5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

8 lugares que ver en Le Havre: el ave fénix de Francia

El ave fénix de Francia. Así se podría definir la mayor ciudad de Normandía, Le Havre. Ha resurgido de sus cenizas, por lo menos, dos veces. La primera tras el más trágico de los eventos que le ha tocado vivir: los bombardeos aliados de 1944 que arrasaron con su puerto –enclave económico y estratégico– y, de paso, con su centro histórico, cobrándose la vida de 3.000 civiles y dejando a otros 80.000 sin vivienda. La segunda tras un acontecimiento mucho más dichoso: la declaración como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, en 2005, de la ciudad reconstruida tras los bombardeos.

Que Ver en Le Havre Ayuntamiento Perret Torre Volcan Puerto

Fue entonces cuando la obra arquitectónica del principal encargado de esa reconstrucción, Auguste Perret, y de paso toda la ciudad, se empezó a ver con otros ojos. Esos grises edificios funcionales de hormigón construidos tras los bombardeos y esa anodina ciudad portuaria ya no eran tales. Le Havre, símbolo de la reconstrucción de Europa, se convertía en destino turístico. Admitimos que la ciudad normanda y la arquitectura de Perret –que fue maestro de Le Corbusier, por cierto– no son de flechazo. Pero sí son de conquista lenta y profunda. Por eso la incluimos entre nuestros imprescindibles que ver en Normandía y te aseguramos que los 8 lugares que ver en Le Havre de los que te hablamos en este artículo merecen la pena.

Por qué Le Havre es Patrimonio de la Humanidad

Antes de pasar a los lugares que ver en Le Havre hay que hablar un poco del porqué del éxito de la arquitectura de Perret. ¿Por qué Le Havre ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO a diferencia de otras ciudades europeas también reconstruidas tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial?

Que Ver en Le Havre Edificio Hormigon Perret

Una de las razones es su homogeneidad: la unidad de todo el proyecto de reconstrucción. Y es que esa reconstrucción de Auguste Perret tras la guerra fue muy rápida. Solo de 1945 a 1947, según nos comentó nuestra guía, se construyeron más de 350 apartamentos consiguiendo reubicar a los habitantes de Le Havre que, hasta entonces, habían tenido que quedarse en barracones militares. Después, llegaron los edificios públicos civiles y religiosos.

Que Ver en Le Havre Monumento Caidos

¿Cómo lo consiguió? Gracias a que Perret utilizó espacios modulares, con elementos producidos en serie y prefabricados, y un material de construcción de lo más versátil: el hormigón. Ni siquiera lo pintaba: se le podían añadir pigmentos a su composición, se podía alisar, usar lavado, etc. Según Perret, el hormigón era más bonito que la piedra. ¡Sin duda consiguió darle nobleza a ese material tan desprestigiado!

¿Sabías que…?


A Auguste Perret le dieron carta blanca en el proceso de reconstrucción. Si su arquitectura no había convencido mucho hasta entonces, las prisas por “renacer” tras la guerra ayudaron al arquitecto francés. Incluso, se inspiró en proyectos más antiguos no aprobados. Es el caso de la iglesia de Saint-Joseph, inspirada en el proyecto de 1926 para la iglesia votiva de Juana de Arco en París que nunca llevó a cabo.

La iglesia de Saint-Joseph: lo primero que tienes que ver en Le Havre

Empezamos la visita a las obras de Auguste Perret en Le Havre por la última: la obra maestra que el arquitecto no pudo ver terminada. Y, sin duda, la más llamativa de todas. Al fin y al cabo, una torre de 107 metros en una ciudad que no es precisamente Nueva York no pasa desapercibida… A esa altura llega la torre-campanario de la iglesia de Saint-Joseph. Un peculiar “faro” que se divisa desde tierra y mar y que da la bienvenida a Le Havre a marineros, turistas y devotos. Un número más: 50.000. Son las toneladas de hormigón utilizadas en la construcción de la iglesia. El material predilecto de Auguste Perret siguió siendo el rey de su obra hasta el final.

Que Ver en Le Havre Iglesia Saint-Joseph Perret Torre

El interior de la iglesia de Saint-Joseph, con su planta de cruz griega, sus 18 columnas acanaladas, sus 800 asientos que parecen butacas de cine y sus únicas dos pequeñas estatuas –una de la Virgen y una de San José– es también de lo más austero. Eso sí, incluso el menos amante de la arquitectura de Perret cae rendido ante los efectos de color de las vidrieras formadas por miles de pequeños cristales.

Que Ver en Le Havre Iglesia Saint-Joseph Perret Interior

¿Sabías que…?


La artista encargada de las vidrieras, Marguerite Huré, utilizó la friolera de 12.768 cristales de vidrio antiguo, soplado a boca. Los siete colores de diferentes tonalidades, que van aclarándose a lo alto de la torre-campanario hasta llegar al blanco, tienen todos su significado. En la iglesia tienes unos paneles donde lo explican, por si quieres entretenerte un rato.

Francia Normandia Le Havre Auguste Perret Iglesia San Jose

El ayuntamiento: el gran “templo” de Perret y las vistas desde su torre

Otra de las grandes obras de Perret en Le Havre es el Hôtel de Ville, el ayuntamiento. Una mezcla entre su estilo racionalista y el neoclásico: te recordará totalmente a un templo griego.

Que Ver en Le Havre Ayuntamiento Perret Plaza

¿Sabías que…?


Toda la ciudad de Le Havre está construida sobre los escombros de los bombardeos, que llegaban hasta un metro de altura. Había tantos que habría sido demasiado trabajo retirarlos. Los únicos tres lugares donde se recuperó el nivel anterior de la ciudad son la plaza del ayuntamiento, la de la catedral y la de la iglesia de Saint-Joseph.

En verano se puede subir hasta la 17ª planta de la torre lateral del ayuntamiento, previa reserva en la oficina de turismo. Es el mejor sitio, con una panorámica de 360 grados, para darse cuenta de la fisionomía de la ciudad reconstruida. Las mansiones antiguas de la Le-Havre alta, que no fue bombardeada; el contiguo pueblo balneario de Sainte-Adresse, capital temporal de Bélgica –donde se reunió su gobierno huido tras la invasión en la Primera Guerra Mundial–; toda la zona reconstruida por Perret, iglesia de Saint-Joseph incluida; el enorme puerto; el vecino barrio de Saint-François, llamado el “barrio de los bretones” –porque de ahí eran la mayoría de trabajadores que fueron a reconstruir el puerto– con sus fachadas de ladrillo y techos de pizarra; y hasta el Estade Océane, el estadio de fútbol de 2012.

Que Ver en Le Havre Ayuntamiento Perret Torre Vistas

El piso piloto de Auguste Perret: otra visita obligada en Le Havre

Ya he dicho que la arquitectura de Perret no es de flechazo, hay que conocerla de cerca para que te conquiste. Eso nos pasó con la iglesia de Saint-Joseph y también con el “piso piloto”, el appartement témoin. Es uno de esos 350 alojamientos que construyó Perret tras la guerra. El ayuntamiento lo compró y lo decoró con muebles y objetos de los años ‘50 –en muchos casos, donados por vecinos– para que se pueda visitar tal y como podría haber sido en su momento. Y, créeme, en cuanto metas pie en él te sentirás en una película ambientada en esa época.

Que Ver en Le Havre Piso Piloto Perret Salon

La guía nos contó que Perret le daba prioridad a cuatro elementos: luz, aire, espacio y tranquilidad. Y así es el apartamento piloto, con sus grandes ventanas, su gran salón central, la falta de muros de carga –solo hay columnas– y sus espacios modulares: luminoso, ventilado, amplio y tranquilo. Fíjate en detalles como el acero inoxidable de la cocina –fácil de limpiar–, los rodapiés curvados –para que no se acumule el polvo–, los baños con retretes y bañeras –una novedad para la época–, la calefacción centralizada… Funcionalidad máxima: verás pocas florituras y detalles superfluos y mucho pragmatismo.

Que Ver en Le Havre Piso Piloto Perret Cocina

Eso sí, a la gente de la época no le gustaba tanto como a nosotros ahora. Ni los pilares en hormigón armado –que, en muchos casos, como en este apartamento, recubrieron–, ni las cocinas pequeñas –entonces se comía ahí y no en el salón–, ni esos muebles de líneas tan rectas y sencillas –que llamaban muebles “de siniestrados”–… ¡Cuántos se desharían de esos muebles que ahora valdrían una fortuna!

Que Ver en Le Havre Piso Piloto Perret Armario

Se puede entrar solo con visitas guiadas organizadas por la oficina de turismo de Le Havre, que se encuentra justo al lado. Tienes información en su página oficial.

Que Ver en Le Havre Piso Piloto Perret Habitacion

El Volcán: también hay arquitectura contemporánea de Niemeyer en Le Havre

Después de Perret ha habido más “vida arquitectónica” en Le Havre. La más conocida de las creaciones de arquitectura contemporánea de la ciudad es el centro cultural “El Volcán”, obra del brasileño Oscar Niemeyer de 1982.

Que Ver en Le Havre Volcan Niemeyer Exterior

La gran masa blanca del edificio principal, el teatro, desde fuera recuerda la chimenea de un barco, lo cual tiene sentido en una ciudad portuaria. Eso sí, nos comentaron que lo han apodado “pot de yaourt”, envase de yogurt… Parece que no ha gustado a todo el mundo. Pero no solo está el volcán: las típicas líneas sinuosas del arquitecto brasileño dan vida a una fuente, a esculturas, a otras estructuras y a un edificio más, el de la biblioteca. La vista aérea desvela una forma mucho más clara: la de una paloma. No olvides entrar en la biblioteca, algunos de sus muebles, como los sillones, fueron diseñados por el propio Niemeyer.

Que Ver en Le Havre Volcan Niemeyer Interior Biblioteca

El Volcán no es la única joya de arquitectura contemporánea de Le Havre. Los espectaculares Bains de Docks, un complejo acuático con diferentes piscinas interiores y exteriores, de Jean Nouvel, el Conservatorio Honegger o la Biblioteca Universitaria, con sus escaleras sinuosas, tampoco son moco de pavo.

Que Ver en Le Havre Volcan Niemeyer Interior Butacas

Parques y jardines que tienes que visitar el Le Havre

Desde la plaza del ayuntamiento parte la Avenue Foch, una de las avenidas principales de Le Havre. Acaba en la Porte Océane, la gran “puerta” de entrada –que en realidad no es una puerta, son dos torres de edificios– que separa el centro de la playa. En esta avenida nos encontramos con edificios que fueron proyectados por alumnos o arquitectos posteriores a Perret. El estilo es parecido, pero hay algo más de “fantasía” que se nota en sus fachadas con algún detalle decorativo más y colores diferentes. Los ricos comerciantes de la ciudad no querían tener casas iguales a las de los demás…

Que Ver en Le Havre Avenue Foch Edificio

Antes de llegar a la Porte Oceáne, a la derecha, nos encontramos con el pequeño parque de la plaza St. Roch. Un rincón de lo más tranquilo, con sus árboles de todo el mundo, sus rosas, su pequeño lago, sus estatuas y su templete de estilo Belle Époque.

Que Ver en Le Havre Parque St. Roch

¿Sabías que…?


Este rincón tan apacible tiene una una historia de lo más intensa. En el lugar donde se encuentra hubo un lazareto y una capilla dedicada a Saint Roch, San Roque, a principios del siglo XVI. Luego se levantó un hospital y más tarde un cementerio. En el siglo XIX, cuando el barrio se llenó de burgueses, las tumbas se desplazaron y se creó el primer parque. En la Segunda Guerra Mundial fue destruido por los bombardeos y volvió a ser cementerio, aunque provisional, durante el desescombro de los barrios destruidos en el centro de la ciudad.

Que Ver en Le Havre Parque St. Roch Lago

Si llegas hasta la Porte Océane, puedes subir por el paseo marítimo hasta los Jardines Suspendidos de Saint-Adresse, un jardín botánico “suspendido” sobre el solar de una fortaleza del siglo XIX.

La catedral y el barrio de Saint-François: lo que queda de la ciudad antigua

Aún quedan en pie edificios anteriores a la guerra en el centro de Le Havre. Entre ellos, el más antiguo que se conserva es la catedral de Notre-Dame-de-Grâce, construida en el siglo XVII y “retocada” en el XIX. A decir verdad, los bombardeos arrasaron con buena parte de la iglesia, pero conserva su fachada barroca y su gran campanario de 1540. La reconstrucción, acabada en 1974, le devolvió en parte su aspecto original.

Que Ver en Le Havre Catedral Fachada

Busca en la fachada los impactos de balas de la guerra, se han querido mantener adrede. En el interior verás un crucifijo con metralla en el costado de Jesús. Las vidrieras originales, por supuesto, se perdieron. Las actuales tienen símbolos ligados al mar como amarras y anclas.

Que Ver en Le Havre Catedral Vidrieras

En la zona de la iglesia y en el cercano barrio de Saint-François, el de los bretones, hay otros tres edificios históricos que se han conservado y que acogen museos: el Museo de Historia Natural, en el antiguo edificio de la subprefectura; la Maison de l’Armateur, una mansión del siglo XVIII de antiguos empresarios marítimos, y el Museo del Hôtel Dubocage de Bléville, sobre la historia de la ciudad y su puerto. Nosotros admitimos que no entramos en ninguno.

Que Ver en Le Havre Museo Historia Natural

El puerto de Le Havre: uno de los más importantes de Francia

Acercándonos al siguiente museo, MuMa, que sí visitamos, nos topamos con una parte del inmenso puerto de Le Havre con sus ¡8.000 hectáreas de superficie! Es el segundo de Francia tras el de Marsella y el primero por tráfico de contenedores. Justamente unos contenedores multicolores son los elementos que utilizó el artista Vincent Ganive para realizar su gran escultura Catène de Containers y darle color al puerto. La escultura, con sus dos grandes arcos de contenedores cruzados, se encargó al artista en 2017 para conmemorar el quinto centenario de la ciudad.

Que Ver en Le Havre Catene Containers Vincent Ganive

Cerca de ella, gracias al “Timescope”, pudimos ver cómo quedaron el puerto de Le Havre y el resto de la ciudad tras el bombardeo. También encontramos un cartel del recorrido impresionista por la ciudad, indicando que ahí se pintó Impresión, Sol naciente de Monet, pintor que vivió en Le Havre en su juventud.

Que Ver en Le Havre Timescope

¿Sabías que…?


Justamente ese cuadro, Impresión, Sol naciente, fue el que le dio el nombre al movimiento impresionista. Eso sí, no se conserva en Le Havre, sino en el Museo Marmottan Monet de París.

El Museo de arte moderno André-Malraux: para amantes del impresionismo

El Museo de arte moderno André Malraux, el MuMa, ya no es obra de Perret, fallecido siete años antes de su inauguración en 1961. Aunque uno de sus arquitectos fue alumno de Perret y contribuyó con él a la reconstrucción de la ciudad, se notan unas manos diferentes. Menos hormigón, más cristal, más ligereza… eso sí, las mismas líneas rectas, los mismos espacios modulares y la misma luminosidad.

Que Ver en Le Havre Museo Malraux General

Pero, arquitectura aparte, aquí se viene a ver una gran colección de arte europeo. De grandes artistas italianos, flamencos y, sobre todo, franceses. En particular de impresionistas –con todos los grandes nombres que imaginas: Monet, Sisley, Pissarro, Renoir, Manet…– y preimpresionistas. Todos llegados a Normandía por su increíble luz.

Francia Normandia Le Havre Museo Malraux

¿Sabías que…?


En el MuMa se conserva la mayor colección de pintura impresionista fuera de París.

Eugène Boudin, nacido en Honfleur y crecido aquí en Le Havre, tiene mucha importancia en la colección del MuMa. Boudin es uno de los primeros paisajistas franceses en pintar al aire libre y en estudiar los efectos de la luz. Inspiró la obra de Monet y es considerado uno de los grandes precursores del impresionismo. Conocido sobre todo por sus paisajes marinos, lo que más nos llamó la atención a nosotros fueron sus estudios de vacas. ¡Nos recordaron unas de las grandes protagonistas del paisajes normando!

Que Ver en Le Havre Placa Boudin

Mapa con todo lo que tienes que ver en Le Havre

Como siempre, te colocamos todos los lugares que tienes que ver en Le Havre en un mapa, para que puedas organizar tu visita como más te apetezca.

Hoteles en Le Havre o en Honfleur y Étretat

Nosotros no pasamos la noche en Le Havre, veníamos de Étretat, donde dormimos en el Hôtel le Rayon Vert, y, tras la visita, nos fuimos a Honfleur, donde nos quedamos en Entre Terre et Mer. Ambas ciudades son de visita obligada –te convencemos con los lugares que ver en Normandía y Qué ver en Honfleur– y al atardecer tienen mucho encanto, así que es buena opción quedarse ahí. Étretat, con sus acantilados, y Honfleur, con su precioso casco histórico, están a unos 35/40 minutos en coche de Le Havre, eso sí, en direcciones opuestas.

Que Ver en Le Havre Ayuntamiento Perret Torre Iglesia

Si tú prefieres dormir en la ciudad, aquí tienes precios y disponibilidad de hoteles en Le Havre.

El ave fénix de Francia te espera en Normandía.

¿Te quieres de ir de viaje a Le Havre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Rennes aquí o a París aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Le Havre aquí.
  • Alquila el coche en Francia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Francia aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Francia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Almu
    19 septiembre, 2019 a las 09:37

    Fascinante!! No conocía nada de esto, muchas gracias por compartir!!

    • 30 septiembre, 2019 a las 16:36

      ¡Hola, Almudena! Sí, Le Havre es fascinante y no tan conocido, ¡a ver si te animas a viajar hasta allí! ¡Un saludo!