Hasta un 15% de descuento en tu alojamiento con Booking

Nuestra ruta por los pueblos de la arquitectura negra

No solemos escribir mucho de rutas de senderismo, normalmente son las ciudades las que se llevan todo el protagonismo, pero eso no quita que nos guste caminar por el monte –lo de hacer el camino de Santiago ya dejó claro que andar no es algo que nos asuste–. Hace tiempo os contamos la ruta que lleva hasta las cárcavas de Patones y hoy volvemos a Guadajalara para recorrer parte de la ruta de los pueblos negros o pueblos de arquitectura negra.

Guadalajara Pueblos Negros La Vereda Salto

¿Por qué el nombre de pueblos negros o de arquitectura negra?

Cualquiera que haya visto una imagen de Roblelacasa o de Campillo de Ranas entenderá enseguida el motivo por el que son llamados pueblos negros o pueblos de arquitectura negra: las casas son de ese color. No es que las hayan pintado –como la cal de los pueblos blancos andaluces–, es que su material de construcción es la pizarra negra. Casas de piedra que se asientan sobre los mismos yacimientos de pizarra, como si las hormigas y los topos se hubieran cansado de excavar madrigueras dentro de la piedra y hubieran decidido construirlas hacia arriba.

Guadalajara Pueblos Negros La Vereda Detalle

Me recordaron otros pueblos que dan la sensación de haber “crecido” desde el suelo por la similitud del material o del color de las casas y del lugar en el que se alzan, como Barichara en Colombia o Monsanto en Portugal.

Roblelacasa, nuestro punto de partida en la ruta de los pueblos negros

Roblelacasa fue el pueblo en el que comenzó nuestra ruta con Paula de Tierra sin límites y Gonzalo. Allí, junto al muro de la iglesia, con una espadaña que nos recordaba a las leonesas del camino de Santiago, quedó el coche y comenzamos a andar camino de La Vereda.

Guadalajara Pueblos Negros Roblelacasa Iglesia

No sabemos si la “pobreza” de la que hablaba Miguel era la causa de que Uncastillo siguiera siendo medieval es también la causa de que las casas de Roblelacasa sigan siendo de la pizarra original. Es un pueblo pequeño, unos 30 vecinos, aunque ya tuvimos que preguntar a la hora de salir para encontrar la ruta PR-GU 02 hasta Matallana –la señalización estaba en otra parte del pueblo–, donde seguiríamos por una pista forestal hasta La Vereda. ¿Quién nos iba a decir que allí, junto con un perro y una cabra, nos íbamos a encontrar a una pareja de jubilados chilenos que nos indicarían el camino desde la puerta de su casa?

Guadalajara Pueblos Negros Roblelacasa Panorama

Nuestra sensación de “pueblo pequeño” desapareció cuando vimos los otros dos…

Matallana, el pueblo de arquitectura negra casi abandonado

Con la cantidad de pueblos abandonados que hay en España porque sus habitantes han emigrado o muerto, es raro encontrarse con uno que, a pesar de ser obligatoriamente abandonado, se siga resistiendo a quedar vacío. Eso es lo que sucede con Matallana. Una presa y una expropiación forzosa dejaron el pueblo sin vecinos en 1972, pero, en los años 90 del siglo pasado, un grupo de personas decidió habitar Matallana: reconstruyeron los edificios con los materiales originales y devolvieron el esplendor “negro” al pueblo.

Guadalajara Pueblos Negros Roblelacasa Matallana Camino Hojas

Menos habitantes que en Roblelacasa, poco asfalto para que los coches puedan llegar y mucho espacio entre una construcción y la siguiente hacen que más que un “pueblo” parezcan unas cuantas casas dispersas. No paramos mucho allí, un poco más de lo previsto buscando la senda por la que teníamos que continuar, pero nos quedó claro que hay lugares en los que no llegan las nuevas tecnologías, ni tan siquiera la televisión. Pequeños pueblos en los que es posible escapar del siglo XXI y vivir al ritmo que marcan el sol y las gallinas, a poco más de 100 kilómetros de Madrid.

La Vereda, el pueblo negro más auténtico

A La Vereda le sucedió lo mismo que a Matallana: abandono forzoso. Las máquinas de demolición no llegaron a entrar al pueblo porque unos arquitectos, en los años 70, crearon la Asociación Cultural de La Vereda que consiguió el permiso de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para rehabilitar las casas siguiendo los métodos tradicionales de construcción de los pueblos negros. Así consiguieron paralizar la destrucción del pueblo y poder disfrutar de él una vez que los dueños habían sido expropiados por el estado. Si pasáis por allí en fin de semana es posible que os encontréis con alguno de ellos disfrutando de la tranquilidad del campo –olvidaos de televisión y de internet, casi hasta de luz eléctrica–.

Guadalajara Pueblos Negros La Vereda Cartel

Pero La Vereda tiene todavía más vida en sus terrenos: los herederos de aquellos que fueron expropiados quieren recuperar lo que les perteneció a través de la Asociación Cultural Hijos de La Vereda, fundada en los 80.

Independientemente de unos y de otros, lo cierto es que La Vereda es una maravilla conservada en la historia. Caminos de tierra y de hierba, casas de pizarra negra asomadas al barranco, tranquilidad, bosques… lo más moderno que había allí eran nuestras zapatillas y nuestras mochilas –pasamos antes de que llegaran los coches que llevan a sus habitantes de fin de semana–.

Guadalajara Pueblos Negros La Vereda Casas

Mapa de los pueblos de arquitectura negra de Guadalajara

Hay muchos pueblos de Guadalajara construidos con el estilo de arquitectura negra, unos cuarenta. Aquí están los nombres de los pueblos negros de Guadalajara más interesantes para visitar: Majaelrayo, Robleluengo, Campillo de Ranas, Roblelacasa, El Espinar, Campillejo, Retiendas, Valverde de los Arroyos, Palancares, Almiruete, Tamajón, Cogolludo.

En la página de turismo de la diputación de Guadalajara encuentras los detalles la ruta de la arquitectura negra: qué ver en todos los pueblos negros, acceso y cómo llegar, etc.

Nuestra ruta de los pueblos negros

A la salida de Roblelacasa el camino es sencillo aunque con bastante pendiente cuesta abajo. Sirve de calentamiento porque, al cruzar el puente de Matallana, cambia por completo y la pendiente se convierte en subida bastante pronunciada.

Guadalajara Pueblos Negros Roblelacasa Cartel Sendero

Al llegar a Matallana hay que seguir por el sendero que lleva a La Vereda. Es más fácil decirlo que hacerlo y, como no hay mucha cobertura ni mucho vecino al que preguntar, lo mejor es llevar el mapa descargado para orientarse. La pista continúa subiendo, aunque de forma moderada, hasta llegar a La Vereda unos 6 kilómetros después.

Guadalajara Pueblos Negros Roblelacasa Matallana Marca Sendero

No salimos del municipio de Campillo de Ranas, que también incluye Campillejo, El Espinar y Robleluengo, en todo el recorrido y, para acabarlo y ya en coche, dimos una vuelta por el propio Campillo de Ranas y su plaza de la iglesia de Santa María Magdalena.

Guadalajara Pueblos Negros Campillo de Ranas Iglesia Santa Maria Magdalena

Alojamiento y casas rurales en pueblos de arquitectura negra de Guadalajara

Nosotros fuimos en una excursión de un día desde Madrid y no nos paramos a dormir, pero aquí te dejamos alojamientos y precios de alrededor de las tres localidades principales: Campillo de Ranas, Majaelrayo y Valverde de los Arroyos.

Pueblos tranquilos, naturaleza, un poco de ejercicio y la pizarra negra ya tienes dónde ir a descansar del siglo XXI.

¿Quieres visitar los pueblos negros de Guadalajara? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Madrid aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Campillo de Ranas aquí, en Majaelrayo aquí, en Valverde de los Arroyos aquí o en Madrid aquí.
  • Alquila el coche en Vigo al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Guadalajara aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Guadalajara y sáltate las colas aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 7 enero, 2016 a las 11:57

    Hola Chicos!

    Nosotros también hemos recorrido los pueblos negros de Guadalajara y nos gustó mucho. Especialmente para hacer rutas y escapar de las zonas de naturaleza masificadas, como la Pedriza!

    Saludos!

    • 17 enero, 2016 a las 20:44

      Hola chicos y bienvenidos al blog 🙂
      Los pueblos negros de Guadalajara son un clásico, aunque poco conocido y menos aún masificado. Unos pocos kilómetros más lejos hacen que llegue menos gente y que, los que van, estén más interesados en el lugar: en cuidarlo y en disfrutar de su tranquilidad 🙂
      ¡Un saludo y buenas rutas!