5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El castillo de Montpoupon: la tranquilidad en el Valle del Loira

No es de los más famosos ni de los más visitados –de hecho, no lo incluimos entre nuestros castillos del Loira imprescindibles–, pero hay algo que hace especial al castillo de Montpoupon. ¿El qué? Precisamente eso: la posibilidad de visitarlo con tranquilidad, casi como si estuvieras dando una vuelta por tu casa. Una que no sabías que tu familia tenía –¡aunque a cualquiera le toca un castillo así!– y que, cuando te enteras, quieres conocer a fondo, sin dejar una habitación por pisar, un mueble por curiosear o un vestido por ojear.

Castillo de Montpoupon Habitacion Real Detalle Ropa

Otra de las razones por las que nos parece especial es porque, a diferencia de los más conocidos como Chenonceau o Chambord, sus salas están completamente amuebladas, ya que sus dueños nunca han dejado de vivir en él. Tal vez, demasiado amuebladas: las fotos de familia se agolpan sobre las mesitas, los juguetes ocupan cada centímetro cuadrado del suelo de las habitaciones de los niños, los maniquíes con ropa de época tapan los muebles… Era una casa que no sabíamos que teníamos pero que nos recordaba a la nuestra: también llena de cosas. Aunque en el castillo de Montpoupon todo está colocado en su lugar, bastante más ordenado que nuestra casa, todo hay que decirlo. Que sea un castillo con mucho espacio también ayuda.

¿Vas a dejar de recorrer los 20 minutos en coche que lo separan de Chenonceau y de disfrutar de un castillo del Loira para ti solo?

Un poco de historia del château de Montpoupon

En casi cualquier otro lugar del mundo, que una familia lleve más de 150 años viviendo en la misma propiedad sería algo destacable. En el Valle del Loira y hablando de castillos no es una novedad. Bastantes castillos de la zona pueden “mirar por encima del hombro” –¿será por encima de la torre?– a Montpoupon, con familias que los habitan desde hace siglos. Aunque no dejó de llamarnos la atención el dato.

Francia Castillos Loira Montpoupon Vista

Pero, ¿acaso el castillo de Montpoupon se construyó a mediados del siglo XIX? No. Su origen es medieval, concretamente del siglo XIII, en la época del emperador Carlo Magno. No busques el castillo feudal, la Guerra de los Cien Años destruyó casi por completo aquella construcción y solo se conserva una torre.

Castillo de Montpoupon Torre

¿Sabías que…?


El nombre “Montpoupon” deriva del clan germánico que eligió el promontorio en el que ahora se alza el castillo como como su lugar de residencia: el clan Poppo. El promontorio se convirtió en monte Poppo, Mons Poppo en francés, y la evolución del idioma hizo el resto.

Reconstruido a la manera del Renacimiento francés a mediados del siglo XV, puede presumir de que, en su habitación real, han dormido dos reyes de Francia: dos noches Francisco I y una Enrique III. Tres noches son una barbaridad teniendo en cuenta la cantidad de castillos que hay en el Loira y que este, en concreto, no pertenecía a la familia real, era propiedad de los Prie.

Castillo de Montpoupon Habitacion Juguetes

La Revolución Francesa solo provocó la destrucción de su capilla, así que el estilo original se mantiene. Sobre todo gracias a los trabajos de la familia Motte Saint Pierre, la que lo compró en 1857 y todavía vive en él. Sí, literalmente en él, en un ala del castillo cerrada al público.

Visitando el castillo de Montpoupon

Que sea un castillo menos famoso no significa que sea pequeño. El château de Montpoupon tiene tres plantas –la última abierta al público hace pocos años–, un buen número de edificios anexos y está rodeado por un enorme bosque que es parte de la propiedad. La duración recomendada de la visita al castillo es de dos horas… Tómate tu tiempo.

Castillo de Montpoupon Museo Caza Sillas Montar

Nosotros tenemos que confesar que el bosque lo vimos de lejos porque el sol pegaba con fuerza en el camino que había que hacer para llegar hasta él y porque tampoco hacía falta adentrarse en un bosque para encontrar la tranquilidad. Pero no dejamos ni una sala del edificio principal ni de los edificios circundantes por visitar.

El castillo congelado en el tiempo

Como decía antes, la cantidad de objetos entre muebles, vestuario, recuerdos… que hay en las habitaciones y salas del castillo hace que sea imposible hablar de todos, y tampoco queremos escribir un libro de Montopoupon. Al entrar, tuvimos la sensación de que era un lugar habitado. Bueno, no exactamente habitado en el presente. Parecía que un día, de hace unas cuantas décadas, sus dueños habían decidido salir a dar un paseo y que no habían vuelto. Todo estaba como se supone que debía estar.

Castillo de Montpoupon Sala Fotos

Tapices –no te pierdas los de la escalinata–, lámparas –holandesas y de cristal de Bohemia–, aparadores, arcones, camas… compitieron por nuestra atención de una sala a la siguiente. Por no hablar de las chimeneas y los escudos de armas. Si estás pensando que lo único que merece la pena del castillo es lo que tiene dentro… ¡no! Los techos de vigas de madera de castaño del siglo XVI también nos dejaron con la boca abierta.

Castillo de Montpoupon Habitacion Real

¿Sabías que…?


Las vigas del techo del comedor están pintadas en gris y negro y se conocen como vigas de luto. Se decoraron así para marcar el duelo de la reina Luisa de Lorena por la muerte de su marido el rey Enrique III.

Castillo de Montpoupon Sala Comedor Techo Luto

Durante nuestra visita, además, había una exposición sobre la vida tras la Segunda Guerra Mundial con vestidos, sombreros y ambientación de la época.

Castillo de Montpoupon Habitacion Exposicion

La cocina del castillo

Si nos dio la impresión de que los dueños del castillo habían salido a hacer un recado y no habían vuelto en décadas, con la cocina se sabe exactamente en qué año se marchó la cocinera, Marie-Louise Barry: 1977. Hasta entonces, el horno, el calientaplatos, el mueble para la harina… se usaban cada día para preparar la comida de la familia Motte Saint Pierre.

Castillo de Montpoupon Cocina Horno

Más de 150 objetos de cobre hacen de la cocina también un auténtico museo, con otras curiosidades como una sorbetera o un torrefactor de café de principios del siglo XX.

Castillo de Montpoupon Cocina Cobre

El Musée du Veneur, el museo de la caza del castillo de Montpoupon

Vaya por delante que no somos defensores de la caza, pero si hay algo que destaca por encima de otras cosas en el castillo de Montpoupon es su museo de la caza. ¿Visitarías un museo de algo que no te gusta? Nosotros sí. Aunque el hecho en sí nos resulte incómodo, la parafernalia que lo rodea, los dibujos, los objetos históricos… tenemos que reconocer que son muy interesante.

Castillo de Montpoupon Museo Caza Uniforme

¿Sabías que…?


La casa Hermès se dedicaba inicialmente a la fabricación de sillas de montar –siguen haciéndolo–. Comenzaron a hacer diseños para fulares con motivos de caza para Montpoupon y de ahí dieron el salto al mundo de la moda.

Castillo de Montpoupon Museo Caza Fular Hermes

Los establos, que un día acogieron a 25 caballos, hoy son salas de exposiciones en los que encontrar antiguos coches de caballos con los colores de la familia; sillas de montar –no teníamos ni idea de que había tantas “formas” de montar a caballo–; uniformes de caza cada uno con sus botones característicos; trompetas –único medio de comunicación en las monterías, ni móvil ni walkie-talkie–; fulares de Hermès; acuarelas… Y el antiguo palomar, para 700 palomas, está ocupado por dibujos de caballos.

Castillo de Montpoupon Museo Caza Palomar

Pero no solo hay objetos al estilo de museo tradicional en las 25 salas del Musée du Veneur, también recreaciones de espacios completos: el taller de una sillería, una herrería e, incluso, la casa del piqueux –el cuidador de los perros de caza– que está representado con su hijo frente al fuego de la chimenea.

Castillo de Montpoupon Museo Caza Reproduccion Casa Piqueux

No faltan tampoco los trofeos de caza… pero eso es otra historia. Lo que no encontrarás son perros. Ya no hay una jauría en el castillo de Montpoupon, como sí encontramos en el de Cheverny. ¿Significa eso que ya no hay cacerías? No… Siguen haciéndose, pero comparten los perros y los caballos con otras familias.

Información práctica para tu visita al castillo de Montpoupon

El castillo de Montpoupon se encuentra a poco más de 12 km al sur de Chenonceau en el término de Céré-la-Ronde –aunque a más de 4 km del centro–. Es muy fácil llegar por la carretera D81, pero prácticamente imposible hacerlo en transporte público. Eso sí, siempre puedes llegar en bicicleta, tienen una zona para dejarlas.

Castillo de Montpoupon Museo Caza Trompetas

El castillo abre de febrero a noviembre, pero el horario varía casi cada mes y con las vacaciones escolares, echa un vistazo a su web oficial para confirmar cuándo puedes ir a visitarlo. El precio de la entrada es de 9,50 €.

La variedad de castillos del Loira nunca dejará de sorprendernos.

¿Quieres visitar el castillo de Montpoupon? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a París aquí y a Nantes aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio cerca del castillo de Montpoupon aquí.
  • Alquila el coche en Francia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías del Valle del Loira aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios