EuropaItaliaLacioRoma

El Gianicolo, en Roma: del Trastevere al Vaticano

  

Roma, la ciudad de las siete colinas, tiene en realidad más de siete. El Gianicolo –Janículo en castellano– no se incluye dentro de sus siete colinas tradicionales, ya que no formaba parte de su primer núcleo histórico, aunque sí que ha jugado un importante papel en la historia de la ciudad. Aquí, según la tradición, fundó un pequeño poblado el dios romano Jano, padre de Tiberino, el dios que dio el nombre al famoso río Tíber. Puerta natural de acceso a la ciudad, esta colina ha tenido un rol estratégico de defensa y control de la misma desde los tiempos de la antigua Roma hasta el Risorgimento, el proceso que culminó con la unificación de Italia. Aquí en 1849 se libró una sangrienta batalla entre las tropas francesas y los republicanos liderados por Garibaldi, que cayeron después de luchar con valentía contra el ejército enemigo, de mayor tamaño y mejor armado. Con toda esta historia, no puedes dejar de incluir su visita entre las cosas que ver en Roma.

Una de las mejores vistas de Roma

Encajado entre el barrio del Trastevere y el Vaticano y con sus 82 metros de altura, el Janículo conserva hoy en día algunos monumentos de gran valor, pero es conocido sobre todo por sus maravillosas vistas de la ciudad, como bien saben las parejitas locales que se acercan aquí los fines de semana. Además, en él se puede disfrutar de una tranquilidad y una paz insólitas en la capital italiana, rotas sólo por la salva disparada cada día a las 12, según manda tradición de la época del Papa Pio IX, que la instauró para sincronizar todos los campanarios de las iglesias de la ciudad.

Roma Panorama Gianicolo

En una de nuestras visitas a la Ciudad Eterna, después de verla como se mostraba a los ojos de los habitantes del Imperio en los tiempos de Constantino y de disfrutar de las delicias de la cocina romana en el Giggetto, nos dimos un “paseito” de 12 km por el Janículo. Nada mejor para bajar la comida… ¡riquísima pero no lo que se dice ligera!

Cómo llegar al Gianicolo

Para llegar hasta la colina, atravesamos el Trastevere, uno de los barrios más vivos y característicos de la ciudad. Habíamos paseado por él muchas veces pero nunca habíamos entrado en la Basilica di Santa Maria in Trastevere: ¡en Roma no deja uno de descubrir iglesias en cada visita! Y ésta bien merece una, con sus mosaicos de los siglos XII y XIII.

Roma-Basilica di Santa Maria in Trastevere mosaicos

Iglesias, templetes y fuentes del Janículo

Llegados ya al Gianicolo, visitamos otra iglesia, la de San Pietro in Montorio, edificada, según la tradición, en el sitio donde habría sido crucificado boca abajo San Pedro, fue mandada construir por los Reyes Católicos en conmemoración de su martirio. Ha tenido una intensa historia. Durante la defensa del Janículo en la batalla contra los franceses fue gravemente dañada y se utilizó como hospital. Más tarde, en 1876, el convento fue cedido al estado español, al que todavía pertenece, de hecho es ahora sede de la Real Academia de España en Roma. En uno de sus patios se encuentra el templete de Bramante, construido a principios del siglo XVI y considerado uno de los ejemplos más significativos del arte renacentista.

Roma Gianocolo Tempietto San Pietro in Montorio

Continuando el paseo, llegamos hasta la Fontana dell’Acqua Paola, llamada coloquialmente Fontanone por los romanos. Se trata de una fuente monumental mandada construir a principios del siglo XVII por el Papa Pablo V para celebrar la reapertura del acueducto de Trajano que volvería a abastecer de agua a los barrios cercanos. Como era común en la época, el mármol que se utilizó para su construcción venía de uno de los foros imperiales –el foro de Nerva– y algunas de sus columnas provienen del Foro Romano y otras de la antigua basílica de San Pedro de época constantiniana.

Roma Acqua Paola Gianicolo

El Janículo, como no podía ser de otra forma, está lleno de monumentos dedicados a los héroes patrios de la lucha contra los franceses. Se cuentan hasta 84 bustos de héroes garibaldinos, además de la estatua a Anita, la mujer de Garibaldi, y, por supuesto, la estatua ecuestre dedicada al propio Garibaldi, inaugurada en 1895 y a la base de la cual se puede leer la célebre frase “O Roma o morte”. La estatua se encuentra en la piazza Garibaldi –¡cómo no!– desde la cual se puede disfrutar de uno de los más bonitos panoramas de la ciudad, con las cúpulas, los campanarios, las ruinas imperiales y las colinas en el fondo.

El mejor atardecer romano: Castel Sant’Angelo

Empezamos entonces la bajada llegando hasta el Vaticano, acercándonos a la plaza San Pedro, y acabamos el día subiendo al Castel Sant’Angelo. Desde allí vimos el sol ponerse y teñir de rojo los monumentos y los techos de la capital. Otra vista excepcional y un final digno de un día intenso.

Roma Panorama Castel Sant'Angelo

Una vez más, Roma nos había vuelto a sorprender y a conquistar. Quién sabe qué nos esperará en la próxima visita…

Roma Panorama San Pedro Castel Sant'Angelo

Así que… Arrivederci Roma!

¿Has subido alguna vez al Gianicolo? ¿Conocías su historia? Cuéntanoslo en los comentarios, que seguro que se nos ha olvidado algo.

¿Te quieres ir de viaje a Roma? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Roma aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en Roma al mejor precio aquí.
  • Compra tu tarjeta OMNIA + Roma Pass para tener transporte público ilimitado y acceso a monumentos sin colas aquí o contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Roma aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Roma y sáltate las colas aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

2 comentarios

  1. 9 octubre, 2012 en 22:54 — Responder

    Veo que me vas dando algunas pistas para mi próximo viaje, yo me las voy apuntando, esta zona tiene un encanto especial, osea que habrá que recorrerla 😀

    Saludotes!

    • 10 octubre, 2012 en 07:51 — Responder

      Y verás que Roma no te decepcionará, a ver si nos vemos por ahí 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *