5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Un día en Cullera

En este momento puedes estar pensando algo así como “Si en Cullera sólo hay playa, ¿acaso hace falta más de un día?”. Pues el hecho, como siempre pasa con las preguntas que empiezan con un “sólo hay” es que estás equivocado. En Cullera se puede ir a la playa, indiscutible, pero también a otros muchos sitios con agua dulce, sorprenderse con el avistamiento de aves o con una cueva pirata, visitar su castillo o comer un restaurante lleno de motos. ¿Quién dijo que os iban a sobrar horas del día para estar tumbados en la arena de la playa?

Valencia Cullera Playa Salto

Yo tampoco sabía que me iba a faltar tiempo para hacerlo todo cuando me propusieron, desde València Turismeir a Cullera para grabar un vídeo promocional de la ciudad. Metí el bañador en la mochila porque pensaba que iba a haber muchos planos de playa… y al final ni la pisamos.

L’estany de Cullera

L’estany de Cullera, el estanque, es la antigua desembocadura del río Júcar –sí, aquél que pasaba a los pies de Alcalá del Júcar– que hoy llega al mar un poco más al norte, en plena ciudad.

El día hay que aprovecharlo desde el primer momento: la recomendación es visitar el estany a primera hora. Es entonces cuando hay más posibilidades de avistar alguna de las muchas aves que viven o pasan por aquí mientras paseas por el sendero que lo rodea. Es increíble la cantidad de lugares para disfrutar del turismo ornitológico que tenemos en España y lo poco conocidos que son –salvo Monfragüe– para los españoles: tienen que venir turistas extranjeros a descubrirnos esos tesoros. Azulones, fochas comunes, gallinetas… son algunas de las especies que descubrí gracias a Virgilio de Actio Birding. También es posible encontrar garzas, garcillas y hasta cormoranes.

Valencia Cullera Estany Familia Patos

Si las aves no te motivan tanto como para darte un pequeño madrugón, los paisajes deberían ser una buena razón para pasar por l’estany. Te sentirás como en un cuadro de Sorolla con las riberas llenas de juncos, las pequeñas barcas de colores pastel y los pescadores que pasan la mañana disfrutando de la soledad y la tranquilidad que su parcela de estanque les ofrece. Una especie de pequeña Albufera que te cargará de energía para todo lo que te quedará por hacer en Cullera.

Valencia Cullera Estany Pesca

La cueva-museo del pirata Dragut

Si, como yo, eres un fan de Los Goonies, no te puedes perder la cueva-museo del pirata Dragut en Cullera. ¿Recuerdas la escena en la que los chicos encontraban el barco pirata dentro de una cueva? Pues aquí también hay uno.

Valencia Cullera Cueva Museo Pirata Dragut Barco

El pirata Dragut, lugarteniente de Barbarroja, asaltó la ciudad de Cullera en 1550 y secuestró a varios de sus habitantes. Fue en esta cueva donde se pagó su rescate, o eso dice la leyenda. El caso es que el barco está dentro, también verás los instrumentos de tortura usados en la época por la Santa Inquisición y alguna sorpresa más. Un lugar en el que volver a ser niños por un rato, más aún cuando empieza el espectáculo en el fondo de la cueva y te encuentras en mitad de una tempestad.

El Azud de la Marquesa

Un azud –palabra de origen árabe que literalmente significa barrera– es una pequeña presa que se utiliza en los sistemas de regadío tradicionales. El azud de la Marquesa es el último lugar en el que se acumulan las aguas después de que el río Júcar haya alimentado las acequias para el riego.

Valencia Cullera Azud Marquesa

Hoy en día es un lugar perfecto para la pesca y el remo, con un canal navegable que permite recorridos de hasta tres horas. Como sólo va a ser en un día, está claro que no hay tiempo para hacer el recorrido completo. Pero sí para dar unas cuantas paladas en el kayak y seguir disfrutando de la tranquilidad de un paraje natural en el que sólo los pájaros –que saldrán de las riberas en bandadas cuando los kayaks se acerquen– pondrán algo de ruido.

Hace años se construyó en la zona una pista de entrenamiento de velocidad para kayaks y canoas, pero las terribles inundaciones de 1982 lo arrasaron todo y no se volvió a montar.

Comer arroz en Cullera

En algún momento hay que parar para comer y, estando en Cullera, lo que toca es comer arroz: paella, caldoso, al horno, a banda, con bogavante… De mil y una maneras, pero siempre arroz como ingrediente principal. Incluso hay un museo del arroz en la ciudad de Cullera, en la antigua ermita dels Sants de la Pedra, SanAbdón y San Senént.

Valencia Cullera Arroz Bogavante

En el paseo marítimo, en la zona del estany o en cualquier lugar de la ciudad encontrarás buenos restaurantes con menús que harán que te chupes los dedos.

El castillo de Cullera

El castillo de Cullera es otro de esos castillos árabes, construido en el siglo X, que demuestran que no sólo los cristianos levantaban fortalezas en la época de la Reconquista. Además es el mejor lugar para ver la ciudad de Cullera. Si lo visitas en septiembre los campos de arroz que rodean Cullera por el interior mostrarán su cara más colorida a la espera de la recolección de la cosecha.

Valencia Cullera Castillo Interior

En el interior del castillo, además de las salas, terrazas, saeteras y demás elementos defensivos, también hay un pequeño museo de historia y arqueología en la Capilla Gótica y, en la torre del homenaje, una proyección que explica su historia y las distintas fases de su construcción.

El museo de las motos, la tapería Moto Moto

Un auténtico museo en el que comer algunas de las mejores tapas de la gastronomía valenciana, eso es la tapería Moto Moto. Salvador Gascón, uno de los cocineros valencianos más reconocidos por sus arroces, tiene una faceta motera. De hecho fue presidente de la federación de motociclismo de la Comunitat Valenciana y un día decidió mostrar su colección de recuerdos moteros –desde fotografías hasta equipaciones completas de pilotos, pasando por cascos y motos– en un museo. Pero no un museo al uso, uno en el que comer, charlar con los amigos y disfrutar de las carreras.

Valencia Cullera Taperia Moto Moto

No pienses que el mayor atractivo del lugar es la “exposición” en sí misma. La comida está deliciosa y, si tienes la suerte de coincidir con Salvador, la charla también merecerá la pena.

Valencia Cullera Taperia Moto Moto Mosaico

Ya ves que Cullera es mucho más que playa… en un día sólo la vi a primera hora y desde los restaurantes. ¿Tendrás tú tiempo de verlo todo y de darte un baño en un día?

¿Te quieres ir de viaje a Cullera? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Valencia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Cullera aquí o compara entre varios portales de alojamiento aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Valencia aquí.
  • La mejor guía de la Comunidad Valenciana aquí
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Lluís
    6 diciembre, 2016 a las 09:22

    Excelente localización, estuvimos el verano pasado y disfrutamos muchísimo! Recomendable para visitar, seguro que volvemos! Saludos desde Cullera

    • 10 diciembre, 2016 a las 17:33

      Hola Lluís y bienvenido al blog 🙂
      Cullera es un lugar perfecto para visitar en verano y en invierno, seguro que volvéis. Más aún si los saludos nos los mandas desde allí 😉

  • LLUÍS
    16 diciembre, 2016 a las 09:03

    Gracias, un saludo

  • Paloma
    14 febrero, 2017 a las 09:21

    A Cullera solo le falta que pongan duchas en sus playas para ser un lugar perfecto.
    un saludo

    • 14 febrero, 2017 a las 20:35

      Hola Paloma y bienvenida al blog 🙂
      Pues la verdad es que no sé qué decirte… como comento en el artículo: no nos dio tiempo ni a pisar la playa (bueno, para hacer la foto del salto) porque estuvimos todo el día visitando otros lugares menos conocidos de Cullera. A ver si le ponen duchas porque todo lo demás ya lo tiene 🙂

  • Eusebi
    15 julio, 2018 a las 15:11

    Cullera está muy bien pero las playas les falta ducha

    • 16 julio, 2018 a las 17:16

      Hola Eusebi y bienvenido al blog 🙂
      Pues no te voy a decir ni que le falten ni que no porque, como comento en el artículo, me quedó claro que hay mucho más que playa… Ni si quiera llegué a pisarla (más allá de para saltar) en todo el día. Hay tantas cosas que hacer en Cullera que la playa se quedó fuera 🙂