AméricaArgentinaPatagonia

Puerto Madryn y la Península Valdés

  

Puerto Madryn fue una etapa muy especial de nuestro viaje por Sudamérica. Aún siguiendo en la Patagonia, allí acababa ese frío patagónico que nos había acompañado y casi agotado durante unos dos meses, desde que habíamos llegado a Bariloche. Allí encontramos a alguien muy especial: a Gabo, del blog Gabo por el mundo, un gran viajero con un gran proyecto que está a punto de empezar. Allí cumplimos un año de viaje, que celebramos junto a él. Y allí compramos nuestro billete de vuelta, para la semana siguiente. Ya era real: el viaje se acababa, sólo quedaría la vuelta a Buenos Aires, donde nos esperaría el avión que nos volvería a llevar a nuestra casa de Madrid. Difícil olvidar unos días tan intensos y ricos de emociones, pensamientos, miedos… Lo mejor, para no pensarlo, era hacer turismo. Y lo más fácil y entretenido es contaros lo que vimos, porque lo que sentimos no lo sabemos ni nosotros.

Argentina Puerto Madryn Salto Gabo

Puerto Madryn: el paraíso del avistamiento de ballenas

A Puerto Madryn se va a ver ballenas… y a hacerles fotos. Es probablemente el mejor sitio del mundo para avistar las ballenas francas australes –la Eubalaena australis, Southern Right Whales en inglés, las que eran las “correctas” para cazar…–. Y es que no hace falta ni salir en barco ni tener suerte. Porque están allí. Vuelven todos los años, pero no por Navidad… De hecho es justo cuando se van. De junio a diciembre llegan –alcanzan su número máximo en septiembre/octubre– para quedarse en el Golfo San José, en la Península Valdés, y en Golfo Nuevo, justo donde se encuentra la ciudad de Puerto Madryn. Llegan a estas aguas templadas y tranquilas para reproducirse, amamantar sus crías y enseñarles a nadar, antes de volver a emprender el largo viaje hacia la Antártida para…¡hincharse a plancton marino (krill)!. Sí, comen nada menos que una tonelada al día, ¡que se dice pronto! El Océano Antártico es la zona de alimentación de muchas especies de ballenas… nosotros tuvimos ocasión de ver unas cuantas en nuestro viaje a la Antártida.

La gestación dura más o menos un año, las hembras sólo tienen una cría cada tres años –la mayoría entre junio y septiembre– y durante otro año los ballenatos permaneces junto a su madre, así que se pueden ver ballenas en todas estas diferentes etapas en Madryn.

Los ballenatos son muy curiosos y se acercan mucho a los barcos y, desde la misma costa de la ciudad, se puede escuchar la respiración de los “pequeños” y sus madres, una experiencia única que… no pudimos vivir. Sí, porque llegamos en Madryn en marzo, cuando ya se habían ido. Así que… hubo que buscar alternativas.

El centro y excursión al Cerro Avanzado y Punta Loma

Puerto Madryn es una ciudad muy agradable y segura. Caminar por el paseo marítimo hasta el Ecocentro –son unos 5km– y darse una vuelta por el museo es muy buen plan todo el año. Otro es ir en 4×4 por el Cerro Avanzado hasta Punta Loma. Eso hicimos con Argentina Visión y fue una experiencia sorprendente. Viendo el paisaje que nos había acompañado desde el Sur de Patagonia hasta Puerto Madryn, no podíamos imaginar que hubiera dunas a las puertas de la ciudad pero… ¡ahí están! Con el 4×4 pasamos por ellas y llegamos hasta el Área Natural Protegida de Punta Loma.

Argentina Puerto Madryn Dunas Golfo Nuevo

Allí, a parte de avistar aves –sobre todo cormoranes–, la gran atracción son los lobos marinos de un pelo. Desde un mirador que está bastante cerca de una de las dos colonias de lobos marinos se pueden ver y sobre todo… ¡escuchar! El ruido que emiten es increíble. Y es impresionante como las crías llaman a sus madres…

Argentina Puerto Madryn Lobos Marinos Golfo Nuevo

También se puede bucear y hacer snorkel con lobos marinos… aunque es bastante caro.

La Península Valdés, ¿aquí hay orcas?

No sólo hay ballenas en Puerto Madryn y Península Valdés, es una zona riquísima de muchos tipos de animales terrestres, marinos y aéreos. Fundamental antes de ir: consultar el calendario de fauna en la página de turismo de Puerto Madryn.

En nuestro paso por la Península Valdés vimos muchos guanacos, bastantes choiques –o ñandúes, parecidos a pequeños avestruces–, un zorro gris, una mara –una especie de roedor parecido a una liebre–, unos cuantos pingüinos magallánicos –después de habérnoslos perdido en Punta Arenas – un par de elefantes marinos desde lejos y muchos lobos (o leones) marinos en las loberías de Punta Pirámide y Punta Norte. Justamente aquí, en Punta Norte, las orcas llegan, entre finales de febrero y finales de abril, para darse unos cuantos festines a base de lobo marino. Seguro que las habéis visto alguna vez en un documental del National Geographic: el varamiento intencional para cazar, sobre todo, crías de lobos y leones marinos es una de las técnicas de caza más fascinantes de estos inteligentísimos depredadores. Una técnica que emplean sólo aquí y en las Isla Crozet, en el océano Índico, aunque a esa zona es mucho más difícil acceder. La mejor época para asistir a este excepcional evento es a principios de abril… justo cuando llegamos nosotros. Así que había que intentarlo, aunque sabíamos que era muy complicado.

Argentina Peninsula Valdes Cabo Norte Elefantes

Las orcas sólo atacan cuando la marea es alta –hay dos mareas altas al día– y la mejor forma de verlas es quedarse a dormir dentro del Área Nacional Protegida de Península Valdés –en el único pueblo que hay: Punta Pirámides a unos 75 km, una hora de coche, de Punta Norte– e ir muchos días seguidos a Punta Norte durante la marea alta. Puerto Madryn está mucho más lejos y, además, cada día habría que volver a pagar la entrada. Así lo hizo un compañero de nuestro viaje a la Antártida que se fue durante una semana todos los días a intentar avistarlas… pero sin éxito. Allí estaba la comida en formato de lobo marino, pero las orcas no debían tener hambre.

Argentina Peninsula Valdes Pinguino Magallanico

Nosotros fuimos con un tour organizado con la agencia Cuyunco Turismo y el problema es que, para cuando llegamos, ya llevaba un rato la marea alta porque antes habíamos parado en el museo, pero bueno, no hubo orcas ese día en cualquier caso. El resto del tour por el norte de la península Valdés estuvo bien pero claro, sin ballenas y sin orcas la península pierde bastante interés…

El valle inferior del río Chubut y los pingüinos Punta Tombo

Al día siguiente, siempre con Cuyunco Turismo, nos fuimos a ver la mayor colonia continental de pingüinos magallánicos, en Punta Tombo, a unos 180 km de Puerto Madryn. Si no se tiene transporte propio la mejor forma de llegar es con un tour. Y merece la pena para andar literalmente entre pingüinos. Hay a montones y podréis observarlos, sin molestar por supuesto, desde muy cerca.

Argentina Punta Tombo Pinguino Magallanico

De camino a la pingüinera Punta Tombo se para en el valle inferior del río Chubut, donde llegaron los primeros colonos galeses que se establecieron en esta zona. Hay dos posibilidades: visitar las antiguas colonias galesas de Gaiman –con las típicas casas de té galés– y Trelew –con su Museo Paleontológico Egidio Feruglio– o parar en la Playa Unión de Rawson para tomar un semirígido y avistar toninas overas. Nosotros habíamos escogido esta última opción pero… no sabíamos que había que pagar esta excursión a parte y no habíamos llevado dinero, así que nos quedamos sin ver nada. Muy importante: preguntad siempre que está incluido en los tours que contratáis.

Alojamiento en Puerto Madryn

En Puerto Madryn hay una una oferta muy variada de alojamiento, tanto de hoteles como de albergues. Pablo, el dueño del Hostel Trapalanda, nos contó cómo su idea de abrir un hostel se había hecho realidad desde hace muy poco. Pablo ha trabajado toda la vida en turismo como guía y en el hostel sigue dando charlas informales sobre la fauna y la historia local. Trapalanda es la mítica ciudad donde los Incas habrían escondido sus tesoros… Cuando Pablo nos contó esta historia entendimos cómo ama su tierra. Nosotros estuvimos genial en su hostel y le auguramos muchos éxitos.

Argentina Puerto Madryn Hotel Trapalanda Mosaico

¿Te quieres de ir de viaje a Puerto Madryn por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Buenos Aires aquí
  • Escoge el hotel que más te guste en Buenos Aires al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche/carro en Argentina al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Argentina aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

3 comentarios

  1. […] Aires y Uruguay) Laguna Esmeralda, una laguna escondida entre montañas, en Bitácoras de viaje Puerto Madryn y Península Valdés, de Salta […]

  2. alejandro
    3 septiembre, 2017 en 22:27 — Responder

    La Península Valdés es un lugar increíble. ¡Los avistamientos de ballenas son imperdibles!

    • 4 septiembre, 2017 en 13:12 — Responder

      ¡Hola Alejandro y bienvenido al blog! Sin duda, ¡son imperdibles, qué maravilla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *