5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Los Bagni di Mario: descubriendo la Bologna subterránea

Has oído hablar de los túneles bajo las calles de París –con las catacumbas, por ejemplo–. También sabes que Roma está bastante excavada –con más catacumbas–. Pero, ¿sabías que Bolonia tiene unos cuantos kilómetros de galerías bajo sus calles medievales? Algunas forman parte del sistema de canalización de sus “ríos” hoy soterrados –Bolonia llegó a ganarle batallas navales a la Serenísima República de Venecia– y otras, también con agua, eran sistemas de canalización de agua potable para las fuentes. De este último tipo son los Bagni di Mario: una estructura para recoger agua y abastecer a Bologna.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Nivel Superior Escalera Ojo Pez
La primera imagen de los Bagni di Mario al comenzar la visita

Vale, admitimos que no es algo para una primera visita a la ciudad de los soportales y las torres. Incluso ni para una segunda. Pero, si ya has viajado más veces a Bolonia o te apasionan la historia o la arquitectura, la visita a los Bagni de Mario te va a encantar. Cerrado durante más de medio siglo, abrió sus puertas al turismo tras una exhaustiva restauración en 2017. Nosotros nos sentimos en el interior de un mundo prohibido para los ojos de los turistas –bueno, para los ojos de cualquiera que no trabajara allí–. Como si hubiéramos entrado en las tripas del Canal de Isabel II –nuestro “equivalente” en Madrid–, pero en unas tripas con casi 500 años de antigüedad.

Prepárate para una sorpresa bajo tierra, casi desconocida hasta para los mismos boloñeses. Entra con nosotros en los Bagni di Mario.

Saltaconmiconsejo


Ya hemos dicho que la visita a los Bagni di Mario no es algo para un primer viaje a la ciudad. Si es la primera vez que vas a la capital emiliana o todavía te queda mucho por descubrir, echa un vistazo a nuestras rutas: Bolonia en 1 día, Qué ver en Bolonia en 2 días y 3 días en Bolonia.

Los Bagni di Mario y la Antigua Roma

Aunque el nombre más popular es el de Bagni di Mario, hay que decir que es erróneo. Los Bagni di Mario serían los Baños de Mario, una especie de área termal, y ese Mario sería el cónsul Caio Mario que vivió del año 157 a.C. al año 87 a.C. Todo muy Antigua Roma. Pero no, se siente.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Nivel Superior Ojo Pez
La verdad es que no se puede negar que los Bagni di Mario tienen un aire a la Antigua Roma

¿Cuándo se cometió el error? Pues no te creas que es una cosa “nueva”, que el nombre de Bagni di Mario se popularizó a mediados del siglo XIX, cuando fue redescubierto, después de haber sido abandonado a mediados del siglo XVIII. De hecho, la calle en la que se encuentra se sigue llamando via Bagni di Mario.

Entonces, ¿cuál es su nombre real? Conserva di Valverde, por la zona en la que se encuentra: Valverde en el cerro de la Osservanza, en las afueras de la Bolonia renacentista.

Los Bagni di Mario o Conserva di Valverde: un poco de historia

Ya hemos dejado claro que la Conserva di Valverde no tiene origen romano, pero también hemos dicho que se acerca a los cinco siglos de antigüedad. Vamos a poner todo en orden.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Nivel Inferior
Acceso a la canalización hasta el centro de Bolonia

Corría el año 1563 cuando el Papa Pío IV decidió levantar una fuente monumental en el centro de Bolonia. Sí, hablamos de la Fontana del Nettuno –echa un vistazo a las curiosidades de la fuente y otras curiosidades de Bolonia–. El encargo le llegó a Tommaso Laureti, que también tendría que construir otra fuente, la Fonte Vecchia en la via Ugo Bassi. El poder del Estado Pontificio se tenía que demostrar y ¿qué mejor manera de hacerlo que teniendo las fuentes en funcionamiento todo el tiempo? Solo quedaba llevar el agua hasta ellas.

¿Sabías que…?


La parte hidráulica de la fuente del Neptuno es obra de Tommaso Laureti, aunque la famosa estatua de bronce de la que toma el nombre y el juego de agua son de Giambologna. Uno era arquitecto, además de pintor, y el otro escultor.

La idea original era aprovechar la Fonte della Remonda y llevar el agua hasta el centro por un sistema de túneles. Pronto se dieron cuenta de que no habría manera de mantener las dos fuentes en marcha solo con ese agua. Llegó el momento de construir un depósito que recogiera el agua de las colinas y la canalizara, junto con la de la Fonte della Remonda, hasta el centro a través de una ruta subterránea de unos dos kilómetros.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Escalera Nivel Inferior
Escaleras desde el nivel inferior

El depósito, la Conserva di Valverde, también diseñado por Tommaso Laureti, fue construido entre 1563 y 1564. Desde entonces, sirvió el agua a la fuente del Neptuno, a la residencia privada del Cardenal Legado –la actual Sala Borsa– y a la Fonte Vecchia.

Qué te vas a encontrar

Los Bagni di Mario son totalmente subterráneos, renacentistas y están divididos en dos niveles. En el superior hay un estanque octogonal –en referencia a la vida eterna, como los baptisterios– al que llega la luz a través de un vano en la cúpula, también de forma octogonal. No era el único ocho de la obra, también había ocho depósitos hasta los que llegaba el agua a través de cuatro túneles que se internaban en el cerro. Según nos adentramos en los túneles, nos parecía ir restando siglos a la fecha actual y esperábamos encontrarnos con el mismísimo Laureti al final de uno de ellos.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Tunel Sara Lejos
Caminando por los túneles de la Conserva di Valverde

No creas que es una estructura meramente funcional. La estancia, además de recoger y depurar el agua, estaba decorada con grecas, pinturas, hornacinas con conchas y corales –en la central se cree que había una estatua de Neptuno y en las laterales dos sirenas–, leones rampantes, escudos… No queda nada de las estatuas y poco se ve de los escudos y de uno de los leones, pero solo la estancia ya impresiona. Era la época del Renacimiento italiano y daba igual que no hubiera público.

Rincón Salta Conmigo


A pesar de ser completamente subterránea, la Conserva di Valverde tenía un sistema de ventilación. Todavía queda una chimenea en uno de los túneles, pero hay una sorpresa más: esa chimenea se cree que era un pozo de la época romana cubierto completamente de incrustaciones de piedra caliza.

El nivel inferior tiene también otra pequeña cisterna, Cisternetta, en forma de cruz griega escalonada. Nosotros bajamos por un tramo de escaleras, pero el agua llegaba a través del hueco central. Aquí se volvía a depurar y se encauzaba al centro de Bolonia.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Nivel Inferior Cisternetta
La Cisternetta del nivel inferior

Nos sentimos dentro de un lugar prohibido para los profanos, pero completamente decorado, como si esperara visita. Igual que nos pasó con la Nave de Motores de Pacífico, uno de los museos de Metro Madrid, o la Casa de les Aigües de Montcada i Reixac, en Barcelona. Lugares que, además de funcionales, no olvidaban la belleza.

Datos prácticos para la visita

Si ya te hemos convencido de visitar los Bagni di Mario, o la Conserva di Valverde, deja que te contemos todo lo que necesitas para hacerlo.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Cupula Ojo Pez
Cúpula con la apertura a la calle

Empezamos por la dirección. Ya hemos dicho que está en la via Bagni di Mario –el nombre erróneo se hizo fuerte en el callejero de Bolonia–, concretamente en el número 10.

La gestión de la estructura corre a cargo de la asociación Succede Solo a Bologna, que organiza visitas guiadas gratuitas –con donación al final–, de una hora de duración en italiano. Puedes ver las próximas visitas, a los Bagni di Mario y a otros lugares que gestionan, en su web.

Curiosidades de la Conserva di Valverde

Durante la visita nos enteramos también de un par de curiosidades sobre la estructura. La primera es que se iluminó con energía eléctrica en los años ‘40 del siglo XX y que sirvió como refugio no oficial durante la Segunda Guerra Mundial. Se pueden ver los nombres de alguno de los que se refugiaron durante los bombardeos escritos en los ladrillos.

Bologna Bagni di Mario Corserva di Valverde Ladrillos Nombres
Nombres de los refugiados de los bombardeos en los ladrillos

La segunda es que es una de las localizaciones de la película Last words del director Jonathan Nossiter, con Nick Nolte.

Las profundidades y la historia de Bolonia te esperan. ¿Te animas a bajar?

¿Quieres viajar a Bolonia? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bolonia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Bolonia al mejor precio aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Bolonia aquí.
  • Contrata tu tour guiado en español en Bolonia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.
banner suscribe rss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios