5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Las dehesas de la reserva de la biosfera de Monfragüe

¿Sabías que la dehesa está creada por la mano del hombre? Eso tan idílico es un paisaje artificial. Pocas veces el ser humano hace algo en la naturaleza que la ayude, salvo dejarla en paz. Sin embargo, las dehesas son una muestra de que es posible no sólo no estropearla, sino favorecer su mantenimiento de forma sostenible. A mí también me surgió la pregunta de si de verdad era una ayuda para la naturaleza, de si no sería mejor para ella dejar que se regulara sola en lugar de “limpiarla” pero…

Extremadura Dehesa Salto

Dehesas de Monfragüe, el bosque sostenible

Mientras que el parque nacional de Monfragüe es una zona de bosque virgen, la reserva de la biosfera que lo rodea es zona de dehesas habitada por seres humanos. Y ¿qué es exactamente una dehesa? Pues una zona de bosque limpiada por el hombre. La forma en que la limpia es quitando hasta el 50% de masa forestal –árboles y matorrales– para conseguir un aprovechamiento agro-silvo-pastoril: agrícola, silvestre o forestal y ganadero.

Ahora, cuando uno piensa en dehesa su mente se va a cerdos ibéricos o toros de lidia, pero la dehesa es mucho más que ganado. Era un sistema perfecto que se mantenía equilibrado gracias al cultivo de pequeñas parcelas; a la poda de los árboles de los que se obtenía carbón vegetal o picón, al sacado del corcho y la caza; y al pastoreo de vacas, cerdos, ovejas y cabras –cada ganado con su alimentación diferente que iba rotando por todo el terreno–. Con todas estas necesidades no es de extrañar que hagan falta un mínimo de 100 ha para que una dehesa sea rentable.

Extremadura Dehesa Cerdo Iberico

Una organización perfecta que ha funcionado durante siglos y que ahora comienza a fallar… Disminuyen drásticamente los terrenos cultivados, las especies que son menos rentables van eliminándose –a principios del siglo XX había ¡cinco millones! de ovejas merinas en las dehesas extremeñas, el descubrimiento de la fibra sintética ha provocado que ahora no lleguen a cinco mil cabezas–, se pierden tradiciones como la trashumancia que hacen que las dehesas se agoten… No hay que olvidar que, por mucho que se “ayude la naturaleza”, se sigue tratando de un negocio. Las dehesas no son terrenos de recreo y se busca productividadMás del 60% del terreno de la reserva de la biosfera de Monfragüe está en manos privadas.

Visitando la Deleitosa

El conocimiento teórico se consigue en el centro de interpretación de la reserva de la biosfera «Pórtico de Monfragüe» de Toril –que también merece una visita por la iglesia de San Blas en la que se encuentra–, pero se ha abierto un nuevo aprovechamiento de las dehesas: el turístico. Los propios trabajadores de Ganatur, quinta generación de ganaderos, te cuentan en primera persona los secretos del cerdo ibérico –como me los explicaron también en el parque Tajo Internacional–, curiosidades de la trashumancia o la estructura de las casas de las dehesas al tiempo que la recorres. También se descubren nuevas actividades turísticas como el descenso en canoa del río Almonte o las rutas por el geoparque Villuercas-Ibores-Jara y la dehesa.

Extremadura Dehesa Casa Senorial Cortijo

El paisaje de la dehesa con los cerdos ibéricos o las ovejas bajo las encinas, con el pasto de un verde intenso bajo sus patas, los colores cálidos de la puesta de sol… es de una belleza impresionante. Esto, unido al cariño que demuestran por el lugar Rodrigo, Andrés y Santiago, hacen que uno se enamore de las vistas y acepte que sí, que la dehesa mejora la naturaleza.

Extremadura Dehesa Ganatur Ovejas

Atentos, porque además de cerdos ibéricos, ovejas y cabras, los ciervos en tierra y las aves en el cielo tienen vía libre para recorrer las dehesas. Los vallados para separar los distintos tipos de ganado y el pastoreo, no deben detener a los ciervos y no lo hacen.

Tipos de cerdo ibérico

  • Cebo: cerdo alimentado con pienso
  • Recebo: cerdo alimentado con bellota, pasto y pienso en algunas ocasiones
  • Bellota o montanera: cerdo alimentado con pasto y bellota. La montanera es el periodo que va de octubre a enero en el que aparecen las bellotas, en ese periodo el cerdo aumenta su peso en un 60%.

El corcho, la protección antiincendios del alcornoque

Uno de los motivos por los que se considera que la dehesa es una mejora de la naturaleza es porque con la limpieza del bosque se disminuye el número de incendios. El bosque mediterráneo es muy resinoso y esta resina es un acelerante perfecto para el fuego de los incendios naturales. Tanto es así que, a lo largo de los siglos, los alcornoques han desarrollado una capa exterior ignígufa que los protege: el corcho.

El mercado del corcho hoy en día está limitado casi por completo al de tapones –¿sabías que el aceto balsamico tradizionale di Modena también lleva un tapón de corcho para que el vinagre respire?–. Antes de los años 80 casi todo el corcho se utilizaba en las suelas de los zapatos.

Parque Tajo Internacional Paseo Caballo Alcornoque

El alcornoque necesita entre siete y nueve años para regenerar su protección de corcho una vez que se le quita, lo que se llama sacada. Para que os hagáis una idea, se dice que se planta un castaño para el hijo, un roble para el nieto y un alcornoque para el bisnieto. Hacen falta muchos años para poder sacar beneficio de un alcornoque. Es necesario que tenga un diámetro mínimo para poder llevar a cabo la primera sacada, es así como se llama a la separación del corcho del tronco, y hasta la tercera o cuarta el corcho que se obtiene no es de calidad.

El futuro de las dehesas

Un paisaje que ha sobrevivido durante siglos está cada vez más cerca de desestabilizarse. Las dehesas están envejeciendo. Hasta la desaparición de las trashumancia, la dehesa quedaba vacía casi seis meses al año, el tiempo que necesitaba el ganado para llegar hasta los pastos del norte de España y volver antes del invierno. Ahora se hace, cuando se hace, con camiones o trenes que reducen el tiempo en que los nuevos brotes pueden crecer en la dehesa antes de que los animales se los coman. Eso desde el punto de vista de la dehesa pero,  se ha perdido el 70% de la biodiversidad de las zonas de trashumancia desde que se dejó de hacer. Las ovejas comen más de 3.000 semillas al día que luego van dispersando… y ahora lo hacen en la caja de un camión o en un vagón de tren.

Extremadura Dehesa Paseo Caballo

No hay que perder la perspectiva: las dehesas son un negocio. Un negocio sostenible que ha mantenido durante siglos una relación casi perfecta con la naturaleza, pero un negocio del que los dueños esperan obtener beneficios. Si la automatización y los procesos de producción han llegado a las fábricas, lo mismo sucede con las dehesas.

Extremadura Dehesa

Este paseo por las dehesas de Monfragüe formó parte del viaje #MasQueMonfragüe. Agradecemos a la Diputación provincial de Cáceres, a Insertus y a Ganatur su apoyo y organización.

Más Monfragüe:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 14 enero, 2015 a las 19:16

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: ¿Sabías que la dehesa está creada por la mano del hombre? Eso tan idílico es un paisaje artificial. Pocas veces el ser humano hace algo en la naturaleza que la ayude, salvo dejarla en paz. Sin embargo, las dehesas son una…

  • […] Jaac de Salta conmigo, una entrada muy informativa de un gran bloguero como Jaac. […]