5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Chartres y una de las catedrales góticas más bonitas de Francia

Fuimos a Chartres en busca de su catedral, como última etapa de nuestra ruta en coche por Normandía y los castillos del Loira, y fue la guinda ideal del viaje. ¿Es la catedral de Chartres la catedral gótica más bonita de Francia? De acuerdo, puede ser un poco pretencioso. Ahí están las de Amiens, Bourges, Reims, Beauvais o la mismísima Notre-Dame de París –solo por nombrar algunas de las más conocidas, que no se me ofenda ningún francés– para hacerle la competencia. Pero, desde luego, está muy arriba en la clasificación. El hecho de que fuera la primera en ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, cuando la “acompañaban” solo otros cuatro monumentos galos del calibre de Mont Saint-Michel o Versalles, es prueba de ello.

Que Ver en Chartres Vista Arriba

Pero Chartres no es solo una catedral. Su casco histórico merece un paseo relajado y, si no vas en invierno, su espectáculo nocturno de luz y sonido es una magnífica razón para quedarte a dormir. Vamos, que es más que una excursión desde París.

Te hablamos de su catedral y de todo lo demás que tienes que ver en Chartres. A ver si te convencemos de quedarte más tiempo.

La catedral de Chartres: el prototipo de la catedral gótica de Francia

En 1194 un incendio destruyó casi en su totalidad la catedral románica de Chartres. Solo se salvaron su cripta, parte de la fachada principal –incluyendo la sección inferior de sus dos torres– y algunos elementos decorativos, entre ellos unas vidrieras. Urgía construir una nueva catedral. Al fin y al cabo, llegaban peregrinos de toda Europa para venerar la reliquia del manto de la Virgen –la ropa que habría llevado el día de la Anunciación y el del nacimiento de Cristo– ofrecidas a la ciudad por el mismísimo rey de Francia en el siglo IX.

Catedral de Chartres Fachada Principal

Dicho y hecho: en menos de 30 años, de 1194 a 1221, justo en los comienzos del gótico, se levantó el que sería el primer ejemplo arquitectónico del alto gótico. El hecho de que se construyera en tan poco tiempo es lo que hace única a la catedral de Chartres: su estilo es homogéneo y totalmente puro. Los pocos elementos anteriores y posteriores no consiguen romper esa unidad. Seguramente, si piensas en una catedral gótica, pienses en una muy parecida a la de Chartres. De hecho, grandes catedrales góticas francesas, como las de Reims, Amiens o Beauvais, imitaron su estructura.

Catedral de Chartres Detalle Portico Principal

La visita a la catedral es gratuita. Eso sí, te aconsejamos fervientemente que hagas un tour guiado. En su página web oficial tienes más información: hay dos al día en inglés, el de la tarde incluye la cripta. La catedral de Chartres es casi inabarcable, está llena de pequeños detalles maravillosos que seguramente te pierdas si la visitas por tu cuenta. Aquí te damos solo algunas pinceladas.

Qué te encontrarás en la visita a la catedral

En el exterior, lo más impresionante son las esculturas de los portales de sus tres fachadas. En total, ¡unas 4.000 estatuas! Personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento –como siempre, las almas en pena del Juicio Universal dan mucho juego–, los meses del año, los signos del zodiaco, las artes liberales, la Virgen con el Niño, el Cristo en majestad… no te vas a aburrir “buscando historias”. Verás que algunas estatuas parecen más bien románicas, recuerda que seguimos estando en los albores del gótico.

Catedral de Chartres Puerta Sur Exterior

¿Sabías que…?


En el portal norte quedan trazas de la policromía original de las esculturas en la estatua central de San Juan Bautista. Fíjate en el azul al nivel de la areola y en el verde del dragón a sus pies. En el espectáculo de Chartres en Lumières verás cómo de colorido podía ser originalmente el exterior de la catedral.

Francia Chartres en Lumieres Catedral Norte Portico

Desde el exterior se tiene acceso también a la torre y a la cripta románica, la cripta más grande Francia y la tercera de Europa, tras las del Vaticano y de Canterbury.

Que Ver en Chartres Catedral Laberinto

En el interior te encontrarás con el famoso laberinto circular del suelo de la catedral, dibujado con losas de las canteras en Berchères y mármol negro. Se realizó alrededor del año 1200 y no se ha restaurado nunca. Si quieres sentirte como un peregrino en la Edad Media y “recorrerlo”, tendrás que estar en Chartres un viernes de 10 a 17 h entre Cuaresma y el día de Todos los Santos. Solo entonces se quitan las sillas que lo suelen cubrir.

Catedral de Chartres Interior Muro

No te pierdas tampoco el muro que separa el coro de la girola, esculpido entre los siglos XVI y XVIII, casi un encaje en piedra.

Las vidrieras y el azul de Chartres

Eso sí, ni estatuas, ni laberinto, ni “encaje”, nada es tan emocionante al poner el pie en la catedral de Chartres como sentirse bañado por la luz multicolor que “pinta” el blanco interior de la iglesia.

Catedral de Chartres Interior Roseton

¿Sabías que…?


Un total de 172 vidrieras cubren una superficie de unos 2.600 m2 cuadrados con unas 5.000 figuras. Es el mayor conjunto de vidrieras de los siglos XII y XIII y está considerada como la mejor colección de vidrieras de Europa por antigüedad y belleza. La catedral de Chartres es, además, la única del mundo que conserva cuatro vidrieras del siglo XII.

Entre todos los colores de esas vidrieras, hay uno que destaca tanto que tiene hasta nombre propio: el “azul de Chartres”. Es el azul de esas primeras vidrieras románicas del siglo XII recuperadas de la anterior catedral. Es el caso, por ejemplo, en la fachada occidental, del árbol de Jesé o, en el deambulatorio meridional, de la figura más famosa de todas: Notre-Dame de la Belle Verrière, la Gioconda de Chartres.

Catedral de Chartres Interior Vidriera Notre Dame Belle Verriere

¿Sabías que…?


El azul de Chartres, que no se ha alterado en el tiempo, es único: no se volvió a fabricar. ¿Por qué? Por ser muy caro debido al óxido de cobalto que se utilizaba para obtenerlo. Las vidrieras del siglo XIII de la misma catedral ya no tienen ese color: el azul se vuelve más oscuro por las cenizas de haya utilizadas para fabricarlo. Si te fijas, notarás la diferencia entre los dos azules de las vidrieras románicas y góticas.

Además de escenas religiosas, te encontrarás con desde panaderos hasta talladores de piedra pasando por peleteros. Los diferentes gremios de la ciudad financiaron unas cuantas… Y si no eran los gremios, eran familias nobles: sus escudos de armas siguen recordándonoslo.

Catedral de Chartres Interior Altar

Qué ver en Chartres más allá de su catedral

Es cierto que los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial destruyeron casi todo el tejido urbano que rodeaba la catedral –por suerte las vidrieras habían sido retiradas–, pero todavía quedan callejuelas y rincones con encanto, alguna casa de entramado de madera y otras iglesias medievales menos concurridas.

Que Ver en Chartres Casa Entramado Madera

La iglesia de Saint-Aignan: mezcla de estilos gótico y renacentista

Antes de la Revolución francesa había nada menos que ¡17 iglesias! en Chartres. Entre la Revolución y los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, ya no quedan tantos templos en el casco histórico, pero alguno todavía sobrevive.

Que Ver en Chartres Iglesia Saint Aignan Interior

Es el caso de la iglesia de Saint-Aignan, la antigua iglesia parroquial de los condes de Blois y Chartres. Tiene orígenes más antiguos, pero fue reconstruida a principios del siglo XVI en una mezcla de estilos gótico tardío y renacentista. Te puedes entretener buscando los elementos de cada uno. Hay un portal gótico y uno renacentista, por ejemplo. Y luego están las vidrieras renacentistas –fíjate en la de San Miguel–, los arcos ojivales góticos, la bóveda renacentista –en forma de casco de barco invertido–…

La iglesia de Saint-Pierre y sus vidrieras medievales

Si te pudieras parar a contemplar las vidrieras de una única iglesia en Chartres –más allá de las de la catedral, claro– tendrían que ser las de la iglesia de Saint-Pierre. Este templo gótico, antigua iglesia abacial de un monasterio desaparecido, es una joyita. Los arbotantes y el gran campanario románico en el exterior ya son una buena carta de presentación, pero la nave iluminada por las vidrieras medievales –de los siglos XIII y XIV– es simplemente espectacular. ¡Ver para creer! Y, durante la celebración de Chartres en lumières, podrás admirarlas de noche y desde fuera, las iluminas desde el interior.

Francia Chartres en Lumieres Iglesia Saint-Pierre

La ciudad baja: el río, los lavaderos, los molinos y los restos de las murallas

La Chartres medieval se desarrollaba en dos niveles. La ciudad alta, alrededor de la catedral, era la zona de nobles y pudientes. La ciudad baja, al nivel del río Eure, era la zona del pueblo, ahí vivían y trabajaban los artesanos de diferentes oficios.

Que Ver en Chartres Ciudad Baja Lavadero

¿Sabías que…?


Cada zona en la ribera del río, de un puente al siguiente, estaba dedicada a un oficio y los nombres de las calles de hoy en día siguen haciendo referencia a ello. Está, por ejemplo, la “rue du Massacre”, la calle de la matanza, en la zona del antiguo matadero. O la “rue de la Foulerie”, dedicada a los “foulons”, los encargados de la última fase de elaboración de la lana. O la “rue de la Tannerie”, la de los curtidores.

A lo largo del río había también iglesias –la de Saint-André, del siglo XII es ahora una sala de exposiciones–, lavaderos –unos cuantos siguen ahí–, molinos –también quedan los restos de algunos– y, muy cerca, estaba la antigua muralla –de la que queda algún vestigio–. Hasta 1944 la Porte Guillaume seguía ahí para recordar el esplendor de esa muralla pero… llegaron los alemanes. Bueno, en realidad, se fueron: sus tropas la destruyeron al retirarse de la ciudad.

Que Ver en Chartres Ciudad Baja Barca

La ciudad baja, con sus vistas hacia la catedral, sus pequeños puentes como el de Saint-Hilaire y su atmósfera relajada, es ahora una de las zonas más bonitas de Chartres. Sí, si tienes tiempo, no dejes de bajar al antiguo “barrio pobre”. También te encontrarás con la casa más antigua de la ciudad, con sus ventanas románicas, en la rue Chantault 29.

La escalera de la reina Berta y las casas de entramado de madera

Para bajar hacia al río o subir hacia la catedral hay una calle principal, la rue du Bourg, que se conectaba al antiguo camino a París, y unas cuantas callejuelas, que creo que recorrimos prácticamente en su totalidad. Entre ellas, no deberías perderte la rue des Écuyers, ahí están muchas de las casas de entramado de madera del siglo XVI del centro de Chartres –algunas se han cubierto de yeso, así que no se aprecia–.

Que Ver en Chartres Casas Entramado Madera

¿Sabías que…?


Algunos caminos de esta zona de la ciudad, a veces con escaleras, son llamados “tertres”. “Tertre” es una palabra local que significa “cuesta”. Hay cinco, puedes ir a buscarlos todos.

El más famoso de esos edificios de entramado de madera del siglo XVI tiene una escalera de caracol exterior llamada “escalier de la reine Berthe”, escalera de la reina Berta. Lo de las escaleras exteriores era, por lo visto, típico aquí –si la escalera no tocaba el suelo no se pagaban impuestos por ella–. Solo se han conservado dos en Chartres y esta es la única esculpida. En su madera de roble hay tallas de cocodrilos –para espantar a los demonios–, de ángeles, el escudo de armas de los propietarios… y todo estaba pintado. Por cierto, está claro que no sabían cómo era un cocodrilo: las manos y las orejas no son muy realistas, por usar un eufemismo.

Que Ver en Chartres Escalera Reina Berta

¿Sabías que…?


¿Por qué, si el edificio es del siglo XVI, la escalera está dedicada a la reina Bertranda de Laon, madre de Carlomagno, que vivió en el siglo VIII? Por lo visto, es cosa de los románticos –de la época romántica, no de las parejitas– que vieron una torre y pensaron en una reina “clásica” en lo más alto, a lo princesa Disney.

A dos pasos de la catedral… salmones y patés

También hay que darse un paseo alrededor de la catedral, la ciudad alta. Por ejemplo hasta la oficina de turismo que está ubicada en una de las casas más bonitas de la ciudad. Se llama “Maison du Saumon”, casa del salmón, porque tiene un salmón esculpido. Sí, lo has adivinado, era una pescadería.

Que Ver en Chartres Maison Saumon Oficina Turismo

Cerca está la Place Billard, donde todos los miércoles y sábados por la mañana hay mercado, aunque no haya mercado, merece la pena acercarse para verla. No muy lejos encontrarás la rue de la Pie, una calle llena de pequeñas tiendas de alimentación de todo tipo, no te pierdas la quesería Sainte Suzanne.

Que Ver en Chartres Place Billard Mercado

Puedes buscar algunas de las especialidades gastronómicas de Chartres. Entre las saladas, la más famosa es el paté de Chartres, un paté de carne de caza cubierto de una especie de masa de pan. Y, entre las dulces, el Mentchikoff, un praliné de chocolate cubierto de merengue suizo creado en 1893, en los tiempos de la alianza franco-rusa, cuando estaba de moda inventar pastelitos con nombres rusos.

Rincón Salta Conmigo


Entre las calles alrededor de la catedral, no te pierdas la rue de la Petite Cordonnerie. Te sentirás como en la Edad Media, cuando frente a la catedral no había plaza y te topabas con ella entre callejuelas. En el cruce con la rue au Lait fíjate en la curiosa clínica de muñecas.

Catedral de Chartres Rue Petite Cordonnerie

Miradores

La inconfundible silueta de la catedral es visible desde prácticamente cualquier rincón de la ciudad y de los alrededores. Hay unos cuantos miradores para admirarla desde otra perspectiva y en su contexto: rodeada del casco histórico. En el mapa de abajo te señalamos uno al que llegamos nosotros en coche, desde donde sacamos la foto que abre el artículo. Las vistas, en el mismo casco histórico, desde los Jardins de l’Evêché son también muy bonitas.

Que Ver en Chartres Jardins Eveche

Chartres en lumières: en verano, querrás quedarte a pasar la noche

Ya hablamos en detalle de Chartres en lumières, el evento del verano en la ciudad francesa. Todas las noches, la catedral y otros monumentos de la ciudad se convierten en “pantallas” de un impresionante espectáculo de luz y sonido. Échale un vistazo a nuestro artículo Chartres en lumières: un deslumbrante espectáculo de luz y sonido por toda la ciudad y quédate a dormir en la ciudad: verás que merece la pena.

Francia Chartres en Lumieres Catedral Fachada Real

Además, el espectáculo es una buena excusa para conocer de noche otros edificios y monumentos interesantes de Chartres a los que podrás volver de día. En nuestro caso, por ejemplo, del teatro, de la mediateca L’Apostrophe o del gran fresco de Lattre-de-Tassigny, el mural trampantojo que tiene como protagonista al héroe de la Segunda Guerra Mundial Lattre-de-Tassigny. Es una de las muchas muestras de arte urbano que te encontrarás por la ciudad.

Francia Chartres en Lumieres Lattre-de-Tassigny

Mapa con todo lo que tienes que ver en Chartres

Aquí, como siempre, está nuestro mapa con todos los lugares que visitar en Chartres de los que te hemos hablado para que no te pierdas ninguno y organices tu ruta como quieras.

Hoteles en Chartres: dónde dormir

En Chartres dormimos en un alojamiento familiar con encanto, el último y puede que el mejor de todo nuestro viaje por el valle del Loira y Normandía –es bueno darse caprichos al final de un viaje–. Hablamos del B&B Maison Ailleurs, con su preciosa habitación, delicioso desayuno y ubicación perfecta, a unos pasos de la catedral. También hay aparcamiento gratuito, aunque tengas que ser bueno con las maniobras –no como yo, que tuve que obligar a JAAC a aparcar a pesar de su muñeca vendada–. Aquí puedes consultar precios y disponibilidad.

Francia Chartres Maison Ailleurs Habitacion

Restaurantes: dónde comer

Nosotros cenamos en el Café Bleu, también muy céntrico. De hecho, tiene terraza con vistas a la catedral, aunque nosotros somos de comer en el interior, incluso en verano, así de raros somos. Aún así, no es muy caro, el menú de plato más postre o entrante más plato, los dos con bebida y café, costaban 16€, que para Francia no está nada mal. JAAC pidió una tarrine de campagne, parecido al paté de Chartres pero no cubierto de pan, de entrante y una hamburguesa de Black Angus con Cheddar y yo una tartare y de postre una créme brûlée y un fondant de chocolate XL. Estaba todo para chuparse los dedos.

Comer en Chartres Cafe Bleu Tartare

Esperamos haberte convencido: si visitas la catedral de Chartres, quédate un poco más de lo que pensabas.

¿Quieres viajar a Chartres? Te ayudamos:

  • Busca tu vuelo más barato a París aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Chartres aquí.
  • Alquila el coche en Francia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • La mejor guía de Francia aquí
  • Contrata tu tour guiado en París aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios