5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

La visita al Monasterio de Santa María de Poblet

Antes de que España fuera España y de que Felipe II construyera el Monasterio de El Escorial, los distintos reinos peninsulares ya tenían sus panteones reales. Uno de ellos, el de los reyes de la Corona de Aragón, estaba en el Monasterio de Santa María de Poblet, en la actual provincia de Tarragona. Los restos de ocho reyes y de seis reinas reposan aquí, entre maravillas labradas en alabastro. Y, cuando decimos maravillas, lo decimos con razón, que por algo el Monasterio de Poblet está en el listado de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Monasterio de Poblet Exterior Salto
Saltando delante de la muralla del Monasterio de Poblet

Solemnidad en la arquitectura, en el ambiente y en los ocupantes. Por ocupantes nos referimos tanto a las reinas y reyes difuntos, como a los monjes cistercienses que siguen viviendo entre sus muros. Sí, Santa María de Poblet es uno de los tres grandes monasterios cistercienses de Cataluña.

Vamos a conseguir que tengas más ganas todavía de visitarlo, así que, además de algo de su historia y de lo que atesora, te contaremos cómo llegar e información práctica. ¿Te vienes al Monasterio de Santa María de Poblet a presentar tus respetos a los reyes de la Corona de Aragón?

Saltaconmiconsejo


No dejes de echar un vistazo al resto de lugares que visitar en la provincia de Tarragona y a la Ruta del Cister, con los otros dos monasterios que la forman: Santes Creus y Vallbona de les Monges.

La visita al Monasterio de Poblet: cómo llegar, entradas, horarios y precios

Lo primero es lo primero. El Monasterio de Poblet está en Poblet, pero ¿dónde está Poblet? De entrada, hay que decir que Poblet es solo un núcleo de población que pertenece al municipio de Vimbodí, que se encuentra en la comarca tarraconense de Cuenca de Barberá. Dicho esto, Google Maps sabe llegar perfectamente. Si no tienes coche, tenemos malas noticias: la estación de Rodalies de Catalunya más cercana, Espluga de Francolí, está a unos 3 km de Poblet.

  • Siempre puedes contratar una excursión al Monasterio de Poblet con audioguía:

El Monasterio de Poblet abre todos los días del año –excepto 1 y 6 de enero y 25 y 26 de diciembre; Jueves Santo, Viernes Santo y Lunes de Pascua cierra por la tarde–. El horario es de 10:00 a 12:30 y de 15:00 a 18:00 –del 15 de junio al 14 de septiembre cierra media hora más tarde, a las 18:30–. Los domingos y festivos abre a las 10:30.

Monasterio de Poblet Escalera Pasamanos Forja Dragon
Pasamanos de forja con forma de dragón en las escaleras

La entrada al Monasterio de Santa María de Poblet tiene un precio de 8,50 € –hay una entrada conjunta para los tres monasterios de la Ruta del Cister por 15 €–. La taquilla –no se pueden comprar las entradas online, excepto con tours– cierra media hora antes que el monasterio, pero ya te decimos que en treinta minutos no podrás verlo todo.

Las visitas guiadas

Hace años, había un servicio de guías oficiales del monasterio y podías hacer la visita en compañía de uno. Hoy en día, todas las visitas en el interior del Monasterio de Poblet se hacen con una audioguía –la app “Poblet, guía oficial”– que se descarga de forma gratuita en el móvil.

Saltaconmiconsejo


El uso de auriculares es obligatorio. Te lo decimos para que lo tengas en cuenta a la hora de ir y lleves los tuyos.

La hospedería del Monasterio de Poblet: cómo es dormir en el recinto

En pocos lugares se duerme con más calma que en las hospederías de los monasterios. Lo sabemos de primera mano, antes de dormir en el Hotel Hostatgeria del Monasterio de Poblet ya lo habíamos probado en el Hotel Abat Cisneros en el Monasterio de Montserrat.

Ruta del Cister Monasterio Poblet Hospederia
Nuestra habitación en la Hostatgeria de Poblet

No creas que son celdas monacales y austeras pensadas para la meditación y casi el aislamiento. Hablamos de habitaciones de diseño moderno y perfectamente, equipadas wifi incluido, que permiten vivir parte del significado del monasterio –hay diferentes categorías, la nuestra era básica–. Hay hora de silencio y la puerta principal se cierra después de las diez de la noche, casi como si de un albergue del Camino de Santiago se tratara –aquí hubo hospital de peregrinos para los que caminaban hacia Santiago de Compostela desde Tarragona–.

¿Sabías que…?


Si lo que buscas es el recogimiento monacal “real”, también puedes vivirlo en la hospedería interna del monasterio. Tienes más información en la web oficial. Eso sí, es solo para hombres.

El Hotel Hostatgeria también cuenta con restaurante con cocina tradicional catalana.

Un poco de historia del monasterio de Poblet: de Ramón Berenguer IV a Patrimonio de la Humanidad

Ramón Berenguer IV cedió la pequeña parroquia y las tierras de la actual comarca de Cuenca de Barberá en Tarragona al Cister, la orden más poderosa del siglo XII. En concreto a los monjes de la Abadía de Fontfroide, que fundaron el monasterio en el año 1150.

Monasterio de Poblet Claustro Mayor
El claustro mayor de Poblet

Afonso II, el hijo de Ramón Berenguer IV, tuvo la idea de convertirlo en panteón de la Corona de Aragón. Tuvieron que pasar casi 200 años para que el Monasterio de Santa María de Poblet se convirtiera en lugar de descanso eterno para los reyes, bajo el mandato de Pedro IV el ceremonioso –el primer sepulcro fue el de Alfonso II–. El complejo no se terminó hasta el siglo XIII, aunque las obras y ampliaciones continuaron hasta el siglo XVIII, con lo que todos los estilos estaban presentes.

Monasterio de Poblet Muralla Exterior
La muralla, con torres y almenas, del Monasterio de Santa María de Poblet

El monasterio llegó a ser dueño de 17 granjas. Un auténtico centro de poder que contaba con enfermería, farmacia, cementerio, molinos, panaderías, campos de cultivo… Incluso un calabozo, con tal cantidad de monjes, ayudantes y aprendices era necesario –vale, no te sorprende porque has visto El nombre de la rosa, leído seguro que no, y “sabes” que había investigadores, aunque Guillermo de Baskerville fuera franciscano–. Tenía control sobre 7 baronías con 60 pueblos y designaba el alcalde en 10 de ellos.

La decadencia y el abandono

La desaparición de la Corona de Aragón, que era la que protegía y patrocinaba el monasterio, provocó el comienzo de su decadencia. Con todo y con eso, aguantó durante trescientos años, hasta que en el siglo XIX se vendieron sus propiedades y se expulsaron sus monjes. A pesar de que volvieron al monasterio, la desamortización de Mendizabal provocó el abandono del lugar. Durante cien años nadie se ocupó de Poblet. Se usó como cuartel durante la primera guerra carlista, y posteriores saqueos, incendios y el abandono general casi acaban con el complejo. Los restos de los reyes de la Corona de Aragón se salvaron, aunque mezclados.

Monasterio de Poblet Sepulcros Rey Reina
Tumbas de rey y reina de la Corona de Aragón

La recuperación y la UNESCO

En 1930 se lanzó un proyecto de recuperación y en 1940 volvieron los monjes cisterciense, procedentes de Italia. En 1991 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hoy en día son 30 los monjes que viven en el monasterio.

¿Qué te vas a encontrar?

Después de visitar el Monasterio Santa María de Poblet tendrás la sensación de que todo es superlativo, llevado al extremo. Desde los tamaños hasta los materiales pasando por el ambiente solemne y recogido.

Monasterio de Poblet Dormitorio
El dormitorio de Poblet, el dormitorio cisterciense más grande del mundo

¿Qué fue lo que más nos impresionó? Difícil de decir. Puede que el hecho de que los distintos edificios y salas que forman parte del monasterio fueran apareciendo uno tras otro cada vez que el guía abría una puerta. Hicimos una visita guiada –cuando todavía eran con “guía humano”– y descubrir el escritorio, una enorme sala con columnas que se abren sujetando el techo como si se tratara de palmeras, tras una puerta de lo más normal, fue casi como entrar en Santa Maria degli Angeli en Roma después de ver su sobria fachada.

Otra de las salas imprescindibles es el dormitorio, con 82 m2 es el dormitorio cistercienses más grande del mundo. Si hasta te entran ganas de quedarte a pasar la noche allí. Y ¿qué decir del claustro mayor? Pues que también querrás quedarte a pasear bajo sus arcadas con la tranquilidad del lugar. Sin olvidar el refectorio, donde cada día comen los monjes mientras el lector lee los textos sagrados.

Monasterio de Poblet Refectorio
El refectorio

Fíjate en detalles como los pasamanos de las escaleras. Verás patas de dragones y hasta dragones enteros en hierro forjado.

Tienes más detalles de cada uno de los espacios en la web del Monasterio de Santa María de Poblet.

La iglesia del monasterio

Antes de fijarte en las tumbas reales, vas a pasar un rato delante del retablo de alabastro de Damián Forment, de 1529. Y lo pasarás, seguramente, con la boca abierta. Con esa cantidad de detalles, y ese tamaño, siempre encuentras algo que no habías visto antes.

Monasterio de Poblet Retablo Alabastro Damian Forment
El retablo de alabastro de Damián Forment

¿Sabías que…?


Las obras del retablo se acabaron por desmadrar. Le costaron el puesto al abad Caixal, acusado de dilapidación y falta de observancia por su elevado coste. Ojo, que no fue solo un cese, fue condenado a reclusión a perpetuidad. Aunque, teniendo en cuenta que algunos monjes cistercienses no salían jamás del monasterio, tampoco parece que fuera una pena que no pudiera cumplir.

En el interior de la iglesia encontrarás obras desde el siglo XII, cuando empezó su construcción, hasta el siglo XXI. Los dos órganos, el mayor y el de coro, son de 2012 y 2019 respectivamente.

Los sepulcros de la Corona de Aragón en Poblet

Los cien años de abandono provocaron la destrucción de los sepulcros de alabastro de los reyes de la Corona de Aragón –además de la mezcla de los huesos de su interior–. Las obras de los siglos XIV y XV quedaron reducidas a fragmentos, de los que pocos se conservaron. Los sepulcros que ves hoy en día fueron creados por Federico Marés a mediados del siglo XX. Los que sí se mantuvieron fueron los arcos en donde están colocados.

Monasterio de Poblet Sepulcros Reyes Corona Aragon
Sepulcros de alabastro de Poblet

¿Imaginabas pasar por debajo de una tumba? Seguro que esperabas encontrar las tumbas en el suelo o, como mucho, en las paredes, pero en Poblet las tumbas están en arcos escarzanos. Los monjes tenían que seguir haciendo uso de la iglesia y se optó por esta solución para permitir su paso por el crucero.

Monasterio de Poblet Sepulcros Arcos
Sepulcros en los arcos de la iglesia

Además del sepulcro de Alfonso II, o Alfonso I como Conde de Barcelona, hay otros siete reyes de la Corona de Aragón con seis reinas. Aquí se encuentran los restos de Jaume I el conquitador –que fueron reclamados por Valencia cuando se conoció que los sepulcros habían sido saqueados y los huesos mezclados–, Pedro IV el ceremonioso o los padres de Fernando el CatólicoJuan II y Juana Enríquez, últimos reyes de la corona de Aragón– entre otros.

Monasterio de Poblet Sala Capitular
La sala capitular

Los sepulcros de la Corona de Aragón te esperan en el Monasterio de Poblet, pero tendrás que repartir tu tiempo entre todo el complejo, porque todo lo merece.

¿Te quieres de ir de viaje a Tarragona por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Barcelona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en la provincia de Tarragona aquí.
  • Alquila el coche en Tarragona al mejor precio aquí.
  • La mejor guía de Cataluña aquí
  • Contrata tu tour guiado en Tarragona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios