Emilia-RomañaEuropaItaliaMódena

La catedral de Módena, ¿la más bella de Italia?

  

Tenía cierto miedo de volver a ver su duomo, aunque era, indiscutiblemente, una de las cosas que ver en Módena. La primera vez lo vi de pequeña y, aunque estuviera acostumbrada a admirar catedrales impresionantes torciendo mi pequeño cuello por toda Italia, ya entendí que éste tenía algo más, algo “mágico”. Sus leones, que me recordaban los de la más cercana catedral de San Ciriaco de Ancona, sus monstruos, su oscuridad y su grandeza hicieron que me enamorara del arte románico, antes incluso de saber cómo se llamaba. Luego volví con JAAC cuando empezábamos a salir y cada uno vivía en su país, y me enamoré de nuevo. ¿Diez años después seguiría impresionándome o ese “amor” sólo era fruto de otras emociones del pasado?

Italia Modena Duomo Plaza Piazza Grande Salto

Sin duda, por tercera vez me he vuelto a enamorar.

La catedral de Módena –duomo di Modena–: obra maestra del románico europeo

¿La catedral románica más bonita de Italia? Para mí lo es. Yo soy poco objetiva pero nadie pone en duda que se trata de una obra maestra del románico. El arquitecto Lanfranco y el escultor Wiligelmo de Módena –que se encargó, junto con sus aprendices, de la decoración– le dieron, literalmente, vida a algo único. Un “ser” que tenía el objetivo de adoctrinar al mismo tiempo que impresionar, dar miedo y esperanza y que todavía hoy infunde admiración y te hace sentir pequeño a partes iguales.

Italia Modena Plaza Piazza Grande Duomo Trasera

Es muy recomendable hacerse con una audioguía en la oficina de turismo Visit Modena en la piazza grande para descubrir cada rincón de la iglesia, a partir de sus magníficos portales y hasta la cripta con el sepulcro de San Geminiano. Concédete por lo menos un par de horas para la visita y para “leer” algunas de las escenas historiadas de sus esculturas, como lo habría hecho un peregrino en la Edad Media.

Italia Modena Duomo Interior

Piazza grande de Módena: la torre Ghirlandina y el Palazzo Comunale

La catedral no es una belleza aislada, sino la pieza principal de ese puzzle muy especial que es la piazza grande de Módena. Plaza medieval que en el siglo XVII se ganó el apelativo de “grande” y que, como todas las buenas plazas antiguas, es el centro de la vida social de la ciudad. Su belleza y riqueza artística no han pasado desapercibidas ya que fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, junto con la catedral y su torre Ghirlandina.

Italia Modena Plaza Piazza Grande Completa

La Ghirlandina de Módena

La Ghirlandina –su nombre se debe a que algunas de sus decoraciones en mármol recuerdan unas guirnaldas, en italiano ghirlande– es el campanario del duomo pero tiene vida propia. Es una entidad en sí misma y uno de los símbolos de la ciudad. Era además torre civica, ya que tenía funciones civiles desde su construcción en la Edad Media: desde ahí se controlaba, por ejemplo, la apertura de las puertas de la ciudad.

Con sus casi 80 metros, aún hoy se puede ver desde prácticamente toda la ciudad y muchos días invernales, al bajar el sol, su cima se pierde entre la niebla. Cuando fuimos nosotros estaba cerrada–en invierno no se puede visitar: abre de abril a octubre de martes a domingo con estos horarios: 9.30-12.30/15.00-19.00 y el precio de la entrada es de 2 euros–, pero es posible subir sus 200 escalones para tener una vista panorámica de 360ºC , admirar los techos rojos de la ciudad y llevar la vista hasta el campo de la llanura padana que la rodea, aparte de visitar sus salas, claro.

Italia Modena Duomo Ghirlandina Niebla

El palazzo comunale

El palazzo comunale –el ayuntamiento– es la otra gran pieza del puzzle. Se trata de un edificio posterior a la catedral y a la Ghirlandina, de estilo barroco, y se pueden visitar algunas de sus elegantes sala. Entre otras cosas, aquí se puede ver la “secchia rapita”, un “cubo de pozo robado” con mucha historia, y símbolo de la rivalidad entre Bolonia, la vecina ciudad que ahora es capital de Emilia-Romaña, y Módena.

Italia Modena Palazzo Comunale Interior Frescos

Piazza grande de Módena: descubriendo más rincones…

Cada rincón de la plaza grande sorprende: aquí sorprenden “hasta las piedras”. Justamente una piedra –eso sí, muy grande– es otra de las atracciones de plaza. La pietra ringadora fue tribuna para las arengas, tribunal para condenar los delincuentes y mesa para identificación de cadáveres entre otras cosas. En este caso lo de “si las piedras hablaran” es más acertado que nunca, ¡esta podría hasta escribir unos cuantos libros!

Italia Modena Plaza Piazza Grande Palazzo Comunale Pietra Ringadora

Otro detalle que no hay que perderse en la piazza grande es la pequeña estatua de la Bonissima, en un nicho en la esquina del ayuntamiento, la que da a la calle Castellaro. Era el símbolo del ufficio della Buona Stima– algo así como oficina de la buena estimación– que garantizaba que los pesos y medidas fueran correctos. Curioso, ¿no?

El último lado de la plaza lo ocupa el palazzo dell’arcivescovado –palacio del arzobispado–, construido en el siglo XV y reconstruido en el XVIII. Del edificio original quedan algunos detalles como el “angolo bugnato”, a la derecha del portal, con el busto de un obispo.

Italia Modena Plaza Piazza Grande Duomo Nocturna

Una plaza en la que merece la pena pararse a descubrir cada detalle de sus edificio y a ver pasear a los peatones, o ciclistas que, ya acostumbrados a su belleza, ya ni levantan los ojos…

¿Te quieres ir de viaje a Módena por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bolonia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Módena al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Bolonia al mejor precio aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Italia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *