Comunidad ValencianaEspañaEuropaValenciaVídeos

Gandía, de la historia a la fiesta en un día

  

Como dijimos en nuestros propósitos viajeros de 2015, queríamos viajar para quitar prejuicios y no para confirmarlos. Así que, cuando surgió la posibilidad de visitar Gandía con València Turisme dijimos que sí, con la idea de encontrar algo más en la ciudad de lo que había visto cuando, siendo niño, había viajado hasta allí con mis padres: playa. Por si fuera poco, un gran amigo con casa en Gandía siempre nos decía que había muchas cosas más que ver y hacer que tumbarse en esas fantásticas playas.

Valencia Gandia Palacio Ducal Familia Borja Borgia Terraza Salto

Dicho y hecho. El viaje había comenzado con la demostración de que los prejuicios casi siempre nos llevan a equivocarnos con la visita a Cullera, y prometía seguir en la misma línea. Había mucho que ver en Gandía y, de nuevo, trataríamos de hacerlo en un día. El día siguiente, en la visita a Oliva, confirmaríamos que los prejuicios sólo sirven para romperlos.

El casco histórico, lo tienes que ver en Gandía

Sí. Sorpresa. Gandía es más que una playa con hoteles, apartahoteles y apartamentos peleando por colarse en primera, segunda o tercera línea de playa. Estoy convencido de que muchos de los turistas que llegan a la ciudad en busca de sol y playa ni si quiera se lo plantean, pero en Gandía se han encontrado restos de época paleolítica. Si pensabas que había sido construida con la idea de atraer a turistas extranjeros estabas muy equivocado. El municipio tiene su origen en época musulmana y tras la reconquista, dos siglos después, aparece el Ducado de Gandía con su familia más famosa, que pocos saben que pasó por aquí.

Valencia Gandia Casco Historico Muralla

Los Borja, Borgia, y Gandía

¿Que levante la mano el que haya oído hablar de los Borgia? Ok, todos. ¿Quién sabía que el nombre original de la familia se escribía Borja? Menos. El motivo por el que se pasó del Borja al Borgia con su marcha a Italia fue mantener la pronunciación del apellido –la “j” se pronunciaba como “y”–. ¿Por qué esa pronunciación? Porque los Borja llegaban a Italia desde Valencia, concretamente desde –sí, premio– Gandía. Por si alguien se lo está preguntando, el origen de la familia es Borja, en Aragón, pero se convirtieron en duques de Gandía en 1485 –el Papa Alejandro VI, compró el título para sus hijos, eso sí que es un regalo–. Podrás ver un grupo de estatuas que recuerdan a los miembros más famosos de la familia: los dos Papas –Alfonso de Borja, Calixto III, y Rodrigo de Borja, Alejandro VI–, César Borja, Lucrecia Borja y Francisco de Borja –posteriormente San Francisco de Borja–, junto a la Colegiata.

Valencia Gandia Colegiata Estatuas Borja Borgia

Una ciudad medieval en plena reconquista no podía dejar de tener murallas y castillo. Con la llegada del ducado se necesitaba un palacio ducal. No se puede visitar Gandía sin entrar en su palacio ducal, un fabuloso edificio gótico con salas barrocas. Salones decorados con pinturas y con tapices, cerámica valenciana, pasillos de puertas lacadas, pan de oro, lámparas, balcones y lujo, mucho lujo. Pensarás que estás en Versalles. Ten en cuenta que la casa Borja/Borgia tuvo mucho poder y dinero para ampliar y decorar su palacio durante los trescientos años que permaneció en poder de la familia.

Valencia Gandia Palacio Ducal Familia Borja Borgia

Valencia Gandia Palacio Ducal Familia Borja Borgia Capilla

Pero, a pesar de la importancia de la familia y su palacio ducal en Gandía, también están el museo fallero, el arqueológico o el de bellas artes, antiguo convento de las Clarisas. Sin olvidar el espectacular Ayuntamiento de estilo neoclásico.

El tío de la Porra y la delicada de Gandía

Personajes históricos que se convirtieron en leyendas en Gandía y que siguen teniendo su importancia a día de hoy. El tío de la porra sale en las fiestas de Gandía y es el más querido por los niños. Recorre los colegios de la ciudad sacando a los niños de las clases para llevarlos a la feria, con sus gafas, su nariz postiza y la porra. La delicada de Gandía hace referencia a algo más triste. Una mujer que murió al caerle un pétalo de jazmín, pero de un jazmín que formaba parte del rosetón de la colegiata. Vamos, un jazmín de piedra.

Valencia Gandia Colegiata

El puerto de Gandía y las motos de agua

A unos 10 minutos en autobús del centro está la playa, la zona más conocida de Gandía. Antes de pasar por la arena, nos acercamos al puerto a jugar un rato con motos de agua y descubrir una playa virgen a poca distancia de la ciudad.

Si has montado alguna vez en moto de agua nada de lo que te diga será comparable al recuerdo de la experiencia. Si no lo has hecho, piensa en volar sobre el agua, saltos sobre las olas y velocidad, mucha velocidad. Para alguien que no sabe ni montar en bici, la sensación de ir a 50 km/h –las motos en las que montamos llevaban velocímetro digital– es algo increíble y adictivo.

Comer en Gandía es comer fideuá

No pienses que en Valencia sólo se come paella, el plato típico de Gandía es la fideuá. De acuerdo, no es muy diferente de la paella –de marisco, que la valenciana es muy diferente: no lleva marisco, lleva verdura y su caldo no es de pescado– salvo por el pequeño detalle de que, en lugar de arroz, se utilizan fideos. Una delicia que es posible disfrutar en prácticamente todos los restaurantes de la ciudad, incluso hay un certamen-concurso anual de fideuá. Nosotros la comimos en el restaurante Parsifal en el paseo marítimo con el sonido del mar completando la deliciosa experiencia.

Valencia Gandia Fideua Parsifal

L’Ullal y el Aula Natura, naturaleza más allá del mar

La antigua Alquería del Duc –ahora CdT, centro de turismo, con escuela de hostelería– y sus lagunas cercanas se han transformado en Aula Natura: un parque que, a poco más de 10-15 minutos de la playa, nos aleja del bullicio de la Gandía turística. Junto a estas lagunas de agua dulce, ullales, es posible pasear, montar en bicicleta e, incluso, a caballo, mientras uno se asombra con los galápagos europeos –que no sólo están en las lagunas de Cañada del Hoyo de Cuenca– y otros muchos animales. Desde aquí parte un camino hasta el castillo de Gandía, el castillo de Bayren.

Valencia Gandia Alquería del Duc Ullal Gran Aula Natura

La fiesta de Gandía está en la playa

Volveríamos a pasar por la playa, y esta vez pisaríamos la arena, para acercarnos hasta uno de los muchos chiringuitos-discotecas que se levantan en la playa de Gandía. La fiesta comienza a las diez de la mañana y dura hasta que el cuerpo aguante… y, si el cuerpo no aguanta, ya van llegando otros que toman el relevo. Es increíble la cantidad de despedidas de soltera y de soltero que se celebran aquí. En el par de horas que estuvimos vimos pasar unas diez, cada uno con su camiseta de un color, o con un sombrero, o con lo que fuera para distinguirlos del resto de la gente.

Valencia Gandia Playa Fiesta Chiringuito

El alcohol corre en la arena pero el ambiente relajado y playero hace que no haya problemas como peleas, relativamente habituales en discotecas cerradas. Si uno se calienta… se quita la ropa y se lanza al agua. Y sí, cuando digo se quita la ropa me refiero a toda la ropa. Allí sonaban Nicky Jam y Enrique Iglesias con El Perdón animando al personal.

Un día en Gandía nos hizo ir de la historia y del lujo del casco antiguo a la fiesta más animada de sus playas, pasando por la adrenalina de las motos de agua, el buen sabor de su típica fideuá y la tranquilidad de su naturaleza. Y si no me crees, puedes verlo en el vídeo de YOS Contenidos con Laura de Viaje al atardecer.

¿Te quieres ir de viaje a Gandía? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Valencia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Gandía aquí o compara entre varios portales de alojamiento aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Valencia aquí.
  • La mejor guía de la Comunidad Valenciana aquí
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

6 comentarios

  1. Jose
    14 abril, 2016 en 16:36 — Responder

    ¡Muy buen artículo! Cierto es que Gandía es un destino vacacional para todas las edades. Además, no olvidemos su exquisita ubicación respecto a la ciudad de Valencia. Esto hace que los que visiten Gandía, tengan como punto de obligada visita la capital valenciana.

    • 21 abril, 2016 en 13:46 — Responder

      Muchas gracias por tu comentario, es cierto: Gandía es casi obligada 🙂

  2. jou
    21 junio, 2016 en 12:01 — Responder

    Hola! Tienes un blog fantástico! Solo una cosita de esta entrada: Los Borja no venían de Gandia, sinó de Xàtiva, de hecho se la conoce como la Ciutat del papes (La ciudad de los papas), y por cierto es preciosa: palacios, castillo, la Seu… y ya de paso te recomiendo que visites Bocairent, cerca de Xàtiva, un pueblo medieval que te sorprenderá por la cantidad de cosas que puedes visitar. Un saludo y a saltar!!!

    • 5 julio, 2016 en 13:54 — Responder

      Hola Jou y bienvenido al blog 🙂
      Tienes razón en que los Borgia pasaron también por Xàtiva, pero su origen es aragonés y también pasaron por Gandía. De hecho, fueron duques de Gandía y allí está su palacio ducal 🙂
      Me has picado la curiosidad y he encontrado esto: la ruta de los Borja. Habrá que ir tachando lugares 😉
      Por cierto, pasamos por Bocairent la semana pasada que estuvimos viajando por la Comunidad Valenciana 🙂 Nos gustó mucho, pronto escribiremos sobre el pueblo.

      Un saludo y gracias por lo de blog fantástico 🙂

  3. Marta
    6 enero, 2018 en 12:35 — Responder

    La paella valenciana es a la fideuá lo que un pez a un pájaro…lo único q tienen en común: la paellera en la q se cocinan.
    Fideuá: caldo de pescado, pescado, marisco, sin verduras
    Paella valenciana: sin marisco, pollo y conejo, verduras, arroz

    • 8 enero, 2018 en 14:14 — Responder

      Hola Marta y bienvenida al blog,
      Tienes razón en que son más diferencias las que hay entre la fideuá y la paella valenciana que sus similitudes. Ahora mismo lo modifico.
      Tendría que haber puesto que se parece a una paella de marisco, que también se hace con caldo de pescado y que, obviamente, también lleva marisco.
      ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *