5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Todos somos turistas en la Ciudad Prohibida de Pekín

Una de las cosas que más te sorprenden cuando viajas a China es la cantidad de chinos con los que te encuentras. Vale. Es evidente que sabes que hay muchos chinos y que estás yendo a su país. Pero, a lo que me refería, es a la cantidad de turistas chinos que encuentras. A diferencia de en los países europeos, en China el turismo principal es interno y, si como nosotros, cometes el error de visitar al gigante asiático a finales de abril primeros de mayo, los verás –y te chocarás– con todos. Sólo a nosotros se nos ocurre ir a China en la fiesta del trabajo, la más importante del país junto con la celebración del Año Nuevo Chino. ¿Qué pensarían los emperadores al ver cómo su Ciudad Prohibida se ha convertido en uno de los lugares más masificados de Pekín?

China Pekin Ciudad Prohibida Salto

Después de visitar el Templo de los Lamas y el Templo del Cielo, y de tratar de acceder a la Plaza de Tian’anmen, nos dirigimos a la Ciudad Prohibida con la intención de verla de principio a fin y pasar todo el día allí. Después de unas horas, los palacios siguieron siendo el principal reclamo, pero cada vez más nos fijábamos en los demás turistas que posaban frente a ellos para las fotos. Las que les hacían sus conocidos, y las que les hacíamos nosotros al mismo tiempo.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

La señora Lin no había salido nunca de su pequeño pueblo en el centro de China, pero sus nietos -que habían estudiado en la capital- se empeñaron en que les visitara y, tras comprar la necesaria banderita, la obligaron a posar para la foto que mandarían al resto de la familia.

La ciudad prohibida de Pekín

Casi 750.000 metros cuadrados, casi mil edificios –980 exactamente– y más de seiscientos años de historia –se construyó entre 1406 y 1420–. Y todo para la familia imperial hasta que en 1925 se abrió como museo. Hoy en día el mayor atractivo, junto con la Gran Muralla, en un viaje a China. Aunque, como pudimos comprobar, también lo es para los habitantes de Beijing.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Y si somos los mejores, bueno y qué. Recién acabado su curso en la universidad Tian, Mei y sus amigos decidieron que había que celebrarlo con una visita cultural. La fiesta de la capital la noche anterior hizo estragos y más de uno necesitó sus gafas de sol…

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos Militar

Kumiko había visto las fotos junto a los bearskinhat de Londres y no quería ser menos. Lo primero que hizo en cuanto llegó a la Ciudad Prohibida fue lanzarse a buscar un militar apuesto que fuera bien con su outfit.

Cuando llegamos a la puerta sur, acceso principal a la ciudad, y vimos las colas, nos preparamos para lo que habíamos vivido ya el día anterior en los Templo de los Lamas y del Cielo. Al cruzar la puerta nos preguntamos dónde se había metido todo el mundo, porque entre la puerta sur y la puerta de la suprema armonía todo el mundo parecía haberse evaporado. Ilusos. Creímos que, siendo la Ciudad Prohibida tan enorme, era capaz de absorber a todos los turistas sin que hubiera aglomeraciones.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Lo que parece la foto de prueba de vida de un secuestro era la broma que Xia y Jun les querían gastar a sus amigos. Ellos tenían el privilegio de visitar la Ciudad Prohibida junto a sus padres y abuelos y sus compañeros tenían que saberlo.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Yan Yan se preguntaba quién era ese señor que la había cogido en brazos y se quería hacer una foto con él. Mientras, Fo necesitaba hacerse una foto con una niña para enviársela a sus padres que todavía creían que seguía casado y que su vida era la que ellos habían soñado para su hijo.

Error. Nadie se quedaba en ese lugar más que el tiempo necesario, todos querían llegar hasta el Templo de la Suprema Armonía y aquello era sólo el paso obligado. Enseguida nos dimos cuenta. Llegaron los codazos frente a las puertas para poder ver el interior de los templos y palacios. Los empujones en las colas improvisadas. Las acrobacias intentando sacar una foto en la que no hubiera cientos de personas. Por suerte todavía no había llegado la moda de los palos de selfie, sino habríamos presenciado algún duelo a palo al mejor estilo de los mosqueteros.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Yong se preguntaba por qué los más altos no se colocaban atrás mientras luchaba a codazos por conseguir un hueco en el que colocar su móvil de penúltima generación para poder hacer una foto. Lástima que no llevara una escalera para subirse o un palo para levantar el móvil… ¿un palo para el móvil? ¡Qué buena idea! pensó Yong y se dio la vuelta corriendo sin llegar a ver el interior del templo.

Fotos en la Ciudad Prohibida

Evidentemente nosotros íbamos a lo que íbamos y, armados con nuestra audio-guía –que se ponía en marcha casi al azar al acercarnos a los edificios, nunca al mismo tiempo la de Sara y la mía–, comenzamos el recorrido aislándonos del resto de turistas y usando los codos tanto como el que más.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Shen todavía no estaba seguro de en qué momento se había dejado liar por su amigo Wei. Le parecía bien visitar la Ciudad Prohibida, pero tener que posar delante de cada templo para su amigo era más de lo que estaba dispuesto a hacer… sólo que tampoco sabía cómo decírselo.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Fans incondicionales de las series americanas, Fang y Tai, habían gastado todos sus ahorros en unas gafas de sol y en ropa occidental. La pose la habían visto tantas veces en los desfiles de moda que habían olvidado que se podía sonreír delante de una cámara.

Unas horas y muchos kilómetros después, con las fotos de la Ciudad Prohibida en nuestras tarjetas de memoria, comenzamos a fijarnos en los demás compañeros de visita. Eran más divertidos que los edificios con sus poses, sus gestos, sus caras. Y comenzamos a fotografiarlos a ellos.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

La familia que visita la Ciudad Prohibida unida permanece unida. Así que, Shuang había convencido a todo el clan para ir incluso con la misma gorra y no estaba dispuesta a que no quedara una prueba de su felicidad delante de cada árbol y cada templo.

Algunas chinas nos recordaron a las chicas en Rusia con sus poses estudiadas para cualquier fotografía –incluso en los museos delante de un cuadro–, otros nos llamaban la atención por su naturalidad, por sus sonrisas o por su falta de sonrisa.

China Pekin Ciudad Prohibida Fotos

Jia llevaba semanas practicando esta pose delante del espejo. Desde que supo que su novio Kong la iba a llevar a la Ciudad Prohibida en su viaje a Pekín. Quería ser la envidia de todas sus amigas en el pueblo.

Nuestra visita a la Ciudad Prohibida de Pekín se transformó, poco a poco, de una visita cultural histórica a una antropológica, en la que cada cara nos llevaba a imaginar la historia que tendría detrás. Seguro que todos lo habéis hecho alguna vez…

Si te han entrado ganas de ver a estas poses en persona, no dejes de leer nuestros consejos para viajar a China.

¿Quieres visitar la Ciudad Prohibida de Pekín? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a China aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Pekin o compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí o alquila el coche en China al mejor precio comparando entre varias compañías aquí
  • Las mejores guías de China aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Pekín aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 7 octubre, 2015 a las 14:06

    Buen reportaje, y confirmo lo que cuentas: es especatcular la cantidad de turistas chinos que vi en todos los lugares de interés del país, tanto en grupos enormes de viajes organizados como viajando de manera independiente.

    • 26 octubre, 2015 a las 21:37

      Hola Fernando 🙂
      Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que sí que impresiona… pero si te paras a pensar en la cantidad de habitantes que tiene el país (y en que salen poco para hacer turismo en el extranjero) es más comprensible. Eso sí, cuando llegas, por mucho que te lo hayan dicho no deja de sorprender 😮