Emilia-RomañaEuropaItalia

Comer en Parma: uno de los templos de la gastronomía de Italia

  

Si Parma ha sido declarada por la UNESCO ciudad creativa de la gastronomía ¡por algo será! Ya te hablamos de qué ver en Parma, ahora toca hablar de algo igual de importante: qué y dónde comer en Parma. O qué llevarte de la ciudad para degustarlo en tu casa. La ciudad del Parmigiano Reggiano y del prosciutto di Parma tiene muchísimo más que saborear.

Italia Emilia Romagna Parma Plaza Duomo Salto

Tiendas gastronómicas, restaurantes, heladerías… aquí van todas nuestras deliciosas recomendaciones.

Productos típicos de Parma: la tierra del Parmigiano Reggiano y del prosciutto di Parma

Seguro que conoces el Parmigiano Reggiano, pero probablemente no hayas escuchado hablar nunca de Parma. Y es que a lo mejor no te lo has planteado, pero parmigiano –parmesano en castellano– es el gentilicio de Parma. Sí, uno de los quesos más ricos del mundo –el de verdad, claro, no el que se vende rallado y que muchas veces ni es Parmigiano Reggiano– es de aquí. No sólo de la ciudad de Parma y de su provincia, sino también de las provincias cercanas, pero de aquí al fin y al cabo.

Comer en Parma Salumeria Garibaldi Parmigiano Reggiano

El Parmigiano Reggiano es probablemente el ingrediente italiano más conocido en el mundo. Y seguramente el segundo sea el prosciutto crudo di Parma, la denominación de origen más famosa del prosciutto italiano. Vale, a los españoles no se les puede hablar de prosciutto porque tienen el jamón. Y yo misma, a pesar de ser italiana, sé que un buen jamón ibérico no tiene parangón. De hecho el jamón ibérico, junto al Parmigiano Reggiano y otros quesos, es mi perdición. Pero también me gusta mucho el prosciutto. Es otra cosa, no es para comer sólo y cortado a mano, sino para acompañar a otros ingredientes: un melón, una mozzarella, una tarta salada… Bueno, no me voy a poner en el rol de defensora del prosciutto, sólo quería decir que en una sola ciudad se concentran dos de los productos gastronómicos italianos más conocidos en el mundo, si no los que más.

Comer en Parma Prosciutteria Silvano Romani Prosciutti

Otros productos típicos de Parma

Pero la cosa no queda ahí. En las colinas que rodean Parma, además del prosciutto, se producen embutidos deliciosos como el Culatello di Zibello –uno de los más preciados en Italia– o la Spalla Cotta di San Secondo.

Comer en Parma Antica Salumeria Rastelli Prosciutti

Y las trufastartufo– y los boletusfunghi porcini–, otras de las delicias de Italia por excelencia, crecen también en los bosques de los alrededores de la ciudad. Y tienen nombre propio: la trufa de Fragno y los boletus de Borgotaro. No le falta nada a Parma, ¿no?

¿Sabías que…?


La marca Barilla, la más vendida de pasta italiana a nivel mundial, también es de Parma. Aunque hagan publicidad con un suizo, Federer, y música griega, un sirtaki. ¡Qué le vamos a hacer!

Tiendas gastronómicas en Parma

Todo esto está muy bien, pero éste es un blog de viajes y no de gastronomía. Si te he hablado de algunos de los productos típicos de Parma es sólo para que pue puedas reconocerlos cuando viajes a la ciudad. Por supuesto, puedes encontrarlos en cualquier supermercado, pero las tiendas gastronómicas con historia tienen mucho más encanto, ¡dónde va a parar! Y, además tienen más variedad aunque, eso sí, suelen ser más caras.

Nosotros nos pasamos por algunas que nos habían recomendado. Una de ellas es la Antica Salumeria Rastelli, o Parma Gustibus, en la Strada della Repubblica, una de las charcuterías con más renombre y solera de la ciudad, en manos de la familia Rastelli desde los años de la posguerra. La especialidad: el prosciutto de Parma, el Salame Felino y el Culatello di Zibello, pero tienen todo tipo de productos locales incluida la pasta fresca hecha a mano.

Comer en Parma Antica Salumeria Rastelli Salami

Otra es La Prosciutteria di Silvano Romani, en la Strada Farini. El nombre y los prosciutti colgados dan una pista de la especialidad de la tienda, aunque también tienen mucha variedad de Parmigiano Reggiano y otros quesos locales, charcutería de Parma y muchos otros productos típicos, además de platos preparados.

Comer en Parma Prosciutteria Silvano Romani Parmigiano Reggiano

Y la última que visitamos, ya cerca de la estación, fue la Salumeria Garibaldi, otra de las tiendas de referencia en la ciudad para comprar productos locales. Además del prosciutto di Parma, el Culatello di Zibello, el Salame Felino y el Parmigiano Reggiano tienen otros productos típicos como los boletus de Borgotaro.

Comer en Parma Salumeria Garibaldi Prosciutti

Aunque estés de paso y no compres, como nosotros, merece la pena acercarse sólo para echarles un vistazo.

Visitas gastronómicas alrededor de Parma: queserías de Parmigiano Reggiano y más

Como contamos en nuestro artículo sobre este tema, visitar una quesería de Parmigiano Reggiano es casi una obligación si estás en la región de Emilia-Romaña. Nosotros ya lo habíamos hecho en Módena, otra ciudad cercana, así que no lo volvimos a hacer en los alrededores de Parma. Pero, da igual donde sea, recomendamos muchísimo hacerlo. Conocer su proceso de fabricación, que casi no ha cambiado en siglos, y, sobre todo, sentirte pequeño frente a centenares de esos enormes quesos mientras hueles su aroma… ¡Me está entrando hambre sólo al escribirlo!

Modena 4 Madonne Queso Estantes Forme Parmigiano Reggiano

Pero también se pueden visitar secaderos de prosciutto, fábricas de embutidos o almazaras. Nosotros lo intentamos con un secadero de prosciutto pero era complicado, no suelen abrir sólo para una pareja: al fin y al cabo son fábricas ante todo. Lo más fácil es ir en grupos. En la oficina de turismo nos hablaron del “TastyBus”, tienes más información en la página web oficial de turismo de Parma. En el tour en autobús de mediodía se visitan una quesería de Parmigiano Reggiano y un secadero de prosciutto. Si te decides por el tour de un día entero visitarás también a un productor de vinagre balsámico de Módena. No sabemos si estará bien porque no lo hicimos. Sólo nos interesaba el prosciutto, el resto lo habíamos hecho en Módena.

Modena Acetaia Villa di Corlo Baterias Aceto Balsamico Tradizionale

El museo del Parmigiano Reggiano y más museos

Para los muy frikis, también hay museos dedicados a los productos típicos de Parma y sus alrededores. Hay un museo del Parmigiano Reggiano, uno del prosciutto di Parma, uno de la pasta, uno del tomate, uno del Salame Felino y uno del vino. Todos están bajo el paraguas de los “musei del cibo” –museos de la comida– y tienen pinta de ser más bien pequeñitos. Nosotros no llegamos a este nivel de frikismo, aunque sí fuimos al museo del helado en Bolonia, eso son palabras mayores…

Qué comer en Parma: platos típicos de los que probablemente no hayas escuchado hablar

Como siempre nos gusta recordar cuando hablamos de comida típica de Italia, cada zona tiene sus especialidades: ¡en Italia no todo son spaghetti alla carbonara y pizza!

En en este caso, si quieres saber qué pedir en un restaurante para probar las especialidades locales, te damos algunas pistas sobre los platos típicos de Parma.

El entrante más típico es la torta fritta, una masa frita que se acompaña con quesos y charcutería local.

Comer en Parma Trattoria Del Ducato Anolini

En cuanto a los primeros platos, como comentamos al hablar de la comida típica del norte de Italia, aquí se consume mucha pasta fresca rellena. Y, en Parma en particular, los dos tipos de pasta rellena más comunes son los anolini y los tortelli d’erbettatordej d’arbetti en dialecto local–. Los primeros están rellenos de carne y se toman con caldo. Y los segundos están rellenos de espinacas u otras verduras de hoja verde y se toman con mantequilla y Parmigiano Reggiano. ¡Los dos están de vicio!

Comer en Parma Prosciutteria Silvano Romani Tortelli d'Erbetta

Uno de los segundos platos más típicos es la punta di vitello ripiena o picaia: carne de ternera rellena –con huevos, pan rallado, Parmigiano Reggiano, hierbas aromáticas…– hecha al horno. Otro es la Rosa di Parma, un asado de ternera. Y luego están los cocidos servidos con salsas, los stracotti, guisos de ternera con vino, y muchos platos a base de carne de caballo como el pesto di cavallo, una especie de tartare.

Dos de los postres más típicos son el castagnaccio, a base de harina de castañas, y la spongata, con miel, nueces, piñones, pasas y fruta escarchada.

Restaurantes donde comer en Parma

Y ahora lo más importante: ¿dónde comer en Parma todas estas delicias? A nosotros nos habían recomendado la Osteria del 36 y sus tortelli alle erbette hechos en casa. Pero, desafortunadamente, estaba cerrado por vacaciones cuando visitamos la ciudad.

La segunda opción fue la Trattoria del Ducato, un restaurante familiar al lado del centro histórico pero algo alejado de la zona turística, donde todos los comensales, menos nosotros, eran locales. Los anolini, los tortelli con patatas y setas, la ternera con vinagre balsámico y las tortas hechas en casa estaban muy ricas. Lo recomendamos.

Comer en Parma Trattoria Del Ducato Tortelli Patatas Setas

 

Si buscas una comida más rápida, hay otro clásico que tienes que probar: los panini –bocadillos– de Pepèn. Sabes que has acertado en cuanto te acercas: esta “paninoteca” está abarrotada de parmesanos –no de quesos, ¡de personas que viven en Parma!–. Tienen muchos tipos de panini, pero el más clásico es el “spaccaballe” –que se traduce así como “tocahuevos”, sí…–. Lleva cerdo asado, lechuga, tomate, mayonesa, ketchup y pimentón picante. Otro muy conocido es el “carciofa” con alcachofas, Parmigiano Reggiano, ricotta y espinacas. Otro más, el de roastbeef, con mayonesa, lascas de Parmigiano Reggiano y calabacín a la parrilla. Y luego están las albóndigas de carne de caballopolpette di cavallo–. ¡Todo exquisito!

Comer en Parma Pepen Panino

Dónde comer helado en Parma: la mejor heladería de la ciudad

Cuando hablamos de las mejores heladerías de Bolonia y del museo del helado, dejamos clara nuestra pasión por el gran invento de la humanidad que es el gelato italiano.

Al nivel de las mejores heladerías de Bolonia, en nuestra humilde opinión, no llega, pero también hay una heladería muy buena en Parma: Ciacco. Helado natural al 100%, sin aditivos, cremoso y con sabores clásicos y otros creativos. Nosotros probamos quasi cheescake, el sorbetto di massa di cacao, el stracciatella y la crema, todo riquísimo. ¡Si vas a Parma no puedes no probar un helado de Ciacco!

Comer en Parma Heladeria Ciacco

Mapa de heladerías, tiendas gastronómicas y restaurantes donde comer en Parma

Aquí tienes todos los lugares de los que te hemos hablado en un mapa para que sepas dónde ir a comerte Parma.

Otra cosa no, pero con hambre no te vas a quedar en Parma… buon appetito!

¿Quieres ir de viaje a Parma? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bolonia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Parma al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Bolonia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Italia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *