5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


La visita al Palau de la música catalana de Barcelona

Se necesitaron solo tres años para levantar una de las obras maestras del modernismo de Barcelona. Una auténtica joya que ha visto pasar por su escenario artistas de talla mundial durante más de un siglo y que fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Una caja de resonancia, de vidrio y de hierro. Hablamos del Palau de la música catalana, obra de Lluís Domènech i Montaner.

Visita Palau de la Musica Catalana Tribuna Salto

Pasea atento por el barrio de Sant Pere, porque en el casco antiguo de Barcelona no había hueco para grandes avenidas y el Palau de la música catalana puede pasar desapercibido. No había mucho sitio, pero Domènech i Montaner encontró la forma de levantar una fachada monumental… Eso sí, a pesar de ella, es imposible imaginar lo que te encontrarás cuando atravieses sus puertas. Casi por arte de magia, la luz se cuela no se sabe cómo entre los edificios prácticamente pegados y consigue iluminar el interior de la sala de conciertos como si de una iglesia gótica se tratara.

Tengas o no la posibilidad de asistir a un concierto, no deberías dejar de visitar el Palau de la música catalana y descubrir un modernismo catalán más “ligero”. Si sigues leyendo, te explicamos el porqué de esa ligereza…

Saltaconmiconsejo


Si lo tuyo es el modernismo, echa un vistazo a nuestro artículo 9 edificios modernistas de Barcelona imprescindibles. Como no solo de arquitectura vive el hombre, date una vuelta por nuestra ruta de fin de semana en Barcelona o, si tienes más tiempo, por nuestra lista de 60 cosas que hacer y que ver en Barcelona.

Visitas al Palau de la música catalana de Barcelona: entradas, horarios y precios

Decíamos que el Palau de la música catalana se encuentra en el barrio de Sant Pere. También decíamos que está entre edificios y calles estrechas, así que, para que vayas a tiro hecho, pon en el mapa: calle Sant Pere Més Alt, 8. Esa es la entrada original del edificio –y única hasta 1989– y por donde se accede a las visitas guiadas.

Visita Palau de la Musica Catalana Interior Entrada

Puedes visitar el Palau de la música catalana por libre o con un grupo con guía de viernes a domingo. Por libre, el horario es de 10 a 15:30 y la entrada incluye una audioguía descargable en el móvil por un precio de 10 €. Con visita guiada, el horario es de 9 a 15:30 y el precio es de 14 €. Ambas visitas tienen una duración de 50 minutos.

Aunque es posible comprar las entradas en la taquilla de la calle Sant Pere Més Alt –abierta de 10 a 15:30– , lo aconsejable es hacerse con ellas por adelantado online en la página oficial. Además, así puedes asegurarte la entrada en el horario que más te convenga.

Visita Palau de la Musica Catalana Sala Conciertos Ojo Pez

En 2018 y 2019 se celebró una jornada de puertas abiertas con entrada gratuita al Palau de la música catalana –en 2019 fue el 24 de noviembre–. Obviamente, en 2020 no hubo y todavía no se sabe si volverá a haber a partir de 2021. De todas formas, siempre puedes entrar gratis al Foyer del Palau, el restaurante-cafetería que ocupa la planta baja del edificio.

Un poco de historia de esta maravilla del arquitecto Domènech i Montaner

Corría el año 1904 cuando el Orfeó Català decidió construir un edificio para alojar su sede social y una sala de conciertos para la coral. Ese mismo año, una vez aprobada la iniciativa, compró los terrenos del claustro del convento de San Francisco y le encargó el proyecto a Domènech i Montaner –que, por aquel entonces, estaba documentándose para el hospital de Sant Pau en Barcelona–. El 23 de abril de 1905 se coloca la primera piedra y el Palau de la música catalana se inaugura el 9 de febrero de 1908. Algo menos de tres años de obras gracias al uso del hormigón armado –según nos contó la guía, el palau es el primer edificio de Barcelona que usó este material en su construcción–.

Visita Palau de la Musica Catalana Sala Ensayos

Entre 1982 y 1989 se llevó a cabo una obra de restauración y ampliación –sí, por eso a partir de 1989 hay otra puerta de acceso–. A principios del siglo XXI se construyó un edificio anexo gracias al derribo de la iglesia del convento de San Francisco y se abrió una pequeña plaza en la calle Palau de la música, por donde salen las visitas guiadas.

¿Sabías que…?


La fachada de la calle Palau de la música es la original de Domènech i Montaner. Para permitir que entrara la luz en la sala de conciertos, creó un espacio vacío entre el edificio y la iglesia y se empeñó en decorar esa fachada cegada como si fuera vista. Un siglo después, se demostró que tenía razón y que no fue una locura decorarla.

Hasta principios de los 80 del siglo XX, el Palau de la música catalana era propiedad del Orfeó Català. En 1983 se creó el Consorcio del Palau de la música catalana con la inclusión del ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya y el Ministerio de cultura. En 1997 la UNESCO lo incluyó en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

El exterior del Palau de la música: la fachada

La fachada de la calle Sant Pere Més Alt está decorada con La cançó popular catalana, un grupo escultórico de Miguel Blay que convierte a la esquina del edificio –entre las calles Sant Pere Més Alt y Amadeus Vives– en la proa de un barco. El mascarón es una figura femenina rodeada de miembros de todos los estratos de Barcelona y coronada por una imagen de Sant Jordi. Eso sí, la estrechez de las calles hace que sea muy complicado llegar a apreciarla en toda su belleza. Vamos, que vas a tener que alejarte, acercarte, ir a la otra calle, volver a acercarte… Nosotros pasamos un rato adelante y atrás buscando el mejor ángulo y descubriendo detalles diferentes desde cada punto.

Visita Palau de la Musica Catalana Fachada Clasica

También desde la calle, llamó nuestra atención la tribuna con columnas decoradas con coloristas trencadís. Si te fijas –y no están cubiertas por las obras como cuando fuimos nosotros– también podrás ver los bustos de Palestrina, Bach, Beethoven y Wagner en la segunda planta del edificio. Y, en lo más alto, los arcos de medio punto con ladrillos rojos y blancos.

Visita Palau de la Musica Catalana Fachada Mosaico

Además de la mención al Orfeó Català, tampoco falta un imponente mosaico coronando la fachada de la calle Sant Pere Més Alt representa la bandera del orfeón.

Visita Palau de la Musica Catalana Fachada Nueva

La “nueva” fachada –descubierta al derribar la iglesia– es de ladrillo visto rojo, con elementos de hierro forjado, capiteles decorados y vidrieras de colores. Una lámina de cristal con “Palau de la Música Catalana” serigrafiado la cubre a día de hoy.

El interior: ¿cómo es por dentro?

La existencia de la pequeña plaza trasera hace que la impresión al entrar en el Palau de la música sea menor de lo que debía ser en el momento de su construcción. Las callejuelas estrechas entre las que se encontraba el edificio no te preparaban para encontrar grandes espacios llenos de luz natural. El hecho de que se empleara hormigón armado hizo que no fueran necesarios muros maestros y que se pudieran abrir grandes ventanales, decorados con vidrieras de colores, de ahí lo de modernismo “ligero”.

Visita Palau de la Musica Catalana Escalera

Nada más entrar, la cerámica vidriada que cubre el techo, la imponente escalera y las primeras vidrieras –incluso en puertas interiores– nos hicieron buscar a los burgueses con sus sombreros de copa camino de sus palcos antes del concierto.

La primera zona que visitamos fue el Foyer del Palau, donde esperamos a que llegara la hora de la visita guiada. Nos recordó a la planta baja del Hospital de Sant Pau, con sus bóvedas y columnas –aunque estas son más estrechas y hay más espacio entre ellas–. Una primera toma de contacto camino de la planta superior, donde está el escenario.

¿Sabías que…?


Fíjate en la barandilla de la escalera, Domènech i Montaner quería demostrar la ligereza del edificio y por eso dejó a la vista las finas columnas de hierro que sostienen la piedra.

Visita Palau de la Musica Catalana Detalle Escalera

Antes de llegar al plato fuerte, pero ya en la primera planta, no te pierdas la sala Lluís Millet –en honor al fundador del Orfeó Català–. Es ahí donde se abre la tribuna de las columnas de trencadís que se veía desde la calle. Las vidrieras de colores dan paso a todavía más color. Fíjate bien, porque todos los diseños son diferentes.

Que Ver en Barcelona 3 Dias Palau Musica Tribuna

La sala de conciertos del Palau de la música

El poder del Orfeó Català queda claro al entrar en la sala de conciertos, nada menos que 2.145 asientos –según la guía–. Pero, más allá de su tamaño, es la decoración lo que nos dejó con la boca abierta.

Visita Palau de la Musica Catalana Escenario Ojo Pez

Empezamos por el escenario, a donde se irá tu vista nada más entrar. Está enmarcado por un busto de Anselmo Clavé –famoso compositor catalán– a un lado y uno de Beethoven al otro, junto con unas valkirias. En el propio escenario, además de los tubos del órgano –en el Palau de la música tuvo lugar el primer concierto de órgano de la ciudad fuera de una iglesia–, hay 18 musas modernistas en mosaico y relieve. Cada una representa una época y una cultura diferentes y todas llevan un instrumento. La musa “española” lleva un vestido de flamenca y toca unas castañuelas.

Visita Palau de la Musica Catalana Escenario Musa

¿Sabías que…?


Si te fijas bien, verás que una de las musas no lleva instrumento… porque está cantando. Su instrumento es la voz.

Además de las vidrieras de colores de las paredes laterales, también hay vidriera en el techo, en la claraboya-lámpara. La forma recuerda a una gota de agua y los colores a los del Sol. Saca el zoom de la cámara y fíjate en las caras que la rodean: son las cuarenta mujeres que cantaron en la coral antes de 1888.

Visita Palau de la Musica Catalana Lampara Claraboya

Siguiendo con el techo, atento a las rosas de Sant Jordi –que también decoran el techo del Foyer– y a la forma en que las columnas se abren como palmeras o colas de pavo real sujentándolo. Encontrarás nombres de compositores sobre las vidrieras y, en la parte alta del gallinero, los de compositores de música popular catalana.

Visita Palau de la Musica Catalana Decoracion Caballo Alado

Programación y entradas para conciertos

Unos 300 conciertos al año de todo tipo tienen lugar en el Palau de la música. Echa un vistazo a la programación en su página oficial, seguro que encuentras uno que te apetece ver, bueno, oír. Desde la misma web puedes hacerte con las entradas.

Que Ver en Barcelona 3 Dias Palau Musica Sala Conciertos

Rincón Salta Conmigo


A unos cinco minutos andando puedes encontrar otra muestra de modernismo catalán: Els 4Gats, donde también puedes comer. Otra opción para comer cerca del Palau de la música es el restaurante La Lluna –Carrer de Santa Anna, 20– con buenos menú del día.

Visita Palau de la Musica Catalana Sala Conciertos Detalle Palmera

Una joya del modernismo en pleno centro de la Ciudad Condal, porque no todo el modernismo de Barcelona está en el ensanche.

¿Quieres viajar a Barcelona? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Barcelona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Barcelona aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Barcelona aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Barcelona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios