EuropaInglaterraLondresReino Unido

Churchill War Rooms, el gabinete de guerra de Winston Churchill en Londres

  

Hay museos y museos. Grandes edificios que albergan ingentes cantidades de obras de arte y espacios que atesoran historia y momentos vividos. Pequeños o grandes recintos que, más allá de sus paredes y los objetos que protegen, nos recuerdan los momentos que se vivieron entre sus muros. Colocamos uno de éstos últimos entre nuestras cosas que ver en Londres: el gabinete de guerra de Sir Winston Churchill, las Churchill War Rooms.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Sala Inteligencia

Otro vistazo a la historia de la Segunda Guerra Mundial que, como nos pasó con la casa de Ana Frank en Amsterdam, va más allá de los objetos, de los documentos, de la museización del lugar… Aquí se vivió, de hecho, aquí se decidieron muchas de las acciones que marcaron el devenir de ese conflicto. Imposible pasear por ese bunker sin sentir la presencia de los oficiales, de las secretarias, del resto de personal y… de la tensión que todos ellos vivieron.

Bajamos las escaleras y nos trasladamos a 1945

Churchill War Rooms, donde se dirigía la Segunda Guerra Mundial en Londres

Proteger a los líderes, a los que toman las decisiones, siempre ha sido un objetivo prioritario en cualquier guerra. Pero, a la vez que protegidos, tienen que estar comunicados, cerca de los suyos para poder seguir cumpliendo con esa misión de decidir.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Despacho Primer Ministro

Durante la Segunda Guerra Mundial en Londres no fue distinto: Winston Churchill, el primer ministro de Reino Unido, debía estar protegido. Para eso construyeron lo que se conoce como Churchill War Rooms, las habitaciones de guerra de Churchill, a pocos metros del Parlamento y de la famosa casa del número 10 de Downing Street. Su construcción, debajo del edificio del Tesoro, comenzó en 1938 y se puso “en funcionamiento” en agosto de 1939.

Teléfono encriptados, líneas directas con los presidentes aliados, mapas ocupando paredes enteras… Nada sucedía en el mundo durante la Segunda Guerra Mundial que no se conociera casi al momento en las Churchill War Rooms. Todavía hoy, más de 70 años después de su cierre, es posible sentir el aire cargado de electricidad, de tensión, de opresión –más allá del hecho de estar bajo tierra– y de ese último instante de júbilo que acompañó su cierre.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Sala Gabinete

Paseando por el bunker de Churchill

Si alguna vez has entrado en un bunker, puede que te sorprenda lo que vas a encontrar en éste: desde grandes salas de reuniones hasta dormitorios, pasando por oficinas, salas de comunicaciones y hasta una cocina muy bien equipada.

Sí, porque en las Churchill War Rooms no sólo se tomaban decisiones de alto nivel sobre el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, también se protegía la vida del primer ministro y de su gabinete. Bueno, lo que el primer ministro permitía porque, durante la visita, nos enteramos de que sólo durmió tres veces en su dormitorio bajo tierra… porque no tenía bañera. Eso sí, la siesta sí que se la echaba allí.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Habitacion

Una de las manías de Churchill, además de la bañera, era su odio al ruido. Tanto que tuvieron que fabricar máquinas de escribir especiales para el bunker, las Remington Noiseless. La entrada a las Churchill War Rooms incluye una audioguía y, en ella, pudimos escuchar el testimonio de varias personas recordando lo irritable que se ponía el primer ministro con el ruido.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Remington Noiseless

La sala de mapas –atentos a la caricatura de Hitler dibujada a lápiz–, la sala del gabinete –donde se reunía la plana mayor para tomar decisiones–, la sala del teléfono transatlántico –línea directa con Roosevelt–, la sala de inteligencia… son las típicas de un bunker casi militar.

Luego llegan los dormitorios de los escoltas de Churchill, de los oficiales y sus ayudantes, del propio Churchill –desde el que grababa discursos que luego emitía la BBC, que también tenía una sala en las Churchill War Rooms– y hasta el de su esposa Clementine. Incluso la cocina en la que se preparaban las comidas, exquisitas a pesar del racionamiento. Otra de las “manías” de Churchill era la buena mesa, no hay más que ver el tamaño de alguno de los trajes que llevaba.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Cocina

La vida de las secretarias y telefonistas en las habitaciones de guerra de Churchill

Las secretarias y telefonistas que trabajaban en las habitaciones de guerra de Churchill tenían prohibido decírselo a sus familias. Trabajaban para el gobierno pero no podían hacer público ni dónde ni haciendo qué.

En la sala de mecanografía llegó a haber once personas trabajando por turnos ininterrumpidos. Otras tantas en las salas de comunicaciones. Durante el Blitz –los bombardeos alemanes sobre Londres– y otros periodos de la guerra, vivían en el búnker sin llegar a ver el sol. Tanto es así que hacían tratamientos con lámparas de sol portátiles. ¿Le daría miedo a Churchill cruzarse con alguien demasiado pálido?

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Secretarias

Otra curiosidad es que las telefonistas tenían a su alcance una máscara antigás especial que les permitía seguir usando las centralitas en caso de ataque químico.

El fin de la guerra y la clausura de las Churchill War Rooms

Con la rendición de Japón, la luz se apagó definitivamente en las Churchill War Rooms el 16 de agosto de 1945. Se apagó la luz y se cerró la puerta. Directamente. Sin recoger nada. Sin que nadie fuera a limpiar al día siguiente… ni al siguiente, ni al otro, ni al otro.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Sala Mapas

De hecho, al hacer el inventario de lo que había en las salas –en los años 80–, se encontraron tres terrones de azúcar en un sobre. Su dueño era el comandante John Heagerty que los había dejado en el fondo de un cajón… ¡más de 35 años antes! Durante la guerra el azúcar era un bien escaso y el comandante guardaba los terrones –de los que iba limando granos que consumía– como su propio sistema de racionamiento.

Hasta 1984 las salas y los pasillos del gabinete de guerra sólo fueron visitados por unos pocos y siempre con cita previa. Fue entonces cuando el Museo Imperial de la Guerra se hizo cargo del edificio y lo convirtió en museo abierto al público. Aunque no fue hasta 2005 cuando alcanzó su estado actual, con el museo de Winston Churchill.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Dormitorio

La figura de Winston Churchill merece un museo

Junto a los pasillos del gabinete de guerra se encuentra una sala dedicada a la figura de sir Winston Churchill. Toda su vida está representada de alguna forma en ella: desde sus condecoraciones militares a su bombín, pasando por su reloj, su faceta pintora o un curioso traje de una pieza que logró poner de moda en el Reino Unido.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Bombin

Es en esta sala donde se alcanza a comprender la dimensión de su figura. Tanto físicamente, gracias a los trajes expuesto que usó, como figuradamente, gracias a las portadas, artículos y dibujos sobre él creados por sus seguidores o sus enemigos.

Incluso está la puerta del número 10 de Downing Street.

La visita a las Churchill War Rooms: horarios, precios, entradas…

La entrada a las Churchill War Rooms se encuentra en Clive Steps, King Charles Street, muy cerca de St. James’s Park.

El museo abre todos los días del año excepto el 24, 25 y 26 de diciembre con un horario de 9.30 a 18 –último acceso a las 17–.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Enigma

La entrada a las Churchill War Rooms cuesta £ 19, aunque está incluida dentro de la tarjeta London Passaquí puedes ver su precio según los días que planees estar en Londres–.

Puedes encontrar más información en la página oficial de las Churchill War Rooms.

Reino Unido Inglaterra Londres Churchill War Rooms Sistema Alarmas

Si estás pensando en viajar a la capital británica, echa un vistazo a nuestros consejos para viajar a Londres.

El destino del mundo se decidió en estas salas y, al pasear por las Churchill War Rooms, todavía se siente esa emoción.

¿Quieres viajar a Londres? Te ayudamos:

  • Busca tu vuelo más barato a Londres aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Londres aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • La mejor guía de Londres aquí
  • Contrata tu tour guiado en español en Londres aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *