CataluñaEspañaEuropaGirona

Ruta en el Parque Natural de Cap de Creus por los “paisajes de Dalí”

  

Nos vamos de ruta por el Cap de Creus buscando los paisajes que inspiraron a Dalí en el pla de Tudela. De las muchas rutas de senderismo que recorren el Parque Natural de Cap de Creus, ésta es una de las más características. ¿Por qué? Por las curiosas formaciones rocosas que te encuentras en el camino, que no pasaron desapercibidas al gran artista, quien las plasmó en algunas de sus obras. Una ruta fácil que, además, acaba en una de esas calas de la Costa Brava que parecen de cuento.

La tramontana. Cualquier ampurdanés aprende a vivir con el vigor de un viento casi mítico por esos lares. Según el propio Dalí, era responsable de su “completa locura”. Sin duda, forjó su personalidad tan genial y le inspiró… directa o indirectamente. La tramontana, también “artista”, ha ido esculpiendo durante milenios los paisajes del Cap de Creus y, en particular, los de la zona del pla de Tudela. Esas rocas de formas caprichosas pasarían a ser protagonistas de obras dalinianas como El Gran Masturbador.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Salto

Así describe Dalí la zona en una carta de 1961 a un amigo.

“Esta parte comprendida entre el Camello y el Águila que tú conoces y amas tanto como yo mismo, es y debe seguir para siempre siendo geología pura, sin nada que pueda mistificarlo; hago cuestión de principio. Es un paraje mitológico que está hecho para dioses más que para hombres y hace falta que continúe tal como está.”

Ésta es la frase que, esculpida en un monolito, nos dio la bienvenida al pla de Tudela: nos íbamos a recorrer los paisajes de Dalí.

Girona Cap de Creus Paratge Tudela Conejo

El Parque Natural de Cap de Creus y sus rutas de senderismo

El Parque Natural de Cap de Creus, con sus recónditas calas, su litoral salvaje y abrupto, sus bosques y prados, su peculiar fauna y flora, y, sobre todo, su configuración geológica tan singular, es uno de los portentos de la naturaleza de la Costa Brava. Se trata del primer parque marítimo-terrestre de Cataluña –se creó en 1998– y tiene casi 14.000 ha, de las que unas 11.000 conforman la parte terrestre. Así que en un sólo viaje no podrás conocer más que una pequeña porción…

Girona Cap de Creus Faro

Puedes admirar el Parque Natural de Cap de Creus desde el coche pero, desde luego, la mejor forma de conocerlo es andando. Siendo tan grande, no es de extrañar que haya muchas rutas de senderismo señalizadas, unas cuantas recorriendo las antiguas vías pecuarias de la zona. En la web oficial de la Generalitat puedes consultarlas todas y elegir tu favorita. Aquí tienes el link para descargarte los folletos en pdf de cada una. Las hay que salen de diferentes municipios del parque: Roses, Vilajuïga, Cadaqués, El Port de la Selva, Selva de Mar, Palau-saverdera, Pau y Llançà. Hay incluso un GR –sendero de Gran Recorrido–: el GR-11, que conecta algunas y engancha con el Camino de Santiago. También hay rutas en BTT, aunque de eso nosotros poco podemos decir, no somos muy de bicicleta.

Girona Cap de Creus Cala Barcas

En nuestro caso nos concentramos en la zona de Cadaqués. Primero nos acercamos en coche a la punta del Cap de Creus con su famoso faro y sus prodigiosas vistas –también hay una ruta por la zona de la punta, la nº15– y luego volvimos hacia el Paratge de Tudela. Ahí dejamos el coche para empezar nuestra ruta por el norte de la península del Cap de Creus, hacia el Mar d’Amunt, en busca de esas “míticas” rocas…

Girona Cap de Creus Cala Faro Vista

La ruta del Paratge de Tudela: los paisajes que inspiraron a Dalí

La ruta que sale del aparcamiento del Paratge de Tudela es la número 17, aquí tienes el link directo de la web de la Generalitat para consultar los detalles y bajarte el folleto.

Esta zona es una de las más peculiares del parque: un rincón geológico muy especial y curioso, donde la erosión del agua y la de la tramontana han dado lugar al que podría definirse como un “parque de atracciones natural” para los más creativos. Bueno, estimula la creatividad de cualquiera: ¿quién no le ha dado vida a las formas de las nubes en alguna ocasión? Pues aquí, en las rocas, podrás encontrarte con dragones, camellos, leones o águilas.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Esquistos

Aunque no les atribuyas figuras imaginarias, las rocas esculpidas por el trío mágico formado por agua, tramontana y tiempo no dejan de ser curiosas. La combinación de las grandes formas redondeadas de las pegmatitas, de color claro –de blanquecino a rosado o anaranjado–, y de los “pequeños agujeros” formados por la erosión alveolar de los esquistos, de color gris oscuro, es única.

La primera de las rocas que te encontrarás en el camino es la del “Camell”: un camello descansando que mira hacia al mar. Este bloque de pegmatita es el más grande de todo el Cap de Creus, y es sólo el principio…

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Camell

El mirador del pla de Tudela y la tierra recuperada al Club Med del Cap de Creus

Un desvío lleva al mirador del pla de Tudela. La ventana en la estructura de acero corten que se alza aquí mira hacia donde, hasta no mucho, se encontraba el Club Mediterranée del Cap de Creus. Nadie diría que, hasta hace unos años, había una gran “ciudad de vacaciones” en ese sitio ahora tan tranquilo y casi desolado.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Mirador

¿Sabías que…?


El Club Med del Cap de Creus se construyó en los años ‘60 aprovechando que en esa época no existía ninguna figura de protección territorial. Se mantuvo activo hasta 2004 a pesar de que el Parque Natural se hubiera creado ya en 1998. De 2007 a 2010 fue cuando se llevó a cabo un proceso de restauración ambiental que supuso el desmantelamiento de todos los edificios, la retirada de las plantas invasoras y el acondicionamiento de los caminos por los que ahora pasa la ruta.

Una recuperación muy exitosa que nos recordó la de la Pointe du Raz en Bretaña.

El mirador del mar de Amunt y el de la Gran Sala

El siguiente desvío lleva a otro mirador, el de Pauperris, con su gran panorámica hacia el mar de Amunt. Volviendo al camino, en el mirador de la Gran Sala hay una exposición sobre la historia del lugar y sobre su geología, flora y fauna, en los muros de las antiguas construcciones de la ciudad de vacaciones. Ahí aprendimos a distinguir entre pegmatitas y esquistos, a reconocer plantas de nombres raros como los cojinetes de monja, las clavelinas de mar, los limoniums o las siemprevivas –esas flores amarillas que con las que Gala decoraba la casa de Dalí en Portlligat–. Aves con el calor que hacía no encontramos, pero también vimos alguna imagen del cormorán moñudo, de las pardelas o del pájaro de la tormenta. ¡El nombre es imposible de olvidar! Alguna lagartija colilarga sí que vimos, eso sí.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Club Med

La “ruta del bestiario”, la cala Culleró y el mirador de la cala Culip

Siguiendo el camino, vuelve el momento de encontrarse con los “animales”. La “ruta del bestiario” te ayuda a reconocer algunos: hay pequeñas placas en el suelo que los indican. ¡Aunque tu imaginación no tiene porque estar atada a ellas! Eso sí, a nosotros nos vino bien la “ayudita”: ese gorila no lo habríamos visto…

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Bestiario

Pasada la roca de “l’Àliga”, el águila, se sigue la ruta hasta las dos sorpresas finales: la cala Culleró y el mirador de la cala Culip. Dos de esas calitas de cuento de la Costa Brava, poco masificadas porque aquí hay que llegar andando…

Girona Cap de Creus Paratge Tudela Dragon

Dalí y las rocas “proteicas y fantásticas del cabo de Creus”

Antes de llegar a la cala Culleró, nos encontramos con la roca más famosa del Paratge de Tudela: la Roca Cavallera. ¿Qué es lo que puede hacer famosa una roca? Bueno, mejor dicho, ¿quién? Pues Salvador Dalí, por supuesto. La peculiar forma de esta roca fue la que inspiró a Dalí para pintar su famoso cuadro El Gran Masturbador, en 1929. Un ejemplo de su sistema “paranóico crítico” y de la influencia de estos paisajes en la obra de Dalí. Ian Gibson en su biografía La vida desaforada de Salvador Dalí definió el Cap de Creus como “un vasto teatro natural de ilusiones ópticas” y vio en él el origen de la obsesión del artista por los efectos visuales. El mismo Dalí dijo que su “paisaje mental” se parecía a “las rocas proteicas y fantásticas del cabo de Creus”.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Masturbador Libro

Ya desde pequeño, Dalí pasaba los veranos en Cadaqués. Más tarde, compraría su casa en Portlligat. No eran pocas las ocasiones en las que se acercaba a esta zona y navegaba por sus calitas en barco con amigos como García Lorca. De hecho, podía dibujar las rocas de este “sitio divino” de memoria.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Gran Masturbador

El amigo al que le escribió la carta en 1961 que cité al principio era Pelayo Martínez, el arquitecto encargado del proyecto del Club Med. Para él, pintó una pequeña acuarela que representa el paisaje del pla de Tudela, con el “Camello” y el “Águila”, el mar de fondo y la cabeza de Cerbère señalando Francia. Un paisaje en el que incluyó una arquitectura completamente integrada en el lugar. Sí, Dalí también estuvo involucrado en ese proyecto.

Consejos y recomendaciones

Al entrar en el parque y en los folletos, podrás leer las normas a seguir en este lugar protegido. No se puede acampar, encender fuego, llevarse plantas o rocas, bañarse fuera de la cala Culip, etc.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Cala Culip

En verano, es aconsejable llevar algo para protegerse del sol –gorra y protector solar– y agua, ya que no hay sombra: la vegetación es toda muy baja. Desafortunadamente el aparcamiento abre sólo a las 10 así que lo de evitar las horas más cálidas es imposible.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Costa Ruta

La ruta, de menos de 6 kilómetros, es muy fácil, y no hace falta siquiera calzado de montaña: hay un sendero totalmente accesible que se puede recorrer tranquilamente en una hora y cuarto, más si paras a hacer fotos, claro.

Cómo llegar, horarios y precios del parking del Paratge de Tudela

En este link de la web de la Generalitat puedes consultar el horario del parque actualizado buscando “Tudela”. Abre de 10 h a 19 h en verano (de finales de junio a mitad de septiembre) y de 10 h a 18 h en Semana Santa, fines de semana de primavera, septiembre y octubre.

Girona Cap de Creus Paratge Tudela Cara

La única forma que hay de acceder es dejando el coche en este aparcamiento, lo malo es que sólo tiene esos horarios, abre bastante tarde también en verano. El coste del parking es de 5 € y sólo se puede pagar en efectivo.

Para llegar desde Cadaqués, sólo tienes que seguir los carteles del Parque Natural de Cap de Creus y continuar hacia el faro hasta encontrar el aparcamiento –a la izquierda camino del faro–. En Google Maps está indicado como “Paratge de Tudela”. Las coordenadas de GPS son: 42.321419, 3.297530.

Girona Cap de Creus Cala Paratge Tudela Vista

Tanto si te gusta la naturaleza como estimular tu creatividad o simplemente eres fan de Dalí, el pla de Tudela en el Cap de Creus es tu sitio.

¿Quieres recorrer el Paratge de Tudela en el Parque Natural de Cap de Creus? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Girona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Cadaqués aquí.
  • Alquila el coche en Girona al mejor precio aquí.
  • La mejor guía de Cataluña aquí
  • Contrata tu tour guiado en Girona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *