EuropaFranciaOccitania

Hoteles en Carcasona y alrededores, donde dormir en el País Cátaro

  

Ya hablamos de nuestra ruta en coche por Carcasona y los castillos cátaros y de lo que, a nuestro juicio, tendrías que ver y hacer en Carcasona. Pero, en una semana, también hace falta dormir. Aquí te mostramos los hoteles en Carcasona y alrededores en los que lo hicimos nosotros.

Francia Carcasona Carcassonne Muralla Entrada Defensa Castillo

En una semana tuvimos tiempo de probar cuatro hoteles. Dormimos tres noches en Narbona –la ciudad a la que llegamos en tren desde Madrid–, una noche en Carcasona y dos más en el País Cátaro, en Couiza y Cucugnan. Si la región nos fue sorprendiendo con su mezcla de paisajes, castillos, abadías, ciudades y pueblos –como el misterioso Rennes-le-Château–, los hoteles no fueron menos: tranquilos, lujosos, con vistas y… bueno, del cuarto hablaremos al final.

Dulces sueños…

Dormir en Carcasona con vistas: Hôtel des Trois Couronnes

Si Carcasona era la “estrella” del viaje, el hotel también tenía que serlo. El elegido no pudo cumplir mejor las expectativas. En realidad, las superó. Nos decantamos por el Hôtel des Trois Couronnes porque no queríamos dormir dentro de la ciudadela. Queríamos estar cerca pero no tanto como para perder la perspectiva…

Francia Carcasona Carcassonne Muralla Lizas Castillo

Y vaya que había perspectiva desde el Hôtel des Trois Couronnes. Desde la ventana de la habitación ya teníamos una panorámica bastante buena de la ciudad. Pero, en la azotea, encontramos la mejor vista de Carcasona. Tanto, que subimos al atardecer, en la hora azul, de noche, al amanecer, a media mañana…

Francia Pais Cataro Carcassonne Horas

Con tanta subida a la azotea, ¿tuvisteis tiempo de ver la ciudad? Sí, porque, aunque no está en la ciudadela, está a dos pasos… Bueno, a menos de diez minutos del castillo de Carcasona.

El hotel es funcional, las habitaciones son espaciosas y con terraza –al menos la que tuvimos nosotros–. Aunque tu habitación esté en las plantas bajas, como la mejor vista es desde la azotea, tampoco te agobies. Por cierto, no tenemos muy claro quién querría usarla pudiendo pasear por la ciudadela, pero también hay una piscina cubierta.

Dormir En Carcasona Hotel des Trois Couronnes Habitacion

Para aprovechar al máximo el tiempo en la ciudad –y las vistas al atardecer y la hora azul– también cenamos en su restaurante. El servicio fue un poco lento y la comida, a pesar de que estaba buena, no tuvo nada especialmente destacable.

Dormir En Carcasona Hotel des Trois Couronnes Restaurante

Si quieres disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, aquí puedes ver los precios y disponibilidad del Hôtel des Trois Couronnes. También puedes acceder a su bar, en la última planta, sin alojarte y admirar el paisaje –aunque creemos que no se puede subir a la azotea sin estar alojado–. Si lo tuyo es dormir dentro de la ciudadela o en otro lugar, aquí puedes ver los precios de otros hoteles en Carcasona.

Dormir en Narbona: la tranquilidad del Hotel La Résidence

Narbona fue nuestra puerta de entrada y de salida al País Cátaro. Llegamos en tren desde Madrid y buscamos un hotel tranquilo y no muy lejos de la estación. No muy lejos, pero tampoco demasiado cerca, también a menos de diez minutos. Las estaciones de tren suelen tener mala fama y tampoco queríamos empezar el viaje con mal pie. Ojo, que no sabemos si la zona de la estación de tren de Narbona no es aconsejable para dormir… es un prejuicio que hemos adquirido a lo largo de los años.

Francia Pais Cataro Narbona Catedral

El Hotel La Résidence, en la Rue du 1er Mai, está a un paso de la información turística y del centro histórico de Narbona. Un barrio residencial de calles estrechas y tranquilas. En la planta baja hay una sala de juegos con una mesa de billar, por si no te apetece salir a dar una vuelta. Nunca hemos usado las salas comunes de un hotel estando de viaje: queremos salir a explorar cuanto antes, pero… De hecho, después de leer todo lo que tienes que ver en Narbona en un día, seguramente quieras aprovechar el tiempo.

Francia Pais Cataro Narbona Hotel La Residence Habitacion

La habitación era un poco pequeña –hablamos de un hotel tres estrellas–. Pero el desayuno era muy bueno. Eso sí, no está incluido en el precio. Aquí puedes verlo, así como comprobar la disponibilidad, y aquí puedes buscar otros hoteles en Narbona.

Hoteles de lujo en los castillos cátaros: Château des Ducs de Joyeuse

Después de ver tantos castillos cátaros, ¿qué tal dormir en uno de ellos? Allá que fuimos, al Château des Ducs de Joyeuse, en Couiza.

Hotel Lujo Pais Cataro Chateau des Ducs de Joyeuse Jardines

Construido entre 1540 y 1560 para celebrar la alianza de las familias Voisin –señores de Couiza desde la herejía catara– y de los Ducs de Joyeuse, el castillo ha revivido como hotel de lujo en el siglo XXI. Por el camino, fue sitiado por los protestantes –en 1577–, vendido infinidad de veces y, finalmente, usado como almacén de lana por una fábrica de sombreros.

Un castillo de estilo feudal alrededor de un gran patio, con una torre circular en cada esquina –en una de ellas está el bar–. Los muros de la planta baja tienen un metro de espesor y los de las torres, dos. Eso sí, ha llegado a nosotros gracias a la última restauración a finales del siglo XX. El techo colapsó en 1928 y el castillo estaba a punto de ser declarado en ruinas…

Hotel Lujo Pais Cataro Chateau des Ducs de Joyeuse Patio

A pesar de que decía que no usamos las zonas comunes de un hotel, tenemos que precisar que es en hoteles urbanos. En el Château des Ducs de Joyeuse sí que recorrimos sus espacios comunes: los salones, el patio, las torres… Nos acercamos a la piscina –aunque no hubo baño– y recorrimos los jardines que lo rodean. Además de pasar un buen rato en nuestra más que espaciosa habitación –era mayo, no hubo oportunidad de encender la chimenea–.

Hotel Lujo Pais Cataro Chateau des Ducs de Joyeuse Habitacion

Para acabar de redondear la experiencia, también cenamos en su restaurante gastronómico La Cour des Ducs, la guinda del pastel.

Hotel Lujo Pais Cataro Chateau des Ducs de Joyeuse Cena

Si quieres darte un capricho en tu viaje a Carcasona y alrededores, echa un vistazo aquí a los precios y disponibilidad –las últimas lluvias de la tormenta tropical Leslie, han afectado al hotel que permanecerá cerrado hasta abril de 2019–.

Dormir en Cucugnan: Auberge du Vigneron… o no

A medio camino de los castillos de Peyrepertuse y de Quéribus se encuentra la población de Cucugnan –en realidad, el castillo de Quéribus pertenece a Cucugnan–. Allí tendríamos que haber pasado una noche después de visitarlos. Concretamente, en el Auberge du Vigneron. Según lo que habíamos visto, un alojamiento acogedor y coqueto, con un restaurante de calidad –también teníamos pensado cenar allí–.

francia aude pais cataro castillo peyrepertuse recinto bajo

Parece que no lo conseguimos, ¿verdad? Pues no. Cuando aparcamos el coche en doble fila junto al acceso al hotel y fuimos a la recepción, nos encontramos con que estaba lleno. ¿Quién iba a pensar que no iba a haber sitio un miércoles de principios de mayo? Está claro que nosotros no… Te aconsejamos que reserves, aquí –después de comprobar los precios, claro–, para que no te pase lo mismo.

La suerte estuvo de nuestro lado: los propietarios del Auberge du Vigneron nos pasaron el contacto de otro alojamiento en Duilhac-sous-Peyrepertuse, creemos que eran socios, la Hostellerie du Vieux Moulin. Eso sí, de una calidad más baja, no sólo en lo referente a la habitación, sino también a la cocina –no nos apeteció coger el coche para ir a cenar y luego volver, así que nos quedamos a cenar en Duilhac-sous-Peyrepertuse–.

francia aude pais cataro castillo queribus acceso

Ahora ya no tienes excusa, Carcasona y alrededores te esperan.

¿Te quieres ir de viaje a Carcasona y alrededores? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Carcasona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Carcasona aquí o en Narbona aquí.
  • Hazte con las mejores guías del sur de Francia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *