5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El tren transalpino de Nueva Zelanda, uno de los mejores viajes en tren del mundo

No nos cansamos de decirlo: el tren es nuestro medio de transporte favorito. Siempre que podemos lo elegimos. Porque es la forma más sostenible de desplazarse y también porque es la que nos permite disfrutar más de los paisajes. Y, si hablamos de paisajes y de trenes, el “combo” perfecto son los trenes panorámicos. Esos en los que, de verdad, el camino es más importante que el destino. Últimamente nos hemos aficionado a los viajes en tren que recorren paisajes de montaña, de los Alpes –Bernina Express– a los Pirineos –tren de Artouste o de Larrun– pasando por los Balcanes –tren a Bansko–. Así que, en nuestro viaje a las antípodas, aprovechamos la ocasión de viajar en el tren transalpino de Nueva Zelanda.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Saltando Arthur Pass
Saltando en la estación Arthur’s Pass del TranzAlpine de Nueva Zelanda

Su nombre no podría ser más literal. El TranzAlpine cruza la Isla Sur de Nueva Zelanda en su parte más estrecha y por su “espina dorsal”: los Alpes del Sur. Prados infinitos, lagos y ríos de azules que parecen pintados, gargantas, bosques y, cómo no, picos. Eso es lo que te espera desde las ventanillas y el vagón panorámico del tren transalpino de Nueva Zelanda. Paisajes idílicos neozelandeses en estado puro. Y dentro del tren también hay sorpresas en formato de, entre otras cosas… ¡comida! Porque si viajar en tren nos gusta, comer bien aún más.

Te contamos nuestra experiencia en el TranzAlpine, con información práctica incluida. Seguro que te entran ganas de cruzar los Alpes Neozelandeses de la mejor forma posible: ¡en tren!

Viajar en tren en Nueva Zelanda: los trenes panorámicos

Tenemos que decir que Nueva Zelanda, a pesar de su interés por la sostenibilidad, no es un país que invite particularmente a viajar en transporte público. Con una población tan pequeña, las redes de transporte en autobús y ferroviaria son limitadas y es complicado llegar a los puntos de interés –casi todos naturales– sin vehículo propio. Una pena, con lo que nos gusta a nosotros movernos en transporte público.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Puente
El tren transalpino de Nueva Zelanda sobre uno de los puentes del recorrido

Hablando en particular de trenes, la empresa pública de ferrocarriles Kiwi Rail opera las únicas tres grandes rutas por el país. Todas de trenes panorámicos, los “scenic trains” de Great Journeys New Zealand. En la Isla Norte, el Northern Explorer Train, que une Auckland con Wellington. Y, en la isla sur, el Coastal Pacific Train, de Picton a Christchurch, y el TranzAlpine, de Christchurch a Greymouth. El más famoso y el que tiene más frecuencia es este último, el transalpino. Nos quedamos con ganas de probar los otros dos, pero no coincidimos con las fechas. La próxima vez será…

El TranzAlpine: uno de los mejores viajes en tren del mundo

Vamos a lo que vamos, que hemos venido a hablar de nuestro tren. Según Great Journeys New Zealand el tren transalpino de Nueva Zelanda es “uno de los mejores viajes en tren del mundo”one of the world ‘s greatest train journeys–. Y no es que no tengan abuela, que no son solo ellos los que lo dicen: el TranzAlpine ha aparecido en muchos listados de las mejores rutas en tren del planeta, como este de Lonely Planet.

Nosotros no sabríamos decir si es de los mejores del mundo, porque no hemos probado tantos y los Alpes “originales” son difíciles de batir. Pero lo disfrutamos mucho.

El recorrido: de Christchurch a Greymouth y viceversa

Ya hemos dicho que el TranzAlpine cruza la Isla Sur de Nueva Zelanda por los Alpes del Sur, uniendo Christchurch, en la costa este, con Greymouth, en la costa oeste. Christchurch, “la ciudad jardín de Nueva Zelanda”, es la segunda urbe y una de las más turísticas del país. Greymouth, por otro lado, es poco más que un pueblo, no llega a los 15.000 habitantes, pero es la mayor población de la Costa Oeste de Nueva Zelanda. Es el punto de acceso a sus maravillas, de las Pancake Rocks a los glaciares Fox y Franz Josep, pasando por la Hokitika Gorge.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Sara Open-Air Viewing Carriage
Sara asomada en el vagón panorámico

Entre Christchurch y Greymouth hay 223 kilómetros que se recorren en unas 5 horas. 223 kilómetros en los que –menos en los 8 kilómetros y medio del Otira Tunnel– estuvimos todo el rato pegados a la ventanilla o asomados al vagón panorámico. Sí, hay un vagón sin cristales para que los reflejos no te molesten al sacar los centenares de fotos que querrás hacer. Eso sí, el viento no te lo quita nadie: tú eliges, comodidad y calorcito o sin reflejos. Nosotros hicimos un mix.

¿Sabías que…?


Cuando se abrió el túnel de Otira, en 1923, era el túnel más largo del Imperio Británico, con sus 8.529 metros de longitud.

Los paisajes desde el tren transalpino de Nueva Zelanda

¿Con qué paisajes nos encontramos por el camino? Pues desde la campiña de la región de Canterbury, la de Christchurch, hasta un lago glaciar rodeado de montañas, el Lake Brunner. Entre medias, las vistas “de pájaro” desde lo alto de los cuatro viaductos que cruza la línea –el más alto, el Staircase Viaduct, de más de 80 metros–. Valles y gargantas como las del río Waimakariri o del río Taramakau. Y, por supuesto, los picos de los Alpes Neozelandeses, como el Mount Binser, o el Mount Murchison, el más alto que se ve desde el tren.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Garganta Rio Waimakariri
La garganta del río Waimakariri

El corazón del trayecto es el Arthur’s Pass National Park, con el paso más alto de los Alpes del Sur de Nueva Zelanda. La estación de tren de Arthur’s Pass también es la más alta de la Isla Isla Sur de Nueva Zelanda y la tercera del país. Eso sí, está a 737 msnm, que la de Chamartín está casi a la misma altura…

¿Sabías que…?


El paso de Arthur lleva el nombre de Sir Arthur Dudley Dobson, el primer europeo, junto con su hermano, que lo cruzó en 1864. Siguió la información del jefe maorí Tarapuhi. Los maoríes llevaban siglos cruzando la isla para conseguir su jade sagrado, el pounamu. Los europeos iban en busca de otra riqueza: el descubrimiento del paso desató la fiebre del oro en la Costa Oeste de Nueva Zelanda.

Todos los paisajes, como suele pasar en Nueva Zelanda, son brutales. Bosques templados húmedos tan densos como una selva tropical, ríos de un azul tan intenso que parece irreal, gargantas que se hunden en las profundidades de la tierra… Hasta los campos amarillos de los tojos, aunque sean plantas invasoras, son bonitos. Nosotros fuimos en primavera y vimos también algún pico nevado, pero en invierno, cuando todo esté blanco, tiene que ser una maravilla.

Las paradas

Entre Christchurch y Greymouth el tren transalpino de Nueva Zelanda para en cinco estaciones: Rolleston, Darfield, Springfield, Arthur’s Pass y Moana. Sí, ¡hay un Springfield! Y, no, no están ni Homer ni Marge ni sus retoños.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Vagon Panoramico Montanas
Picos nevados de los Alpes del Sur desde el vagón panorámico

Se puede subir al tren en cualquier estación, aunque casi todo el pasaje hace el recorrido completo. El único sitio donde el tren hace parada larga, diez minutos, es en la estación de Arthur’s Pass. Allí puedes bajar a hacerte una foto… ¡más!

Los servicios a bordo y la Scenic Plus Dining Experience

Ya hemos hablado del vagón panorámico, el Open-Air Viewing Carriage, ideal para sacar las mejores fotos desde el TranzAlpine. Además, hay un vagón café, el Scenic Café, que sirve bebidas y comida. No podemos contar nada sobre él, porque nosotros viajamos con la opción Scenic Plus Dining Experience, que tiene comida incluida en tu asiento. De Christchurch a Greymouth desayuno y comida y de Greymouth a Christchurch merienda y cena. ¡Comida local con vistas inmejorables!

TranzAlpine Train Nueva Zelanda White Chocolate Cheesecake
Tarta de queso y chocolate blanco

También hay una audioguía en inglés al estilo de los autobuses panorámicos, donde explican qué te encuentras en el camino, datos de historia y geografía, algunas curiosidades y hasta leyendas maoríes.

Nuestra opinión del TranzAlpine

Los vagones de pasajeros son cómodos, con mucho espacio para las piernas, buena temperatura y, lo más importante, ventanillas muy grandes para disfrutar del paisaje. Si viajas en Scenic Plus, hay asientos agrupados en grupos de cuatro con mesa –se venden solo los dos que van en el sentido de la marcha– y asientos dobles con mesas abatibles, para servir las comidas, igual de cómodos.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Sara Vagon
El interior de los vagones Scenic Plus del TranzAlpine

De la experiencia gastronómica, la Scenic Plus Dining Experience, solo podemos decir que acabamos encantados con ella. Lo tiene todo. Lo primero y más importante, la comida está deliciosa, el TranzAlpine es uno de los sitios en los que mejor hemos comido de Nueva Zelanda –nos recordó un poco la experiencia gastronómica del Costa Verde Express–. Esos huevos pochados, ese salmón ahumado, esa paletilla de cordero cocinada a baja temperatura, esa mousse de chocolate… Paro, que me está entrando hambre. Además, es muy abundante. La guinda del pastel es que los productos son de temporada y, según nos comentaron, locales en su mayoría, como el salmón de la zona de Christchurch. Se preocupan mucho de que esta parte del viaje también sea sostenible.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Comida Salmon Scenic Plus
Salmón ahumado en la Scenic Plus Dining Experience

Con el personal también acabamos encantadisimos. Tan amables que, a pesar de esos paisajes espectaculares y de esa comida de lujo, son lo primero que recordamos cuando pensamos en nuestro viaje en el tren transalpino de Nueva Zelanda. Mención especial para Eva, española afincada en las cercanías de Christchurch, que nos acompañó en nuestro viaje.

Nos sorprendieron algunos detalles simpáticos como cuando nos dijeron que saludásemos a Barrie al pasar por Cass. Es su único habitante y ex trabajador de Kiwi Rail y se acerca a las vías cada vez que pasa el tren.

Si tenemos que encontrarle un pero al TranzAlpine, sería la audioguía. Los audios son demasiado largos, dan demasiados datos y se hacen aburridos. Lo resumiríamos bastante y nos centraríamos en datos curiosos y con un tono más cercano.

Respecto al precio, no es barato: lo mínimo, sin comida, son 239 NZD, unos 140 euros, por trayecto y no hay descuento para viajes de ida y vuelta. Pero es un capricho que pensamos que merece la pena darte si te gustan los viajes en tren como a nosotros y siempre puedes ahorrar en el resto siguiendo nuestros consejos para ahorrar en Nueva Zelanda.

Consejos para disfrutar aún más del viaje en el TranzAlpine

Nuestro primer consejo es que, aunque vayas en verano, lleves ropa de abrigo para salir al vagón panorámico. En realidad, estando en Nueva Zelanda, el tiempo es tan cambiante que siempre tienes que llevar ropa de todo tipo, así que será fácil.

Si quieres viajar en temporada alta, reserva con tiempo, no hay muchas plazas y se suelen agotar. Si, por otro lado, no viajas en temporada alta y tienes algo de flexibilidad de fechas, nosotros te diríamos que esperaras para tener una idea del clima. Puedes mirar el del Arthur’s Pass para hacerte una idea. También puedes reservar y asegurarte la plaza y luego intentar cambiarlo: puedes cancelar tu reserva o hacer cambios sin penalización hasta 24 horas antes con la tarifa básica –Scenic Class– y hasta 7 días antes con la Scenic Plus.

Reserva un asiento a la derecha si vas de Christchurch a Greymouth y a la izquierda si vas en el sentido opuesto: las vistas son mejores.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Tren
Uno de los vagones desde fuera

Los trenes suelen salir puntuales, pero pueden llegar con algo de retraso. La misma compañía avisa de que puede haber retrasos de media hora o más. Tenlo en cuenta para planificar el resto de tu viaje, por ejemplo si tienes un avión después del viaje en tren.

Si quieres hacer un viaje de solo ida en tren y quieres volver en otro medio de transporte público, ten en cuenta que Intercity no hace ese trayecto. Vimos que hay una opción de shuttle, East West Coaches.

Lleva tus propios cascos para escuchar la audioguía y ser más sostenible. Si no tienes y vas a hacer ida y vuelta, reutilízalos.

Horarios, precios y cómo reservar

El TranzAlpine circula todo el año, a diario en temporada alta –de mediados de septiembre a principios de mayo– y de viernes a lunes el resto del año. Con alguna excepción por días de descanso. Hay un solo viaje al día en cada sentido, con salida por la mañana desde Christchurch y por la tarde desde Greymouth.

En la sección de reservas de la web de Great Journeys New Zealand puedes consultar horarios, precios y reservar.

TranzAlpine Train Nueva Zelanda Paisaje
Los paisajes desde el tren transalpino de Nueva Zelanda no se olvidan

Ya lo sabes todo para hacer el viaje en tren más espectacular de Nueva Zelanda.

¿Te quieres de ir de viaje a Nueva Zelanda? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Nueva Zelanda aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Auckland aquí, en Wellington aquí, en Christchurch aquí o en Queenstown aquí.
  • Alquila el coche en Nueva Zelanda al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Nueva Zelanda aquí.
  • Contrata tu excursión en Nueva Zelanda aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.
banner suscribe rss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Xisca
    21 febrero, 2024 a las 07:17

    ¡Hola!
    Creo que el tren tiene 2 billetes y precios distinto: el general y el panorámico. ¿Merece la pena pagar más por este último?
    ¿Llevas el equipaje a la vista en cualquiera de los dos billetes?
    Gracias

    Responder
    • 21 febrero, 2024 a las 11:52

      ¡Hola, Xisca y bienvenida al blog! Sí, hay dos tipos de billetes, pero en todos los vagones hay ventanas panorámicas y siempre puedes acceder al vagón vagón panorámico (el Open-Air Viewing Carriage). La diferencia entre las dos categorías, Scenic y Scenic Plus, te la contamos con más detalle en el artículo, pero básicamente es la comida. A nosotros la comida del Scenic Plus nos encantó, pero la elección es muy personal, claro. ¡Muy buen viaje! Por cierto, si utilizas los enlaces de la web para reservar los billetes de avión, billetes de tren y autobús, las noches de hotel, los traslados/excursiones, el coche de alquiler y el seguro de viaje en este o cualquier viaje nos harías un gran favor. Para ti no hay diferencia de precio (de hecho, hay un 5% de descuento en el seguro) y nosotros ganamos una comisión para seguir manteniendo el blog.

      Responder
      • Xisca
        21 febrero, 2024 a las 14:29

        Hola!

        El tren y los hoteles sí puedo cogerlos desde vuestra web, pero los vuelos ya los tengo comprados por Agencia.

        Estamos pensando en tal vez hacer ida, pasar noche en Greymouth (ver allí Punakaiki o el desfiladero de Hokitika y volvermos al día siguiente de nuevo a Queenstown. Es que el tema de las maletas (que no me habéis comentado) no me gusta mucho, la verdad.

        Responder
        • 21 febrero, 2024 a las 18:02

          ¡Hola, Xisca!
          Sí, perdón, se nos pasó contestarte a lo de las maletas. Nosotros viajamos sin equipaje porque hicimos ida y vuelta el mismo día, pero sí que vimos que se hace check-in parecido al de un avión, las maletas van en otro vagón para ellas y se recogen en una cinta a la llegada a la estación. Si lo comentas por temas de seguridad, Nueva Zelanda es segurísimo y no hay casi nadie que suba a mitad de camino, así que no hay problemas. Buena idea la de ver Punakaiki o la Garganta de Hokitika alrededor de Greymouth y quedaros a dormir allí antes de volver a Christchurch. Eso sí, tendréis que alquilar coche.
          Cualquier otra duda, nos dices.
          ¡Muchas gracias por lo de los enlaces!

          Responder
          • Xisca
            21 febrero, 2024 a las 22:46

            ¡Hola de nuevo!

            Preguntaremos en el hotel de Christchurch si podemos dejar por una noche las maletas allí y viajar sólo con una pequeña mochila.

            Hemos visto un Tour de medio día desde Greymouth a Punakaiki y Hokitika; ahora hay que calcular que llegaremos al tren de vuelta.

            Me está encantando vuestro blog.

          • 22 febrero, 2024 a las 09:36

            ¡Hola! Sí, seguro que os dejan en Christchurch y así vais más cómodos. No sabíamos lo del tour, genial entonces. Nos alegra que te esté gustando el blog. Todavía no hemos escrito mucho de Nueva Zelanda, tenemos muchos artículos pendientes de publicar, si tienes alguna duda, ¡aquí estamos! ¡Buena preparación!