5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Una ruta diferente desde la sierra de Madrid: el paisaje lunar de las Cárcavas

Si estás buscando una ruta de senderismo fácil entre la Comunidad de Madrid y Guadalajara, en un sitio que no esté lleno de domingueros madrileños que huyen de la ciudad el fin de semana y donde hacer unas fotos espectaculares, sigue leyendo.

Madrid Carcavas Salto

Nosotros, todo hay que decirlo, no somos grandes senderistas y no conocemos mucho la sierra de Madrid, aparte de las rutas que salen de Cotos –sitio al que se accede fácilmente con el Cercanías– y que se llenan de madrileños, nosotros incluidos en algunas ocasiones, los fines de semana de verano. Fue gracias a unos amigos senderistas que pudimos descubrir un paisaje completamente diferente y que jamás habríamos imaginado encontrar tan cerca de Madrid: el de las cárcavas de Patones. Desde el verde de la sierra se llega a un paisaje desértico y casi lunar, que nos recordó el del chileno valle de la muerte o del boliviano valle de la luna. Eso sí, aquí parece que no hay suficiente público como para darle un nombre marketiniano, pero estaría bien llamarlo, yo que sé, ¡Marte en Madrid! Aunque, eso sí, realmente están en Guadalajara, aunque a sólo un par de kilómetros de la Comunidad de Madrid.

Madrid Carcavas Primer Plano

El punto de partida de la ruta de las cárcavas: la presa del Pontón de Oliva

En realidad hay más de una ruta que lleva a las cárcavas, pero todas empiezan por la presa del Pontón de Oliva, en la sierra de Ayllón, en la frontera entre la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, en la provincia de Guadalajara. La presa se encuentra a 5 km de Patones de Abajo y a unos 80 km de Madrid capital –una hora y diez minutos en coche aproximadamente, también hay autobuses a Patones desde el intercambiador de Plaza de Castilla–. Justo al lado del Pontón de Oliva hay un aparcamiento.

Madrid Carcavas Ponton Oliva

La presa del Pontón de Oliva en sí ya es una atracción: es el más antiguo de los sistemas de canalizaciones y presas del Canal de Isabel II, el que abastece de agua la capital. Se construyó a mediados del siglo XIX, bajo el reinado de Isabel II, en su mayoría por presos de las guerras carlistas. Había 1.500 presos, 200 obreros libres y 400 animales, y muchos murieron en la obra o bien por las duras condiciones de trabajo o bien por la epidemia de cólera que afectó al campamento durante la obra. Aún así, las condiciones del terreno no eran las adecuadas y las filtraciones hicieron que se tuviera que cerrar pocos años después. Tanto sufrimiento y tantos muertos para nada… ¡si no hay fantasmas aquí, no sé dónde puede haberlos!

Madrid Carcavas Valle Verde

Eso sí, el sitio de la presa, en el río Lozoya y cerca de la confluencia del arroyo La Lastra, es muy agradable. Hay un pequeño embalse donde bañarse en verano y ahora la presa se puede cruzar pasando junto al dique para llegar al río Lozoya y acceder a la ruta más larga.

Las diferentes opciones de rutas a las cárcavas

Hay diferentes opciones de rutas para llegar hasta las cárcavas. La más larga es una ruta circular que sigue al principio el río Lozoya, cruzándolo más de una vez, y que llega hasta la localidad castellano manchega de Alpedrete de la Sierra. Desde ahí, y en un camino que en parte está sin marcar –es bueno llevarse un GPS–, se llega a la carretera y luego a un camino de tierra que llega hasta el punto más alto de las cárcavas, para volver a bajar después hasta el pontón de Oliva. Esta ruta más larga permite disfrutar también del paisaje de los cañones del Lozoya. En la web de rutas de senderismo wikiloc se encuentran algunas variantes de esta ruta, de unos 13 kmcinco horas y media o seis– y dificultad media/moderada.

Madrid Carcavas Roraima
Pero, ¡que no cunda el pánico! También está la versión fácil. Sin cruzar la presa sino dirigiéndose al lado opuesto, la zona más alta de las cárcavas se encuentra mucho más cerca. En la página de la Comunidad de Madrid encontráis los detalles de la ruta fácil y mucho más corta: son 2,5 km y 45 minutos de camino hasta arriba, 4 km y una hora y cuarto si se quiere llegar hasta el vértice geodésico de Guadarrama. Se vuelve por el mismo camino.

Madrid Carcavas Paisaje

El paisaje extraterrestre de las cárcavas de Patones

Rocas rojizas y amarillentas cortadas por socavones producidos por la erosión del agua durante milenios. Formas que parecen extraterrestres, colores que no esperas encontrar en medio de la sierra y al lado de un valle verde, un silencio y una soledad únicos a pocos kilómetros de una metrópolis como Madrid. Todo fascina y casi asusta. Eso son las cárcavas de Patones: lo que te espera al final de la ruta. Merece la pena, ¿no?

Madrid Carcavas Paisaje

¿Te quieres de ir de viaje a Madrid por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Madrid aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Madrid al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Madrid al mejor precio comparando entre varias compañías aquí o contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí
  • Las mejores guías de Madrid aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Madrid y sáltate las colas aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

21  Comentarios

  • 10 julio, 2015 a las 11:50

    Me parto, esta misma semana un compañero me dijo que fuese para Pontón, que le pregunté por una zona para vivac tranquila. Una señal.

    Genial entrada, chicos!

    • 10 julio, 2015 a las 18:46

      ¡Hola Dani, sí que es una casualidad, porque además estuvimos ahí hace mucho! jeje Que lo disfrutes este fin de semana
      ¡Un abrazo!

  • 10 julio, 2015 a las 21:54

    ¿Seguro que no te encontraste a ningún extraterrestre? 🙂
    ¡Merece la pena la caminata para disfrutar de ese paisaje!

    Besotes

    • 10 julio, 2015 a las 22:02

      ¡Hola Marjorie! Nosotros no los vimos, pero nunca se sabe, jeje Desde luego la caminata merece la pena 🙂
      ¡Gracias por tu comentario!

  • 12 julio, 2015 a las 11:36

    Espectacular paisaje, nunca hubiera imaginado que lo pudieramos disfrutar desde la Sierra de Madrid, todo un descubrimiento gracias a vosotros. Ánimo con el camino, que ya es vuestro!!
    Saludos viajeros
    Pilar

    • 12 julio, 2015 a las 12:36

      ¡Hola Pilar! Sí que es espectacular, para nosotros también fue un descubrimiento 🙂 El camino ya está más que acabado, ahora estamos intentando recuperarnos, jeje
      ¡Un abrazo viajero!

  • 4 agosto, 2015 a las 10:41

    Wow!
    No tenía ni idea de que existía ese paisaje en Madrid! Es verdad que recuerda al Valle de la Muerte o a las Bardenas de Navarra, que también parecen paisajes de otro planeta.
    ¡Saludos viajeros!

    • 4 agosto, 2015 a las 22:22

      ¡Hola Patri y bienvenida al blog! A las Bardenas iremos dentro de poco, así que podremos comparar 😉 ¡Gracias por tu comentario!
      Un abrazo viajero 😀

  • […] Un paisaje que parece de otro mundo al lado de Madrid: las cárcavas […]

  • Uno
    4 agosto, 2015 a las 16:31

    NO es la sierra de MADRID. MADRID NO TIENE SIERRA.
    Y a lo que recuerda es a las Médulas.

    • 4 agosto, 2015 a las 22:28

      ¡Hola Uno y bienvenido al blog! En el artículo me refiero a la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid, donde está Patones.
      ¡Un saludo!

  • santaklaus
    4 agosto, 2015 a las 16:41

    Pon un mapita de google, para que veamos donde….

    • 4 agosto, 2015 a las 23:40

      ¡Hola santaklaus y bienvenido al blog! Buena sugerencia, en cuanto pueda añado el mapa 🙂 ¡Un saludo!

  • Grijander
    4 agosto, 2015 a las 16:46

    Madrid sí tiene sierra. Que a algunos les joda es una cosa, pero Sierra tiene, y bastante buena, se llama Sierra de Guadarrama, que comparte con Segovia.

    • 10 agosto, 2015 a las 11:41

      ¡Hola Grijander y bienvenido al blog! Sí, efectivamente Madrid tiene sierra, aunque en este caso el sitio no está en la sierra de Guadarrama, sino en la zona que más genéricamente se llama Sierra Norte y que incluye también la zona de Patones, hacia Guadalajara. ¡Un saludo!

  • jesus
    4 agosto, 2015 a las 17:27

    Algo así podéis encontrar junto a Toledo, las barrancas de burujón.

    • 4 agosto, 2015 a las 23:40

      ¡Hola Jesús y bienvenido al blog! En cuanto podamos iremos a ver las barrancas de burujón entonces 🙂
      ¡Un saludo!

  • Lucio
    6 octubre, 2018 a las 13:40

    Ni todos los presos murieron en las obras, ni sus condiciones eran inhumanas. Fallecidos hubo, pero en la media del las grandes obras del siglo XIX.

    Además, la única revuelta que hubo en la zona de la presa fue por los guardianes de los presos, ya que decían que vivían mucho peor que los mismos presos.

    Te comento esto porque muchos de los presos cuando acabaron su condena volvieron a la presa para ser contratados como obreros y llegar a ser directores de secciones asentadonse en Patones.

    Personalmente tengo antepasados entre esos presos XD.

    Saludos.

    • 13 octubre, 2018 a las 17:47

      ¡Hola Lucio y bienvenido al blog! Está claro que tienes información de primera mano, jeje ¡Muchísimas gracias por tu aportación! Ya está corregido el texto. ¡Un saludo!

  • Benjamín Moreno
    7 mayo, 2019 a las 19:13

    Realmente, esas cárcavas están en Alpedrete de la Sierra, hoy integrado en Valdepeñes de la Sierra (Guadalajara). Y siempre se llamaron Cárcavas de Alpedrete, pero no sé por qué actualmente a casi todo el mundo le ha dado por decir «Cárcavas de Patones» o del «Pontón de la Oliva». A poca distancia de esas hay otras, también espectaculares, en el barranco Haza de la Viña, a la altura del Km 12 de la CM-123, en el término municipal de Uceda (Guadalajara). En Patones hay cuevas y otras cosas interesantísimas, pero cárcavas, no.

    • 8 mayo, 2019 a las 11:18

      ¡Hola, Benjamín y bienvenido al blog! ¡Muchas gracias por la aportación!