AméricaBrasilVídeos

Paraty, donde se encuentra el Paraíso en Brasil

  

Entre las dos grandes megalópolis de Brasil, São Paulo y Rio de Janeiro, encontramos una joya poco conocida fuera del país: Paraty. Un pueblo de los más antiguos de Brasil con historia, cultura, casas coloniales, naturaleza, playas… Era una apuesta segura. Curitiba y São Paulo nos habían devuelto al estrés y las prisas de las grandes ciudades, Rio aparecía en el horizonte y, siguiendo el consejo de Antonio de Viajes y Fotografía, decidimos darle una oportunidad a un pueblo pequeño –ojo, que un pueblo pequeño en Brasil tiene más de 30.000 habitantes–.

Paraty Casco Antiguo Histórico Salto

Estrada Real o Camino de Oro

Si en España existe la Ruta de la Plata, en Brasil se encuentran las Estradas Reales. Durante la época colonial sólo se podía recorrer el país siguiendo el trazado de estas Estradas Reales, los únicos caminos por los que podían viajar personas y mercancías. Utilizar otros era sinónimo de contrabando y, por tanto, delito. Una de las más importantes, conocida como Camino de Oro o Camino Velho –Camino Viejo–, era la que se utilizaba para llevar el oro y los diamantes desde las minas –en el actual estado de Minas Gerais– hasta los puertos en los que se embarcaban para Portugal. Comenzaba en Ouro Preto y el puerto de destino era Paraty, donde el oro se embarcaba hacia Rio de Janeiro y desde allí a Europa. Paraty fue el mayor puerto exportador de oro de Brasil durante el periodo colonial, entre 1530 y 1815. Con estas referencias no estábamos seguros de qué íbamos a encontrar, ¿cuánto quedaría de ese pasado glorioso? ¿se habría convertido en una ciudad portuaria del siglo XXI?

Paraty Casas Casco Antiguo Historico Vegetacion

Lo que encontramos nos encantó. Un lugar en el que pasear por la noche no es un deporte de riesgo, con la tranquilidad que sólo se encuentra en los pueblos pequeños, y con un casco antiguo, la zona del puerto, perfectamente conservado. Tan bien conservado que, a veces, se hace complicado caminar por él debido a las grandes piedras que pavimentan sus calles, y tan próximo al mar que las mareas inundan algunas zonas. Los responsables de su conservación fueron ¡los piratas! La gran cantidad de oro que salía desde Paraty hacia Rio de Janeiro los congregó en las zonas próximas. Cansados de perder sus cargamentos antes de llegar a Rio, los portugueses construyeron un camino directo desde Minas Gerais hasta Rio –Camino Novo, Camino Nuevo–, lo que hizo que Paraty perdiera toda su importancia y ayudó a preservar la ciudad –¡no hay mal que por bien no venga!–.

Paraty Casas Casco Antiguo Historico Inundadas

Las casas bajas de paredes blancas, con sus puertas y ventanas pintadas de fuertes colores –azul, amarillo, verde…–, hacen que uno pierda de vista las enormes piedras que llevan en el suelo desde el siglo XIX, pero las iglesias encaladas no pasan desapercibidas de ninguna forma. Incluso desde el mar, parecen dar la bienvenida al viajero que llega y desear buen viaje al que parte.

Paraty Casas Casco Antiguo Historico

Paraty Paseo Escuna Pueblo

Uno de los mejores lugares para ver Paraty es el Morro do Forte, la colina del fuerte, donde se fundó el pueblo. Un lugar elevado que se dejó como protección cuando, dos siglos después, el pueblo se trasladó a la orilla del mar, alrededor de las iglesias de Santa Rita y de Nuestra Señora del Rosario.

Paraty Iglesia Igreja Santa Rita Calle Rua Inundada

Paseo en escuna

Pero Paraty no es sólo calles empedradas con casas blancas de coloridas ventanas y puertas, también es una región de parques naturales, de sendas, de cascadas… y de islas. Es con un paseo en barco, escuna, como se puede disfrutar de sus islas, algunas casi vírgenes. Existen varias compañías que ofrecen estas excursiones –por unos 30-40 reales– y también es posible contratar a alguno de los pescadores locales para paseos más privados –unos 60 reales por hora–.

Paraty Paseo Escuna Islas

Si la ciudad nos había encantado, su costa acabó de enamorarnos por completo: habíamos encontrado el paraíso. Aguas cristalinas, playas de arenas blancas, vegetación exuberante hasta la misma línea del mar… En algunos momentos parecía que nos habíamos trasladado a las playas australianas.

Paraty Paseo Escuna Playa

La guinda del pastel: dormir en la Pousada Literária en Paraty

Paraty, como destino turístico que es, está lleno de pousadas y hoteles para todos los gustos y bolsillos. La ciudad nos había enamorado y el idilio continuó con el alojamiento. La Pousada Literária desplegó todos sus encantos y casi nos costaba dejar su jardín, su sauna y su piscina con agua caliente –por no hablar de la fantástica habitación– para salir a la ciudad. La combinación nos convenció de que el paraíso existe y está en Paraty y en la Pousada Literária.

Paraty Pousada Literaria Habitacion

El nombre, Pousada Literária, no es casual, de hecho se trata de la pousada oficial del Festival Internacional de Literatura de Paraty (FLIP). Todas sus habitaciones tienen una estantería con libros, además de un catálogo con libros, en portugués y otros idiomas, y con DVDs. Es allí donde se alojan también los músicos del Bourbon Festival, el Festival Internacional de Jazz, Soul, R&B y Soul. Y es que Paraty también tiene mucha cultura que ofrecer.

Paraty Pousada Literaria Piscina

Sigue nuestra aventura latinoamericana, #LatTrip

  

4 comentarios

  1. 26 mayo, 2013 en 17:38 — Responder

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Entre las dos grandes megalópolis de Brasil, São Paulo y Rio de Janeiro, encontramos una joya poco conocida fuera del país: Paraty. Un pueblo de los más antiguos de Brasil con historia, cultura, casas coloniales, natural……

  2. 26 mayo, 2013 en 20:16 — Responder

    Va a ser difícil sacaros de ese paraíso…
    ¡Un abrazo, saltarines!

  3. 2 junio, 2013 en 17:26 — Responder

    Que maravilla!!! Tengo pensado ir a Brasil en Noviembre, así que me apunto esta parte, de la que sinceramente aún no tenía referencias. Un viaje espectacular, como siempre.

    Un saludo desde mi modesto espacio.

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

  4. claudiamary
    6 junio, 2013 en 15:18 — Responder

    Mira que coisa taõ linda!
    No había visto aún estas fotos y ¡qué espectaculares! ¡derrochan calidez!
    Estoy segura de que seguiréis encontrando paraísos como estos allí donde vayáis.
    Sds,
    Claudia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *