EspañaEuropaNavarra

Dónde comer en Pamplona: restaurantes y ruta de pintxos

  

Ya dijimos que hay muchos motivos para viajar a la capital de Navarra –es increíble la cantidad de cosas que ver en Pamplona que son prácticamente desconocidas–. Pero nos faltaba una de las razones de más peso –nunca mejor dicho– a la hora de elegir la ciudad como destino: la gastronomía. La que se conoce como “nueva San Sebastián” por sus bares de pinchos –o pintxos si lo prefieres en euskera– nos demostró que la cosa no queda ahí: restaurantes, asadores, pastelerías… Ya puedes caminar por “lo viejo”, porque te van a sobrar calorías cuando disfrutes de los lugares donde comer en Pamplona.

Comer en Pamplona Pinchos

Pamplona es uno de esos destinos en los que sentirás que tienes que estar más días solo para poder comer en otro restaurante, descubrir un nuevo pintxo o volver a disfrutar de un dulce por la calle. El orgullo navarro por la cocina está muy arraigado en su capital y, tanto en restaurantes de alto nivel como en los más económicos de menú del día, se precian mucho –y con razón– de preparar comida de calidad.

Estos son los lugares que probamos nosotros gracias a recomendaciones de conocidos. Pero estamos convencidos de que casi cualquiera en el que hubiéramos entrado tendría su hueco en esta lista. ¡Que aproveche!

Dónde comer en Pamplona: ¿platos o ruta de pinchos?

Ya seas de sentarte –como nosotros– o de comer de pie, Pamplona es la ciudad perfecta. Si lo tuyo es mesa, mantel y cubiertos, en Pamplona encontrarás desde restaurantes con estrella Michelin –Europa de Pilar Idoate y Rodero de Koldo Rodero– hasta los más modestos de menú del día, pasando por asadores o sagardotegiak, las sidrerías vascas y navarras –aunque, según nuestros amigos del norte, las mejores sidrerías están en los pueblos–.

Comer en Pamplona Bar Zanpa Chuletas Cordero

Que prefieres ir picando, probando un montón de sabores distintos, caminando entre un bocado y el siguiente… Estás de enhorabuena, la “nueva Donosti” te espera con una ruta de pinchos de lo más variada: desde las típicas tortillas hasta los de diseño más innovador. Porque, como con los restaurantes, hay bares de pintxos de todos los niveles.

Comer en Pamplona San Nicolas Cocina Vasca Carrillera

Es más, también encontrarás la “mezcla perfecta”: restaurantes con barra de pintxos o bares de pinchos con mesas de restaurante. Difícil decisión… ya hemos dicho que sentirás que te falta tiempo para probarlo todo.

Platos típicos de la gastronomía de Navarra

La gastronomía de Navarra se basa en su propia despensa. A pesar de mi poco amor por las verduras, la variedad de platos con espárragos, hongo beltza, pimientos del piquillo, alcachofas, cardo, cogollos, borraja… me dejó impresionado. De hecho, ¿qué es la borraja?, ¿has comido cardo? Sara, que sí es una amante de “lo verde”, lo disfrutó como una enana.

Por suerte para un carnívoro convencido como yo, la chistorra, la ternera, el cordero y el gorrín de Navarra vinieron en mi ayuda. Por no hablar de los postres y de los quesos –que se sirven como postres en la mayoría de los restaurantes–.

Comer en Pamplona Restaurante Cuatro Tres Pincho Chistorra

Queda claro que la variedad es una seña de identidad –en los pintxos es una locura–. Pero, por nombrar algún plato, no deberías dejar de probar el ajoarriero, bacalao desmigado guisado; el cordero al chilindrón, con una salsa de ajo, pimientos y vino blanco; el gorrín –cochinillo– asado; la txistorra; algún plato de verdura –según la temporada– como unas alcachofas, unos espárragos, unos cogollos de Tudela, borraja o el famoso cardo; y la cuajada, la goxua o la pantxineta como postre. Sin olvidar los quesos Idiazábal o Roncal, ¡dos de nuestros quesos favoritos!

Comer en Pamplona Asador Olaverri Goxua

Otro “plato” típico pamplonés que probar –aunque sea como pincho o entrante– es el frito. Con una cobertura similar a la de una croqueta y rellenos de bechamel los hay de muchos tipos, en función de su ingrediente principal: jamón y queso, pimiento, hongo, huevo, mejillón…

El Asador Olaverri: uno de los mejores restaurantes de Pamplona (y nuestro favorito)

No podemos viajar al norte de España y no disfrutar de un chuletón. Y, puestos a disfrutar, buscamos el que, según nos dijeron, era el mejor sitio para hacerlo en Pamplona: el Asador Olaverri. Miramos dónde se encontraba y vimos que estaba un poco alejado del centro. Nuestra idea era comer allí un jueves al mediodía. Por suerte, llamamos para confirmar que estaba abierto y, cuando nos preguntaron si queríamos reservar, dijimos que sí. Nada más llegar al restaurante nos dimos cuenta de que sí que hacía falta esa reserva: no éramos los únicos que habíamos tenido la idea de comer allí… aunque probablemente sí los únicos turistas.

Comer en Pamplona Asador Olaverri Alubias Rojas

Y no se puede decir que sea precisamente pequeño ni barato, pero, cuando fueron llegando los platos, entendimos que estuviera lleno. Desde las alubias rojas de Legorreta –las que, según nos comentaron, se venden en los mercados de Tolosa– hasta la cuajada todos los platos nos fueron sacando una lagrimita de emoción.

Comer en Pamplona Asador Olaverri Chuleton

El menú completo fue: alubias rojas de Legorreta y cocochas de merluza de entrante, el chuletón de plato principal y cuajada y goxua de postre. Salivamos solo de recordarlo.

Precio: nosotros gastamos unos 55 € por persona (sin vino).
Dirección: Calle de Sta Marta, 4.
Web: asadorolaverri.com

Bar Zanpa: un buen restaurante en pleno centro de Pamplona (en “lo viejo”)

¿Se puede comer bien en una calle tan céntrica y turística como la calle Estafeta? Sí. Como decía antes, es tal el amor a la buena mesa, que no encontramos ningún lugar que hubiera decidido aprovechar el tirón de su ubicación o de la fama de la ciudad para bajar la calidad.

Comer en Pamplona Bar Zanpa Alcachofas

La prueba de que se puede comer muy bien en la calle Estafeta es el Bar Zanpa. Es, además, la mezcla de mesas y barra de pintxos perfecta. Nosotros lo visitamos por dos motivos, además de la recomendación: su situación en pleno centro y que estaba adherido a las Jornadas Verduras de Navarra.

Comer en Pamplona Bar Zanpa Pantxineta

Fuimos a cenar, atentos a su horario porque a mediodía solo abre viernes, sábado y domingo. El menú consistió en alcachofas con jamón y cardo a la Navarra de primeros –había que aprovechar las jornadas de las verduras–. De segundo: chuletas de cordero D.O. Navarra y presa ibérica. Para acabar con pantxineta y tarta de queso de postre. ¡Una delicia! Por fortuna, aunque el restaurante está en pleno centro, nuestro hotel estaba alejado, así que nos dimos un buen paseo antes de irnos a la cama.

Precio: nosotros gastamos unos 35 € por persona (sin vino).
Dirección: Calle de la Estafeta, 48.
Facebook: Bar Zanpa

La Servicial Vinícola: comer bien y barato de menú del día

Nos enteramos del horario del Bar Zanpa cuando vimos que estaba cerrado… Era la hora de comer y había que encontrar una alternativa. Por fortuna, la cantidad de restaurantes que nos habían recomendado daba para pasar un par de semanas sin parar de probarlos, así que no fue complicado. Nos decidimos por la Servicial Vinícola porque nos habían comentado que era muy original.

Comer en Pamplona Servicial Vinicola Local

Se trata de una antigua bodega en la que se vendía vino al por mayor. Cuando llegamos, nos encontramos con un bar restaurante de toda la vida, con unas pocas mesas frente a la barra –olvídate de un salón interior– y una decoración a base de postales de medio mundo. Todavía nos preguntamos si serán los parroquianos habituales que envían una postal a su bar cuando viajan o turistas que, después de probarlo, les han escrito desde sus ciudades de origen… No lo preguntamos, así tenemos la excusa para volver.

Comer en Pamplona Servicial Vinicola Huevos Chistorra

Una excusa innecesaria, porque solo con pensar en su comida ya tenemos ganas de volver. La sencillez del lugar también se refleja en sus precios. Un económico menú del día por 11 euros con dos platos, postre o bebida y bebida.

Comer en Pamplona Servicial Vinicola Ajoarriero

Lo que nosotros comimos fue un menú con borraja –descubrimos lo que era–, albóndigas y cuajada de postre. Acompañado por dos platos de la carta: huevos con chistorra y ajoarriero.

Precio: nosotros gastamos 11 € de menú y 17,50 de carta.
Dirección: Calle Navarro Villoslada, 11.
Web: He dicho que era todo sencillo… no hay web.

Restaurante Cuatro y tres: menú también de fin de semana

¿Ir al restaurante de un hotel en Pamplona? Pues sí. Hasta los hoteles tienen buenos restaurantes en la capital navarra. Además, nos encajaba perfectamente con la ruta que teníamos prevista hacer ese día: recorrer el camino de Santiago por la ciudad y acabar en el parque Yamaguchi junto al Pamplonetario.

Comer en Pamplona Restaurante Cuatro Tres Migas Pastor

En este caso, no fue la recomendación de un conocido, sino las Jornadas Verduras de Navarra. Sara quería aprovechar –¿ya he dicho que yo no soy muy de verduras?– y el restaurante del Hotel Blanca de Navarra, el Cuatro y tres, formaba parte de la iniciativa con un menú de primero, segundo, postre y café, con bebida, por 22 €.

Comer en Pamplona Restaurante Cuatro Tres Puerro Jamon

Después de probarlo podemos decir que sí, los hoteles –al menos éste– también cuidan la mesa. El menú consistió en migas de pastor con uvas y huevo frito y puerros a la plancha con huevo escalfado y jamón de primero. De segundo albóndigas caseras –sí, tenemos que confesar que nos gustan mucho– y lubina al estilo Orio con patata panadera. Para acabar con canutillos rellenos con crema de cuajada y fresas con nata y chocolate caliente de postre. Un detalle de la casa es el pincho de chistorra que sirven de entrante.

Comer en Pamplona Restaurante Cuatro Tres Lubina

Los fines de semana por la noche –viernes y sábado– tienen un menú de picoteo por 16 €.

Precio: menú por 22 € (incluye bebida).
Dirección: Avd. Pio XII, 43.
Web: hotelblancadenavarra.com

Los pintxos en Pamplona: los mejores pinchos y el “juevintxo”

Vaya por delante que, a pesar de la fama de los pintxos de Pamplona, tenemos que decir que nosotros no somos mucho de comer de esa forma. Llámanos cómodos o como quieras, pero nos gusta sentarnos en una mesa y disfrutar de un primero y un segundo con tranquilidad. Eso sí, reconocemos que la oferta de pintxos pamploneses es enorme y dedicamos una noche a probar su ruta. ¿Qué noche? La del jueves. Noche que, en Pamplona, se conoce como “juevintxo”. Vamos, que no se nos ocurrió solo a nosotros…

Comer en Pamplona Juevintxo Calle Estafeta

Los bares de pinchos se concentran en la calle Estafeta y la calle San Nicolás. Los que están incluidos en la ruta del “juevinxto” ofrecen sus pinchos a 2 € o 2,50 €. Con 50 céntimos más tienes la bebida, el pote, de vino o de cerveza. Una pequeña cantidad para que puedas seguir andando derecho camino del siguiente pintxo.

Nuestra ruta de pintxos en Pamplona

Nuestra ruta comenzó en el Bar Museo –calle San Gregorio, 48, la continuación de la calle San Nicolás– con su famoso frito de huevo. Un pincho que es casi un primero por su contundencia. Seguimos con unas carrilleras de ternera en San Nicolás La Cocina Vasca –calle San Nicolás, 13–. Muy rico, con una carne que se deshacía en la boca.

Comer en Pamplona Bar Museo Frito Huevo

Intentamos probar el tigre crujiente del Burgalés –calle Comedias, 5, al principio de San Nicolás–, un frito de mejillón, pero acabamos por desistir por la cantidad de gente que había. Casi desistimos también por la cantidad de gente en El Gaucho –calle Espoz y Mina, 7, paralela a Estafeta–, pero no queríamos dejar de probar uno de los pintxos con más fama del casco viejo de Pamplona, el de foie a la plancha: delicioso.

Comer en Pamplona Gaucho Foie Plancha

Con pintxos más de diseño entramos en el Baserriberri –calle San Nicolás, 32– donde probamos el bOOmVeja!, con su humo y todo –ojo, que la base es cordero al chilindrón al estilo thai–. Otro local con pinchos de autor es La cocina de Alex Mugía –calle de la Estafeta, 24–, premio Bronce de la XX semana del pincho de Navarra, en 2018, con su cevincho. Si sientes curiosidad, el premio Oro fue para El Merca’o –Calle Tafalla 5-7– con camarón de la concha y el plata para Iruñazarra –calle Mercaderes, 15– por rompeolas. Por cierto, bOOmVeja! fue el premio Oro de la edición de la semana del pincho de 2017.

Comer en Pamplona Baserriberri Barra Boomveja

Comida rápida y rica en Pamplona: ¿qué tal un bocadillo de albóndigas?

¿Que lo tuyo es comer un bocadillo y seguir recorriendo la ciudad? Pues también tenemos una recomendación para ti: un bocadillo de ¡albóndigas! Sí, albóndigas con queso provolone fundido al horno. Cuando una amiga nos los comentó, nos “obligamos” a encontrar un hueco para probarlo… Con tanta recomendación, el hueco fue después de acabar nuestra ruta de pinchos.

Comer en Pamplona Burgos Iruna Bocadillo Albondigas

Una combinación que resulta fantástica y que cumplió con todas las expectativas. ¡Estaba para chuparse los dedos! Eso sí, solo el relleno porque el pan del bocadillo era congelado y ahí todavía queda mucho margen para mejorar. ¿El lugar? Los Burgos de Iruña en la calle Navarrería, 14. ¿El precio? 8,50 €. Un aviso: es muy grande.

Los míticos garroticos de Pastas Beatriz: tentación para golosos

Como siempre, los dulces tienen también su momento de gloria en nuestros “dónde comer en…”. En Pamplona, el dulce por excelencia se llama garrotico y se prepara en Pastas Beatriz, en plena calle de la Estafeta. Te podríamos decir que es el número 22, pero no hará falta: la cola de gente que siempre tiene en la puerta esperando su dosis de azúcar es mejor que cualquier GPS.

Comer en Pamplona Pastas Beatriz Garroticos

Y, ¿qué son los garroticos? Una pasta de hojaldre rellena de cremoso chocolate. También los preparan rellenos de chocolate blanco, crema y cabello de ángel. Probamos los dos de chocolate y los de crema y, a pesar de que soy muy fan del chocolate blanco, los clásicos superaron con creces a los demás. Tanto como para pasar un par de veces y traernos más a casa a la vuelta. El souvenir perfecto. También nos encargaron unos cuantos: ¡quien pasa por Pamplona no se olvida de los garroticos!

Café Iruña: tomarse un café y sentir la historia

No es exactamente un lugar donde comer en Pamplona, pero sí uno con historia en el que tomar algo. Hablamos del café Iruña que, como ya comentamos en nuestros artículo sobre los lugares que visitar en Pamplona, más allá de su relación con Hemingway –asiduo en sus viajes a la ciudad, además de mencionarlo en su libro Fiesta– es una cápsula del tiempo. El salón con sus lámparas de época, grandes espejos, escudos policromados…

Que ver en Pamplona Cafe Iruna Sala

En su momento fue rompedor –el primer establecimiento con luz eléctrica de la ciudad–, pero ahora mantiene una tranquilidad de finales del XIX que atrapa.

Mercados y tiendas donde comprar comida en Pamplona

Ya hemos dicho que siempre puedes hacerte con unos garroticos como souvenir, pero, siguiendo con la comida como recuerdo del viaje, te recomendamos unas cuantas tiendas en las que acordarte de tus amigos que se quedaron en casa.

Comer en Pamplona Mercado Santo Domingo

Empezamos por el mercado de Santo Domingo. Aunque no compres, merece la pena darse una vuelta por un mercado tradicional con sus puestos de toda la vida y su estructura de hierro. El lugar ideal para llevarte unas txistorras o un queso.

Comer en Pamplona Caramelos Artesanos Garrarte Piruletas Sanfermines

Seguimos con los caramelos de Caramelos Artesanos Garrarte –calle de la Estafeta, 28… mientras esperas la cola en Pastas Beatriz– con sus galletas y sus piruletas de los sanfermines o los productos navarros de Gurgur “Delicias de la Estafeta” –también en Estafeta, en este caso, 21–. También nos habían recomendado otra pastelería, la confitería Layana, pero no pudimos encontrar más hueco para el dulce…

No te van a faltar opciones para volver de Pamplona con unos kilos de más… también en el equipaje.

Eventos gastronómicos en Pamplona

Un detalle importante a la hora de decidir dónde comer en Pamplona es mirar el calendario. La cantidad y variedad de eventos gastronómicos en la ciudad es enorme y siempre hay alguno en marcha. Nosotros coincidimos con las Jornadas Verduras de Navarra, en su versión invierno, pero también la hay de primavera. Otros eventos son la semana del pincho, la del espárrago, la de la cazuelica, la del pimiento del piquillo de Lodosa o la de la tortilla de Navarra.

Acércate a la oficina de turismo y pide un folleto de los eventos gastronómicos. Echa un vistazo a los restaurantes y bares asociados a cada una… y a disfrutar.

Comer en Pamplona Restaurante Cuatro Tres Canutillos

Lo dicho: querrás estar más tiempo por todo lo que descubrirás, pero también por todos los sitios donde comer en Pamplona que querrás probar.

¿Quieres viajar a Pamplona? Te ayudamos:

  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Pamplona aquí.
  • Alquila el coche en Pamplona al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con la mejor guía de Navarra aquí
  • Contrata tu tour guiado en Pamplona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

2 comentarios

  1. DANIEL GS
    27 marzo, 2019 en 20:50 — Responder

    en Pamplona tuvimos buena elecciòn en viajar en un hop on hop off . en poco tiempo pudimos visualizar bastante de esta linda y particular ciudad.

    • 29 marzo, 2019 en 10:31 — Responder

      ¡Hola Daniel!
      Nosotros preferimos andar… así no nos sentimos culpables comiendo todo lo que comimos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *