Hasta un 15% de descuento en tu alojamiento con Booking

15 sorpresas que te esperan en Valencia y Alicante

No nos gusta ir a la playa. Así de claro. Sí, tampoco nos gusta la cerveza. Por eso no tenemos amigos… Ah, no, que no iban por ahí los tiros. No nos gusta la playa, en el sentido de tostarse al sol y ver el tiempo pasar. Es un relax que no nos relaja. Disfrutamos del mar, de su belleza infinita, de sus sonidos encantadores, a veces de unas actividades náuticas divertidas… durante un tiempo. Luego también nos gusta explorar más.

Por eso decidimos viajar a la Comunidad Valenciana, paraíso de los playeros, a principios de verano y disfrutar en pequeñas píldoras del mar pero descubrir también otros rincones puede que algo menos conocidos –los secretos hoy en día han desaparecido– o que, aún siéndolo, consiguieran sorprendernos de igual manera. ¡Misión cumplida!

Fuimos a Valencia y Alicante y te traemos estos 15 lugares y experiencias que nos han sorprendido en Levante, ¿y a ti?

La capilla sixtina valenciana: ¿Valencia o el Vaticano?

El que se inventara este nombre, “capilla sixtina valenciana”, está claro que algo sabía de marketing. No, no se han descubierto frescos de Miguel Ángel en Valencia. No, no son los de la capilla sixtina, de hecho son posteriores, barrocos. Pero los frescos de la parroquia de San Nicolás, del discípulo de Antonio Palomino Dionis Vidal, restaurados recientemente, no pueden dejar indiferente a nadie que tenga un mínimo de sensibilidad artística. Ah, ¡y ocupan el doble que los del Vaticano! Visita no apta para quien sufra de síndrome de Stendhal. Te contamos más cosas de la «capilla sixtina valenciana» con más fotografías.

Valncia Parroquia San Nicolas Capilla Sixtina Frescos

Grafiti y arte urbano en Valencia: una capital diferente

Buscábamos que Valencia nos sorprendiera y aunque sus “grandes clásicos”, como la Lonja de la seda o la Ciudad de las artes y las ciencias, lo consiguieron una vez más, las novedades supieron rivalizar con ellos, y no hablamos sólo de la “capilla sixtina”. ¿Sabías que en el centro histórico de Valencia, a pocos pasos de la catedral, hay una gran cantidad de obras de arte urbano? Artistas cuyos nombres, si no estás muy puesto, puede que te suenen tan poco como a mí –¿has escuchado hablar de Hyuro o Escif?– pero cuyas obras de artes te harán preguntar cómo pueden dar vida a esas maravillas con unos botes de spray. Aquí tienes nuestra ruta por los grafitis de Valencia con mapa.

Valencia Grafiti

Cullera, mucho más que un castillo

Seguramente has oído hablar del castillo de Cullera, un castillo árabe construido en el siglo X. Seguro que también habrás pensado en la playa y, si me apuras, en el cartel con las letras de Cullera sobre la roca de la montaña. De acuerdo, pero hemos dicho que se trata de sorprender. Sin dejar de visitar ninguno de esos clásicos –nunca hay que despreciarlos, porque algo tienen para llegar a serlo–, ¿qué te parece ir a observar aves, entrar en la cueva de un pirata o a hacer kayak en un azud –una pequeña presa–?

Valencia Cullera Estany Pesca

Todo eso y más se puede hacer en un día en Cullera, sin olvidar comer un delicioso arroz o, si lo visitas en septiembre, disfrutar con el verde de sus campos de arroz.

Gandía, la cuna de los Borgia

¿Cómo se nos ha ocurrido incluir Gandía entre las sorpresas de Valencia y Alicante cuando ni nos gusta la playa ni nos gusta la fiesta? Pues… porque en Gandía nos encontramos con un palacio ducal que perteneció a la familia Borgia durante nada menos que tres siglos. Trescientos años en que lo fueron decorando, ampliando y mejorando para que los pocos turistas que se acercan –los valientes que descubren la vida más allá de la arena de la playa– se sigan maravillando con su poder. Y eso que la «explosión» de los Borgia llegó en Italia…

Valencia Gandia Palacio Ducal Familia Borja Borgia

No solo el palacio ducal, date una vuelta por el casco histórico –a unos kilómetros de Gandía playa– y descubre una ciudad totalmente distinta. Además de degustar su plato típico: la fideuá. Te contamos más en Gandía de la historia a la fiesta en un día.

Comer en el restaurante de Quique Dacosta en Dénia: la apoteosis del gusto

Comer en uno de los mejores restaurantes del mundo no es algo que puedas hacer todos los días. En Dénia, ciudad que se está dando a conocer cada vez más por su gastronomía –¿sabías que Dénia ha sido declarada Ciudad creativa de la gastronomía por la UNESCO?–, sí es posible. Ahí está el restaurante de Quique Dacosta, con sus tres estrellas Michelin. Y ahí fuimos nosotros a cumplir uno de mis sueños. No somos expertos en gastronomía y era la primera vez que comíamos en un restaurante con tres estrellas Michelin, de hecho con más de una, así que para nosotros fue una toda una iniciación a un nuevo mundo. Un mundo en el que la comida deja de serlo para pasar a convertirse en un ser vivo que no solo da placer sino que emociona, sorprende, comunica y seduce. ¡Un lujo que hay que darse por lo menos una vez en la vida!

Alicante Denia Restaurante Quique Dacosta Piedra Parmesano

Si tu presupuesto es más ajustado, pero quieres empezar a adentrarte en este mundo de sabor, en Valencia prueba el Mercatbar, también de Quique Dacosta. Pronto hablaremos de nuestra experiencia con su menú finger food de 30 euros…

¿Una puesta de sol en solitario en Dénia? ¡Sí!

Si crees que la costa de levante está masificada, deberías ir a ver la puesta de sol desde la escollera norte de Dénia –se llega allí desde El Portet, el puerto deportivo–. Podrás disfrutar, en completa soledad, como lo hicimos nosotros, del sol tiñiéndose de rojo tras el castillo, el castell de Dénia. Mientras disfrutábamos de ese espectáculo de entrada libre, no nos dimos casi cuenta –estábamos demasiado ocupados en que no se nos desencajaran las mandíbulas– de que no había nadie más ahí. Nos acordamos de una puesta de sol en Ipanema con la gente aplaudiendo… ¡vaya diferencia!

Alicante Denia Atardecer

Además de comer bien y ver puestas de sol de ensueño tuvimos tiempo de descubrir otras cosas que ver y que hacer en Dénia y te las contamos.

La ruta del Barranc de l’Infern: un infierno con recompensa

Íbamos a hacer coasteering por la zona de les rotes –una zona de calas espectacular por cierto– de Dénia pero, para nuestra sorpresa, justo ese día hizo demasiado viento y no pudimos.

Alicante Barranc de l'Infern

Ya que nos “sentíamos activos”, decidimos llegar hasta Fleix, a solo media hora en coche, para darnos un “paseillo” por el Barranc de l’Infern. Donde “paseillo” es sinónimo de “pequeña paliza”. No, el verano no es la mejor época para subir los más de 7.000 escalones que te encuentras en esta ruta de 14 km. Pero los paisajes merecen la pena, y mucho. Otra vez, estábamos solos. Aunque el calor puede que ayudara. Si quieres saber más de esta ruta aquí tienes toda la información sobre nuestra experiencia en el Barranc de l’Infern.

Xabia / Jávea, no sólo calas y playas

Como extranjera y conocedora superficial de la zona –aunque creo que coincidiré con muchos españoles en esto–, la imagen que tengo de Levante es la de playas de arena infinitas y en la que no faltan las construcciones. Cuando llegué a las calas de Xàbia/Jávea, de repente me transporté a Baleares. Hicimos la ruta de miradores y pasamos por la Cala Blanca, el Portitxol, Granadella… ¡Qué agua y que entorno natural, por favor! Nuestra favorita: Ambolo. Es un poco más complicado llegar así que hay menos gente que en la más famosa Granadella. He dicho que no sólo calas y playas… y aquí tienes otras cosas que hacer en Xabia / Jávea.

Alicante Xabia Javea Cala Ambolo

Del blanco de Altea a los colores de La Vila Joiosa y sus casas de colores

Altea es unos de esos pueblos blancos ideales que asocias inmediatamente al Mediterráneo si cierras los ojos por un momento. Podría estar en Grecia, en Italia o en Andalucía pero está en Alicante. Calles empedradas, casitas blancas de cuento… y unos cuantos cables y turistas, aquí sí, aunque no consiguen quitarle el encanto.

Alicante Altea Calle Blanca Escaleras

A unos veinte kilómetros de Altea se encuentra la algo menos conocida Villajoyosa, La Vila Joiosa en valenciano, ahí el blanco deja espacio a los colores más vivos y el recuerdo se va a Cinque Terre en Italia.

Alicante Vila Joiosa Casas Colores

El palmeral de Elche: el mar… pero de palmeras

El palmeral de Elche, ¿quién no ha escuchado hablar de esta maravilla que ha sido incluso declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO? El mayor palmeral de Europa no podía no ser popular. Y desde Valeria más aún. Pero cuando llegamos lo tuvimos claro, no teníamos ni idea de la magnitud de tal obra del hombre y de la naturaleza. Un conjunto de “huertos”, así los llaman, de palmeras que envuelven la ciudad, con más de 200.000 de estos árboles. Decir 200.000 es fácil pero encontrarse con una pequeña parte de ese mar de palmeras desde la cima de la torre de la Basílica de Santa María, te hace olvidar de los 170 escalones que acabas de subir. Luego llega el encuentro “de cerca” con la palmera imperial, el candelabro, la bonica… Si, ¡hasta tienen nombres! No todas, claro… ¡a ver quién tiene el valor de “bautizar” a 200.000 palmeras!

Alicante Elche Palmeral

Alcoy, viviendo la tradición de los moros y cristianos todo el año

Siempre hemos tenido ganas de ir a ver Alcoy durante su fiesta grande: los moros y cristianos. Por una razón o por otra, nunca hemos ido. Pero ahora que hemos tenido oportunidad de conocer la ciudad, nos alegramos de haberlo hecho fuera del periodo de las fiestas. Hemos podido conocer cómo se viven el resto del año. Visitamos el interesantísimo M.A.F., el Museo alcoyano de la fiesta, y tuvimos el honor de conocer a su director que rezumaba pasión por su fiesta por todos los poros.

alicante alcoy museo alcoyano fiesta moros cristianos trajes

En el Círculo Industrial, un sorprendente edificio modernista, por cierto –la ruta modernista de Alcoy es otro imprescindible– conocimos a Sixto y Javier, dos socios, un “moro” y un “cristiano”, que nos explicaron el secreto de llevarse bien a pesar de estar en el “bando contrario”: beber juntos. Además de unas cuantas anécdotas más. Ahora lo tenemos claro más que nunca: ¡volveremos en fiestas! Pero no alegramos de “habernos encontrado” antes.

Alicante Alcoy Circulo Industrial

Bocairent: te lo encuentras en el camino y te pide que vuelvas

Visitamos más de un pueblo con encanto tanto en la costa como en el interior de Levante en nuestro viaje, pero el que más nos sorprendió fue Bocairent. Pasear en soledad por las calles empinadas de su laberíntico casco histórico de impronta árabe, subiendo y bajando hasta llegar a plazoletas, ermitas o callejones sin salida, nos hizo entrar ganas de quedarnos ahí unos días… ¡hasta que llegó un chaparrón! Sus famosas “covetes del moros” desafortunadamente, por la tarde no abrían… otro sitio al que tendremos que volver.

Valencia Bocairent Casas Cuesta

Toscana valenciana, léase Terres dels Alforins

Otro nombre marketiniano –nacido por la amenaza de un macrovertedero, según leí en El País– que hace referencia a mi tierra, Italia: la Toscana valenciana. ¡Tenía que ir a verla! No sé si las Terres dels Alforins me recordaron a la Toscana, el paisaje es más plano y no hay casi cipreses, pero sus masías rodeadas de viñedos, olivares y demás cultivos que “pintan” sus tierras, no necesitan ir a buscar comparativas en otros países.

Valencia Toscana Valenciana Paisaje Vides

Dormir en una antigua masía restaurada en medio de esos paisajes, la Finca San Agustín, es parte de la experiencia. Otra es visitar una bodega. Nosotros no somos ni grandes amantes ni expertos en vino pero su cultura siempre nos ha fascinado. Y la pasión siempre seduce. La bodega Casa los Frailes lleva en mano de su familia desde finales del siglo XVIII y Miguel casi tiene vino circulando por sus venas. Emociona ver gente tan enamorada de su trabajo y de su producto.

Valencia Toscana Valenciana Bodega Casa Frailes Vides

La Albufera, arrozales, paseos en barca y paellas: ¿qué puede haber más típico?

¿Sorprenderse con algo tan típico como la albufera de Valencia? También es posible. Yo ya había estado, a hacer mi paseo en barca y a tomarme mi buen arroz. Para JAAC era la primera vez. El paseo en barca por la laguna estuvo muy bien, el arroz riquísimo pero hubo mucho más. Primero, llegando a El Palmar desde las Terres dels Alforins, el GPS nos metió por carreteras más que secundarias, vías pecuarias vamos, ¡y fue una maravilla! Nos encontramos entre campos de arroz de un verde tan intenso que no recordábamos haber visto nunca en la naturaleza, salpicado de cabezas de garzas asomándose. Eran las tancats, las tierras ganadas a la albufera.

Valencia Albufera Arrozales

Y luego, la comida en el Bon Aire fue más que una comida. Tuvimos la suerte de conocer al propietario, Raúl, y comer con él. El arroz y muchas de las verduras que sirve en su restaurante salen de sus campos, que él mismo trabaja durmiendo una media de unas cuatro horas al día. Nos contó algunos de los secretos de una buena paella –y por qué muchas salen mal y él lo dice, aunque le tachen de borde–. Aunque estaba claro cuál era su secreto más grande: el amor por el producto y la tierra. “No me iría de aquí aunque me pagaran, esto es un pueblo cuando a las seis se van los turistas y el vecino es tu familia”. Otra vez, la pasión nos conquistaba.

Valencia Albufera El Palmar Bonaire Arroz A Banda

Una vez más, nos dimos cuentas de que no hace falta ir muy lejos ni a sitios desconocidos para toparse con buenas historias.

Los vikingos desembarcan en Alicante

En su momento nos sorprendió y encantó a partes iguales, pero tenemos que advertirte de que ya no podrás hacerlo tú. Hablamos de la visita a la exposición “Vikingos. Guerreros del norte. Gigantes del mar”, del MARQ, el Museo Arqueológico de Alicante. Una muestra en colaboración con el Museo Nacional de Dinamarca, que prestó casi setecientas piezas.

¿Qué conexión hay entre los vikingos y las tierras alicantinas? Lo descubrirás en la última sala. Antes te sorprenderás con algunos aspectos de la vida diaria de los vikingos que puede que no conocieras y harán que te parezcan más sofisticados de lo que creías. Aunque, no te preocupes, también hay armas y se confirma la célebre ferocidad de este pueblo nórdico.

Alicante MARQ Museo Arqueologico Vikingos

Tienes que ir a Alicante antes del 16 de enero de 2017 para “encontrarte” con los guerreros del norte. ¡Recomendadísimo!

Lo que sí podrás disfrutar son las fiestas de las “fogueres”, las hogueras de San Juan, de Alicante. Nosotros lo hicimos de refilón, llegamos justo al final de las fiestas y, aunque nos perdimos su corazón, desde la plantà hasta la cremà, pudimos disfrutar por lo menos de los exuberantes fuegos artificiales que ponían punto y final a las fiestas en la playa del Postiguet. Daba la sensación que toda la ciudad estuviera ahí disfrutando de ellos. ¿Volveremos a ver las hogueras?

Alicante Fogueres 2016 Castillo Fuegos Artificiales

Información práctica de nuestro viaje a Valencia y Alicante

Llegar a Valencia no es complicado, por supuesto, dependiendo de donde seas puedes hacerlo de muchas formas. En nuestro caso, puesto que queríamos aprovechar al máximo tanto el primero como el último día, fuimos de Madrid a Valencia en avión –pronto a la mañana a la ida y por la tarde a última hora a la vuelta, hay cuatro/cinco vuelos al día– con Air Nostrum, que por cierto es de Valencia. Ya nos han acompañado en muchos viajes por Europa, sobre todo en muchos viajes a Bolonia para ir a ver a mi familia, y es ya casi como estar en casa.

Llegados a Valencia y después de “patear” un día la ciudad, cogimos un coche de alquiler con Sixt en la estación para luego dejarlo en el aeropuerto. Los amigos de Sixt nos habían preparado una sorpresa: ¡nos esperaba un A3! Fue nuestra primera vez conduciendo un Audi, nuestro fiel amigo de viaje. Hay bastante transporte público, pero si no se tiene mucho tiempo y se quiere tener más libertad, alquilar un coche es sin duda la mejor opción. Y poner un “alemán a tus pies también”.

Valencia Sixt Toscana

¡A sorprenderse con Valencia y Alicante he dicho!

¿Te quieres ir de viaje a Valencia y Alicante por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Vuela con Air Nostrum desde Madrid a Valencia aquí o busca tu vuelo más barato desde donde estés a Valencia aquí o a Alicante aquí.
  • Alquila el coche en Valencia y Alicante al mejor precio con Sixt aquí.
  • La mejor guía de la Comunidad Valenciana aquí
  • Contrata tu tour guiado en la Comunidad Valenciana aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios