Castilla - La ManchaEspañaEuropaGuadalajara

Los murales de Moranchel, en Guadalajara: la obra de Asun

  

Que nos gusta el arte urbano más que a un tonto un lápiz es algo sabido. No hay viaje que hagamos en el que no busquemos murales: desde los artísticos de Glasgow o Londres hasta los de mensaje como los de Derry o Belfast. Pero, ojo, que parece que sólo nos hemos dejado llevar por los pinceles y el spray en Reino Unido… también en España como las Meninas de Canido en Ferrol o los del casco histórico de Valencia.

Guadalajara Trampantojos <Moranchel La Panadería

Y luego están los viajes en los que, sin proponérnoslo, acabamos delante de murales que ni sabíamos que existían. Eso fue lo que nos pasó en Moranchel con sus trampantojos.

Moranchel, seguro que no sabes dónde está

¿Moranchel? ¿Eso qué es y dónde está? Pues nosotros tampoco lo sabíamos… pero mi prima sí. Moranchel es un pequeño pueblo –bueno, en realidad menos que un pueblo, una EATIM: entidad de ámbito territorial inferior al municipio– de la provincia de Guadalajara relativamente cercano a los campos de lavanda de la Alcarria. De hecho, fue después de verlos cuando mi prima nos propuso ir a saludar a su amiga artista.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Mapa

Conste que no le habíamos hablado de los murales que tanto nos habían gustado en nuestros viajes, ni teníamos la más remota idea de que pudiera haber algo parecido en una población de menos de cuarenta habitantes….

Asunción Vicente Ríos, la artista de Moranchel

Mi prima nos dijo que su amiga Asun pintaba las paredes de las casas de su pueblo. Lo que no nos dijo era que Asun había estudiado Bellas Artes en la Universidad de Cuenca y que también era profesora de arte. Eso lo descubrimos hablando con ella porque, en los pueblos, las visitas no se organizan, se improvisan. Total, ¿dónde va a estar Asun que no sea en su casa?

Guadalajara Trampantojos Moranchel Asun

La suerte –y que mi prima sabe bien cómo es la vida en un pueblo pequeño, Hontanares es todavía más pequeño que Moranchel– consiguió que disfrutáramos de una visita por los murales de Moranchel de la mano de su creadora. Esas cosas que es difícil conseguir cuando las planeas y que la improvisación hace posibles de la manera más sencilla.

Los murales de Moranchel: trampantojos costumbristas

Asun nos explicó que sus murales buscan recordar el pueblo como era antaño: desde la panadería hasta la fuente. Su objetivo no es la belleza llamativa, ella trata de “engañarte” –de ahí que sean trampantojos– para que veas las cosas tal y como eran antes, y que así no se olviden.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Enchufe

Su afición comenzó en un viaje a Francia, concretamente por el Valle del Loira, donde descubrió murales de este tipo en pequeños pueblos que le hicieron plantearse hacerlo en el suyo. Dicho y hecho. Además, el resto de vecinos está encantado con su obra. Según nos comentó, ella no cobra por pintarlos, pero, últimamente, los dueños de las paredes le subvencionan los materiales.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Calle Buscarruido

A pesar de ser en las paredes de su pueblo, ella tiene claro que el arte urbano –en este caso se podría decir arte pueblerino, sin sus connotaciones negativas– es efímero. Una vez acabada la obra, no hay restauraciones. De acuerdo a sus cálculos, cada uno de los trampantojos de Moranchel podría mantenerse en buen estado unos quince años. Hay que tener en cuenta que todos están pintados en muros exteriores sin protección de la lluvia, el sol, la nieve…

De la panadería a la fuente, los trampantojos de Moranchel

Una panadería, ése fue el primer trampantojo con el que nos encontramos en Moranchel. Asun nos contó que un vecino había querido hacer un homenaje a su padre, el último hornero del pueblo, y le pidió que pintara una panadería. Y vaya que ha conseguido engañar al ojo: casi salivamos al ver las rosquillas, las magdalenas y otros dulces típicos de la zona. Pero también hogazas y barras de pan y hasta un par de bancos junto a las ventanas y la puerta. Un detalle: a un lado de la puerta, está pintada la lista de los antiguos horneros del pueblo.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Panadería

Junto a la “panadería” está la “calle Buscarruido” con sus ventanas por las que se asoman un niño haciendo pompas de jabón y una niña con un tirachinas. También tratarás de llamar a la puerta de madera… cuidado con los nudillos, ¡es un muro!

Guadalajara Trampantojos Moranchel Calle Buscarruido

La puerta de la bodega –en la Alcarria son pequeñas cuevas– de sus padres también ha sido “intervenida”. En ella se pueden ver vasos y copas junto a una botella, un porrón y una bota de vino, además de plantas de la zona y abejas.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Puerta Bodega

Otro de los murales más llamativos es el de la “fuente de los deseos”. Un recuerdo de una fuente que había hace años en el pueblo con un oso como boca de caño. Pero el objetivo del trampantojo no es sólo recuperar un elemento que ya no está: también busca recuperar los valores humanos que se están perdiendo. Éstos aparecen escritos sobre azulejos –un homenaje a la parte andaluza de la familia de Asun–. Pero hay más, uno de los pájaros pintado está en peligro de extinción, como recordatorio de todo lo que podemos perder.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Fuente Deseos

No deberías dejar de mirar a todas partes mientras paseas por el pueblo: una ventana que no existe o un armarito simulado se te podrían pasar. Y cualquier soporte le sirve a Asun, no te pierdas su obra sobre un cuadro de luces.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Cuadro de Luces

Cómo llegar a Moranchel

Quince años y el primero lo pintó hace once… más vale que vayas dándote prisa para poder disfrutar de todos. Llegar a Moranchel es “relativamente” sencillo –más aún si el coche lo conduce alguien de la zona–. Por la A-2, o E-90, hasta la salida 101 –Almadrones / Cifuentes–. Desde ahí, por la N-204 hasta la GU-924.

El tamaño de Moranchel hará que encuentres el primero de los trampantojos antes incluso de salir del coche.

Guadalajara Trampantojos Moranchel Fuente Deseos

¿Quién se iba a imaginar que encontraríamos arte urbano hasta en un pequeño pueblo de la Alcarria? Déjate sorprender tú también por los trampantojos de Moranchel, la obra de Asun.

¿Quieres ver los trampantojos de Moranchel? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Madrid aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en la Alcarria al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Madrid al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Castilla – La Mancha aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

4 comentarios

  1. Amparo Izquierdo
    20 mayo, 2018 en 21:28 — Responder

    Me ha parecido supercurioso, y un plan estupendo para combinar con los campos de lavanda.
    Dónde me recomendáis buscar alojamiento si puedo hacer una escapada en julio que es cuando comentáis que están los campos en flor.
    Otra cosa, es soportable el calor en la Alcarria en esa época?
    Me encanta vuestro blog y me es muy útil para planear viajes.
    Un saludo.

    • 28 mayo, 2018 en 12:43 — Responder

      Hola Amparo 🙂
      La verdad es que es una mezcla la mar de curiosa: los campos de lavanda en flor y los trampantojos. Los alojamientos más próximos a los campos están en los alrededores de Brihuega, aquí puedes ver algunos (si reservas desde el enlace nos llevamos una pequeña comisión). El calor el fuerte, pero soportable. De todas formas, las mejores horas para ver los campos son el amanecer y al atardecer, así que el sol no debería ser un “problema”.
      Muchas gracias y esperamos seguir sirviéndote de ayuda 😉

  2. Antonio José
    31 mayo, 2018 en 17:12 — Responder

    La verdad es que España es un país precioso. ¡Gracias por compartir esta información de manera gratuita! 😉

    • 3 junio, 2018 en 16:22 — Responder

      Hola Antonio José y bienvenido al blog 🙂
      Como tú dices, España es preciosa y está llena de secretos esperando a ser descubiertos 😉
      Gracias a ti por leernos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *