5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

20 lugares que ver en Nantes y alrededores

Hay muchísimo que ver en Nantes. La capital histórica de Bretaña y hoy capital de la región de Países del Loira es una de las ciudades más sorprendentes de Francia. Considerando que hablamos del país más visitado del mundo, no es moco de pavo.

Que Ver en Nantes Les Anneaux Daniel Buren Patrick Bouchain Salto
Saltando junto a la obra Les Anneaux de Daniel Buren y Patrick Bouchain

¿Cómo no iba a ser la ciudad de Julio Verne una meta para viajeros? Pues, hasta hace unos años, no lo era. A pesar de su castillo, de su catedral y de su bonito casco histórico, su cara industrial la opacaba. Pero, en 2007, llegó la “revolución” de las Máquinas de la Isla, en parte inspiradas en el mismo Julio Verne, y, unos años después, la del festival Le Voyage à Nantes. El Gran Elefante de Nantes, el resto máquinas y las obras de arte del festival desperdigadas por la ciudad han provocado un efecto parecido al del Guggenheim en Bilbao. De ciudad industrial a meta, ahora sí, del turismo.

Así que, lo sentimos, nuestra lista de lugares que ver en Nantes y alrededores es algo más larga de lo habitual. Incluye 17 lugares en la ciudad y 3 en las cercanías. Pero, no te preocupes, también nos adaptamos al tiempo que tengas y te aconsejamos qué visitar en Nantes en uno, dos, tres o cuatro días. ¡Que no se diga!

El Pass Nantes

Antes de hablarte de los lugares que ver en Nantes, un pequeño consejo práctico: hazte con el Pass Nantes. Incluye el transporte público de la ciudad: tranvías, autobuses, las líneas de Navibus –los barcos que cruzan el río, nada que ver con la Navidad– y el autobús directo al aeropuerto. Además, todos los museos de los que hablamos en el artículo y alguno más, las Máquinas de la Isla, tours en barco, visitas guiadas… Hay versiones de 24h, 48h, 72h y 7 días.

Que Ver en Nantes Pass Nantes
El Pass Nantes en el Museo de Bellas Artes de Nantes

Los 17 lugares que ver en Nantes

No nos enrollamos más, aquí van nuestras 17 cosas que ver en Nantes.

1. El Gran Elefante de Nantes y las Máquinas de la Isla

Desde que salió del taller de La Machine en 2007, el Gran Elefante se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Teníamos que empezar nuestro listado de cosas que ver en Nantes por él. Bueno, por él y el resto de Máquinas de la Isla, que también están el Carrusel de los Mundos Marinos y la Galería de las Máquinas.

Elefante Nantes Carrusel Mundos Marinos
El Gran Elefante junto al Carrusel de los Mundos Marinos

Si no sabes de lo que te estamos hablando, o si te suena, pero quieres más detalles –qué son, cómo “nacieron”, dónde están, cómo es el acceso, si hay que reservar y toda la información práctica que se te ocurra–, lee nuestro artículo sobre el Gran Elefante de Nantes y las Máquinas de la Isla. Están incluidas en el Pass Nantes.

2. La línea verde: Le Voyage à Nantes permanente

Antes de seguir con lugares que visitar en Nantes, tenemos que hablar de algo que los une a todos y te guiará por ellos. Tal vez, podría considerarse un “lugar” en sí. Hablamos de una línea. Una verde de más de 20 km pintada en el suelo de la ciudad que te guía por el que los franceses denominan monument dispersé, algo así como monumento “disperso”.

Que Ver en Nantes Linea Verde
La línea verde de Le Voyage à Nantes

Si has empezado a investigar sobre Nantes, seguramente habrás escuchado hablar de Le Voyage à Nantes. Es un festival cultural de verano –desde 2022, también tiene “versión invernal”, Voyage en Hiver– que, entre otras cosas, lleva a las calles de la ciudad obras de arte contemporáneo de artistas de todo el mundo. Algunas de ellas se quedan de forma permanente en la ciudad.

El festival nació en 2012 junto con Le Voyage permanent. Las obras permanentes del festival enriquecen cada año ese recorrido que puedes seguir con la línea verde y que también pasa por los principales monumentos y puntos de interés de la ciudad. En la web de turismo de Nantes tienes un mapa de la línea verde de Le Voyage à Nantes en el que ya hay más de un centenar de obras. 

En el artículo te iremos indicando algunas que vimos por la ciudad, son los puntos verdes en nuestro mapa de Nantes.

3. El Parque de los Astilleros

Ya que irás a ver el Gran Elefante de Nantes y las Máquinas de la Isla, no puedes perderte el resto de la Isla de Nantes, la gran isla del Loira en la que se encuentran.

Que Ver en Nantes Parque Astilleros
Parque de los Astilleros desde Santa Ana

Al oeste de la isla está el Parc des Chantiers, Parque de los Astilleros. Un nuevo barrio nacido en la antigua zona degradada de los astilleros e impregnado de creatividad, con galerías de arte y bares –un barrio de los que hace unos años se habría llamado hipster–.

En la zona del Hangar à Bananes está una de las obras más conocidas de Le Voyage à Nantes: Les Anneaux de Daniel Buren y Patrick Bouchain. Unos anillos que se iluminan con luces de colores de noche y enmarcan la cúpula de la iglesia de Notre-Dame-du-Bon-Port. También puedes tomar algo en la La Cantine du Voyage o visitar las exposiciones de la Hab Galerie –cuando estuvimos nosotros, había una muy chula–.

4. Más Isla de Nantes: el Campus Creativo

Al este de la Isla de Nantes está el Campus Créatif, Campus Creativo. Una zona en la que la reina es la arquitectura contemporánea de los edificios universitarios, institucionales o de empresas digitales y culturales. El más famoso es el Palacio de Justicia de Jean Nouvel. Pero también están Zero Newton de Eduardo Souto de Mour; la Escuela de Arquitectura de Lacaton & Vassal; la Escuela de Bellas Artes –ex Almacenes Alstom– de Franklin Azzi Architecture; el Manny –el edificio de la Euridis Business School– del Grupo Coupechoux, o La Fabrique de Tétrarc. Si te gusta la arquitectura contemporánea, es tu sitio.

Que Ver en Nantes Campus Creativo Euridis Business School
La arquitectura contemporánea de la Euridis Business School en el Campus Creativo

Por supuesto, también hay obras de Le Voyage à Nantes, como el Mètre à Ruban de Lilian Bourgeat, un metro de sastre amarillo a tamaño gigante; las grandes cabezas de In a Silent Way de Nathalie Tallec, en el patio del Polo Universitario Interdisciplinar dedicado a la cultura digital, o la curiosa escultura L’Absence, del Atelier Van Lieshout, que también es un bar.

5. El Castillo de los duques de Bretaña y el Museo de Historia

Del siglo XXI nos vamos al XV, que no todo lo que hay que ver en Nantes es arte contemporáneo. El Château des ducs de Bretagne, Castillo de los duques de Bretaña, se remonta a esa época, aunque, por supuesto, ha cambiado mucho a lo largo de sus casi ocho siglos de historia. Fue residencia de Francisco II, el último duque de Bretaña, y de su hija, Ana de Bretaña, reina consorte de Francia en dos ocasiones de la que escucharás hablar seguro en Nantes y encontrarás una estatua junto al castillo.

Que Ver en Nantes Castillo Duques Bretana Exterior
El exterior del castillo

El castillo tiene aspecto de fortaleza por fuera y de palacete residencial por dentro. Se puede acceder gratuitamente al patio de armas, a las murallas y a los jardines. Pero, si tienes un tiempo –una hora y media o dos, por lo menos–, te aconsejamos mucho la visita al museo que acoge en su interior: el Musée d’histoire de Nantes, Museo de Historia de Nantes. Un repaso de la historia del castillo y de la ciudad, desde tiempos de los romanos hasta hoy en día, en el que se tratan también temas tabú hace años como el de la esclavitud.

Que Ver en Nantes Castillo Duques Bretana Museo Historia Sala
Una sala del Museo de Historia de Nantes dentro del Castillo de los duques de Bretaña

Cuando salgas, puedes ver el castillo reflejado en el Miroir d’eau, espejo de agua.

6. La catedral de Nantes y la Porte Saint-Pierre

Junto al castillo, el otro monumento que tienes que visitar en Nantes sí o sí es su catedral, Cathédrale Saint Pierre et Saint Paul, que se empezó a levantar en el siglo XV. Dentro hay una joya renacentista, la tumba de Francisco II. Eso sí, desde el terrible incendio provocado del verano de 2020, la catedral está cerrada sin fecha prevista de reapertura.

Que Ver en Nantes Catedral Fachada
La fachada de la Cathédrale Saint Pierre et Saint Paul

Junto a la catedral está la Porte Saint-Pierre, parte de la antigua fortificación medieval. Se construyó en los siglos XIII y XV sobre la puerta romana más antigua de la ciudad, del siglo III, de la que todavía queda algún vestigio. El simpático castor que hay junto a la puerta es otra obra de Le Voyage à Nantes: Un castor sur un mur de Laurent Le Deunff.

Rincón Salta Conmigo


Muy cerca de la catedral no te pierdas el coqueto jardín de la Psalette, en el patio de un palacete del siglo XV.

8. La Église Sainte-Croix y la Maison de la Poésie en Bouffay

El Castillo de los duques de Bretaña y la catedral de Nantes se encuentran en el corazón medieval de la ciudad, en el llamado barrio de Bouffay.

Que Ver en Nantes Iglesia Santa Cruz Linterna
La linterna de la iglesia de la Santa Cruz

En ese barrio hay otras dos paradas obligadas, muy cerca la una de la otra. Una es la ​​Place du Bouffay, la plaza donde se alza la Église Sainte-Croix, la iglesia de la Santa Cruz, donde fue bautizado Julio Verne y se casaron sus padres. Lo más llamativo es su campanario rematado por una linterna decorada con ángeles tocando la trompeta.

La segunda parada es la Place du Change, donde se alza la Maison du Change o Maison des Apothicaires, la casa de entramado de madera más bonita y antigua de Nantes, del siglo XV. Se ha convertido en Maison de la Poésie, un centro de difusión de la poesía contemporánea.

En esta zona hay tres obras curiosas de Le Voyage à Nantes. Una es Le temps entre les pierres, de Flora Moscovici, que resalta en color la chimenea de un palacete del siglo XV. Otra es el Éloge du pas de côte, de Philippe Ramette, una estatua de un hombre trajeado con un pie en un pedestal y el otro en el aire. Y la tercera, Jungle Intérieure es la más llamativa: una verdadera “jungla” con más de mil plantas en macetas en un patio en plena ciudad.

9. El barrio de Graslin, sus plazas y el Passage Pommeraye

Si Bouffay es el barrio medieval, Graslin es el barrio decimonónico de Nantes –aunque se creó en el siglo XVIII– y el más chic de la ciudad, con sus boutiques, avenidas y grandes plazas.

Que Ver en Nantes Place Graslin
La Place Graslin

Hablando de plazas, las más importantes son dos. La Place Royale, donde se alza la Basílica de San Nicolás –fíjate en el trozo de muralla medieval que queda junto a ella–. Y la Place Graslin, con el neoclásico Teatro Graslin y el modernista restaurante La Cigale –echa un vistazo a su interior decorado con azulejos y madera–.

Entre las dos plazas está otro de los sitios que tienes que ver en Nantes sí o sí, uno de sus rincones más emblemáticos. Hablamos del Passage Pommeraye, una de las pocas galerías comerciales cubiertas del siglo XIX –se inauguró en 1843– de dos plantas. Todavía funciona como galería comercial, con sus tiendas de lujo y cafés.

Que Ver en Nantes Passage Pommeraye
El Passage Pommeraye

Volvemos a Le Voyage à Nantes. En Graslin nos llamaron la atención dos obras. Una es Éloge de la transgression, de Philippe Ramette, una estatua de una niña subiéndose a un pedestal vacío. Está en pleno cours Cambronne, un pasaje público arbolado del siglo XIX con edificios de la época por el que tienes que pasar. Y la otra es una de las más curiosas de la ciudad: Micr’Home de Myrtille Drouet, un microedificio de solo dos metros de ancho suspendido a cinco metros del suelo. Tiene tres niveles con tres viviendas de 26m2 cada una que se alquilan a turistas. ¡Fíjate en la polea para subir y bajar las maletas!

En la misma calle de la Micr’Home hay dos paradas dulces: la preciosa chocolatería y confitería Georges Gautier y la heladería La Fraiseraie, famosa por sus helados de fresa. Intentamos probar uno… ¡pero había demasiada cola!

10. El barrio de Feydeau

Al sur de Bouffay y Graslin hay otro pequeño barrio alargado, el barrio de Feydeau. Tiene esa forma porque era una isla. Se unió a la ciudad y a la isla Gloriette cuando se llenaron los brazos del Loira a principios del siglo XX.

Que Ver en Nantes Aire de Jeux Kinya Maruyama
Aire de Jeux, de Kinya Maruyama

Aquí hay otras dos obras. Una es Feydball, un campo de fútbol adaptado al terreno, con forma muy peculiar, del estudio de arquitectos Barré-Lambot. En el reflejo del espejo el campo tiene forma normal. Otra es Aire de Jeux, de Kinya Maruyama, un parque infantil con su dragón.

11. El Memorial de la abolición de la esclavitud

El Mémorial de l’abolition de l’esclavage, Memorial de la abolición de la esclavitud, obra de Julián Bonder y Krzysztof Wodiczko, es otro de los sitios que tienes que visitar en Nantes. Por él también pasa la línea verde. El pasado de Nantes está muy ligado a la esclavitud. Entre los siglos XVII y XIX los armadores nanteses organizaron más de 1.700 expediciones negreras, lo que supone más del 40% de las de toda Francia.

En la superficie, junto a la orilla del Loira, está el “tour conmemorativo”: un camino con 2.000 placas. 1.710 recuerdan los nombres y fechas de salida de los barcos negreros que zarparon del puerto de Nantes. Las otras 290 los puestos de trata de esclavos y los puertos de escala y venta en África, América y el Océano Índico.

Que Ver en Nantes Memorial Abolicion Esclavitud
El interior del Memorail de la abolición de la esclavitud de Nantes

Una escalera monumental lleva al “tour meditativo”, un pasillo subterráneo de 90 metros de longitud que recuerda las bodegas de los barcos negreros. Aquí nos dieron la bienvenida la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la palabra libertad escrita en los 47 idiomas de países que sufrieron la trata de esclavos. En el pasillo, tendrás a un lado el Loira y al otro un cristal con textos del siglo XVII al XXI de todo el mundo tocado por la trata de esclavos: leyes, testimonios, obras literarias… Al final, hay un espacio histórico con claves para recordar la magnitud de la trata atlántica.

12. Los châteaux de l’Erdre y la Isla de Versalles en un paseo en barco por el río Erdre

Otra cosa que tienes que hacer en Nantes es navegar. Una opción es el paseo en barco por el Erdre, afluente del Loira.

Con este paseo, en una horita y media podrás ver los châteaux de l’Erdre, mansiones construidas a lo largo del río; la Isla de Versalles, una isla artificial creada en 1831 hoy jardín japonés, y el Pont Général de la Motte Rouge, un puente de hierro fundido inaugurado en 1891.

13. El Jardin des Plantes de Nantes y las orangeries

Si tienes más tiempo, no dejes de acercarte al Jardin des Plantes. El Jardín de las plantas de Nantes, inaugurado en 1860, es uno de los jardines botánicos más importantes de Francia y sus invernaderos del siglo XIX son unas joyitas. En uno de ellos, puedes incluso pararte a tomar algo, en el Café de l’Orangerie.

Que Ver en Nantes Jardin des Plantes Invernadero
Uno de los invernaderos de el Jardin des Plantes

Además, hay una estatua de Julio Verne y unas cuantas obras de Le Voyage à Nantes. Algunas de ellas son el Banc géant, el Dormanron –una gran escultura de una criatura dormida hecha con plantas– o el Dépodépo –un área de juego para niños con macetas gigantes–, todas nacidas de la imaginación de Claude Ponti, un escritor de novelas juveniles. Otros personajes curiosos que te encontrarás en el parque son los de la obra Filili Viridi de Jean Jullien…

14. El Museo de Bellas Artes de Nantes

¿Qué museos tienes que visitar en Nantes? Más allá del de historia en el Castillo de los duques de Bretaña, está el museo de arte más importante de la ciudad y de la región: el Museo de Bellas Artes de Nantes, el Musée d’arts de Nantes. Está incluido en el Pass Nantes.

Que Ver en Nantes Museo Bellas Artes
Una de las salas del Museo de Bellas Artes de Nantes

Antes de hablar de la colección, tenemos que mencionar la arquitectura del museo. Y es que también es un viaje por el tiempo en la historia del arte. El museo lo forman tres edificios: una capilla del siglo XVII, un palacio del siglo XIX y un edificio del siglo XXI, el Cubo, dedicado a las exposiciones de arte contemporáneo.

Las obras de la colección, del siglo XIII hasta el XXI, son de artistas de la talla de Perugino, Rubens, de la Tour, Courbet, Delacroix, Monet, Picasso o Kandinsky, del que se conservan once telas en el museo. Una de nuestras favoritas es la Narrativa del diluvio del génesis de Léon-François Comerre.

15. El centro cultural Le Lieu unique y su mirador

Al visitar el Museo de Historia de Nantes, nos enteramos de que las galletas LU nacieron aquí en 1846 y de que su nombre deriva de las iniciales de los apellidos de sus fundadores: Jean-Romain Lefèvre y su socia y esposa Pauline-Isabelle Utile. La antigua fábrica de LU, de 1909, se encuentra en pleno centro de Nantes.

En el año 2000, se convirtió en Le Lieu unique, un espacio dedicado a la creatividad. Hay espectáculos y música en directo, exposiciones de arte contemporáneo, bar, restaurante, una guardería, un hammam…

Que Ver en Nantes Tour LU
La Tour LU

Lo más característico del edificio es la Tour LU, la torre símbolo de la marca desde que se levantó el edificio a principios del siglo XX. Su torre gemela, había dos inicialmente, “murió” en 1974. Afortunadamente una sobrevivió y se restauró antes de la apertura del centro cultural. Coronando la torre, a 38 metros de altura, está la icónica caja de galletas de LU y, más abajo, una escultura de la divinidad griega Feme y seis signos del zodiaco. El Pass Nantes incluye la subida a la torre, con su pequeño museo y el mirador. Las vistas no son tan espectaculares como imaginábamos, pero la visita es curiosa.

16. La colina de Santa Ana y el Museo de Julio Verne

Hay una zona más que deberías visitar en Nantes: la colina de Santa Ana, Sainte-Anne. Esta zona, que rodea la iglesia de Santa Ana, era un antiguo barrio obrero, hoy barrio de moda. La colina domina el Loira justo enfrente de la Isla de Nantes, así que, además, las vistas son de diez.

Que Ver en Nantes Museo Julio Verne
El Museo de Julio Verne

En Sainte-Anne, en una villa decimonónica, está el Museo de Julio Verne, Musée Jules Verne. Se exponen manuscritos, documentos varios, ilustraciones, carteles, juegos y otros objetos que recorren la vida y la literatura verniana. Eso sí, el museo se ha quedado un poco anticuado y se sustituirá –se prevé que en 2028– con la mucho más moderna Cité des imaginaires, también en el barrio. Por ahora, es solo para muy fans del escritor.

Que Ver en Nantes Santa Ana Lunar Tree Mrzyk Moriceau
Lunar Tree de Mrzyk & Moriceau

La línea verde también pasa por la colina de Santa Ana. El Belvédère de l’Hermitage de Tadashi Kawamata es, al mismo tiempo, un mirador a la Isla de Nantes y una obra de arte: una pasarela de 36 metros, de los que 10 son en voladizos, a 20 metros de altura sobre el Loira. Cerca está el Lunar Tree de Mrzyk & Moriceau, la escultura de un árbol muerto, de color blanco, de doce metros de altura.

17. El Jardín Extraordinario

Todavía en Sainte-Anne, siguiendo hacia el oeste, se llega al Jardín Extraordinario, un parque inspirado en los mundos de Julio Verne. Hay una cascada de 35 metros de altura, siete miradores, plantas de todo tipo… y una gran escalera de acero de los mismos creadores de las Máquinas de la Isla.

Que Ver en Nantes Santa Ana Jardin Extraordinario Escalera
La escalera de acero de El Jardín Extraordinario

Aquí iba a estar ubicada otra creación suya, el Arbre aux Hérons, el Árbol de las garzas. Una escultura monumental inspirada en los banianos, de 35 metros de altura y 50 metros de diámetro con una veintena de ramas, jardines colgantes y animales mecánicos como colibríes, perezosos, mariposas…. y una pareja de garzas en la cima. De momento, no se ha realizado por falta de financiación. Puedes ver una maqueta del árbol y algunos de esos animales en la Galería de las Máquinas.

Mapa de nuestros lugares que visitar en Nantes

Aquí tienes el mapa con nuestras 17 cosas que ver en Nantes y la primera de los alrededores, la más cercana. Como te decíamos, en verde tienes las obras de Le Voyage à Nantes que mencionamos. Están en otra capa, para que puedas ocultarla si quieres.

3 sitios que ver en los alrededores de Nantes

Por si no fuera suficiente con todo lo que hay en la ciudad, los alrededores de Nantes también merecen mucho la pena.

1. El pueblo pesquero de Trentemoult con sus casitas de colores

El primero de los sitios que ver en los alrededores de Nantes ni siquiera sabíamos que no formaba de parte de la ciudad cuando lo visitamos. Y es que el pueblo pesquero de Trentemoult está justo enfrente de la colina de Santa Ana. Se llega cruzando el río con el Navibus Loire en diez minutos.

Que Ver Alrededor Nantes Trentemoult Casa
Una colorida casa de Trentemoult

Este pueblo marinero vivió su época dorada en el siglo XIX, cuando se convirtió en el segundo puerto ballenero de Francia después del de Le Havre. Los pescadores han dado paso a los artistas y el pueblo está lleno de galerías, obras de arte urbano y casitas de colores. Eso sí, la decoración de esas casitas sigue recordando el mar, con sus ganchos y sus poleas para izar la pesca y las barcas.

En un pueblo de artistas no podía faltar una obra de Le Voyage à Nantes, parte del itinerario Estuaire, en las riberas del río Loira desde Nantes hasta Saint-Nazaire. La obra es Le Pendule, de Roman Signer, un péndulo de siete metros unido a la antigua fábrica de cemento abandonada de Trentemoult que marcaría el paso inexorable del tiempo…

2. El estuario del Loira hasta Saint-Nazaire

Nosotros no pudimos por falta de tiempo, pero tú puedes seguir hasta Saint-Nazaire en coche, bici o barco para ver el resto de obras del itinerario Estuaire. Te encontrarás, entre otras, con una casa inclinada plantada en pleno río –la Maison dans la Loire de Jean-Luc Courcoult– o con el esqueleto de una enorme serpiente de 120 metros –Serpent d’océan de Huang Yong Ping–. El paseo en barco siguiendo el itinerario está incluido en el Pass Nantes de 7 días.

3. Angers y el resto del valle del Loira

A tres cuartos de hora en tren de Nantes se encuentra la ciudad de Angers, que puede ser tu entrada al valle del Loira. Por lo menos a la parte más cercana, la del Anjou, con castillos como el de Saumur y Montreuil-Bellay, la iglesia de Cunault y la locura de la abadía de Fontevraud.

Que Ver en Angers Catedral Fachada Escaleras
La fachada de la Catedral de San Mauricio, en Angers, desde la escalinata de la Montée de Saint-Maurice

Nantes en uno, dos, tres o cuatro días

Si solo dispones de un día en Nantes, deberías centrar tu visita en las Máquinas de la Isla y en el centro histórico. Seguramente no tengas tiempo de visitar el castillo por dentro, pero tienes que verlo por fuera. Además de recorrer los barrios de Bouffay y Greslin, pasando por la Église Sainte-Croix, la Maison de la Poésie, la Place Royale, la Place Graslin y el Passage Pommeraye. Siempre con un ojo en la línea verde de Le Voyage à Nantes. Intenta, también llegar hasta el Memorial de la abolición de la esclavitud.

Elenfante Nantes Recorrido Ninos
Niños acompañando al Gran Elefante de Nantes en su recorrido

Con dos días en Nantes tienes dos opciones para el segundo día. La primera sería entrar en el castillo y/o en el Museo de Bellas Arte y la otra hacer el paseo en barco por el río Erdre. El resto del día, puedes completar nuestra lista de lugares que ver en Nantes con el Jardin des Plantes, el centro cultural Le Lieu unique y la colina de Santa Ana. Según el tiempo, incluso llegar a Trentemoult.

Si vas a pasar tres días en Nantes, puedes completar las dos opciones y, además, recorrer el itinerario Estuaire hasta Saint-Nazaire.

Abadia de Fontevraud Claustro Atardecer
El claustro de la abadía de Fontevraud al atardecer

Con cuatro días puedes añadir Angers o bien estar un par de días en Nantes y alquilar un coche los otros dos días para visitar parte del valle del Loira, por ejemplo la abadía de Fontevraud, Saumur y el castillo de Montreuil-Bellay.

Dónde dormir y dónde comer

Nosotros dormimos en L’Hôtel. El nombre no es muy original, pero la habitación era cómoda, el desayuno bastante rico y, sobre todo, cuenta con una ubicación inmejorable, junto al Castillo de los duques de Bretaña. Tiene aparcamiento, pero hay que reservarlo, las plazas son limitadas. Sale más a cuenta dejar el coche en la calle, toda la zona que lo rodea es de pago, pero de noche y los domingos aparcar es gratis. Echa un vistazo, si no te convence, a otros hoteles de Nantes.

Dormir en Nantes L'Hotel Habitacion
Nuestra habitación en L’Hôtel

Si quieres un sitio donde comer bien y barato, te aconsejamos Le Coin des Crêpes. Nantes es la capital histórica de Bretaña, así que saben de lo que hablan cuando se trata de galletes saladas de trigo sarraceno y crêpes dulces… ¡Riquísimas!

Comer en Nantes Le Coin des Crepes Gallete
Una gallete de Le Coin des Crêpes

Ya solo te queda comprar el billete de avión. ¡Nantes y su línea verde te esperan!

¿Quieres visitar Nantes? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Nantes aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Nantes aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto o la estación de tren a tu hotel aquí.
  • La mejor guía de Francia aquí
  • Contrata tu tour guiado en Nantes aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios