AsiaButánCulturaParo

El tsechu de Paro, un festival en Bután

  

Hay ocasiones en que los viajes se organizan en un periodo determinado para disfrutar de un concierto, una fiesta, una migración… y hay otras en las que la suerte se alía con uno y se acaba encontrado con algo que desconocía. Esto fue lo que nos sucedió en Bután (Buthan) que ni siquiera era nuestro destino inicial, era Tíbet. Pero allí acabamos, en el Reino del Dragón, y las fechas de nuestro viaje coincidían con el Festival de Paro, el Tsechu de Paro.

Bailes del festival de Paro, Bután

Un país rodeado de montañas de 8.000 metros de altitud −la maniobra de aterrizaje del avión es casi un descenso de escalera de caracol−, aislado del resto del mundo. Un viaje en el tiempo, antes de que existieran las franquicias de comida rápida o las marcas de refrescos. Donde cinco coches en la misma calle suponen un atasco −los coches llegaron al país en la última década del siglo XX−, la gente viste la ropa tradicional por la calle y puedes encontrarte con el primer ministro y el jefe de la oposición y que se paren a hablar contigo.

Los tsechus son las fiestas religiosas del budismo Drukpa, grandes eventos sociales en los que se reúnen los habitantes de ciudades y aldeas. Durante los cuatro días que dura la celebración se pueden ver ocho bailes, uno por cada una de las manifestaciones de Guru Rimpoche, considerado por algunos el segundo Buda y constructor del monasterio de Taktshang o Nido del tigre, y actuaciones de payasos entre los mismos.

Bailes del festival de Paro, Bután
Disfrutar de uno de estos festivales es una experiencia única. No sólo por la tradición que destila y el vestuario tanto de bailarines como de público, sino por cómo lo vive la gente local y lo que para ellos representa, algo que en Occidente, salvo algunas excepciones, perdimos hace tiempo. Por eso los pocos turistas que estábamos en el patio del dzong (el templo), entre la multitud de butaneses, nos dejamos contagiar por su entusiasmo.

Público del festival de Paro, Bután

Público del festival de Paro, Bután

Bailes del festival de Paro, Bután

Público del festival de Paro, Bután

Máscaras de bailarines del festival de Paro, Bután

Público del festival de Paro, Bután

Público del festival de Paro, Bután

Bailarín del festival de Paro, Bután

Público del festival de Paro, Bután

Payaso festival de Paro, Bután

Tambores festival de Paro, Bután

Si quieres saber más de la fiesta mira esta entrada y si te interesa saber más sobre Bután no dejes de leer el resto de entradas del país.

Aquí tienes nuestro itinerario por Nepal y Bután de 15 días

 

  

12 comentarios

  1. 27 febrero, 2012 en 11:25 — Responder

    Bután es un país fascinante, no sólo por sus paisajes o su Historia si no, muy especialmente, por sus gentes.Es difícil concluir si el precio de la modernidad es demasiado alto para un reino tan especial… ¿Qué opináis vosotros?Un abrazo

  2. JAAC
    27 febrero, 2012 en 12:20 — Responder

    Tienes razón… es un país que gracias al control de entrada de turistas podrá “aguantar” así unos años más, pero toda la televisión y el turismo acabará con su modo de vida.
    Recordamos que lo que había que dar de propina al que te cogía la mochila del coche y la llevaba al hotel era la mitad del sueldo diario de un agricultor. ¿Durante cuántos años habrá gente que quiera seguir trabajando el campo si por llevar dos mochilas al días gana lo mismo en propinas?
    Los paraísos olvidados dejan de ser paraísos cuando se encuentran, no?

  3. 6 marzo, 2012 en 01:09 — Responder

    Buff impresionantes las fotos!!

    Bhután es uno de mis destinos pendientes y soñados(junto con Tibet) desde hace muchísimos años. Tengo unas ganas locas de ir y espero hacerlo bien pronto antes de que los turistas acabemos con su modo de vida, como comentáis.

    Aunque nos fastidie que no sea fácil el acceso, de momento el control (a.k.a precio) de entrada de turistas podrá paliar un poco ese efecto, pero me temo que todo acabará llegando.

    Hace unos meses leí un libro fantástico que se desarrolla en Bután “En el pais del dragón”, Jamie Zeppa

    Si no lo has leído te lo recomiendo.

  4. JAAC
    6 marzo, 2012 en 08:06 — Responder

    Muchas gracias Carol por lo de las fotos 🙂

    Nosotros casi ni sabíamos que existía Bután hasta que nos cerraron la frontera de Tibet :-O pero la verdad es que el país nos encantó. Habíamos oído lo del reino de la felicidad y su índice, pero… Fue una sorpresa todo lo que encontramos y encima tuvimos la suerte de vivir el tsechu de Paro 🙂

    Estamos seguros de que pasará. Lo comentamos más de una vez con nuestro guía que nos “obligaba” a dejar propinas a los que cogían nuestras mochilas y en cada sitio que visitábamos. Si puedes ganar dinero de una forma tan sencilla ¿quién va a ponerse a arar el campo?

    De todas formas tampoco es tan “caro” el viaje. Evidentemente, frente a los países cercanos pagar 100 $ al día es una barbaridad, pero es porque en los países cercanos no está todo incluido y eres tú el que tiene que gestionarlo todo. Aquí cuando bajas del avión hay un todoterreno con un conductor y un guía esperándote y te llevan a todas partes. Además de incluir todas las comidas y los hoteles… Caro, pero no tanto

    Me apunto el libro. Como te decía casi ni conocíamos el país y no sabíamos que hubiera libros ambientados allí.

  5. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Un festival en el Reino del Dragón,Bután saltaconmigo.com/blog/2012/02/el-tsechu-de-paro-un-festiv…  por JAAC hace […]

  6. 18 abril, 2012 en 19:41 — Responder

    Guau!! Menudo festival que descubristeis!!. Sólo con las fotos que nos mostraís sobran las palabras…
    Un gran saludo

    • 18 abril, 2012 en 21:52 — Responder

      Pues sí, una de esas cosas que no sabes ni que existe y que cuando te la encuentras te sientes el más afortunado de los viajeros 🙂
      Puedes ver también vídeos en el canal de YouTube.

  7. Meritxell
    28 agosto, 2012 en 10:10 — Responder

    Me encantan las entradas de Bután 🙂
    Es un lugar que tengo en mente !

    Saludos
    Meitxell

    • 31 agosto, 2012 en 12:23 — Responder

      Hola Meitxell
      Es que Bután es un país que llama mucho la atención y que merece la pena la visitar… mejor cuanto antes, porque no sabemos cuánto tiempo aguantara tan “aislado”
      Gracias por pasar 🙂

  8. 4 julio, 2014 en 13:24 — Responder

    Impresionantes fotos, impresionante colorido e impresionante lugar!

    • 6 julio, 2014 en 22:23 — Responder

      Bután es un país increíble pero si tienes la suerte de coincidir con algo que es espectacular ya no se puede pedir más 🙂
      Muchas gracias por lo de las fotos 😉

  9. […] algo diferente. Sin duda es uno de los viajes que más nos ha sorprendido y asistir a uno de sus tsechus en uno de sus templos budistas ha sido una de las experiencias viajeras más auténticas que hemos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *