AméricaArgentinaChilePatagonia

La Patagonia argentina y chilena y sus maravillas

  

Sí, sé que escoger sólo un puñado de cosas que ver en la Patagonia es simplificar demasiado… Lo que esperábamos era encontrarnos con un territorio inmenso, frío, inhóspito y homogéneo. Inmenso sí. Frío casi siempre, con sus excepciones. Inhóspito en su mayoría, también con sus grandes excepciones. Homogéneo para nada. Si hay una cosa que nos sorprendió por encima de todo de la Patagonia, de hecho, fue su diversidad. Es verdad que en algunas partes de la Patagonia argentina te encuentras con centenares de kilómetros de aburridos coirones –la vegetación baja y de color dorado típica de la Patagonia– pisados por tranquilos guanacos que te miran sin inmutarse, pero luego cruzas los Andes y llega Chile con sus paisajes de un verde que casi golpea tus ojos poco acostumbrados al color. Y luego los lagos de Bariloche, los enormes glaciares del campo de hielo patagónico, tanto en Argentina como en Chile, los picos andinos con sus formas caprichosas y cada vez diferentes, y luego vuelve la estepa patagónica y llegas hasta dunas de arena en Puerto Madryn, sin hablar de la fauna: pingüinos magallánicos y pingüinos rey, ballenas, orcas, leones o lobos marinos y hasta zorros colorados en Ushuaia, allá por el fin del mundo.

Argentina El Calafate Glaciar Perito Moreno Salto

Pero si no os quedáis una vida, no podréis verlo todo, así que aquí tenéis la dichosa lista de cosas que ver en la Patagonia, para que escojáis las que más os gustan…

La región de los Lagos en Argentina y Chile: Bariloche, San Martín de los Andes, Puerto Montt y Puesto Varas

Tanto en Chile como en Argentina, la región de los Lagos es una de las más visitadas y turísticas de la Patagonia. En Chile la zona estrella es la elegante Puerto Varas, con sus alrededores: el volcán Osorno y el cruce andino hasta Argentina. Desde la capital, Puerto Montt, además, es posible embarcarse a la cercana y casi mítica isla de Chiloé o, si se tiene más tiempo, se puede navegar por todos los fiordos chilenos, desde Puerto Montt hasta Puerto Natales – tres noches a bordo del ferry Navimag–. Algo que no tuvimos ocasión de hacer, pero nos quedó la espinita…

Bariloche Cerro Campanario Panorama

Al otro lado de los Andes está Bariloche, una de las capitales del turismo en Argentina. Sus estaciones de ski en invierno –a las que acuden muchos brasileños, por lo que se ha rebautizado Brasiloche–, la belleza del Lago Nahuel Huapi, las vistas desde el Cerro Campanario, el mágico bosque de arrayanes, la cercana San Martín de los Andes… Todo deja claro el por qué del éxito del que fuera un pueblo y que se ha convertido en una máquina de hacer dinero. Seguramente haya perdido parte del encanto, pero le queda mucho todavía.

Cómo llegar: tanto Bariloche como Puerto Montt tienen aeropuerto con conexiones a Buenos Aires y a Santiago respectivamente. Las dos ciudades están conectadas por muchas líneas de autobuses a diario en verano. También hay autobuses nocturnos (unas 13 horas) de Santiago a Puerto Montt.

Las Cuevas y Catedral de Mármol en Chile

Las cuevas de mármol fueron una de las grandes sorpresas que nos regaló la Patagonia. Algo que no te esperas cuando sales en el barquito con tu chaleco salvavida por las tranquilas aguas del Lago General Carrera. Pero ahí están, unas cuevas creadas por la acción del viento y del agua del lago que regalan un espectáculo de colores y reflejos asombroso. Tan majestuosas que hasta hay una “catedral”.

Chile Puerto Tranquilo Cuevas de Marmol

Cómo llegar: hay autobuses de Coyhaique a Puerto Tranquilo (casi cinco horas sólo ida) que paran justo enfrente de donde salen los barcos. También hay tours de ida y vuelta en un día a las cuevas de mármol desde Coyhaique. Si se va en bus, es mejor informarse de los horarios el día anterior y comprar también la vuelta. Ir y volver el mismo día puede resultar un poco agotador, si se tiene la posibilidad es mejor dormir en Puerto Tranquilo. En Coyhaique está el aeropuerto Balmaceda, el principal acceso por vía aérea a la Región de Aysén, con conexiones a Santiago de Chile.

La cueva de las manos y la tierra de colores en Argentina

No sólo huellas de manos pintadas en cuevas desde hace 9000 años… Cerca de la cueva de las manos hay un rincón desconocido que pudimos admirar en total soledad. Se trata de la tierra de colores, unas pequeñas colinas de colores tan llamativos como amarillo o rosa. Se encuentran en el terreno de la Estancia Cueva de las Manos, pero lejos de las cuevas. Si dormís en la estancia, podéis llegar andando con un buen paseo. Si hacéis el tour desde la ciudad de Perito Moreno podéis pedirle al conductor que pare ahí a la vuelta.

Argentina Perito Moreno Tierra de Colores

Cómo llegar: el pueblo más cercano es Perito Moreno (que no tiene nada que ver con el glaciar), en plena ruta 40 argentina. Si no tenéis coche, lo más fácil es ir con un tour organizado desde ahí, lo organiza una sola agencia: Zoyen. No hay aeropuertos cercanos pero Perito Moreno está bien conectado por autobús con muchas ciudades argentinas.

Puerto Madryn y Peninsula Valdés: ballenas, orcas, leones marinos…

A Puerto Madryn y Península Valdés se viene a ver ballenas –cuando están–, orcas –aunque sean muy difíciles de avistar–, leones y elefantes marinos, pingüinos magallánicos, zorros grises, maras –parecidas a las liebres–, guanacos, aves… Los amantes de los animales ya saben a dónde ir. Os damos más detalles y los periodos de avistaje de fauna en la entrada que les dedicamos a Puerto Madryn y Península Valdés.

Argentina Puerto Madryn Peninsula Valdes Pinguino Magallanico

Cómo llegar: Puerto Madryn tiene aeropuerto y está bien conectada por bus con Buenos Aires y muchas otras ciudades argentinas.

Trekking a las torres del Paine y al Fitz Roy

El Chaltén y Puerto Natales son las capitales del trekking de Argentina y Chile. Desde los dos pueblos salen muchísimas rutas de senderismo. ¿Lo que más buscan aquí turistas y caminantes? Avistar las tímidas cimas de los que probablemente sean los cerros más famosos de la Patagonia y de los más difíciles de ver. Sí, porque, a menudo, se esconden detrás de las nubes. Desde Puerto Natales, en Chile, se llega al Parque Nacional Torres del Paine donde las reinas son, como no, sus torres. Y desde el Chaltén, en Argentina –entre otros dos parques nacionales: el Parque Nacional Bernardo O’Higgins y el Parque Nacional Los Glaciares–, está el rey: el Monte Fitz Roy.

Chile Puerto Natales Torres Paine

Cómo llegar: En Puerto Natales hay un pequeño aeropuerto pero lo más común es llegar al aeropuerto de Punta Arenas. En Puerto Natales hay autobuses también hacia Argentina, en particular a El Calafate. A El Chaltén se puede llegar en autobús desde la ciudad de Perito Moreno (al norte) o El Calafate (al sur). En El Calafate hay aeropuerto.

El Perito Moreno

Poco hay que decir sobre el glaciar Perito Moreno, que probablemente sea el glaciar más famoso del mundo… Visita obligada en la Patagonia, que no nos desilusionó ni siquiera después de asombrarnos con los glaciares de la Antártida. Hay muchas formas de visitarlo: desde las pasarelas, haciendo trekking con crampones sobre el hielo y en barco a ambos lados, os damos todos los detalles en la entrada que le dedicamos al Perito Moreno.

Argentina El Calafate Perito Moreno Panorama Cerca

Cómo llegar: El Calafate es la base para visitar esta sección del Parque Nacional de los Glaciares tanto en coche como a través de uno de los muchos tours que ofrecerán ahí. En El Calafate hay un aeropuerto y una estación de autobús bien conectada con numerosas ciudades argentinas y con Puerto Natales y Punta Arenas en Chile.

Otros glaciares de la Patagonia

Pero el Perito Moreno es sólo uno de los muchísimos glaciares que hay en la Patagonia. De hecho el campo de hielo Patagónico Sur es la tercera extensión de hielos continentales del mundo tras las de la Antártida y de Groenlandia, o sea que glaciares no faltan –aunque, eso sí, en su mayoría están retrocediendo desafortunadamente –.

Chile Glaciar Serrano

Los peculiares glaciares “colgantes” como el Cerro Tronador en Argentina o el Ventisquero Colgante en Chile, o, ya en el campo de hielo patagónico, el Serrano, el Balmaceda y el San Rafael en Chile o el Uppsala, el Spegazzini y el Viedma en Argentina, representando éste último una alternativa más barata y menos concurrida que el Perito Moreno para hacer el trekking en hielo.

Cómo llegar: al glaciar San Rafael, en Chile, se puede llegar en barco desde Puerto Chacabuco, cerca de Coyhaique, que tiene aeropuerto. A los glaciares Serrano y Balmaceda se tiene acceso en barco desde Puerto Natales, también en Chile. El Cerro Tronador está en Argentina, cerca de Bariloche y el Ventisquero Colgante está en plena carretera austral, en Chile, en las inmediaciones del pueblecito de Puyuhuapi, en el Parque Nacional Queulat. Al glaciar Uppsala se llega desde El Calafate y al Viedma desde El Chaltén.

La tierra de fuego y el fin del mundo

Tierra de poblaciones indígenas que tristemente fueron víctimas de genocidios y de exploradores. Y todavía de colonias de pingüinos magallánicos y pingüinos rey cerca de Punta Arenas, de paisajes sobrecogedores en el Parque Nacional Tierra de Fuego, de la ciudad más austral del mundo, Ushuaia, del mítico canal de Beagle y del fin del mundo. Aunque más allá, y más cerca que nunca, está la Antártida

Ushuaia Ciudad Montañas

Cómo llegar: Tanto Punta Arenas, en Chile, como Ushuaia, en Argentina, tienen aeropuertos y, además, estaciones de autobuses con muchas conexiones. También es posible ir en barco de Punta Arenas a Ushuaia y viceversa con Australis en una travesía de 4 noches.

Más información:

¿Te quieres de ir de viaje a la Patagonia por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en la Patagonia aquí o compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Alquila el coche/carro en Patagonia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Argentina aquí. y las mejores guías de Chile aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

13 comentarios

  1. Sebastián
    20 Septiembre, 2014 en 21:00 — Responder

    Que pena que no haya comentarios. La Patagonia es hermosa, personalmente es mi lugar favorito de Chile , pero magnifica el gran problema del país y es que por su distancia con los centros urbanos todo suele tener precios elevados (y Chile ya es caro comparado con el resto de los países sudamericanos, salvo Brasil quizás)

    Además las conexiones son difíciles, lo mejor es ir en el verano austral, pero aún así el tiempo es bastante cambiante, hay que checar de antemano que los pasos fronterizos estén abiertos.

    Mi lugar favorito definitivamente son las catedrales de mármol. Si son buenos fotógrafos y les gusta la naturaleza, este definitivamente es su lugar. La contra es tener que volar hasta Balmaceda(un pueblo de dos cuadras), luego ir a Coyhaique para finalmente ir a Puerto Tranquilo. La región además tiene mucha naturaleza que ver, pero el problema es que si no se tiene auto no hay como acceder a ella.
    Un dato que no necesita vehículo propio y si se quieren ir a relajar y desconectar de todo, pueden ir hasta Puerto Ibañez desde Coyhaique (el camino es hermoso, bordea rios y se ven cataratas, además se ve Cerro Castillo) y cruzar en ferry el lago General Carrera hasta Chile Chico, en el barco pueden ver los “penachos” de Cerro Castillo. Además Chile Chico es una ciudad fronteriza, así que luego pueden seguir vía Argentina.

    Además de la región de los Lagos es un buen complemento sumarle la de Los Rios, particularmente la ciudad de Valdivia es hermosa y fácil de acceder desde Santiago, es solo una noche en bus.

    • 20 Septiembre, 2014 en 21:45 — Responder

      ¡Hola Sebastián y muchas gracias por tu detallado comentario! A nosotros también nos encantó la Patagonia, aunque no sabríamos decir si es nuestro lugar favorito en Chile, ¡hay tanto que ver! Sí es cierto que las distancias son grandes y los precios son elevados aunque, todo hay que decirlo, esto pasa en todas las zonas turísticas y alejadas de Chile: San Pedro de Atacama e Isla de Pascua no son sitios muchos más baratos por ejemplo… Sí que es cierto, además que Chile es uno de los países más caros de Sudamérica. Pero bueno, merece la pena 😉

      Ciertamente las conexiones son difíciles, sobre todo en la carretera austral, hay muy pocos autobuses y, si no se tiene vehículo propio, hay que esperar a que pase uno que no esté lleno en el día de la semana que pase o hacer dedo. Y el tiempo sí que es muy cambiante. ¡Pero todo esto le da un atractivo incluso mayor a la Patagonia! Nosotros a Puerto Tranquilo fuimos en autobús desde Coyhaique, donde habíamos llegado haciendo dedo desde el norte en cualquier caso, moverse sin aviones y sin vehículo propio también es posible aunque no fácil.

      Las demás sugerencias nos las apuntamos para nuestro próximo viaje a Chile, ¡muchas gracias de nuevo!

  2. […] Ocho lugares que te no puedes perder en La Patagonia […]

  3. 23 Octubre, 2014 en 02:49 — Responder

    Muy buen artículo!! Ya estaba en mis planes, pero me terminaron de convencer con tomarme unos meses y recorrer la Patagonia. Estoy tan cerca, pero siempre fui de viajes relámpagos. Es un lugar que se necesita visitar tranquilo y con tiempo…
    Saludos viajeros!

    • 23 Octubre, 2014 en 09:08 — Responder

      ¡Hola Francisco y bienvenido al blog! Muchas gracias, nos alegra contribuir a que alguien más se anime a disfrutar con calma de estos sitios estupendos 🙂 ¡Saludos viajeros! P.D. Nos encanta Córdoba 😉

  4. Victoria
    1 Junio, 2015 en 23:57 — Responder

    Que buena descripción de mi tierra…ni yo conocía tanto. La Patagonia es una tierra mágica, inmensa, que te hace sentir pequeño. Nací y viví hasta los 21 años en la costa patagónica argentina, aún hoy el sonido del mar y del viento me traen recuerdos de mi hogar… Gracias chicos, hermosas fotos y muy bien detallado.

    • 2 Junio, 2015 en 00:09 — Responder

      ¡Hola Victoria y bienvenida al blog! Muchísimas gracias por tu comentario, todo un halago que, siendo de ahí, te haya gustado nuestro artículo. A nosotros también el sonido del viento nos sigue recordando la Patagonia 🙂 ¡Un abrazo viajero!

  5. Belen
    25 Mayo, 2016 en 20:24 — Responder

    ¡Me ha servido de mucho tu blog! Es muy completo. Somos una pareja y nos gustaría ir a la Patagonia en octubre, no sé si será buena época. Muchas gracias.

    • 27 Mayo, 2016 en 10:41 — Responder

      ¡Hola Belén y bienvenida al blog! Nos alegramos de que te haya servido. Octubre es buena época, todavía hace fresco pero está bien 🙂 ¡Buen viaje!

  6. Marta
    28 Octubre, 2016 en 06:21 — Responder

    Vaya, es un gusto volver a visitarles para maravillarnos nuevamente de su experiencia que nos emociona como si por un instante estuviéramos por ahí. Sin duda, su blog es algo maravilloso. Les admiramos y les enviamos un fuerte abrazo¡

    • 28 Octubre, 2016 en 08:26 — Responder

      ¡Hola Marta! Mucgas gracias, ¡nos vas a poner colorados!

  7. Marta
    23 Enero, 2017 en 20:11 — Responder

    ¡Hola!
    Me ha encantado ver las fotos y todos los comentarios.
    Mi pareja y yo vivimos en Perú por tema de trabajo. Teníamos intención de hacer un viaje en Semana Santa y aprovechar la oportunidad de conocer sitios cercanos.
    Hemos estado mirando para ir a la Isla de Pascua o a la Patagonia argentina y no sabemos muy bien por cuál decidirnos.
    Tenemos cinco días y creemos que posiblemente no nos de tiempo a ver mucho de la Patagonia pero nos llama más la atención que la isla de Pascua.
    ¿Qué me recomiendan? ¿Conocen alguna empresa que organice el viaje o las excursiones?
    Muchas gracias

    • 25 Enero, 2017 en 09:34 — Responder

      ¡Hola Marta y bienvenida al blog! Tanto la Isla de Pascua como la Patagonia son sitios increíbles, de nuestros favoritos en el mundo, así que no sabríamos elegir. Eso sí, la Patagonia merece más que cinco días, si tienes sólo ese tiempo puedes centrarte en una zona: por ejemplo la de Bariloche o de El Calafate (si vas a El Calafate puedes pasarte también a Puerto Natales en Chile). Respecto a la agencia, si quieres te mandamos un mail, pero depende de a qué zona queréis viajar finalmente… ¡Un saludo y buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *