5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Mosaicos de Rávena, Italia, en 8 monumentos patrimonio de la humanidad

Rávena, Ravenna en italiano, fue, entre el siglo V y el VIII, la última capital del Imperio romano de occidente, la capital del reino ostrogodo de Italia y el centro del poder bizantino en Europa. De ahí su increíble patrimonio de mosaicos que se puede contemplar en los ocho monumentos bizantinos y paleocristianos declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO en la ciudad, lugares imprescindibles que ver en Rávena, una de las «ciudades de arte» de Emilia-Romaña.

La Bizancio italiana, la joya bizantina de Italia, la ciudad de los mosaicos… a Rávena podemos darle muchos sobrenombres, todos conectados con su tesoro más grande: los mosaicos. Los últimos coletazos del Imperio romano de occidente y del poder del Imperio bizantino en Europa llenaron la ciudad de monumentos que se han conservado increíblemente bien y que, todas las veces que los visitamos, nos sorprenden con un detalle más. Cada tesela, cada color, cada historia es un mundo… Hace poco volvimos a disfrutar de ellos y aquí te damos unas pinceladas de los ocho monumentos paleocristianos de Rávena declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. No te dejes engañar por la sobriedad de los ladrillos en su exteriores… al otro lado de esos muros te esperan los mosaicos bizantinos más espectaculares de occidente.

Italia Ravenna San Apolinar Classe Salto

Los mosaicos de la basílica de San Vital de Rávena: el monumento bizantino más importante de la ciudad

Si sólo tuvieras tiempo para ver un monumento en Rávena, y aunque sea muy complicado elegir, probablemente tendría que ser la basílica de San Vitalbasilica di San Vitale en italiano–. Al fin y al cabo, ha sido definido como “el único edificio verdaderamente extraordinario del siglo VI en Europa” –si tienes curiosidad por saber quién lo dijo, fue un historiador de arte alemán de apellido impronunciable: Krautheimer–. Vamos, que si la obra maestra bizantina de oriente es Santa Sofía, la de occidente es San Vital que, además, se ha “retocado” mucho menos. ¿Ya te he convencido?

Italia Ravenna Mosaico San Vital Abside

Sus contrastes de luces y sombras, sus columnas y capitales que probablemente llegaron de la misma Bizancio, los suelos originales del siglo VI… todos sus detalles darían para escribir un libro, aunque son los mosaicos los que se llevan todo el protagonismo. Retratan a los apóstoles, a otros santos –incluido, como no, San Vital–, al arzobispo Ecclesio que recibe la maqueta de la iglesia del mismísimo Jesús, escenas del Antiguo Testamento y… a los emperadores Justiniano y Teodora con sus respectivas cortes. Como curiosidad, el emperador Justiniano nunca llegó a verlos.

Italia Ravenna Mosaico San Vital Teodora

El mausoleo de Gala Placidia

Justo al lado de San Vital, se encuentra el pequeño mausoleo de Gala Placidiamausoleo di Galla Placidia en italiano–. En su origen, estaba conectado con la desaparecida iglesia de la Santa Cruz y parece que fue mandado construir por la misma Gala Placidia, hija del emperador Teodosio y hermana del emperador Honorio, para conservar sus restos mortales, aunque nunca llegó a ser utilizado como mausoleo para ella.

Italia Ravenna Mosaico Mausoleo Gala Placidia San Lorenzo

Una vez más, son los mosaicos los que deslumbran. Entre ellos, el cielo estrellado con la cruz en el medio y los símbolos de los cuatro evangelistas en la cúpula, los apóstoles, San Lorenzo martirizado en la parrilla –¡increíble el efecto de las llamas!– y Jesús representado como el Buen Pastor.

Italia Ravenna Mosaico Mausoleo Gala Placidia Divino Pastor

El baptisterio ortodoxo de Rávena o baptisterio neoniano

El baptisterio ortodoxo de Rávena o baptisterio neonianobattistero degli ortodossi o battistero neoniano en italiano–, recibe ese nombre porque fue remodelado en profundidad bajo el obispado de Neone, del 450 al 475. Se encuentra junto a la catedral de Rávena, de hecho era el baptisterio de la catedral original, que probablemente se construyó en la misma época, en el siglo V, pero que fue sustituida por otra levantada en el siglo XVIII.

Italia Ravenna Mosaico Baptisterio Neoniano

¿Qué es lo más impresionante? ¡Sorpresa, sorpresa: sus mosaicos! Entre todos ellos, como no, está el que representa a San Juan Bautista bautizando a Jesús en el Jordán –el efecto del cuerpo de Cristo bajo el agua del Jordán es muy curioso–, en el centro de la cúpula.

El baptisterio arriano de Rávena y su mosaico del bautismo

El baptisterio arrianobattistero degli Ariani en italiano– es, junto con la capilla arzobispal, el más pequeño de los monumentos declarados patrimonio de la humanidad de Rávena.

Italia Ravenna Mosaico Baptisterio Arriano

Se construyó una cincuentena de años después del baptisterio ortodoxo, que se llama así justamente para distinguirlo de éste. Cada uno de los baptisterios era propio de una de las comunidades cristianas que coexistían en Rávena: la ortodoxa –en el sentido de la época, o sea, la que seguía la doctrina “recta” y verdadera de la Iglesia– y la arriana –considerada una herejía–. Aquí también verás un mosaico representando el bautismo de Jesús en el Jordán.

La basílica de San Apolinar el Nuevo

La basílica de San Apolinar el NuevoBasilica di Sant’Apollinare Nuovo en italiano– ya destaca desde fuera, con su fachada y su campanario cilíndrico, tan típico de las iglesias de Rávena. Pero, como en los demás monumentos de la ciudad, lo mejor te espera en el interior. Y eso que queda sólo una parte de la decoración que tenía la iglesia cuando fue consagrada al culto arriano, a principios del siglo VI. Mármoles en las partes inferiores de las paredes, estucos –desaparecidos con las obras del siglo XVI– en las partes centrales y mosaicos que revestían, además de las paredes, el ábside –que se derrumbó en el siglo VII o VIII–, el arco triunfal y el muro de la contrafachada. ¿Te lo imaginas?

Italia Ravenna Mosaico San Apolinar Nuevo Nave Central

Hoy quedan sólo los mosaicos de las paredes de la nave central, que no son pocos, y entre ellos destacan los del palacio de Teodorico –con la inscripción de “palatium”–, el del puerto de la cercana Classe y, sobre todo, el de los reyes magos, cuyos nombres, Melchor, Gaspar y Baltasar, están escritos por primera vez justamente aquí. Por cierto, ¡entonces eran todos blancos!

Italia Ravenna Mosaico San Apolinar Nuevo Reyes Magos

La capilla arzobispal, dentro del museo arzobispal de Rávena

La capilla arzobispalcappella arcivescovile o cappella di Sant’Andrea en italiano– nació como oratorio privado de los obispos de Rávena en la época de Teodorico el grande. Por ello se encuentra dentro del palacio episcopal, hoy museo episcopal de RávenaMuseo arcivescovile di Ravenna–. Entre sala y sala del museo, se vuelve a entrar al “maravilloso mundo de los mosaicos” de Rávena. Antes de pasar a la capilla propiamente dicha, con mosaicos de los evangelistas, de los apóstoles, de santos, etc. –qué sorpresa, ¿no?– se pasa por un vestíbulo cuya bóveda te dará la sensación de estar volando. Pasarás debajo de una pérgola con rosas y lirios entre los que se encuentran todo tipo de aves: palomas, patos, loros, perdices… Y, al darte la vuelta, verás encima de la puerta de entrada a un peculiar “Cristo guerrero” aplastando el león y la serpiente, símbolos del mal.

Italia Ravenna Mosaico Capilla Arzobispal Techo

El mausoleo de Teodorico

Si la basílica de San Vital es el monumento imprescindible entre los que se han declarado patrimonio de la humanidad, probablemente el más “prescindible” sea el mausoleo de Teodorico, por estar un poco alejado del centro y por ser el único ¡sin mosaicos! El mausoleo, bastante austero, lo mandó construir el mismo Teodorico el grande, rey de los Godos, estando todavía en vida. Escogió esta parte de la ciudad, fuera de la muralla, ya que era utilizada como zona de sepultura. El entorno verde es bonito y si, como nosotros, tienes tiempo, puede merecer la pena pasar por aquí.

Italia Ravenna Mausoleo Teodorico Exterior

La basílica de San Apolinar en Classe

El único monumento inscrito en la lista de la UNESCO que no se encuentra en la ciudad de Rávena es la basílica de San Apolinar en Classebasilica di Sant’Apollinare in Classe en italiano– que, como indica su nombre, está en el pueblo de Classe, a menos de 10 km del centro de la capital.

Italia Ravenna Mosaico San Apolinar Classe Nave Central

Es, junto con San Vital, el otro gran imprescindible de cualquier viaje a Rávena y probablemente el que resulta más majestuoso desde el exterior, aunque en su origen lo era más aún –algunas partes han desaparecido–. En el interior las tres naves están separadas por unas preciosas columnas de mármol griegos y unos increíbles capiteles con hojas de acanto que parecen hincharse con el viento. En la basílica original había también suelos de mosaicos y paredes revestidas de mármol –mármol que, posteriormente, se utilizó para el tempio malatestiano de Rimini–. Pero hay otra joya que no ha desaparecido: los mosaicos del ábside y del arco triunfal, los más conocidos de Rávena, junto con los de San Vital. Ahí están San Apolinar, en un paisaje que recuerda el de los alrededores de Rávena, con sus pinos. Sobre éstos, la escena de la transfiguración, con la mano de Dios que surge de un cielo dorado encima de un disco azul con 99 estrellas y una enorme cruz con un medallón con la cara de Jesús en el centro. Poca descripción le hace justicia a esta maravilla

Italia Ravenna Mosaico San Apolinar Classe Abside

Cómo llegar a San Apolinar en Classe
Es posible llegar a Classe en autobús, el número 4 que sale frente a la estación de tren de Rávena, o en tren, hasta la parada de Classe.

Mapa de los monumentos UNESCO de Rávena

Aquí tienes un mapa de Rávena con todos los monumentos de los que te hemos hablado. Como ves, menos San Apolinar en Classe, están muy cerca y se pueden recorrer perfectamente a pie.

Información práctica: precios y horarios de las entradas a los monumentos de Rávena

Algunos monumentos patrimonio de la UNESCO de Rávena son propiedad de la Iglesia, en particular de la diócesis de Rávena, mientras que otros son de propiedad pública, de la superintendencia de bienes culturales italianos.

Los monumentos propiedad de la diócesis son: San Vital, el mausoleo de Gala Placidia, San Apolinar el Nuevo, la capilla arzobispal –a la que se accede por el museo arzobispal– y el baptisterio ortodoxo o neoniano. Para estos cinco monumentos hay una entrada conjunta que cuesta 9,50 €. Todos los precios, incluidos los reducidos, los puedes encontrar en la web de la diocesis Ravenna Mosaici. Respecto a los horarios, los encuentras también todos en la web, en verano hay algunos que, ciertos días, abren de noche, hasta las 23h.

Italia Ravenna Mosaico San Vital Techo

En cuanto a los demás monumentos, propiedad de la superintendencia:

Italia Ravenna Mosaico San Vital

Ocho monumentos, millones de teselas y mucha historia. Benvenuto a Ravenna, la città dei mosaici!

¿Te quieres ir de viaje a Ravenna por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Italia aquí
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Ravenna aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Ravenna aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Italia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios