5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


La Casa de les Aigües de Montcada: modernismo a las puertas de Barcelona

Edificios de ladrillos vistos, adornos florales en trencadís, barandillas y lámparas de hierro forjado, grandes jardineras de cerámica… y enormes máquinas de vapor casi únicas en el mundo. Todo esto nos encontramos a unos veinte minutos de Barcelona, visitándolo prácticamente en soledad. Si te gustan el modernismo catalán y el turismo industrial, la Casa de les Aigües, en Montcada i Reixac, es tu sitio. Ahí te esperan la belleza, la funcionalidad y la historia de la central de extracción y bombeo hídrico que abasteció la Ciudad Condal hasta hace no mucho…

Casa de les Aigues Sala Pozos Interior Ojo Pez

Te contamos el origen de este complejo, cómo es la visita y te damos algo de información práctica, todo salpicado de alguna curiosidad. ¿Viajamos a la Barcelona de finales del siglo XIX?

Saltaconmiconsejo


Si ya has visitado la Ciudad Condal y te apetece conocer su provincia, te contamos qué ver cerca de Barcelona y te mostramos otros edificios modernistas de la provincia de Barcelona que no te puedes perder.

Un poco de historia de la Casa de les Aigües de Barcelona

Estamos a finales del siglo XIX. La Revolución Industrial ha provocado un crecimiento exponencial de fábricas y población en Barcelona. El problema del abastecimiento de agua, tanto para particulares como para la industria, es cada vez más apremiante en la Ciudad Condal. El golpe final lo da la gran sequía de 1878.

Casa de les Aigues Cartel

¿Sabías que…?


Ni con el cambio climático Barcelona ha vuelto a tener un año tan seco como ese 1878. El siguiente año más seco ha sido 2015, con un 5% más de precipitaciones. Si sientes curiosidad por los datos, en la página web del ayuntamiento de Barcelona puedes consultar el histórico de precipitaciones en la capital catalana ¡desde 1786!

El ayuntamiento de Barcelona ordena entonces una intervención de urgencia: la construcción de una central de extracción y bombeo hídrico del acuífero del Besòs para abastecer de agua potable la capital. El lugar elegido: la población de Montcada i Reixac, que históricamente había tenido esa función. Aquí ya tomaba agua del río Besòs la medieval Rec Comtal –Acequia Condal– construida sobre una antigua vía de agua romana.

Casa de les Aigues Sala Pozos Interior Trencadis Planta

El primero de los tres “pozos de Montcada” empieza a funcionar el mismo 1878, y pronto siguen los otros dos, aunque no se cubren con su actual edificio modernista hasta unos años después. La central continúa activa durante más de un siglo, hasta 1989, cuando cierra por problemas de contaminación de las aguas del Besòs. Desde entonces los edificios, abandonados y sin vigilancia, sufren un gran deterioro por los muchos robos de la decoración modernista e incluso un incendio. Hay que esperar a 1995 para que empiece la restauración y al siglo XXI para que vuelvan a abrir como parte del Museo Municipal de Montcada i Reixac, en 2005.

La visita a la joya arquitectónica de Montcada i Reixac

¿Cómo sabemos todo esto? Aunque lo parezca, no es que lo hayamos leído en la Wikipedia, nos lo contó la guía frente al edificio principal del complejo de la Casa de les Aigües. También nos contó que el encargado de la primera obra fue el arquitecto municipal de Barcelona, Antoni Rovira i Trias. Sí, recuerda: aunque estemos en Montcada i Reixac el edificio era, y sigue siendo, propiedad del ayuntamiento de Barcelona –fíjate en la cantidad de escudos de la ciudad que hay en la decoración–. Y también nos explicó que el proyecto continuó en 1889 y no acabó hasta 1915-17 con otro arquitecto, el modernista Pere Falqués. De ahí la mezcla de estilos: modernismo, eclecticismo, novecentismo y hasta influencias de la Secesión vienesa.

Casa de les Aigues Sala Pozos Interior General

¿Sabías que…?


Entre sus muchas obras, Pere Falqués proyectó diferentes farolas modernistas para las calles de Barcelona. Las más famosas son las del Paseo de Gracia. Sí, los icónicos bancos-farolas con trencadís que puedes ver, por ejemplo, frente a la Casa Batlló.

Tras conocer más sobre la historia y los arquitectos, ya teníamos ganas de entrar. Tocaba ver por dentro el edificio principal, con su sala de pozos, la sala de las máquinas de vapor y la de las calderas.

La sala de pozos: la joya modernista

La primera sala que se visita es la sala de pozos, con sus tres pozos de diferentes diámetros. Por ellos se extraía el agua que, posteriormente, se llevaba hacia la tubería madre que abastecía Barcelona –el núcleo urbano de la ciudad está a unos 10 kilómetros de aquí–. El agua subía desde el subsuelo, a 13 metros bajo tierra, donde se acumulaba y se filtraba naturalmente. Según nos comentaron, sigue habiendo agua de calidad aunque no se use. Está previsto restaurar el sistema de aprovechamiento de las aguas del freático para el riego de parques y jardines: ¡los pozos de Moncada volverán a funcionar!

Casa de les Aigues Sala Pozos Exterior

Funcionalidad aparte, la sala de pozos es la más espectacular del complejo, sobre todo por la decoración de sus paredes. Ahí está el más grande de los escudos de Barcelona de la Casa de les Aigües, custodiado por ángeles, encima de la placa que recuerda la construcción del complejo, con su pomposo lenguaje –por cierto, Rovira i Trias se describe como “gefe de fontanería”, sí, de fontanería, y sí, con ge–. También es muy curiosa la decoración con mosaico de trencadís del ciclo del agua: las gotitas en la parte superior de la sala, simulando la lluvia; las plantas florecidas gracias a ella más abajo, y abajo del todo, el subsuelo, con las diferentes capas de tierra por las que sigue bajando el agua. ¡Que no se diga que la decoración no era didáctica!

Casa de les Aigues Sala Pozos Placa

Ah, y unos disfraces para ambientarte y sentirte a finales del siglo XIX – principios del siglo XX. No pude resistirme a la tentación, claro…

Casa de les Aigues Sala Pozos Interior Disfraz

La sala de máquinas y calderas: la joya industrial

Sí, tras la sala de pozos, llega la sala de las máquinas de vapor, donde nos encontramos con ¡ocho escudos! de Barcelona en sus azulejos, nada menos.

Casa de les Aigues Sala Maquinas Escudo Barcelona

¿Sabías que…?


La sala está recubierta de azulejos. Aunque parezca que están ahí solo como elemento decorativo, la guía nos recordó que también tenían su función: la grasa de las máquinas se limpia mucho mejor en una pared con azulejos. Que la estética no esté reñida con la funcionalidad…

Aquí se encontraban, y se siguen encontrando, las dos máquinas de vapor vertical de tipo Wolf, también llamadas “templetes”, por sus columnas jónicas –entonces había casi devoción por las máquinas, los templos de la industria–. Un verdadero prodigio para la época, con su capacidad de extracción de 4.000 litros de agua por minuto. Un milagro que se hayan conservado hasta hoy en día en tan buen estado: se consideran piezas únicas, en el mundo solo quedan tres.

Casa de les Aigues Sala Maquinas

Y te preguntarás, ¿cómo metieron aquí las máquinas? Simple, no lo hicieron, construyeron el edificio “a medida” a su alrededor. Al principio solo tenían una cubierta muy básica de madera. Así que no es de extrañar que se hayan conservado: llevárselas es complicado…

Casa de les Aigues Sala Calderas Arriba

Antes de la sala de las máquinas de vapor está la sala de las calderas, que limpiaban niños pequeños, los únicos que podían entrar en sus chimeneas. En total, trabajaban unas 12-15 personas por turno. El calor, el ruido de las máquinas de vapor y la reverberación tenían que ser horribles… Te harás una idea de lo ensordecedor del ruido gracias a un audio. También puedes practicar echando carbón a las calderas y viendo lo rápido que vas. Yo lo hice y… ¡claramente me habrían despedido el primer día!

Casa de les Aigues Sala Calderas Carbonera

El resto de los edificios del complejo

Aunque de primeras no lo parezca, el complejo de la Casa de les Aigües es muy grande: el recinto ocupa unos 4.000 m2. De momento se han restaurado por completo el edificio principal y la casa del maquinista, el primer edificio que te encontrarás al llegar, de estilo ecléctico.

Casa de les Aigues Casa Maquinista Balcon

Sí, el maquinista vivía aquí. El complejo no podía parar nunca, el agua se bombeaba todo el día y siempre tenía que estar disponible en el recinto un técnico que supiera cómo funcionaba esa tecnología tan moderna de la máquina de vapor. Parece un edificio muy grande solo para el maquinista, ¿no? Efectivamente, aunque estuviera con su familia, solo ocupaba la planta baja. En la planta superior estaba la sala noble usada para las recepciones oficiales de las autoridades. Hoy, en la planta baja están la recepción y los baños, mientras que la superior se usa todavía para eventos. Aquí vivieron todos los maquinistas que trabajaron en la central, hasta el último en los años ‘60 del siglo pasado.

Casa de les Aigues Sala Pozos Exterior Trasera

Tras el edificio principal y la casa del maquinista, el tercer edificio por tamaño es la sala de control, donde se medían el caudal y la calidad del agua. También están la torre-depósito, la chimenea de la máquina de vapor, la sala de vertido y aforo de las aguas, el almacén y taller y la caseta del gasómetro –antes de llegar la electricidad la iluminación era por gas–, además de la zona ajardinada con sus castaños y sus fuentes. El espacio estaba pensado como un lugar agradable a la vista y que estuviera en simbiosis con la naturaleza. Eso sí, el ruido no debía ayudar…

Información práctica de la Casa de las Aguas: cómo llegar, horarios, precios, reservas y visitas guiadas

La Casa de les Aigües se encuentra en la Avenida Ribera s/n, en el núcleo de Can Sant Joan de Montcada i Reixac. Está justo al lado de la estación de Rodalies de Catalunya Montcada Bifurcació, donde llegan las líneas R-3, R-4 y R-7. Por poner un ejemplo, estás en unos 20 minutos en plaça Catalunya con la R-3 o la R-4. También pasan por aquí los autobuses 96, 103 y 155 y en coche hay que salir en Montcada i Reixac Sud – Can Sant Joan. Como siempre, Google Maps sabe cómo llegar.

Casa de les Aigues Sala Pozos Luz

Abre los domingos de 10 h a 14 h con visita libre y los sábados con visitas guiadas en catalán, la entrada es libre, pero las visitas guiadas son con reserva previa. También organizan visitas teatralizadas. ¿Qué te parecería encontrarte con el último maquinista de la instalación, con el uniforme con el que recibía a las autoridades de Barcelona? ¿O con el mismísimo Antoni Rovira i Trias? Para consultar las próximas actividades –con el coronavirus seguramente haya cambios– revisa la web oficial del ayuntamiento de Montcada i Reixac –en catalán–. Aquí tienes el contacto del Museo Municipal de Montcada, te aconsejamos llamar o escribir antes de la visita, por si acaso.

Casa de les Aigues Puerta

¿Qué te parece visitar un edificio modernista y un prodigio industrial de hace más de un siglo a las puertas de Barcelona casi en soledad? La Casa de les Aigües te espera.

¿Quieres visitar la Casa de les Aigües de Montcada? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Barcelona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Barcelona aquí.
  • Alquila el coche en Barcelona al mejor precio comparando entre varias compañías aquí o contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Las mejores guías de Barcelona aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Barcelona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios