5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Sognefjord, el fiordo de los sueños

Martes, 30/08/2011 (1)

En Noruega no conocen el concepto de persiana. Eso hace que, en cuanto sale el Sol, la luz pase por las finas cortinas con facilidad, lo ilumine todo y, lo más grave, te despierte. Aprovechamos para reordenar las mochilas, es una tarea fácil porque, a pesar de ser 30 de agosto, llevamos toda la ropa de abrigo encima.

Sognefjord-Flam

En ferry por el Sognefjord, el fiordo de Sogne

Como en casi todas partes, se puede pagar con tarjeta. Aunque ya cada vez nos sorprende menos, no hace falta ni presentar un documento, ni firmar, ni poner el PIN de la tarjeta. La cogen, la meten en la máquina para que lea el chip y a correr. Tenemos que hacernos con una tarjeta de crédito como sea. Este país es muy caro y nos lo puede financiar otro. Los Symbios se quedan en la entrada, hay una zona para que la gente deje sus equipajes, mejor porque ir moviéndose con ellos por aquí sería complicado haciendo fotos.

En la cubierta más alta ya quedan pocos sitios libres para colocar una silla, hay sillas de plástico apiladas para que la gente las coloque donde quiera. Lo más extraño es que no se puede uno sentar en proa, sólo en popa y en las bordas. Las bordas lo que tienen es que ves un lado del fiordo o ves el otro. Nos vamos hacia atrás para tener una panorámica completa y ya nos iremos moviendo como en el Flåmsbana ayer.
Sognefjord-Fiordo

La primera parada es Aurland. El barco para y se sube gente. Por la megafonía, en muchos idiomas, nos dicen el nombre del pueblo y que es famoso por su iglesia de piedra. Desde el barco no se ve casi nada, pero si ellos dicen que hay una iglesia de piedra, la habrá. Como prácticamente todas las construcciones en esta zona son de madera, una de piedra llama la atención.

Sognefjord-Pueblos

Sí se puede ir a la proa, pero abajo, por donde hemos entrado. En este barco también se levanta la proa para que la gente entre y salga, es más fácil atracar de frente. Aquí abajo nos quedamos. Sólo estamos nosotros y otra pareja de italianos. En el barco somos mayoría los italianos y los españoles, pero también hay gente de las repúblicas bálticas, rusos y japoneses.

Sognefjord-Aurlansfjord

Los paisajes son impresionantes. Cascadas de cientos de metros de altura. Cortadas de piedra cubiertas de vegetación de montañas de más de mil metros. Construcciones en sitios imposibles tanto en la orilla del fiordo como en mitad de la ladera. Una de las más espectaculares es la granja Stigen, en noruego significa “escalera”. Se llama así porque era necesaria una escalera de mano para llegar a ella.

Nærøyfjord

Hemos dejado el brazo del Aurlandsfjord para entrar en el Nærøyfjord camino de Gudvangen, todo en el Sognefjord. Entre los dos son poco más de 35 kilómetros, pero son 35 kilómetros impresionantes en los que no paramos de hacer fotos. Nos recuerdan un poco al Siq de Petra salvando las distancias. El punto más estrecho tiene 250 metros y las paredes verticales que lo cierran parecen querer caer sobre nosotros en algunos momentos.

Sognefjord-Naeroyfjorden

Después de casi dos horas de paisajes increíbles llegamos a puerto. Ahora tenemos algo más de quince minutos para encontrar la parada del autobús a Sogndal, bueno, en la oficina de información turística nos dijeron ayer que había que hacer cuatro cambios desde Gudvangen hasta Ornes. Los tres últimos eran después de Sogndal. Un conductor de autobús nos dice que tenemos que andar unos cien metros hasta llegar a la E16.


Ver Sognefjord desde Flåm Gudvangen en un mapa más grande

De Gudvangen a Sogndal, pasando por Flåm

El viaje en autobús nos sorprende con un túnel nada más montar que acaba en Flåm en poco más de quince minutos frente a las dos horas de ferry. Por eso este barco en concreto era turístico casi un crucero, para moverse van por carretera. El camino sigue plagado de túneles –el último antes del cambio de ¡25 km!– y después el autobús se monta, con nosotros, en otro ferry. Entre unas cosas y otras llegamos a Sogndal dos horas después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 7 julio, 2012 a las 15:42

    Muy buena, que ganas de visitar este país. Lo de las persianas como en Polonia hehe, la Gosi dice que debe ser que en invierno hace tanto frio que se joderían ;)…no se si será verdad 😉 un abrazo

    • 12 julio, 2012 a las 20:28

      Anda que… se me había pasado responderos chicos! tengo que cuidar más a mis comentaristas que no tengo tantos! jajaja
      En realidad en cuanto cruzas los Pirineos es complicado encontrar persianas en las ventanas, es más, las cortinas son poco más de que encaje 🙁 De todas formas en España en la mayoría de hoteles lo que hay son cortinas también, pero muy gruesas.
      Aprovechad el frío 😉

  • 22 julio, 2012 a las 21:49

    Soy muy fan de vuestros vídeos (y las conversaciones que os marcáis en ellos). El sitio, espectacular. Un besazo y gracias por compartirlo 🙂

    • 23 julio, 2012 a las 15:48

      Muchas gracias Marta! Los vídeos son completamente improvisados y se nota! jajaja algunas veces hay que «editar» un poco porque no quedaba nada que decir o era muy aburrido lo que se decía 😉
      El fiordo es impresionante!

  • klauditap
    1 septiembre, 2018 a las 08:33

    Muchas gracias por los datos y los videos, son de gran utilidad.
    La narracción sencilla y directa
    ¡¡Me encanta!!

    • 17 septiembre, 2018 a las 11:47

      Hola Klauditad y bienvenida al blog 🙂
      Muchas gracias a ti por leernos y por tus palabras.