5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


El Museo Nacional del Azulejo de Lisboa

Portugal es sinónimo de azulejos y Lisboa no iba a ser menos. Durante tus paseos por la capital te encontrarás con unos cuantos edificios cubiertos de azulejos, pero ¿sabías que hay también un museo del azulejo? Hablamos del Museo Nacional del Azulejo de Lisboa y, hayas visto los azulejos que hayas visto, deberías entrar a conocer la historia de algo tan típico de Portugal.

Museo Azulejos Lisboa Coro Alto

Y, ¿qué hay en un museo del azulejo? Algo que te va a encantar. Bueno, te va a encantar este museo del azulejo de Lisboa, que no sabemos si hay otros por el mundo y qué tendrán. Para empezar, está ubicado en un convento de principios del siglo XVI: el Convento da Madre de Deus. Para continuar, hay muestras de azulejos con cinco siglos de historia. Y, para terminar, un enorme mural –de azulejo, obviamente– que muestra la Lisboa de antes del terremoto de 1755.

Después de visitar el museo del azulejo de Lisboa no volverás a mirar de la misma forma tu cuarto de baño.

Saltaconmiconsejo


Completa tu estancia en la capital portuguesa con nuestra ruta de tres días en Lisboa o, si tienes más tiempo, con nuestras 60 cosas que hacer y que ver en Lisboa. Y no te olvides de otro de los motivos para viajar hasta allí: dónde comer en Lisboa.

La visita al Museo Nacional del Azulejo de Lisboa

¿De dónde viene la costumbre de usar azulejos en la decoración de los edificios portugueses? ¿Cuándo se popularizó el azulejo como elemento decorativo? ¿Cómo han cambiado el estilo y los diseños a lo largo de los siglos? ¿Cuál es el origen de la propia palabra “azulejo”?

Museo Azulejos Lisboa Patrones

Es posible que no te hayas planteado todas estas preguntas mientras recorrías las ruas lisboetas, pero puede que alguna sí haya pasado por tu cabeza. Pues has llegado al sitio indicado, en el Museo Nacional del Azulejo de Lisboa están todas las respuestas. Desde la tradición islámica hasta las importaciones de Valencia, Sevilla o Toledo. Desde los diseños geométricos hasta las representaciones de vidas de santos o escenas costumbristas. Desde la variedad de colores –amarillo, verde, azul…– hasta el clásico azulejo azul sobre blanco.

¿Sabías que…?


La palabra azulejo proviene del árabe azzelij o al zuleycha, que significa “pequeña piedra pulida”.

La visita se hace en orden cronológico. Empezarás con los primeros diseños geométricos y coloridos de reminiscencia islámica. Y, conforme te adentras en el antiguo convento, irás avanzando en los siglos hasta llegar, al final de la visita, a los azulejos actuales. Porque sí, los azulejos clásicos de Lisboa son clásicos, pero también se siguen fabricando y diseñando nuevos patrones. Como ocurre, por ejemplo, con los mosaicos en Rávena.

Imprescindibles del museo

Vaya por delante que tampoco estamos hablando de un museo gigantesco en el que tengas que ir saltando de sala en sala con rapidez para no pasar el día entero dentro. En una hora y media aproximadamente podrás verlo por completo. Eso fue lo que tardamos nosotros, leyendo casi todos los carteles, mirando los detalles y haciendo infinidad de fotos.

Museo Azulejos Lisboa Nuevos Disenos

El retablo de la iglesia de Nuestra Señora de la Vida

Una de las joyas de la colección es el retablo de la iglesia de Nuestra Señora de la VidaNossa Senhora da Vida–. A finales del siglo XVI todavía había mucho color en los azulejos portugueses, como demuestran los casi 1.500 –1.498 para ser exactos– que forman este retablo. Azules, verdes, amarillos, ocres, granates… ¿Habías visto algún retablo de azulejos?

Museo Azulejos Lisboa Retablo Nuestra Senora Vida

La sala de Don Manuel

Tras el terremoto de 1755, muchos edificios de Lisboa quedaron en ruinas, pero se salvaron sus azulejos. Un ejemplo de esto es la sala de Don Manuel, con los azulejos del convento de Santa Ana. Don Manuel no es otro que Manuel dos Santos, uno de los grandes pintores de azulejos de los años dorados de la azulejería portuguesa, conocidos como el “ciclo de maestros”, entre 1690 y 1725.

Museo Azulejos Lisboa Sala Don Manuel

La iglesia

La iglesia del convento nos dejó impresionados. Desde los azulejos de las paredes hasta los dorados de los marcos de los cuadros, del artesonado del techo o de las columnas del retablo. Por no hablar del propio retablo o del púlpito. Te va a costar salir de allí, pero tenemos una buena noticia: siguiendo con la visita, llegarás al coro y podrás disfrutarla desde arriba. Antes de entrar en la iglesia, tómate también tu tiempo para admirar los detalles del coro bajo.

Museo Azulejos Lisboa Iglesia

El claustro

Las dos plantas del claustro del convento de la Madre de Dios están decorados con motivos geométricos. Fíjate bien en los azulejos de las escaleras. Sí, también hay azulejos en las escaleras. Están pintados de forma que los elementos están verticales aunque los azulejos están colocados siguiendo la línea inclinada de la escalera.

Museo Azulejos Lisboa Claustro

La vista antes del terremoto de 1755: la Gran panorámica de Lisboa

A principios del siglo XVIII, los condes de Tentúgal decoraron los salones de su palacio con una vista completa de la ciudad de Lisboa –no se sabe la disposición que tenían en el palacio, pero se duda que fuera un continuo como es ahora–. El diseño se completó antes del terremoto que asoló la capital portuguesa, con lo que ese mural es uno de los pocos vestigios que existen del aspecto que tenía la ciudad antes del seísmo.

Museo Azulejos Lisboa Gran Panoramica

¿Sabías que…?


La Gran Panorámica de Lisboa fue pintada, según José Meco –estudioso de los azulejos portugueses–, por un pintor español: Gabriel del Barco.

Casi 23 metros consecutivos de azulejos que abarcan unos 14 kilómetros de panorámica de Lisboa desde el río: de Ribamar a Xabregas. Si te fijas, podrás ver el edificio del convento de la Madre de Dios –donde están el museo y el mural hoy en día–, el Castillo de San Jorge, el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém o el Palacio Real, que fue completamente destruido por el terremoto.

Información práctica del museo del azulejo: horarios, precios, cómo llegar…

El Museo Nacional del Azulejo de Lisboa se encuentra en el antiguo Convento da Madre de Deus, en la rua Madre de Deus, 4. Puedes llegar en autobús hasta la misma puerta con las líneas 718, 742 y 794. Como siempre, tira de Google Maps para saber exactamente cómo llegar desde donde estés.

Museo Azulejos Lisboa Escalera

El museo abre todos los días del año excepto los lunes, el 1 de enero, el domingo de Pascua, el 1 de mayo, el 13 de junio y el 25 de diciembre. El horario es de 10 h a 13 h y de 14 h a 18 h –última entrada a las 17:30–. El precio de la entrada es de 5 €. Si quieres verlo antes de llegar, puedes hacer una visita virtual desde su página oficial, gracias al proyecto Google Arts & Culture.

  •  
     
    La entrada al Museo Nacional del Azulejo de Lisboa está incluido en la Lisboa Card. Te contamos más sobre ella en nuestro artículo sobre la Lisboa Card y puedes hacerte con la tuya desde aquí–.
Museo Azulejos Lisboa Cafeteria

Los azulejos en Portugal son cosa seria y no deberías dejar pasar la ocasión de aprender sobre su historia y ver lo que fueron capaces de hacer con ellos durante siglos. Vamos, que deberías visitar el museo del azulejo de Lisboa.

¿Quieres viajar a Lisboa? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Lisboa aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Lisboa al mejor precio aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel en Lisboa aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Portugal aquí.
  • Contrata tu tour guiado en español en Lisboa aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios