abajo, en posición fetal y decapitado post mortem para orientar su cabeza al oeste, en posición opuesta al resto de su cuerpo. A su lado, dos mujeres en una posición también muy extraña… Os contamos más en la entrada que le dedicamos.

Chiclayo Museo Nacional Sican Maqueta Tumba Este

El Museo Arqueológico Nacional Brüning

En el Museo Arqueológico Nacional Brüning se encuentra en Lambayeque, muy cerca del Museo de Tumbas Reales. Es mucho menos interesante que el primero y probablemente la única visita prescindible de todas, pero aquí encontraréis la reconstrucción facial y las joyas de una sacerdotisa de la cultura Lambayeque, del siglo XII-XII: la Sacerdotisa de Chornancap.

Museo Bruning Cetro Sacerdotisa Chornancap

Turismo en el norte de Perú: alrededores de Chachapoyas

Trujillo y Chiclayo son, dentro de lo que cabe, más conocidas. Pero si queréis conocer un Perú todavía menos trillado pero riquísimo de historia tenéis que ir a Chachapoyas. Desde ahí podréis visitar maravillas naturales como la catarata de Gocta o la cueva de Quiocta pero, sobre todo, los vestigios de la gran civilización Chachapoyas.

La fortaleza de Kuelap

La enorme fortaleza de Kuelap, la capital de la civilización Chachapoyas, que tuvo su apogeo del siglo XI al XVI, os hará preguntar de nuevo: ¿cómo es posible que no haya escuchado hablar de ella en la vida? Nos impresionó tanto como Machu Picchu y la visitamos casi en solitario…

Chachapoyas Fortaleza Kuelap Ruinas Casas Circulares

Los sarcófagos de Karajía

Sarcofagos antropomorfos de unos dos metros y medio de altura en la ladera de una montaña, con las calaveras de los enemigos que sus señores vencieron en vida. Sí, ¡ los sarcófagos de Karajía son tan impresionantes como parece!

Chachapoyas Sarcofagos Karajia

El Museo Leymebamba

La última sorpresa que nos dieron los Chachapoyas fue en el museo Leymebamba, a más de 80 km, y un interminable camino en autobús, de la ciudad de Chachapoyas. Visitar un museo en solitario, encender una luz y que detrás de un cristal aparezcan unas momias tan bien conservadas es tan aterrador como fascinante.

Chachapoyas Museo Leymebamba Momias Sufrimiento

Cada esquina el norte de Perú nos hizo reflexionar sobre lo poco que conocemos de este mundo…

¿Te quieres de ir de viaje a Perú por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Perú aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Lima, Cuzco, Arequipa. O compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Alquila el coche en Perú al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Perú aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

&nbps;

Más información en la página oficial de turismo de Perú.

  

6 comentarios

  1. […] de esas antiguas culturas –aunque no la más antigua– es la mochica. El norte de Perú, ese gran desconocido olvidado por los tours de las agencias de viaje, fue su hogar entre los años […]

  2. yaiza
    9 agosto, 2015 en 00:35 — Responder

    Buenas, enhorabuena por el blog, son muy útiles los consejos.
    tengo una pregunta, porque me voy a perú en un par de semanas, pero voy solo con billete de vuelta, porque nose cuando voy a volver, me recomendais sacar un billete de autobús para salir del pais, nose si me pondran alguna pega al llegar

    Muchas gracias!!!!!

    • 10 agosto, 2015 en 11:14 — Responder

      ¡Hola Yaiza y bienvenida al blog! Primero muchas gracias, nos alegramos de que te guste el blog. Sí, lo ideal es tener un billete de salida del país de cualquier tipo, por si lo piden, de autobús estaría bien.
      ¡Buen viaje!

    • poli
      18 agosto, 2016 en 18:00 — Responder

      hola Yaiza.
      me gustaría saber si tuviste algún problema al entrar con solo billete de ida .
      estoy en tu mismo caso
      gracias
      Poli

  3. 31 enero, 2017 en 23:05 — Responder

    Hola,

    ¡Qué bien tener el itinerario con detalle! Estamos ahora en Huaraz y vamos por el norte de Perú. Próxima parada Trujillo, pero luego estamos dudando mucho con Chiclayo, ya que mucha gente dice que no es muy bonito y que lo que hay que ver es alrededor. ¿Nos recomiendan ir? (tomando en cuenta que estamos dando la vuelta al mundo y que tenemos un presupuesto que respetar).

    ¡Gracias!

    Anaïs y Alberto

    • 3 febrero, 2017 en 21:22 — Responder

      ¡Hola Anaïs y Alberto y bienvenidos al blog! En los alrededores de Chiclayo sí que hay muchas cosas que ver si os gustan la historia y la arqueología, a nosotros nos encantó pero es cuestión de gustos… ¡A seguir disfrutando de esa vuelta al mundo! ¡Un abrazo viajero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *