5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Dónde comer en Múnich: cervecerías y restaurantes

La comida tradicional alemana no tiene mucha fama. De hecho, casi ni entre los propios alemanes. Durante unos años trabajé para una compañía alemana con sede en Frankfurt y nunca conseguí convencerles de que me llevaran a comer a un restaurante de cocina alemana… Eso sí, cuando fuimos –solos, los dos españoles que estábamos– tengo que decir que me gustó. Y es que, aunque hay más platos además del codillo y las salchichas, ¡eso lo hacen muy bien! Desde entonces no ha habido viaje a Alemania en el que no hayamos buscado los restaurantes tradicionales. Y, en la capital bávara, no íbamos a dejar de hacerlo, además están muy orgullosos de ellos. No nos extraña, ni a ti tampoco te extrañará, cuando veas nuestras recomendaciones sobre dónde comer en Múnich.

Comer En Munich Restaurante Der Pschorr Local

Como decía, hay vida más allá del codillo y las salchichas: guisos, filetes empanados, tartas… Por no hablar de los bocadillos en los puestos del mercado, los dulces en las pastelerías o las cervezas. Vale, de las cervezas tenemos poco más que decir que no nos gustan –aunque en los guisos quedan muy bien–. Pero, si a ti sí, vas a disfrutar tu paso por la ciudad del Oktoberfest, sea el mes que sea.

Prepárate, la comida típica bávara no es precisamente ligera. No dejes de ir andando a ningún sitio, aún así, vas a volver con algún kilo de más tras tu paso por los restaurantes de Múnich. Guten Appetit!

Saltaconmiconsejo


Echa un vistazo a nuestros lugares que ver en Múnich para tener ocasión de caminar y gastar las calorías extra. Tampoco te pierdas nuestros consejos para viajar a Múnich y disfrutar del viaje sin sobresaltos.

Qué comer en Múnich: comida típica bávara

Los clásicos de la comida típica bávara, y alemana por extensión, son muy conocidos. Empezamos por las salchichas –de las que hay infinidad de tipos–, seguimos por el codillo –aquí asado, no cocido como en otras partes del país– y acabamos con el chucrut –creemos que tienes que ser alemán para que te guste la col fermentada–.

Comer En Munich Spatenhaus an der Oper Salchichas

El cerdo es una de las estrellas de la comida bávara tradicional: codillo, costillas, panceta y salchichas serán tus compañeros en los restaurantes de Múnich. Pero también encontrarás el Leberkäse: literalmente queso de hígado, que ni lleva hígado ni lleva queso, y se come, por lo general, en bocadillo.

¿Sabías que…?


La salchicha bávara más clásica es la Weißwurst, preparada con carne de ternera y no de cerdo. Hervida y acompañada de unos pretzel, es el desayuno bávaro tradicional. De hecho, en muchas cervecerías no se sirven después de las 12 de la mañana.

Otro clásico es el pan de centeno, de color oscuro, aunque siempre puedes pedir pretzels. No sé si tú lo pensarás, pero yo tenía la idea de que eran dulces… tal vez por los granos blancos que veía sobre la “simpática” forma de lazo. Pues no, los granos son de sal y es un pan estándar. Prueba a abrirlo por la mitad y untarlo con mantequilla. Si ellos lo hacen, será por algo.

Platos típicos menos conocidos: Spätzle, una especie de pasta –a veces con queso, Käsespätzle–; Schweinsbraten, un filete de cerdo con salsa que se suele acompañar con albóndigas de masa de pan –knödel–; Goulaschsuppe, una sopa de carne; y Leberknödelsuppe, una sopa de albóndigas de hígado de ternera.

Comer En Munich Schneider Brauhaus Apfelstrudel

En los postres siempre encontrarás la Apfelstrudel. Ojo, no te confundas, no es una tarta de manzana, sino un strudel de manzana.

Dónde comer en Múnich: diferencia entre cervecerías y restaurantes

Los alemanes en general no están muy orgullosos de su gastronomía, por lo que hay gran cantidad de restaurantes de comida internacional en el país. Los bávaros tienen un poco más de amor por su cocina y, aunque no faltan los internacionales, encontrarás muchos en los que las cartas están escritas con la tradicional letra gótica alemana. Esos fueron los restaurantes de Múnich que buscamos nosotros, los tradicionales. Si buscamos la comida típica inglesa en Londres, no íbamos a hacer menos en Múnich.

Puestos a buscar comida tradicional alemana, ¿qué mejor que una cervecería? Las cervecerías de Múnich son el lugar perfecto para comer típico. Su característica fundamental, como es obvio, es que su punto fuerte es la cerveza, por encima de la comida. Suelen ser más económicas que un restaurante clásico, con un ambiente más animado y con una carta más reducida.

Comer En Munich Augustiner Stammhaus Local

Los restaurantes son, habitualmente, menos tradicionales, aunque hay excepciones y suelen contar con platos más actuales o directamente internacionales. Ten en cuenta que la oferta de restaurantes en Múnich es impresionante, con cinco restaurantes con dos estrellas Michelin y 11 con una.

Saltaconmiconsejo


Muchos restaurantes y cervecerías hacen horario continuado, con lo que puedes comer a cualquier hora de la tarde. Eso sí, aunque abren pronto por la mañana –las cervecerías desde las 10 h y el resto desde las 12 h–, también cierran pronto –las cervecerías a las 22 h y el resto a las 21 h–.

Otras opciones donde comer en Múnich son las posadas o tabernaswirtshaus en alemán– y, si el tiempo acompaña, los biergarten –literalmente, “jardines de cerveza”–, las cervecerías al aire libre en jardines y parques.

La Schneider Bräuhaus: una de las mejores cervecerías para comer codillo, salchichas y más comida típica

Nos dijeron que la Schneider Bräuhaus era la mejor cervecería para comer en Múnich y allá que fuimos. De hecho, nuestro guía por la ciudad fue el que le dio la etiqueta de más auténtica al decirnos que solo servían Weißwurst por la mañana, respetando la tradición al máximo. No en vano llevan produciendo cerveza desde ¡1872!

Comer En Munich Schneider Bräuhaus Carne Cocida

Si se trataba de respetar la tradición, nosotros tampoco íbamos a fallar. Nos lanzamos a por lo más clásico de la gastronomía bávara: ternera cocida –uno de los platos estrellas de la cervecería por lo que habíamos leído–, el codillo de cerdo y el Leberkäus. Todo exquisito, aunque nos llegaron los tres platos al mismo tiempo y, a pesar de nuestra velocidad comiendo, se enfriaron un poco al final. Eso sí, ese “enfriamiento” no le quitó a Sara las ganas de comer una Apfelstrudel de postre. A Sara, porque las manzanas y yo no nos llevamos bien.

Comer En Munich Schneider Weisse Codillo

Web 
Dirección: Tal, 7
Precio: Los dos, sin bebida, unos 45 €

El restaurante Der Pschorr: otro buen sitio de comida típica bávara en pleno centro

El Der Pschorr es una wirtshaus –posada o taberna–. Pero que no te engañe el concepto de wirtshaus. No esperes encontrar un lugar popular, casi de baja categoría. Hablamos de un muy buen restaurante en el centro de Múnich, justo al lado del Viktualienmarkt, el mejor mercado de comida al aire libre de la ciudad y uno de los mejores de Europa central.

Comer En Munich der Pschorr am Viktualienmarkt Salchichas

Nos decantamos por unas salchichas, Rindsbratwürstel –acompañadas de puré de patata y, aunque se quedó en el plato, de chucrut– y una sopa de carne, gulaschsuppe, de primeros. De segundo, para compartir, un jugoso entrecot. La carne en las neveras del local y las fotos de la carta nos acabaron de convencer. Todo un acierto, porque estaba exquisita, que no es que las salchichas y la sopa no lo estuvieran, pero la carne fue… Ya estoy salivando.

Web
Dirección: Viktualienmarkt, 15
Precio: Los dos, sin bebida, unos 60 €

La Spatenhaus an der Oper: uno de los restaurantes más famosos y con más encanto del centro de Múnich

Si antes decíamos que los restaurantes eran más elegantes… la Spatenhaus an der Oper es el ejemplo perfecto. De hecho, incluso dentro del restaurante hay varios ambientes: leímos que la carta y el precio van cambiando según la planta. Nosotros nos quedamos en la baja, la que nos señalaron al entrar, también hay que decir.

Comer En Munich Spatenhaus at the opera Schnitzel

Decidimos darnos un homenaje. Era nuestro último día en la ciudad y quisimos despedirnos por todo lo alto de los restaurantes de Múnich. Empezamos con un plato de salchichasRostbratwürstl, Kitzbüheler Käsekrainer y Bratwurst con chucrut al vino del Palatinado y puré de patatas– y una sopa cremosa de chantarelas con jamón de entrantes. Y, de principales, un auténtico Wiener Schnitzel y medio pato bávaro. El postre fue una crème bavaroise. Una maravilla de sabores que valían cada euro que costaban –que no fueron pocos–.

Comer En Munich Spatenhaus an der Oper Pato

Web
Dirección: Residenzstraße, 12
Precio: Los dos, sin bebida, unos 100 €

La Augustiner Stammhaus: otra enorme cervecería con encanto en pleno centro

Otra cervecería. Aunque no probamos la cerveza, tenemos que confesar que la comida, el ambiente y la decoración de las cervecerías de Múnich nos enamoraron. Hablamos de la Augustiner Stammhaus, una de las más antiguas de la ciudad. Sí, Augustiner, como los monjes y la marca de cerveza –la Augustiner-Bräu, el orgullo de Múnich desde 1328–, la que sirven en sus grifos. Una cervecería gigantesca muy cerca de los lugares turísticos de Múnich. Gigantesca y clásica: en el mismo edificio en el que se hacía cerveza desde finales del siglo XIX.

Comer En Munich Augustiner Stammhaus Albondigas

¿Sabías que…?


Verás más de una cervecería Augustiner en Múnich. No forman parte de una cadena, ni son propiedad de la marca Augustiner-Bräu, simplemente sirven esa cerveza y lo dejan claro en su nombre. La más famosa, que no probamos, es la Augustiner Keller que está fuera del centro, cerca de la estación central de tren de Múnich.

A pesar de que fuera saltarse toda la tradición bávara, tenemos que decir que aquí sirven Weißwurst también por la tarde… No dejamos pasar la ocasión de probar el desayuno bávaro, aunque fuera para cenar. Empezamos con dos Weißwurst y unos pretzels. Seguimos con unas albóndigas con puré de patata y un Wiener Schnitzel. Y acabamos con un Apfelstrudel –bueno, acabó Sara–. Todo muy rico, aunque algo menos que en los otros restaurantes de Múnich que habíamos probado.

Web
Dirección: Neuhauser Str. 27
Precio: Los dos, sin bebida, unos 50 €

Los puestos del Viktualienmarkt: comer bien y muy barato a dos pasos de la Marienplatz

Ya hemos mencionado el Viktualienmarkt al hablar del restaurante Der Pschorr. No te vas a perder la visita al gran mercado al aire libre de Múnich en ningún caso, pero tenemos otro motivo para que te acerques hasta allí. Bueno, para que te acerques a la hora de comer. ¿Cuál? Sus puestos de comida. Encontrarás decenas de pequeñas tiendas y puestos en donde comprar un bocadillo de salchichas o de Leberkäus para cargar las pilas mientras haces turismo. Sí, también hay cervezas, puedes sentirte un muniqués cualquiera a la hora de comer tomando su bocadillo con cerveza. Eso sí, ten en cuenta que la hora de la comida en Múnich es mucho antes que en España, entre las 12:30 y las 13:30, más o menos… incluso mejor menos, vamos, antes.

Que Ver En Munich Viktualienmarkt Leberkase Salchicha

No probamos todos los puestos. En realidad, solo probamos uno, pero nos encantó. De hecho, volvimos después porque estaba muy bueno y el precio era ajustado –un bocadillo de salchichas y uno de Leberkäus por 4,60 €–. Te recomendamos el Metzgerei Schäbitz.

Un poco de dulce: el famoso Schmalznudel del Cafe Frischhut

No solo de Apfelstrudel vive el goloso en Múnich, aunque hay que decir que no hay muchas más opciones de postre en los restaurantes –ninguna más en las cervecerías–. Lo que sí que hay, y muchas, son pastelerías en las calles.

Comer En Munich Cafe Frischhut Schmalznudel

Nosotros nos acercamos hasta el Cafe Frischhut, uno de los clásicos de la ciudad, para probar su famoso Schmalznudel –de hecho, también se conoce al café por ese nombre–. Y, ¿qué es el Schmalznudel? Una masa frita de forma redondeada pero mucho más fina en el centro, casi como un dónut sin agujero. Es difícil de explicar, pero muy fácil de comer, por experiencia. Ya que te acercas, porque seguro que te acercas, pide también un Krapfen, la bamba clásica o berlinesa rellena de mermelada. El Café Frischhut está en Prälat-Zistl-Straße, 8, muy cerca del Viktualienmarkt.

La Hofbräuhaus am Platzl: la cervecería más famosa y con más historia de Múnich

No podíamos dejar de hablar de la cervecería Hofbräuhaus am Platzl. Seguramente sea la cervecería más famosa de Múnich, tanto para los turistas como para los locales. Los primeros no dejan de entrar, ya sea en grupos o por libre, durante todo el día. Algunos se sientan y toman algo y otros –como nosotros– solo la recorremos y tomamos unas fotos. Los locales no han dejado de ir a tomar cerveza por muy popular que sea. De hecho, muchos tienen sus propias mesas reservadas y hasta hay una especie de “casillero” de jarras de cerveza en la que los habituales guardan las suyas bajo llave. Eso sí, de la comida no te podemos hablar porque nosotros, como decíamos, ni nos sentamos…

Que Ver En Munich Cerveceria Hofbrauhaus

¿Sabías que…?


La Hofbräuhaus am Platzl debe parte de su fama al hecho de que Adolf Hitler fijó en ella los que luego se conocerían como los “25 puntos del programa” del Partido Nacionalsocialista, el 24 de febrero de 1920. No confundir con la cervecería en la que se organizó el putsch de Múnich o putsch de la cervecería, la Bürgerbräukeller, hoy desaparecida.

No hay más que añadir… Guten Appetit!

¿Quieres viajar a Múnich? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Múnich aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Múnich aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Alemania aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Múnich aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No hay comentarios