5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Viajar a Nueva Zelanda: recomendaciones y consejos

Todo lo que necesitas para viajar a Nueva Zelanda está aquí. Después de casi dos meses viajando por el país en coche, furgoneta y transporte público, hemos recogido toda la información práctica que vas a necesitar antes y durante tu viaje a Aotearoa, la tierra de la larga nube blanca. Bonito su nombre maorí, ¿no?

Saltando Auckland Nueva Zelanda Puerto Deportivo
Saltando en el puerto deportivo de Auckland, la mayor ciudad de Nueva Zelanda

Te hablamos de cómo llegar a Nueva Zelanda desde España o desde Hispanoamérica, de los requisitos para viajar al país, de cómo de fácil es viajar por libre, cómo moverte, la mejor temporada… y te damos muchas recomendaciones y consejos. Creemos que está todo, pero si no, siempre puedes preguntarnos más cosas en los comentarios.

Un par de expresiones en maorí: Kia ora –hola– y nau mai haere mai ki Aotearoa, ¡bienvenido o bienvenida a Nueva Zelanda!

Saltaconmiconsejo


Además de enterarte de todo lo que necesitas para viajar por el país, date una vuelta por nuestros 15 imprescindibles que ver en Nueva Zelanda y sabrás lo que te espera.

Índice

Requisitos para viajar a Nueva Zelanda: ¿visado o NZeTA?

Para viajar a Nueva Zelanda por turismo hasta tres meses, no hace falta visado si tienes pasaporte de España o de cualquier otro país de la Unión Europea, de Argentina, de Chile, de México, de Uruguay o de otro de esta lista de países. Si tienes pasaporte del Reino Unido, puedes viajar hasta 6 meses por Nueva Zelanda sin visado. Si no tienes pasaporte de estos países, tendrás que pedir un visado.

Aunque no te haga falta visado, tienes que pedir un permiso electrónico, la NZeTANew Zealand Electronic Travel Authority– que tiene validez de dos años desde la fecha de emisión. Puedes hacerlo o bien en la web de inmigración de Nueva Zelanda o bien a través de su app NZeTA. Esta última opción es más rápida y un poco más barata –17 NZD versus 23 NZD–.

Saltaconmiconsejo


El trámite suele ser muy rápido, el mismo día o al día siguiente ya deberías tener el permiso. Pero, sobre todo si viajas en el verano neozelandés, hazlo con tiempo porque puede tardar más.

¿Qué validez tiene que tener el pasaporte?

Para viajar a Nueva Zelanda, tu pasaporte tiene que tener, al menos, un mes de validez desde la fecha de salida de Aotearoa.

Si tu pasaporte se ha emitido por un país que no tiene embajada o consulado en Nueva Zelanda, la validez tiene que ser de, al menos, tres meses desde la salida. Aquí tienes la lista de los países que tienen embajada o consulado. España, México, Argentina y Chile, por ejemplo, tienen, así que es suficiente un mes. 

¿Qué pueden pedirte cuando llegues al país y qué no?

Además de hacerte con la NZeTA, tienes que cumplir más requisitos para viajar a Nueva Zelanda. ¿Qué podrían pedirte?

  • Un billete de vuelta o uno de salida de Nueva Zelanda hacia otro país –si necesitas visado para ese país, también te lo pueden pedir–.
  • Prueba de que tienes suficientes fondos para el tiempo que pases en Nueva Zelanda.

¿Qué no te pedirán?

  • El seguro de viaje. No es obligatorio aunque sí muy recomendable, como te comentamos abajo –además, tienes un 5% de descuento con este enlace–.
  • Vacunas. Alertas sanitarias aparte, no hay ninguna vacuna obligatoria para entrar en Nueva Zelanda. Esto puede cambiar en cualquier momento, visita tu centro de vacunación internacional antes del viaje.

¡Cuidado con la comida y las suelas de los zapatos!

Aunque tengas la NZeTA, al llegar a Nueva Zelanda tendrás que cumplir el trámite para conseguir el entry permission. Primero tienes que rellenar la New Zealand Travel Declaration –puedes hacerlo antes online o rellenar la ficha en el avión o cuando llegues al aeropuerto– y luego pasarás por los controles.

Suele ser un trámite rápido. Lo más importante es que no violes las normas de bioseguridad. Los neozelandeses son muy estrictos con ellas y podrían multarte con hasta 400 NZD.

¿Qué no puedes llevar puesto o en el equipaje?

  • Ningún alimento de origen vegetal o animal –fruta fresca, verdura, productos cárnicos, incluyendo escabeches y conservas, pescado, miel, huevos, frutos secos sin pelar, etc.–;
  • Ningún tipo de plantas –flores, semillas, bulbos, etc.–;
  • Zapatillas, tiendas u otro equipo deportivo que tengan restos de tierra, semillas, hierba, etc. ¡Límpialos bien antes de salir, sobre todo las suelas de las zapatillas!

Aquí tienes un listado de todo lo que tienes que declarar y aquí de lo que está prohibido llevar. Considera que hay perros que huelen tu equipaje a la entrada del país, no trates de engañarles.

La Working holiday visa

Si lo que quieres es pasar hasta un año en Nueva Zelanda y viajar mientras trabajas, tienes que pedir una Working holiday visa. Pueden hacerlo jóvenes de 18 a 30 años –o 35, en algunos casos– de diferentes países, incluyendo España y los demás países de la UE, Argentina, Chile, México y Uruguay. En esta página tienes todos los trámites y el detalle de los costes. Nosotros no tenemos experiencia con esto, ya que solo viajamos como turistas y somos mayores.

¿Cómo llegar a Nueva Zelanda desde España y América Latina?, ¿cuándo comprar los vuelos?

No hay vuelos directos para viajar a Nueva Zelanda desde España. Lo mínimo que tendrás que hacer es una escala, tanto si vuelas desde Madrid como si lo haces desde Barcelona.

Con una escala desde España hasta Auckland se suele pasar por Asia. Tienes compañías como Qatar Airways, Emirates, Singapore Airlines, Cathay Pacific, Malaysia Airlines o, la que suele ser más barata, China Eastern, con ellos volamos nosotros.

Lago Tekapo Colores Nueva Zelanda
El color del Lago Tekapo, con los picos nevados al fondo

También puedes volar desde España con una escala en Santiago de Chile con LATAM. Estando en las antípodas, puedes ir hacia el oeste. De hecho, también puedes volar vía Nueva York.

Si vuelas desde Sudamérica, como acabamos de decir, hay vuelos directos a Auckland desde Santiago de Chile.

Los vuelos a Nueva Zelanda en temporada alta –noviembre – marzo– son más caros, así que reserva con tiempo, un mínimo de tres meses y si puedes más, pues más. Crea una alerta en Google Flight o mira los precios en Skyscanner. Desde España, todo lo que esté debajo de los 1.200 € – 1.300 € es un buen precio.

Viajar a Nueva Zelanda por libre versus viajes organizados

La seguridad, como contamos más abajo, no es un problema en Nueva Zelanda. El idioma, si te sabes comunicar más o menos en inglés –también hablamos de ello más abajo–, tampoco. Así que, en principio, Nueva Zelanda es el país ideal para viajar por libre. Siempre y cuando tengas carnet de conducir y te guste conducir. De esto también hablamos en detalle más abajo, pero, por un lado, es bastante complicado moverse en transporte público por el país y, por otro, conducir por la izquierda y por las carreteras neozelandesas puede ser un poco estresante.

Así que, si te gusta y no te importa conducir, ve por libre: es más barato y tendrás más flexibilidad –muy importante con el clima neozelandés–. Si no, considera un viaje organizado o hacer tours, aquí puedes ver algunos. 

Bay of Islands Hole Rock Nueva Zelanda
The Hole in the Rock, en Bay of Islands, hay lugares a los que solo podrás llegar con tours

¿Con cuánto tiempo tienes que organizar el viaje a Nueva Zelanda si viajas por libre? Esto depende de dos factores: la temporada y el vehículo. Si viajas en temporada alta y/o con autocaravana o camper, tienes que reservar lo antes posible. Si no, no es tan necesario, te lo contamos en nuestros consejos para ahorrar en Nueva Zelanda. Nosotros alquilamos coches y reservamos hoteles en el último momento y encontramos precios muy buenos en octubre-noviembre.

Prepara tu ruta: ¿cuántos días son necesarios y qué sitios visitar?

Vamos con la pregunta del millón, ¿cuántos días son necesarios para viajar a Nueva Zelanda y qué sitios visitar?

Sobre el número de días, nosotros diríamos que le dediques, al menos, unas tres semanas. Si tienes menos tiempo, 10-15 días sería el mínimo. Y, en este caso, te aconsejamos quedarte solo en una de las dos islas principales. Hay viajes organizados que incluyen las dos islas en ese tiempo, pero los transportes están muy ajustados, por libre sería más complicado.

Carretera Mundo Olvidado Nueva Zelanda
Paisajes de la carretera del mundo olvidado

En cuanto a qué visitar, con nuestros 15 imprescindibles que ver en Nueva Zelanda te harás una idea. En el artículo también encontrarás algunos lugares más, por si tienes más tiempo.

¿Cómo ahorrar en el viaje? ¿Es caro?

La sorpresa más grande para nosotros al viajar a Nueva Zelanda fue que el país no nos pareció caro. Siempre habíamos escuchado que era un país muy caro y no vamos a decir que sea barato, pero viajar por Nueva Zelanda nos pareció más barato que hacerlo por Europa occidental, por ejemplo. Y, desde luego, es mucho más barato que en EEUU, donde los precios de los hoteles están por las nubes.

Si quieres ahorrar más –sin quitarte de nada–, lee nuestros 25 consejos para que tu viaje a Nueva Zelanda salga más barato. Allí tienes también muchos ejemplos de precios.

¿Cuándo pagar con tarjeta y cómo hacerte con efectivo gratis?

Sobre el uso de las tarjetas en Nueva Zelanda hay una buena y una mala noticia. La buena es que los bancos neozelandeses no suelen cobrar por sacar dinero de sus cajeros con tarjetas extranjeras –Bank of New Zealand y Westpac, dos de los más grandes, no lo hacen–. Y la mala es que muchos establecimientos, como hoteles y restaurantes, cobran comisión por pagar con tarjeta, normalmente entre el 1,5% y el 4%. Así que, considerando que Nueva Zelanda es un país seguro, te aconsejamos hacerte con bastante efectivo y pagar de esa forma, sobre todo cuando la comisión es mayor del 2%.

Consejos Ahorrar Viaje Nueva Zelanda Tarjeta Billetes Guia
Billetes, monedas, guía y tarjetas, todo preparado para disfrutar de Nueva Zelanda

Además de lo que te cobren los bancos y comercios locales por utilizar la tarjeta, está la comisión de cambio que te cobra tu banco por usar moneda extranjera. Nosotros utilizamos la tarjeta Revolut para minimizar, prácticamente eliminar, las comisiones. Por cierto, si te das de alta desde este enlace, tendrás 10 € en tu tarjeta en cuanto la uses por primera vez. Ten en cuenta que debes tener 18 años o más para abrir una cuenta Revolut y aquí puedes ver los términos y condiciones.

Saltaconmiconsejo


Reserva los hoteles con Booking y paga por adelantado para ahorrar la comisión del hotel.

Cómo moverse en transporte público por Nueva Zelanda

Ya adelantamos que moverse en transporte público por Nueva Zelanda no es fácil. Al haber tan poca gente en el país, hay poca demanda y poca oferta. Además, la mayoría de lugares que visitar están en plena naturaleza, alejados de las poblaciones, y el transporte público no llega.

Otro tema son los aviones: hay bastantes aeropuertos en el país y bastantes aviones que unen unos con otros, pero, siguen estando lejos de los lugares que quieres visitar. Y, por último, están los ferris que unen la Isla Norte con la Isla Sur.

Moverse en tren

La conectividad ferroviaria es muy limitada. Solo hay trenes de cercanías en Auckland y Wellington y unas líneas de trenes panorámicos que unen Auckland y Wellington en la Isla Norte y Picton y Christchurch y Christchurch y Greymouth en la Isla Sur. Esta última línea es la del TranzAlpine, el tren transalpino de Nueva Zelanda, al que le hemos dedicado un artículo. Son viajes panorámicos, más que para desplazarse.

Viajar en autobús por Nueva Zelanda

En cuanto a los autobuses, lo vas a tener fácil para elegir: básicamente solo hay una compañía, Intercity. Hace años había otra algo más barata, Naked Bus, pero Intercity la compró, y cerró, en 2018. En su web puedes consultar sus trayectos, sus horarios y comprar los billetes, también tienen bonos de kilómetros.

Consejos Ahorrar Viaje Nueva Zelanda Intercity
El autobús de Intercity de Auckland a Paihia

Los billetes no son caros, tienen precios parecidos a los españoles, comprando con antelación, son más baratos. Pero, lo dicho, no llegan a muchos lugares turísticos.

Si te mueves en autobús, puedes combinarlo con tours para llegar a los sitios que visitar.

Transporte urbano

El transporte urbano sí que es bastante eficiente. Nosotros lo probamos en Auckland, Wellington, Christchurch y Queenstown y muy bien en las cuatro ciudades. Hay autobuses y, como decíamos, trenes de cercanías en Auckland y Wellington. Además, los horarios e itinerarios están en Google Maps, así que sabrás cómo llegar en transporte público a cualquier sitio.

¡Cuidado con los ferris!

Hay dos compañías de ferri que conectan la Isla Norte con la Isla Sur, entre Wellington y Picton: Interislander y Bluebridge.

Es bastante común que los viajes se cancelen con poca antelación porque el barco en cuestión se haya estropeado o por el clima. Si te cancelan un viaje, encontrar otra plaza en el siguiente ferri si vas a pie es bastante fácil. Aún así, no apures mucho con las siguientes reservas de hotel, bus o vuelo.

Si vas a cruzar de isla con vehículo, las cancelaciones pueden ser un verdadero dolor de cabeza, ya que las plazas son más limitadas y es complicado encontrar otra pronto, sobre todo en temporada alta. ¿Qué hacer entonces? Si puedes, alquila en la Isla Norte y en la Isla Sur por separado. Además, te saldrá más barato ya que algunas compañías de alquiler te cobran un suplemento por llevar el vehículo de una isla a otra. Si solo alquilas una vez, date unos días de margen entre el ferri y la devolución del vehículo.

Los vuelos internos

Es menos sostenible, pero bastante más cómodo y rápido viajar en avión en Nueva Zelanda. Además, es más seguro –por el tema de las cancelaciones de los ferris– para ir de la Isla Norte a la Isla Sur y viceversa. Los billetes no son caros y suele haber muy buenas ofertas.

Vistas Avion Wellington Queenstown
Vistas desde el avión Wellington-Queenstown

Saltaconmiconsejo


Si vuelas a Queenstown desde el norte, ponte en la parte derecha del avión, los paisajes de los Alpes neozelandeses son increíbles.

Hay tres compañías de avión que operan vuelos internos: la compañía de bandera, Air New Zealand, otra compañía neozelandesa, Sounds Air, y la bajo coste australiana Jetsar. Los aeropuertos más importantes son los de Auckland y Christchurch, pero también hay en otras ciudades como Rotorua, Wellington o Queenstown.

Moverte en Nueva Zelanda en tu propio vehículo

Ya hemos dicho que la forma más fácil de moverse en Nueva Zelanda es con tu propio vehículo, pero hay unas cuantas cosas a tener en cuenta antes de “lanzarse a la carretera”.

Pide el carnet internacional

Puedes conducir en Nueva Zelanda con un carnet extranjero hasta 12 meses. Solo necesitas eso, un carnet válido de tu país y, si no está en inglés, o bien una traducción oficial o bien un carnet de conducir internacional, que también tienes que pedir en tu país. En España, puedes pedir tu permiso internacional en esta sección de la web de la DGT.

¿Sabías que…?


Desde junio de 2023 hay un acuerdo recíproco entre España y Nueva Zelanda sobre el reconocimiento y canje de los carnets de los dos países, pero eso no significa que en Nueva Zelanda no sigas necesitando la traducción al inglés o el carnet de conducir internacional.

Prepárate para la falta de gasolina y de cobertura

Ya hemos dicho que Nueva Zelanda está muy “vacía”: la densidad de población es baja y se concentra en las ciudades grandes y medianas. Eso significa que hay muchos espacios naturales vacíos en los que no hay gasolineras ni cobertura de teléfono.

Tenlo en cuenta: llena el depósito en las grandes ciudades –donde, además, la gasolina es más barata– y descárgate los mapas en apps como Maps.me para poder consultarlos sin cobertura.

Coche Montanas Espejo
Con tu propio coche, además, tendrás vistas en los retrovisores

Conducir por la izquierda y las carreteras neozelandesas

Cosas a tener en cuenta a la hora de conducir por Nueva Zelanda:

  • la conducción es por la izquierda –¡cuidado sobre todo con las rotonda y las incorporaciones en las grandes carreteras–;
  • muchas carreteras neozelandesas, incluso las que se denominan “highway”, son de ambos sentidos, estrechas, empinadas y llenas de curvas, además el clima en Nueva Zelanda es impredecible: calcula tiempo extra para los desplazamientos;
  • en los alrededores de Auckland hay atascos casi siempre, tenlo en cuenta también para los tiempos;
  • no se puede aparcar en el sentido contrario de la marcha, ojo a las multas;
  • algunos carteles son diferentes respecto a otros países, como el de la velocidad aconsejada en las curvas;
  • muchos aparcamientos gratuitos tienen límite de tiempo, está siempre indicado en carteles con la cantidad de minutos permitida, no hace falta que pongas la hora de llegada en el coche.

Te aconsejamos bajarte y leer este libreto en español del ministerio de transportes con las normas a tener en cuenta a la hora de conducir por Nueva Zelanda. También puedes calcular el tiempo de conducción entre dos puntos cualquiera del país aquí. Y aquí tienes muchos más consejos oficiales –en inglés–.

¿Moverse en coche, en autocaravana, en camper o furgoneta camperizada?

Una de las opciones más comunes para moverse por Nueva Zelanda es utilizar una camper/furgoneta camperizada o, directamente, una autocaravana. Nosotros probamos una camper pequeña tres días y tenemos que decir que no nos gustó mucho. Era más incómodo y salía más caro –entre alquiler, gasolina y campings– que alquilar coche e ir a hoteles –cuidado, que esto no es así en temporada alta–. Así que el resto del viaje lo hicimos en coche.

En ese poco tiempo lo que aprendimos fue que si vas a viajar en campervan o furgoneta, tienes que asegurarte de que sea selfcontained. ¿Qué significa? Pues que tenga un depósito para almacenar el agua que has utilizado. Las que no lo son no pueden acceder a los sitios de acampada gratuitos y de bajo coste.

Aunque tu vehículo sea selfcontained, no puedes dormir donde quieras alegremente. En todos los aparcamiento está indicado si está permitido y durante cuántos días. Y también tendrás que buscar las dump stations para deshacerte de las aguas negras.

Aquí tienes todas las normas específicas para viajar en camper o autocaravana. Una cosa más, dependiendo de su tamaño no podrás acceder a algunas carreteras.

Saltaconmiconsejo


Si decides viajar en camper y estás más de dos meses en el país, plantéate comprar una y venderla después. Puedes hacerlo en ferias como el Auckland City Car Fair o buscando en grupos de Facebook de compraventa. Si la compras en Christchurch y la dejas en Auckland y/o si la compras en temporada baja y la vendes en temporada alta, podrías hasta llegar a ganar dinero. 

Alquiler de vehículos versus relocation: ¡alquilar gratis!

Para alquilar cualquier tipo de vehículo, puedes usar comparadores “clásicos”. Para coches, por ejemplo, Rentalcars, que además te permite ahorrar algo en el seguro a todo riesgo haciéndolo directamente con ellos.

Otra opción, si tienes algo de flexibilidad con las fechas y no eres de reservar con mucho tiempo, es hacer relocation. ¿Y qué es eso? Pues “alquilar” vehículos –hay coches pero también campervans y autocaravanas– gratis. ¿Hay trampa? No, es que las empresas necesitan reubicar los vehículos alquilados en un sitio y dejados en otro. Te damos más información sobre relocations, dónde encontrarlas y qué incluyen en nuestro artículo de consejos para ahorrar en tu viaje a Nueva Zelanda.

Hazte con una SIM o eSIM con llamadas

Te aconsejamos vivamente que tengas una tarjeta SIM o eSIM para tu móvil con la que puedas hacer llamadas. Los datos son importantes, pero las llamadas más, no solo en casos de emergencia, que también, sino, por ejemplo, para avisar a tu hotel de tu hora de llegada. Hay dos grandes compañías: Spark y One. Consulta en sus webs qué plan te viene mejor. En nuestro caso, elegimos Spark y nos hicimos una eSIM en su tienda en el centro de Auckland. Nosotros compramos dos, pero también se puede compartir Internet.

Si sois dos, puedes comprar una tarjeta que tenga solo llamadas una vez llegues al país y otra solo con datos desde casa –aquí tienes un 5% de descuento en Holafly–. Te lo aconsejamos si usas mucho Internet: es más cara, pero tiene datos ilimitados. Y, eso sí, es mucho más cómoda porque puedes hacerte con ella desde el sofá en tu salón. El mayor inconveniente es que no tiene llamadas, así que no la utilizaríamos como única opción.

Apps útiles para moverse por el país

No somos muy de apps, pero hay unas cuantas muy útiles a la hora de viajar por Nueva Zelanda. Aquí tienes algunas, todas ellas gratuitas:

  • NZeTA, para pedir tu permiso electrónico de entrada a Nueva Zelanda;
  • Google Maps, para saber cómo moverte andando y en transporte público por las ciudades y también para moverte en tu vehículo por el país;
  • Maps.me, para cuando no hay cobertura, con los mapas que puedes descargar;
  • la app de Spark en caso de tener tarjeta con ellos –con One imaginamos que será lo mismo– para saber cuántos datos te quedan;
  • Plan My Walk, para planificar cualquier ruta de senderismo por Nueva Zelanda, con recorridos, clima, consejos, avisos, etc.;
  • CamperMate y RankersCamping, sobre todo la primera, si viajas en autocaravana o furgoneta, para encontrar campings y dump stations y saber dónde puedes pasar la noche y cuánto cuesta;
  • Gaspy, para encontrar las gasolineras más baratas;
  • Metservice, para consultar el clima;
  • NIWAWeather, otra app para consultar el clima, en particular para zonas naturales y de trekking.

Trekkings en Nueva Zelanda, reserva con muchísimo tiempo

Para hacer rutas de senderismo de varios días por Nueva Zelanda hay dos problemas importantes. El primero, no se puede hacer acampada libre. El segundo, las plazas de los refugios son muy limitadas, sobre todo en rutas emblemáticas como el Milford Track, la más famosa.

Lago Hooker Monte Cook Aoraki Nueva Zelanda
El Lago Hooker con el Monte Cook entre nubes al final del Hooker Valley Track

Eso significa que hay que reservar con muchísimo tiempo. Hablamos de, por lo menos, 9-12 meses de antelación, un año y medio si es para la temporada alta –diciembre-febrero–. ¿Y dónde reservar? En la sección Great Walks del Departamento de Conservación de Nueva Zelanda, se puede hacer desde un año y medio antes de la fecha en cuestión.

Para el Milford Track es imprescindible hacerlo con ese año y medio, pero para otras rutas como el Routeburn Track también hay que hacerlo lo antes posible. Nosotros, como no somos de reservar con tanto tiempo, no pudimos hacer ninguna de esas rutas.

Para las rutas de senderismo de un día no hay problema. Las más famosas son el Hooker Valley Track, muy fácil, en la Isla Sur, y el Tongariro Alpine Crossing, difícil, en la norte. Para esta última sí que hace falta reservar. Por un lado, en la web del Department of Conservation. Y, por otro, la combinación de aparcamiento junto al punto de llegada del sendero y shuttle hasta el punto de salida, puedes hacerlo aquí.

La mejor temporada para viajar a Nueva Zelanda

Otra pregunta del millón, ¿cuál es la mejor temporada para viajar a Nueva Zelanda? En nuestra opinión y por la forma que tenemos de viajar, evitaríamos la temporada alta, o sea el verano austral –diciembre-febrero–. Los días son más largos y, en principio, hace mejor tiempo, pero todo es más caro y está más lleno, así que hay que reservar con mucha antelación.

Respecto a las temperaturas, están bastante bien todo el año. Considera que en los meses más cálidos, enero y febrero, en Auckland hay, de media, 24° de máxima y 16° de mínima y en Queenstown 22° de máxima y 9° de mínima. El mes más frío es julio con 14° / 7° en Auckland y 8° / -1° en Queenstown. No te vas a encontrar con temperaturas extremas, a menos que subas a las montañas en invierno.

Nosotros viajamos a Nueva Zelanda en octubre y noviembre y nos pareció ideal, abril y mayo son parecidas en cuanto a temperatura. Lo bueno de abril y mayo es disfrutar de los colores del otoño. Aunque, para eso, también está muy bien diciembre cuando, en la parte septentrional de la Isla Norte, los pōhutukawa se llenan de flores rojas. No se conocen como “árboles de Navidad de Nueva Zelanda” por casualidad.

Nunca te fíes del clima: que vivan la flexibilidad y la técnica de la cebolla

Algo muy importante sobre el clima: aquí lo de las cuatro estaciones en un día no es una manera de hablar. En la mayoría de días que estuvimos en el país hizo solazo y llovió en algún momento. Podíamos salir por la mañana con cazadora, sacar el paraguas y, por la tarde, quedarnos en manga corta.

Esto tienes que tenerlo en cuenta para dos cosas. La primera: la ropa. Intenta vestirte por capas –¡que viva la técnica de la cebolla!– y que la última sea impermeable –zapatillas incluidas–. La segunda: la planificación. Si puedes, haz programas flexibles, para adaptarlos al clima. Considera también, como dijimos en la sección dedicada a la conducción, que los cambios repentinos de clima pueden afectar a los tiempos en carretera.

Ambas cosas son particularmente importantes si vas a hacer una ruta de trekking. Primero, como en cualquier sitio del mundo, tienes que tener ropa –sobre todo, calzado– adecuado. Y, segundo, tienes que estar muy pendiente del clima y adaptarte a él. Nosotros preferimos cancelar nuestra ruta Tongariro Alpine Crossing porque la visibilidad prevista era muy baja en los tres días que podíamos hacerla –el ferri nos la jugó y tuvimos menos margen del previsto–. Con baja visibilidad y vientos fuertes puede ser peligroso.

Puedes consultar en tiempo en las apps y en las webs de Metservice –más genérico– y NIWA Weather –más específicos para parques naturales y zonas de trekking–.

Aquí tienes algunos consejos para hacer senderismo de forma segura en Nueva Zelanda.

Las auroras australes: sí se pueden ver

Antes de viajar a Nueva Zelanda sabíamos que se podían ver auroras australes todo el año, pero creíamos que sería muy difícil, sobre todo fuera de la temporada de invierno. Así que ni siquiera nos molestamos en buscarlas. Y fue uno de los peores errores viajeros que hemos cometido en nuestra vida. Sí, porque hubo una aurora austral espectacular al lado de donde dormimos un día y ni nos enteramos… Resulta que al final era más fácil ver auroras australes que kiwis –las aves, que casi solo podrás ver en las reservas–.

Si no quieres cometer el mismo error, sigue la cuenta de X Visible by Eye Aurora NZ y que te avise de las actualizaciones, si el cielo está despejado y hay nivel 9/9 de actividad geomagnética, vas a ver auroras en la parte sur de la Isla Sur de Nueva Zelanda seguro. Pero incluso se puede ver en la Isla Norte. Con alertas desde 6/9 ya hay muchas probabilidades. También puedes consultar su web.

Platos típicos, restaurantes y propinas

Nueva Zelanda no es particularmente conocida por su gastronomía, pero nosotros la disfrutamos bastante. En cuanto a comida rápida, no puedes irte del país sin probar el fish & chips y las pies –las más clásicas son las de carne y queso, carne picada y queso, carne y salsa gravy y cobertura de patatas, pero hay un montón de tipos–. De estas últimas, puedes consultar las ganadoras de los Pies Awards.

Donde Comer En Wellington Fish Chips Seamarket
El fish & chips de Wellington Seamarket

Respecto a los “platos platos”, tienes que probar el cordero asado y el marisco, por ejemplo langosta, ostras o mejillones. Tampoco puedes dejar de probar el salmón ahumado de la zona del Monte Cook. Y, de dulce, la pavlova. Con tantas ovejas y vacas, también hay muchos quesos, aunque, en general, no llegan al nivel de los europeos y muchos son “copias” –puedes encontrarte con quesos brie o cheddar hechos en Nueva Zelanda–.

¿Y no hay platos típicos maoríes? Sí que los hay, el más conocido es el Hāngī, un cocido de carne, verduras y tubérculos como el kumara –un tipo de batata– preparado bajo el tierra. Eso sí, no es muy fácil encontrarlo, más allá de en Rotorua y alrededores.

Además, hay restaurantes de todo el mundo, en especial asiáticos: tailandeses, indios, chinos, japoneses y coreanos. Aunque también hay italianos, mexicanos, turcos, griegos… La gastronomía es tan variada como la población del país.

Respecto a los precios, te hablamos de ellos en nuestros consejos para ahorrar en tu viaje a Nueva Zelanda. Te adelantamos que no son caros. La propina no es obligatoria y los camareros no esperan recibirla.

Alojamientos, durmiendo en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda hay opciones de alojamiento de todo tipo: desde campings, youth hostels y refugios de montaña hasta hoteles de lujo.

Hay alojamientos, por pequeños que sean, en prácticamente cualquier sitio. Nosotros dormimos dentro del Taranaki / Egmont National Park en la Stratford Mountain House. Incluso junto al Milford Sound hay un hotel, el Milford Sound Lodge. Ese es el único caso en el que tuvimos que dormir más lejos –además de caro, estaba lleno–, en Te Anau. Lo decimos porque, en teoría, la gran ventaja de ir en campervan o autocaravana es poder dormir donde quieres. Pues nosotros encontramos sitio siempre reservando para el mismo día sin problema. No era temporada alta, claro.

Monte Taranaki Nueva Zelanda Dormir Stratford Mountain House
El Taranaki asomando por encima de la Stratford Mountain House

Los precios son parecidos a los de Europa occidental, y bastante baratos comprando a última hora y/o fuera de la temporada alta. El hotel de cuatro estrellas que pagamos a 69 € en pleno centro de la capital, Wellington, sería impensable encontrarlo en Madrid.

Reservando con Booking los hoteles en Nueva Zelanda salen más baratos que en el propio establecimiento. Además, si pagas por adelantado directamente a Booking, te ahorrarás el suplemento por pagar con tarjeta del hotel. Puedes hacerlo así aunque sea con cancelación, te devolverán el dinero rápidamente si cancelas –damos fe–.

Seguridad en Nueva Zelanda: ¿es un país seguro?

Nueva Zelanda es un país muy seguro, incluso según las recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, que suelen ser muy cautelosas, “no hay zonas a evitar ni precauciones especiales a señalar”. En las zonas turísticas y de noche hay que tener algo de cuidado con los robos al descuido, pero no más que en cualquier otro lugar del mundo.

Lo que sí hemos escuchado que pasa bastante es el robo de objetos de valor en coches, campers y autocaravanas en lugares turísticos. De hecho, hay bastantes carteles que recomiendan no dejar objetos de valor a la vista dentro de los vehículos. Te aconsejamos alquilar con seguro a todo riesgo para los daños al coche –puedes hacerlo con la cobertura Premium de Rentalcars para ahorrar–.

En esta web de la policía neozelandesa hay unos cuantos consejos de seguridad. Lo que sí es verdad es que, como el país es muy seguro, se tiende a subestimar un poco los peligros. El número de emergencias para policía, ambulancias y bomberos es el mismo: 111.

Los peligros más importantes son dos. El primero, las carreteras. Conducir por la izquierda por las pequeñas carreteras neozelandesas puede ser, como ya hemos dicho, peligroso: hay que tener mucho cuidado. Y el segundo, los desastres naturales. Erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, avalanchas… El riesgo de desastre natural es constante en prácticamente todo el país. Fíjate, sobre todo al visitar zonas volcánicas, zonas cercanas a la costa o al hacer senderismo, en todos los carteles, respeta las señales e infórmate de qué tienes que hacer en caso de emergencia.

Contrata un buen seguro de viajes: ¡la sanidad no es gratuita!

Te aconsejamos hacerte con un buen seguro de viaje para Nueva Zelanda. Por todo lo que pueda pasar y, sobre todo, porque en Nueva Zelanda la sanidad no es ni gratuita ni barata y hay muchas zonas alejadas donde los rescates son caros. Considera que, incluso en pueblos medianos, no hay hospitales abiertos todos los días de la semana. Si vas a hacer senderismo, que incluya actividades de aventura.

Consejos Ahorrar Viaje Nueva Zelanda Hospital
El hospital de Kaikoura

Nosotros viajamos siempre con Iati Seguros y, si reservas desde aquí, tienes un 5% de descuento en todos sus seguros. Tuvimos que usarlo por un problema con un tobillo de JAAC en Kaikoura y nos fue fenomenal, de hecho hasta le dieron unas sesiones de fisioterapia.

El idioma: un inglés peculiar y un maorí poco común

La gran mayoría de la población habla inglés. El inglés hablado por los kiwis, los neozelandeses, es peculiar, aunque nos resultó algo más sencillo de entender de lo que pensábamos. Eso sí, en Nueva Zelanda hay muchísimos extranjeros trabajando ya sea de forma indefinida ya sea de forma temporal, con el working holiday. Entender el inglés con mil acentos puede costar más…

Rotorua Whakarewarewa Haka Nueva Zelanda
Haka en Whakarewarewa, Rotorua

La lengua maorí, Reo Māori, se considera un taonga, un tesoro nacional, pero la realidad es que solo el 4% de la población lo habla de manera habitual y fluida. Hay un interés creciente de los kiwis hacia la cultura y la lengua maorí. Cada vez más gente conoce, por lo menos, lo básico y verás carteles en Reo Māori en unos cuantos sitios. Cuanto sea verdad y cuanto sea fachada para olvidar la opresión del pasado colonial no lo sabemos. Acercarse a la cultura y al arte maorí es fácil en los museos, pero no tanto fuera. Tendrás que esforzarte un poco.

Cuidado con los horarios, no te quedes sin comer… y sin una cama para dormir

Los horarios de los restaurantes son bastante amplios. Suelen abrir pronto por la mañana para el desayuno y las comidas se suelen servir a partir de las 12:00/12:30. Por la tarde siguen abiertos, pero, si hay menú distinto para la cena, se empieza a servir sobre las 17:00/17:30. A mediodía no tendrás problemas. Eso sí, de noche lo de cenar después de las 21:00 –según si estás en un pueblo o en una ciudad– es imposible. A las 22:00 como mucho suelen cerrar.

Los bancos abren de 7:00/9:00 a 16:00/17:00, según los sitios, y cierran sábados y domingos. La mayoría de tiendas abren de 10:00 a 17:00 entre semana, aunque en muchos sitios turísticos también están abiertas los fines de semana. Los supermercados tienen horarios muy amplios, muchos abren de 7:00 a 22:00 todos los días.

Con lo que más problemas tuvimos en cuanto a horarios fue con los alojamientos. Con los grandes hoteles con recepción 24 horas no hay problema. El problema es con los alojamientos más pequeños: en muchos no puedes entrar después de las 20 h. A veces te pueden dejar la llave en algún sitio, pero otras no hay manera de entrar. Tenlo en cuenta a la hora de la reserva y llama si vas tarde.

Los enchufes y la corriente

Los enchufes en Nueva Zelanda son de tipo I, los de Australia, Argentina, parte de China y algún otro país asiático. También puedes usar los británicos, si puedes girar las patillas planas. Además de un adaptador, te aconsejamos llevar una regleta para cargar más aparatos al mismo tiempo. Lo bueno es que la tensión es de 230 V, como en España, con lo que no necesitarás un adaptador de corriente

Baños, barbacoas y bancos no faltan

En pocos países hemos encontrado más baños públicos que en Nueva Zelanda. En las ciudades y hasta en los parque naturales, aunque fueran letrinas, siempre había uno cerca. Además, son gratis y suelen estar muy bien cuidados. ¡No faltaba el papel higiénico!

Otra cosa que abunda, aunque es menos probable que uses, son barbacoas en los parques. También son gratis y, por lo que vimos, funcionan. Muchos hoteles y moteles también tienen barbacoas en las zonas comunes para los huéspedes.

Consejos Viajar Nueva Zelanda Barbacoa
Barbacoa con vistas en Auckland

Y los bancos a los que nos referimos que también abundan, son los de sentarse. En las calles, en los parques, en las playas… Si te cansas caminando es porque quieres, siempre podrás tomarte un segundo para recuperarte.

Ya lo sabes todo para viajar a Aotearoa, la tierra de la gran nube blanca te espera.

¿Te quieres de ir de viaje a Nueva Zelanda? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Nueva Zelanda aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Auckland aquí, en Wellington aquí, en Christchurch aquí o en Queenstown aquí.
  • Alquila el coche en Nueva Zelanda al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Nueva Zelanda aquí.
  • Contrata tu excursión en Nueva Zelanda aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios