AméricaBrasilRío de JaneiroVídeos

9+1 cosas que ver en Río de Janeiro: nuestras visitas imprescindibles

  

Te has decidido por la Cidade Maravilhosa como destino de tu viaje, has leído los consejos para viajar a la ciudad carioca y los específicos de seguridad, pero… ¿Cómo escoger los lugares turísticos imprescindibles de Río de Janeiro? ¿Cómo elegir qué ver en Río de Janeiro? Una ciudad que tiene miles de cosas que hacer, que sentir y que vivir. Tan difícil es que primero intentamos hacerlo con un video

Una semana, ése fue el tiempo que pasamos en Río de Janeiro y en el que confirmamos que habíamos hecho terriblemente mal cuando, antes de salir de casa sin billete de vuelta hacia Sudamérica, habíamos decidido que no lo pasaríamos por la Cidade Maravilhosa. Queríamos ser más originales que nadie y recorrer Brasil por el interior… cambiamos de idea y, aunque estamos seguros de que el interior también nos habría encantado –Ouro Preto, Brasilia, Pirenópolis… son buena prueba de ello–, Río de Janeiro nos conquistó.

La lista de cosas que ver en Río de Janeiro podría ser eterna y estamos seguros de que nos hemos dejado muchas porque no tuvimos tiempo de verlas. En cualquier caso, éstas son nuestras 9 + 1 cosas que ver en Río de Janeiro.

Miradores de Río de Janeiro: Corcovado, Pão de Açúcar y más

Antes de decidir qué ver en Río de Janeiro puede que lo primero que haya que hacer sea ver la propia ciudad. Y ¿cuál es la mejor forma de ver una ciudad? Desde arriba. En Río de Janeiro si hay algo de sobra son miradores: cada morro, las colinas que parecen romper el suelo de la ciudad, es una oportunidad para ver una panorámica que no olvidarás nunca.

Brasil Rio De Janeiro Miradores Pan de Azucar Atardecer Botafogo

Los miradores de Río de Janeiro son el punto fuerte de la ciudad y sus atracciones más visitadas. Las típicas postales de la ciudad siempre incluyen el Cristo Redentor, encima del Corcovado, y el Pan de Azúcar, el conocido morro que se alza en la bahía de Guanabara. Pero hay más miradores en la ciudad carioca, nosotros subimos también a uno en la foresta de Tijuca y a lo alto de la favela de Santa Marta.

La visita es obligada: ir a Río y no ver la ciudad desde arriba no sería lo mismo. Las expectativas eran muy altas y cuando las expectativas son muy altas a veces acabas por decepcionarte: eso es justo lo que me pasó a mí en lo alto de Río. No voy a decir que las vistas de la bahía no sean impresionantes: el entorno natural con el mar, las colinas, la floresta de Tijuca… todo es espectacular; pero también es verdad que la mano del hombre le ha quitado una parte considerable de su encanto. Como primera reacción, tuve ganas de sacar una goma mágica para borrar esos molestos rascacielos blancos y ver la bahía como se presentaría a los portugueses, en toda su majestuosidad, en su llegada en tierra americana. Pero, al rato, mis ojos se fueron acostumbrando y, poco a poco, fui reconociendo que, a pesar de todo, Río sigue siendo espectacular: ¿en qué otra gran ciudad puedes tener delante la playa y detrás una selva enorme donde ir a dar cada semana un paseo diferente?

Brasil Rio De Janeiro Vista Corcovado

Te contamos todo: cómo subir, la mejor hora, los precios… en nuestro artículo sobre los miradores de Río de Janeiro. Eso sí, no hay muchos días “muy” despejados, así que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, y no se puede dejar de visitar los lugares turísticos más importantes de Río de Janeiro.

Qué ver en Río de Janeiro: Visitar una favela, tours y visita independiente

En la entrada sobre consejos prácticos para visitar Río hablamos de seguridad y de lo peligroso que los cariocas y demás brasileños dicen que es Río de Janeiro. Una de las primeras cosas que te dirán es que ni te acerques a una favela si le tienes aprecio a tu vida. Es cierto que hay muchas todavía controladas por narcotraficantes que siguen siendo muy peligrosas –sobre todo las que se encuentran en las afueras y en Niterói, la ciudad en la otra orilla de la bahía–. Pero también es cierto que hay muchas favelas “pacificadas”, en las que ya no hay droga. Éstas son controladas por la policía y habitadas por tranquilos ciudadanos de clase media y baja que hacen su vida normal como en cualquier barrio humilde del mundo.

Brasil Rio de Janeiro Favela Santa Marta Arriba

Sentíamos curiosidad por visitar una y nos hablaron de la favela de Santa Marta, pacificada y donde, hace ya 17 años, Michael Jackson rodó su vídeo They don’t care about us –hay una plaza que lo recuerda con una estatua del cantante–. Más recientemente, también sirvió como plató para El increíble Hulk.

Brasil Rio De Janeiro Favela Santa Marta Tienda

No te asustes, visitar una favela no es algo tan descabellado si sabes cuál y cómo, te contamos nuestra experiencia y te damos algún consejo en nuestro artículo sobre la visita a la favela de Santa Marta en Río de Janeiro.

Qué ver en Río de Janeiro: las playas cariocas de Copacabana a Barra de Tijuca

Río de Janeiro está volcada en el mar, las playas son una extensión de la ciudad y siempre encontrarás a alguien haciendo ejercicio –los partidos de voley playa, futbol playa, futvoley… o cualquier otro deporte que se pueda o no jugar sobre la arena son habituales–. Lo que no siempre veras es gente en el agua: la contaminación en la bahía de Guanabara hace que ciertas playas no sean aconsejables para el baño y sirvan sólo como campos de deporte y pasarelas donde ver y ser visto.

Brasil Rio De Janeiro Playa Copacabana Orla

Te hablamos de todas, de la mejor hora para ir a cada una, de cómo reconocer a un turista… en nuestro artículo sobre las playas de Río de Janeiro, desde la archifamosa playa de Copacabana –con su orla– hasta las más alejadas de Barra de Tijuca o praia do Recreo, pasando por Botafogo, Ipanema y todas las demás. Ponte el bañador y sé un carioca más.

Brasil Rio De Janeiro Playa Ipanema Atardecer Arena

Qué ver en Río de Janeiro: un concierto de samba na rua

No se puede viajar a Rio de Janeiro y no escuchar samba, parte de la identidad misma de la ciudad. Los bares con grupos de samba en vivo suelen cobrar de R$ 20 a R$ 40, pero hay algunos en los que es gratis y sólo se paga la consumición, por ejemplo el Choperia Brazooka muy cerca de los arcos de Lapa. Pero lo mejor, sin duda, y además lo más económico, es ir a escuchar los grupos de samba que tocan en la calle. Escuchar los centenares de personas que se reúnen alrededor de los músicos y que cantan con ellos al unísono es realmente emocionante, una experiencia única que nadie que vaya a Rio debería perderse. Personalmente creo que ha sido uno de los mejores momentos del #LatTrip. Sólo estando ahí se puede entender lo vital que es la samba para los cariocas y como lo viven y lo sienten, es imposible de explicar con palabras.

Brasil Rio De Janeiro Samba Pedra do Sal

Fuimos al barrio de Gambóa en el Largo João da Bahiana (Pedra do Sal). El barrio no es muy seguro, o eso nos dijeron, así que mejor ir en taxi –nosotros fuimos con nuestro anfitrión de couchsurfing en coche– pero cuando se llega al sitio no hay problemas ya que está repleto de gente y hay varios coches de policía por la zona. Además, es una ocasión para probar los buenísimos, y baratos, feijão bombado y la sopa de ervilha. También hay salchichas y pinchos morunos con carne de muchos tipos y, por supuesto, cerveza y caipirinha. La música comienza a eso de las nueve de la noche y dura un par de horas, todos los lunes –segunda feria– y viernes –sexta feria–.

Qué ver en Río de Janeiro: el centro histórico

A pesar de todo lo que hayas oído y leído sobre la inseguridad de Río de Janeiro, siguiendo unos simples consejos, es posible pasear por el centro de la ciudad, siempre de día. Las calles estrechas están llenas de antiguas iglesias, cafés históricos, el bazar –que parece estar en Marruecos, de hecho lo llaman Saara, aunque no tiene nada que ver con el desierto, es un acrónimo–… No te dejes asustar y recorre los barrios coloniales de la Cidade Maravilhosa con su palacio imperial, la iglesia de Nossa Senhora do Carmo y la cercana catedral metropolitana, el Real Gabinete Portugués de Leitura o la escadaria Selarón.

Rio de Janeiro Centro Ciudad

Arquitectura de Río de Janeiro: la Catedral Metropolitana

Muy cerca del centro histórico de la ciudad, con sus coloridos edificios coloniales, se alza, en medio de un jardín, un edificio de cemento de forma cónica y de impresionantes dimensiones: 106 m de diámetro y 75 metros de altura. Un original campanario a su derecha es el único indicio de que el singular edificio cónico es una iglesia, y no uno cualquiera.

Rio de Janeiro Catedral Exterior Salto

La Catedral de São Sebastião do Rio de Janeiro, dedicada a San Sebastián, santo patrono de la ciudad, fue construida entre entre 1964 y 1976; sí, es una obra de arquitectura contemporánea y no, no es de Oscar Niemeyer, por una vez. Es un proyecto del arquitecto Edgar de Oliveira da Fonseca y algunos dicen que se inspiró en las pirámides mayas. Otros creen que se inspiró nada menos que en el Proyecto Apolo. Poco importa, lo importante es el resultado: una obra que hasta asusta un poco por fuera pero que conquista por dentro, con sus maravillosas vidrieras que se cruzan en la cúpula formando una cruz por la que entra la luz del Sol en un espacio sagrado en el que caben nada menos que 20.000 fieles. Un edificio que, definitivamente, hay que ver en Río de Janeiro.

Rio de Janeiro Catedral Interior

Qué ver en Río de Janeiro: el Real Gabinete Portugués de Leitura

Mucha fiesta, mucha samba, mucha diversión… pero también hay cultura en Río de Janeiro. Mucho menos popular, pero será algo que no olvidarás cuando lo visites, Río de Janeiro cuenta con una de las bibliotecas más antiguas de Brasil con libros traídos de Portugal. ¿Sabías que Río de Janeiro ha sido la única capital de un reino europeo que no estaba en Europa? Durante la invasión francesa, entre 1808 y 1815, la corte portuguesa se trasladó a Río de Janeiro llevándose también parte de su biblioteca real. Ése es el origen del Real Gabinete Portugués de Leitura.

Rio De Janeiro Real Gabinete Portugues Leitura Interior

No, no es Hogwarts, es Río de Janeiro y estamos seguros de que no te lo esperabas.

La escadaria de Selarón, la escalera más colorida que ver en Río de Janeiro

La escadaria de Selarón o escalera de Selarón, entre los barrios de Santa Teresa y Lapa, es la demostración más evidente del carácter colorido y abierto de la ciudad de Río de Janeiro, aunque su creador, Jorge Selarón, fuera chileno. La decoración de la escalera comenzó en 1990 pero fue a partir de 1994 cuando llegaron los azulejos de colores inspirados en la obra de Gaudí y el parque Güell. Más de 2.000 azulejos de 60 países de todo el mundo decoran la escalera que se ha convertido en una de las imágenes más populares de Río de Janeiro.

Rio de Janeiro Escadaria Selaron Salto

La foresta de Tijuca, naturaleza que ver en Río de Janeiro

Es posible que después de tanto edificio, de tanta playa, de tanta gente necesites un poco de naturaleza. Río de Janeiro también la tiene: el Parque Nacional de la Tijuca es la tercera floresta urbana más grande de Brasil y eso no es poca cosa. Existen gran cantidad de rutas en el interior del parque para desconectar del asfalto y reencontrarse con un Río de Janeiro más natural, casi como el que encontraron los descubridores portugueses.

Nosotros hicimos una ruta por la foresta de Tijuca acompañados por nuestro anfitrión de couchsurfing llegando hasta un mirador completamente distinto a los que habíamos visitado antes: un paisaje verde en el que los edificios parecían pequeñas motas blancas a punto de ser absorbidas, justo al contrario del panorama que habíamos tenido en los miradores de la ciudad.

Brasil Rio De Janeiro Miradores Floresta Tijuca Barra

El museo de arte contemporáneo de Niteroi… aunque no sea Río de Janeiro

Al otro lado de la bahía de Guanabara se encuentra la ciudad “gemela” de Río de Janerio, Niteroi–es muy fácil llegar hasta ella en ferry–. Mucho menos famosa pero con lugares que visitar como el Museo de Arte Contemporáneo, MAC, obra del arquitecto Óscar Niemayer –gratuito el miércoles– por ejemplo. Nuestra +1 cosa que ver en Río de Janeiro porque no está en la ciudad carioca sino al otro lado de la bahía.

Rio de Janeiro Niteroi Niemeyer

El mapa con nuestras cosas que ver en Río de Janeiro

En una ciudad tan grande como Río de Janeiro es fácil perderse o despistarse y creer que uno está más cerca –o más lejos– de otra atracción turística. Lo primero que te decimos es que te olvides de ir andando a todos los sitios: necesitarías semanas y seguro que alguno te perdías. Para ayudarte con la organización de las visitas y para que sepas dónde está cada una de las cosas que ver en Río de Janeiro que hemos recomendado las colocamos en un mapa.

Resumir Río de Janeiro en un artículo es imposible, la ciudad tiene un gran patrimonio, una cantidad enorme de manifestaciones culturales, paisajes increíbles, playas para todos los gustos, gente maravillosa…. Estuvimos sólo una semana, seguro que nos faltan muchas cosas, sólo pudimos hacernos una pequeña idea de la belleza de Río de Janeiro. ¡Volveremos Cidade Maravilhosa!

Rio de Janeiro Puesta Sol Playa Ipanema

¿Te quieres de ir de viaje a Río de Janeiro por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Río de Janeiro aquí
  • Escoge el hotel que más te guste en Río de Janeiro al mejor precio en aquí o compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Alquila el coche en Brasil al mejor precio SIXT o compara entre varias compañías con rentalcars.
  • Las mejores guías de Brasil aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

13 comentarios

  1. 3 junio, 2013 en 08:15 — Responder

    Me ha encantado el salto delante del Cristo Redentor y el vídeo. Si pensáis publicar un libro a la vuelta con todas vuestras aventuras (yo lo haría), me ofrezco como correctora de estilo y ortotipográfica 🙂 Seguid disfrutando, pareja!

    • 3 junio, 2013 en 14:39 — Responder

      Uff, eso del libro creo que es demasiado para nosotros, se lo dejamos a los profesionales, jeje
      Pero si cambiamos de idea contamos contigo 😉

  2. adriana
    6 junio, 2013 en 11:37 — Responder

    Ajajajajaja! buenísimo el salto, a la primera…mmmm no, a la 2º mmm..no a la 3ª mm..no… a la sexta,… siiiii!!! genial , yo me hubiera muerto de verguenza!

    • 6 junio, 2013 en 11:56 — Responder

      Vergüenza, ¿qué es eso? jeje Si además nadie nos hacía caso, ni se daban cuenta del salto, todos iban a lo suyo, jeje
      ¡Gracias por pasarte!

  3. 6 junio, 2013 en 11:43 — Responder

    Pues menuda experiencia visitar la favela, las noticias que llegan nos hacen tener esos prejucios de antemano, pero viendo a la que fuisteis vosotros se ve que hay algunas que están tranquilas y hay vida normal, gracias por la info. Un abrazo y que el ritmo no pare en el #LatTrip!

    • 6 junio, 2013 en 11:59 — Responder

      Sí, desde luego, nosotros pensábamos lo mismo, por suerte nuestra host de couchsurfing (que vive allí pero es estadunidense, porque los brasileños son los primeros que te dicen que no vayas) nos lo recomendó y la experiencia fue muy buena…
      ¡Un abrazo Dany! ya os queda poquito…

  4. 9 enero, 2014 en 12:12 — Responder

    […] Las ciudades desde luego no son lo mejor de Sudamérica. Probablemente me quedaría con Río de Janeiro, no tanto por la ciudad sino por su ambiente: escuchar centenares de personas en la calle cantando […]

  5. 14 marzo, 2014 en 12:33 — Responder

    Oi amigo, obrigado por visitar e divulgar o Rio de Janeiro.

    Um outro tipo de turismo que há na cidade e que muitos não conhecem, é o Parque Nacional da Tijuca. Sendo assim, deixo uma dica para quando você voltar ao Rio.

    Também sou viajante, e uso bastante a moto para conhecer a América do Sul. Quem sabe nos encontramos por ai!

    Abçsss

    • 14 marzo, 2014 en 21:23 — Responder

      Muchas gracias Filipec, sí, estuvimos en Tijuca, lo comentamos en la entrada aunque rápidamente. Estuvimos dando un buen paseo por el parque con nuestro anfitrión de couchsurfing 🙂
      Esperamos verte por algún lado de Sudamérica o del mundo
      ¡Un abrazo!

  6. Maria Jose Velez M
    14 enero, 2015 en 03:52 — Responder

    Hola, quisieramos hacerte una pregunta. Mi esposo y yo vamos a estar en Salvador Bahia tres noches y queremos estar otros 4 dias en Brasil. No sabemos que escoger si Recife y Rio. Ya que tu estuviste en las dos ciudades puedes recomendarnos cual de las dos opciones es mejor para visitar en este tiempo. (primera semana de marzo)
    Quedo atenta a tu respuesta

    • 14 enero, 2015 en 07:35 — Responder

      ¡Hola María José y bienvenida al blog! Siempre es difícil elegir para otros, depende de los gustos. Recife tiene un centro histórico pequeño y bonito y al lado tiene la ciudad colonial de Olinda, también preciosa. En Río, pues están, entre otras cosas, todo lo que hemos puesto en este artículo, hay muchas más atracciones turísticas, y por ende más turistas. ¡Buen viaje!

  7. Lautaro
    10 noviembre, 2016 en 03:39 — Responder

    Increible el blog! te sigo desde Argentina, gracias a sus consejos nos ayudaron a viajar a Perú y ahora viajaremos por Brasil! Gracias a los que comparten un poco de su informacion todos los demas podemos realizar mejores viajes, Sigan asi!

    Pd: el nombre de saara viene de Sociedade de Amigos de las Adyacencias de la Rua Alfândega
    Saludos!

    • 11 noviembre, 2016 en 20:11 — Responder

      ¡Hola Lautaro y bienvenido al blog! Muchísimas gracias, son comentarios como el tuyo los que nos hacen seguir teniendo ganas de escribir en el blog. ¡Y muchas gracias también por el dato! ¡Saludos viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *