5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

La Camarga francesa: sal, flamencos y caballos salvajes

Marismas, cañaverales, praderas, arrozales, lagunas, salinas rosadas, playas salvajes, dunas, flamencos, manadas de caballos blancos, pueblos medievales… La Camarga es, además de uno de los humedales más importantes de Europa, una de las zonas más espectaculares del sur de Francia. Pero eso es muy genérico… ¿Por dónde empezar? ¿Dónde está todo lo que hay que ver en la Camarga francesa? ¿Qué puedes hacer? ¿Dónde y cuándo ver sus flamencos? A nosotros, antes de ir, nos costó un poco recabar información, así que, para que no te pase lo mismo, la hemos recopilado toda.

Que Ver en la Camarga Salinas Aigues-Mortes Salto
Saltando en las salinas de Aigues-Mortes

Primero te ubicamos un poco. Luego te enseñamos todos esos lugares imprescindibles que vimos y que tú también tendrías que ver en la Camarga francesa. Además de hablarte de otras actividades que puedes hacer si te apetece y de sugerirte dónde dormir.

No queremos que te quede ni una sola duda. Así que, prepara la crema solar, el repelente de mosquitos, la gorra y unas buenas zapatillas, ¡la Camarga te espera en el sur de Francia! Todo lo demás, te lo contamos nosotros.

Dónde está la Camarga francesa y cómo llegar

La Camarga se encuentra en el límite de dos regiones de Francia: Occitania y Provenza-Alpes-Costa Azul. Es una zona protegida como reserva de la biosfera de la UNESCO.

La parte más grande, más conocida y el corazón de la Camarga francesa está en la Provenza, en la zona del delta del Ródano, entre los brazos llamados Pequeño Ródano y Gran Ródano. Estamos en el departamento de Bocas del Ródano, el que tiene a Marsella como capital. La ciudad medianamente grande más cercana es Arles y los municipios que ocupa son justamente el de Arles, el de Saintes-Maries-de-la-Mer y el de Port-Saint-Louis-du-Rhône. Es un territorio de más de 100.000 hectáreas y 75 km de litoral protegido como Parque natural regional de la Camarga. Dentro de él, hay un territorio con protección aún mayor: la Reserva natural nacional de la Camarga.

Que Ver en la Camarga Saintes-Maries-de-la-Mer Marisma
Típico paisaje de la Camarga en Saintes-Maries-de-la-Mer

La otra parte es la llamada Petite Camargue o Camargue Gardoise, la Pequeña Camarga o Camarga del Gard, en el departamento de Gard de Occitania. Ocupa ocho municipios, aunque los tres principales son Le Grau-du-Roi, Aigues-Mortes y Saint Laurent d’Aigouze. Un total de algo menos de 1.000 hectáreas de zona protegida.

La forma más fácil de llegar y moverse es yendo en avión al aeropuerto de Marsella-Provenza o al de Montpellier-Méditerranée y, desde allí, alquilar un coche. En ambos casos, en menos de una hora estarás en plena Camarga francesa. Abajo tienes nuestro mapa para que sea más fácil ubicarte.

Qué ver en la Camarga, Francia

Empezamos con los lugares imprescindibles que ver en la Camarga.

¿Sabías que…?


Uno de los símbolos de esta región es la Cruz de Camarga. Representa las tres virtudes teologales: fe –la cruz–, esperanza –el ancla– y caridad –el corazón–. Si la ves durante tu viaje, ya sabes de qué se trata.

Saintes-Maries-de-la-Mer: capital de la Camarga y meca de los gitanos

Si hablamos de lugares que ver en la Camarga hay que empezar por Saintes-Maries-de-la-Mer. Y es que, aunque no llegue a los 3.000 habitantes, se considera la capital de la Camarga. Bueno, capital “honorífica”, que no es una región oficial.

Que Ver en la Camarga Saintes-Maries-de-la-Mer Iglesia
El interior de la iglesia de Saintes-Maries-de-la-Mer

Saintes-Maries-de-la-Mer es conocida sobre todo por su iglesia, Notre-Dame-de-la-Mer, una iglesia construida en los siglos IX-XII como fortaleza para defenderse de los piratas, de ahí las almenas. Su torre-campanario es visible desde 10 km de distancia y hoy es un mirador.

¿Sabías que…?


La iglesia le debe su nombre a las santas María –Marie Jacobé en francés, la madre de Santiago– y María Salomé. Las “santas Marías”, según la tradición, desembarcaron aquí en el año 40 d.C. y sus reliquias se encontraron bajo el altar de la iglesia en el siglo XV. Las dos comparten protagonismo con Santa Sara, patrona de los gitanos –de ahí la conexión de la Camarga con los gitanos–. Su paso, conservado en la cripta, se saca en una famosa procesión en el mar el 24 de mayo y el 25 se encuentra con las “santas Marías”.

Más allá de la iglesia con el mirador, en Saintes-Maries-de-la-Mer tampoco te pierdas su casco histórico ni la playa del este. Hay que ir a la playa para disfrutar de las vistas de los estanques al otro lado del dique, con sus flamencos –si tienes suerte–.

La reserva natural nacional de la Camarga

El corazón de la Camarga francesa es la Réserve naturelle nationale de Camargue, un área protegida de 13.200 hectáreas que cubre la zona que va desde el estanque de Vaccarès hasta el litoral. Se considera una de las zonas de humedales más importante de Europa –junto con el Delta del Ebro y Doñana– y una de sus zonas más ricas en biodiversidad. Es hábitat de muchísimas aves, entre ellas, las más icónicas de la zona: los flamencos rosados.

Que Ver en la Camarga Caballos Camargue
Caballos raza Camargue junto al estanque de Vaccarès

En La Capelière está el centro de información de la Reserva natural nacional de la Camarga y hay una pequeña exposición, un sendero de 1,5 km y cuatro observatorios para acercarse a la fauna de los pantanos. Nosotros fuimos un lunes y lo encontramos cerrado, en su web tienes los horarios y precios.

Aunque no entres al centro, te recomendamos rodear el estanque de Vaccarès: incluso desde la carretera tendrás vistas preciosas. No olvides parar en el mirador de Mas Neuf du Vaccarés, con sus arrozales y marismas salpicadas de garzas, al norte de la reserva nacional.

El faro de la Gacholle y la playa de Beauduc

Si buscas una ruta de senderismo corta, fácil y muy agradable en la Camarga francesa, te aconsejamos la que va desde el aparcamiento del faro de la Gacholle hasta otra playa salvaje, la de Beauduc, conocida también porque aquí se hace kitesurf y windsurf.

Que Ver en la Camarga Faro Gacholle
El sendero al faro de la Gacholle

La última parte de la carretera no está asfaltada, considera que está en plena Réserve naturelle nationale de Camargue. También tienes la opción de llegar andando o en bici por el parque natural desde Saintes-Maries-de-la-Mer, son unos 12 km solo ida desde la playa del este. Es La Digue à la Mer, un sendero junto al dique construido en 1859.

Nosotros hicimos el camino desde el aparcamiento en mayo y no hacía mucho calor. Pero no hay ni una sombra… Tenlo en cuenta si vas en verano: lleva gorra, protector, repelente de mosquitos y ropa ligera pero larga.

Llegar al faro de Beauduc requiere más tiempo: hay un sendero de unos 12 km de los que 3 km se hacen con los pies en el agua. Lo mejor es ir con guía.

Las salina de Giraud

Las salinas, con su color rosa tan característico –como las Coloradas en México–, son otro de los paisajes típicos que tienes que ver en la Camarga. Hay dos que puedes visitar en la zona. Una de ellas, y la única que está en la “Camarga provenzal”, es la salina de Giraud, que comenzó su actividad en 1855. Te indicamos en el mapa de abajo el mirador, encima de una colina de sal, para admirarla en todo su colorido esplendor.

Que Ver en la Camarga Salinas Giraud
Salinas de Giraud desde el mirador

¿Sabías que…?


Las salinas se tiñen de rosa desde mediados de mayo hasta el final del verano. En esa época, el calor hace que el agua se evapore y suba la concentración de sal. Eso favorece el desarrollo de una microalga rica en carotenoides conocida como dunaliella salina. ¿Por qué las lagunas son rosas? Por ella. Y es, además, fuente de alimento de un pequeño crustáceo llamado artemia salina que, a su vez, comen los flamencos. Ya sabes también por qué los flamencos son rosas. No, no nacen rosas, nacen blancos-grises y su plumaje va cambiando de color a medida que crecen y se alimentan de artemia salina.

La playa de Piémanson

Una de las cosas que tienes que hacer en la Camarga es disfrutar de sus playas salvajes. Aunque no vayas “a la playa”, a bañarte y tomar el sol, hay algunas que son espectaculares. Además de la de Beauduc, acércate a la playa de Piémanson. De camino a su aparcamiento, pasarás entre lagunas donde los flamencos campan a sus anchas.

Que Ver en la Camarga Playa de Piemanson
La playa de Piémanson

Una vez en el aparcamiento, puedes andar hasta el extremo oriental de la playa al este –5,5 km, en la desembocadura del Ródano– o hasta el faro de Faraman al oeste –7 km–. Si tienes suerte, puedes ver delfines desde la playa. En esta zona también hay tortugas bobas y cría un ave protegida llamada charrancito común.

Aigues-Mortes: el pueblo más bonito de la Camarga

Si buscas los pueblos más bonitos de la Camarga, la palma se la lleva Aigues-Mortes en la “pequeña Camarga”, la del Gard.

Que Ver En Aigues-Mortes Camino Ronda Torre Constance
La Torre de Constance desde el camino de ronda

Uno de los recintos amurallados mejor conservados de Europa, con un camino de ronda que se puede recorrer entero, alzándose entre lagunas y flamencos. Creemos que con esto ya te habremos convencido de que tienes que ir, pero te contamos todo lo que hay que ver en Aigues-Mortes en otro artículo.

Las salinas rosas de Aigues-Mortes

Hemos dicho que hay dos salinas en la Camarga y que unas son la de Giraud. Las otras son las de Aigues-Mortes, fundadas en la misma época, a mediados del siglo XIX. Son las más grandes del Mediterráneo –8.000 hectáreas, vimos en un cartel que es la misma superficie del París intramuros– y tienen una producción de entre 250.000 y 300.000 toneladas de sal al año.

Que Ver En Aigues-Mortes Salinas Muralla
Las murallas de Aigues-Mortes desde el camelle en las salinas

Pero lo que nos importa a nosotros, que vamos a Aigues-Mortes a hacer turismo, es que, desde “el camello”, una colina de sal, hay vistas espectaculares a las murallas de Aigues-Mortes con las salinas en primer plano. Y más espectaculares desde mayo hasta el final del verano, cuando se tiñen de rosa.

Hay que pagar para acceder al recinto de las salinas. A la hora de comprar tu entrada, puedes elegir el trenecito o andar, como hicimos nosotros. Tienes horarios y precios de las diferentes opciones en su web. Ah, y también hay una tienda donde comprar la famosa fleur de sal y otros tipos de sal de Le Saunier de Camargue. Fíjate bien en los precios, los tamaños más grandes convienen, pero los más pequeños, cuando fuimos nosotros, costaban más que en El Corte Inglés.

La Torre Carbonièrre

Seguimos en la Petite Camargue o Camargue Gardois, de hecho a menos de cuatro kilómetros de Aigues Mortes, para subir a otro mirador de la Camarga de visita imprescindible.

Que Ver En Aigues-Mortes Torre Carbonniere
La Torre Carbonnière

Se trata de la Torre Carbonièrre. Una torre del siglo XIII que se levanta en medio de las marismas que rodean Aigues-Mortes y que son hábitat de, entre otras aves, los flamencos. La torre está abierta todo el día –no hay vigilancia– y es gratis. ¿Qué más se puede pedir?

Los estanques con flamencos entre Aigues-Mortes y Le Grau-du-Roi

En nuestro caso, el lugar donde vimos más flamencos en toda la Camarga fue en las lagunas entre Aigues-Mortes y Le Grau-du-Roi, en la Petit Camargue. Son el Étang de la Marette, el Étang de la Ville, el Étang du Médard y el Étang de Repausset Levant. En este último paramos más de una vez –en el mapa te indicamos también dónde aparcar–.

Que Ver En Aigues-Mortes Flamencos
Flamencos en el Étang de Repausset Levant

Junto al Étang de la Marette está la Maison du Grand Site de France de la Camargue Gardoise, una especie de centro de interpretación de la Camarga del Gard, de acceso gratuito que nosotros encontramos cerrado.

El puerto de Le Grau-du-Roi

Le Grau-du-Roi es una localidad costera muy cercana a Aigues-Mortes, a solo 5 kilómetros. Con grandes hoteles –nosotros dormimos aquí en el Splendid Hôtel–, un paseo marítimo donde ver una bonita puesta de sol, el curioso Port Camargue –el puerto deportivo más grande de Europa con su arquitectura contemporánea– y, sobre todo, la pintoresca zona del antiguo puerto, con el faro y los muelles, el Quai Colbert y el Quai Général de Gaulle. Aunque si tienes que ir a Le Grau-du-Roi por algo es por el siguiente punto…

Que Ver en la Camarga Grau-du-Roi Puerto
El puerto de Le Grau-du-Roi

La playa de l’Espiguette y el faro de l’Espiguette

La playa de l’Espiguette, en las afueras de Le Grau-du-Roi, es nuestra playa favorita de la Camarga francesa. Y mira que la competencia es dura, con las de Piémanson y Beauduc. Como esas dos, la playa de l’Espiguette es salvaje. Una vez más, hay faro, kilómetros y kilómetros de arena dorada y un gran sistema dunar. Al atardecer es mágica. Además, a esas horas el aparcamiento es gratuito, no decimos más. El parking es de pago de abril a septiembre de 7:30 a 18:00 –3 € para motos, 7 € para coches y 15 € para furgonetas y autocaravanas–.

Que Ver En Aigues-Mortes Playa L'Espiguette
Playa de L’Espiguette

Si buscas qué ver en la Camarga francesa, no te olvides de esta playa. Aunque esté un poco alejada de los recorridos clásicos y aunque no tuvieras en mente las playas cuando pensabas en la ruta. Además, en el camino para llegar hasta allí hay hides para observar aves, flamencos incluidos.

La abadía de Saint-Gilles y Arles

Nos salimos un poco de la Camarga francesa, pero seguimos muy cerca. Vamos a la abadía de Saint-Gilles, del siglo XII, gran centro de peregrinación desde la Edad Media. ¿Por qué? Porque aquí está la tumba de Saint-Gilles. ¿A qué no te lo esperabas? De los orígenes de la iglesia no queda mucho, pero, por suerte, sí que ha llegado hasta nuestros días su magnífica fachada románica esculpida. Merece la pena el desvío.

Que Ver Alrededor Nimes Abadia Saint-Gilles
Parte de la fachada románica de la abadía de Saint-Gilles

Como parte de los caminos de Santiago en Francia, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Así como los monumentos romanos y románicos de Arles. La ciudad de la famosa arena romana –compitiendo con la de Nimes–.

Qué hacer en la Camarga francesa: actividades

Nosotros nos “limitamos” a hacer las visitas de las que hemos hablado y a parar en los miradores y hides para observar la fauna local y disfrutar de los paisajes, más allá del pequeño sendero hasta la playa de Beauduc.

Pero, si buscas más cosas que hacer en la Camarga francesa, estas son algunas ideas que nos dieron cuando preguntamos en las oficinas de turismo:

Los toros acaban en las corridas de la región o en la mesa. Ir a los toros no nos gusta, pero comer sí. Otra cosa que tienes que hacer en la Camarga es probar la gardiane de toro, un guiso con toro de la Camarga, acompañado con arroz también de la zona.

Los paseos a caballo no los vemos necesarios: puedes llegar a pie o en bici, no hace falta “molestar” a los équidos.

¿Sabías que…?


Según leímos en un folleto, en el parque regional de la Camarga hay unas 1.100 especies vegetales y animales –sin incluir los invertebrados– de las cuales 489 están protegidas. Cada año pasan por aquí 150.000 aves migratorias, entre ellas el 35% de los flamencos rosas de Europa. ¡Tres cuartas partes de las especies de aves, la mitad de los peces de agua dulce y un cuarto de la flora identificada en Francia se encuentran aquí!

Dónde y cuándo ver los flamencos rosas de la Camarga francesa

Lo hemos ido diciendo a lo largo del artículo, pero aquí tienes dónde ver flamencos rosas en la Camarga en un único apartado:

  • en los estanques en general, todos ellos –el de l’Impérial, el de Malagroy, el de Vaccarès, el del Fournelet, los que están junto a la carretera que lleva a la playa de Piémanson, el de Fangassier donde crían, el de Scamandre, los que hay entre Aigues-Mortes y Le Grau-du-Roi, los de la carretera que lleva a la playa de l’Espiguette…–;
  • desde la Torre Carbonièrre;
  • desde las salinas de Aigues-Mortes;
  • en el Parque ornitológico del Pont du Gau.
Que Ver En Aigues-Mortes Flamencos Torre Carbonniere
Flamencos junto a la Torre Carbonnière

Y, ¿cuándo hay flamencos en la Camarga? Todo el año. Aunque de junio a noviembre mudan de plumaje y es cuando son más rosas. Los cortejos, por otro lado, son de diciembre a marzo.

¿Sabías que…?


Según leímos, unas 10.000 parejas de flamencos rosas crían en el estanque de Fangassier cada año.

Si buscas aves en general, más allá de los flamencos, aquí tienes toda la información sobre observación de aves en la Camarga. Considera que la zona se encuentra en el eje de migración del norte de Europa a África, así que es un paraíso para los birdwatchers.

Dónde dormir en la Camarga: hoteles y campings

Como mencionamos antes, nosotros dormimos en el Splendid Hôtel de Le Grau-du-Roi, en primera línea de playa y con buena relación calidad-precio –por lo menos en mayo–. Las vistas a la puesta de sol en el mar desde la habitación justifican por sí solas la estancia allí. Si prefieres dormir en otra zona, echa un vistazo a los hoteles en la Camarga.

Dormir En Aigues-Mortes Le Grau-Do-Roi Splendid Hotel
Nuestra habitación en el Splendid Hôtel de Le Grau-Do-Roi

Mapa de la Camarga, Francia

Aquí tienes nuestro mapa de la Camarga francesa con todas las visitas de las que te hemos hablado, en naranja. Las actividades añadidas que hemos mencionado pero no hemos hecho, en gris. También tienes las oficinas de turismo de la zona.

Puedes bajarte un mapa “oficial” en pdf si lo prefieres.

¡Los flamencos y los caballos blancos te esperan en el sur de Francia!

¿Quieres viajar a la Camarga? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Francia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en la Camarga aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Francia aquí.
  • Hazte con las mejores guías del sur de Francia aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Francia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios