5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Adiós, 2020

Puede que no te lo hayas planteado nunca y a lo mejor no te lo parece, pero tardamos un buen rato en preparar un post para el blog. La investigación, la redacción –cada vez somos más pesados y escribimos artículos más largos, lo sentimos–, el repaso para estar seguros de que no haya meteduras de patas, la selección y el retoque de fotos, etc. Vamos, que sí, que tardamos mucho, que hasta para esto me estoy enrollando.

Pues bien, por estas fechas siempre hay una consolación: un post facilón que escribir. O bien un repaso de los viajes del año en el que dar un poco de envidia, como este de 2019 –aunque siempre hay otros que nos las dan más a nosotros–, o uno de propósitos viajeros, como este para 2017. Pues bien, este maldito 2020 nos ha quitado hasta esta pequeña satisfacción. ¿Qué hacemos ahora? Nos lo preguntamos mientras pasamos la primera Navidad en pijama de nuestras vidas… y, en mi caso, la tercera en la que no estoy en Italia –en una había una excusa muy buena: nuestro viaje de un año y una semana por Sudamérica y Antártida–.

Nuestro “año viajero”

Nunca habíamos viajado tan poco. En 2020 ¡hemos salido de Madrid capital dos veces! Bueno, tres si contamos la vuelta de Navidades, el 4 de enero. Poco después, cuando todavía no sabíamos ni dónde estaba Wuhan, salíamos para una escapada hacia Oporto. Un pequeño gran viaje que disfrutamos a tope –sin saber cuánto significaría– entre vistas, azulejos, mar en tempestad, francesinhas y pastéis de nata. Huíamos de una casa que se nos acababa de inundar mientras estábamos en Italia –maldito termo de los vecinos de la planta de arriba–. Ese era nuestro mayor problema. Que tampoco parecía pequeño en ese momento, pero…

Bodegas Oporto Puente Luis I Gaia

Luego llegó el confinamiento con moho y el desconfinamiento con mudanza y obra. Una obra que duraría, entre unas cosas y otras, un par de meses. Así el verano en el que todo el mundo volvía a viajar, nosotros lo pasamos entre ruidos de azulejos rompiéndose y tarima colocándose –nos mudamos al piso de abajo del nuestro–. Aprovechamos para descubrir alguna joya de Madrid, como la capilla del obispo o la iglesia de San Antonio de los Alemanes, para escribir de sus barrios, la Latina y Malasaña, y para hacer planes. ¡Ay, cuántos planes teníamos para el otoño! Todos anulados, claro…

Que Ver en Malasana Galeria Bolardos Robles

En invierno llegó una escapada muy cercana. Alcalá de Henares, con su Universidad, su Casa de Cervantes, pero también sorpresas como los restos romanos de Complutum o el neomudéjar Palacio de Laredo. Y esos restaurantes y ¡esas costradas! Casi aguantan la lucha con los pastéis de nata portugueses…

Donde Comer en Alcala de Henares Pasteleria Bamby Sara

Y ya está… dos escapaditas no dan para un post navideño, ¿no?

¿Propósitos viajeros?

Vamos a por esos propósitos viajeros. O mejor no… Que si una cosa nos ha enseñado el 2020 es que hacer propósitos y planificar no sirve de nada. Mejor que no haya planes. Mejor dejarnos sorprender por el 2021, que esperamos que lo haga para bien. En cuanto a viajes también…

¿Y entonces?

Entonces nos hemos quedado sin nada facilón que contar. Podríamos recomendarte viajar más, porque ya lo necesitas tú y lo necesita la industria. O menos, para ser cauto. O de otra forma. Pero, ¿quiénes somos nosotros para hacerlo? Ahora que ya todos sabemos cómo funciona esto –cómo nos contagiamos y cuáles son las precauciones a tener–, que cada uno haga lo que sienta y necesite –dentro de lo permitido por la ley y respetando todas las normas, claro–. Podríamos intentar hacer previsiones sobre las nuevas formas de viajar, pero no tenemos ni idea y, de hecho, estamos cansados hasta nosotros de escucharlas.

También podríamos decir que lo verdaderamente importante es la salud tuya y de los tuyos y que todo lo demás da igual, lo cual es verdad, pero es un poco perogrullada y, al final, si estás sano y los tuyos lo están, también querrás disfrutar con otras cosas. Podríamos hablarte de lo buenos que hemos sido en este año haciendo ejercicio todos los días y adelgazando cuando todo el mundo engordaba. Vale, esto lo hacemos, porque estamos orgullosos y así damos un poco de esa envidia que no podemos dar con los viajes. Pero no hay mucho más que decir y poco tiene que ver con un blog de viajes.

Así que te dejamos con la cara de este perrete de los dueños del hotel de Chartres donde estuvimos hace un par de años. ¿A que es mono?

@saltaconmigo.com

Jugando con el perro de nuestro alojamiento en Chartres. ##perro ##risa ##juego ##feliz ##viaje

♬ Felicità – Al Bano & Romina Power

Y, vale, también una felicitación navideña –gracias a Ignacio Izquierdo por la foto–. Te deseamos que el 2021 sea un año para enmarcar. Para recordar ya está el 2020 y va a ser complicado superarlo… ¡Feliz año! Ahora voy a por mi roscón en pijama y pantuflas. Nos vemos en 2021.

Felicitacion 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios