5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

París, Torre Eiffel

Situada en el campo de Marte, se encuentra la Torre Eiffel. Llamada así en honor a su diseñador, Gustave Eiffel. Se construyó para la exposición universal de París de 1.889 y desde el primer momento cayó mal entre los parisinos. Intelectuales y artistas la consideraban un abominable esqueleto de hierro que representaba un insulto para París y el arte. Eiffel la ofreció primero a Barcelona para la exposición de 1.888 y la rechazó.


La torre constaba de 300 metros de altura, que se aumentaron con la instalación de una antena de radio, hasta los 324. Hasta la construcción del edificio Chrysler de Nueva York fue la construcción más alta del planeta. La primera comunicación telefónica hertziana se realizó entre ésta y el Panteón. Lo que evito su demolición, que estaba prevista desde el principio. Durante la primera guerra mundial captó mensajes cifrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • conxa
    10 septiembre, 2009 a las 12:35

    vale, ya lo tengo claro….

    Paris, fue en solitario y es que vas atrasado, y he leido algo de africa???? diosssss vas hacer que me muera de un ataque de envidia!!!

    (dejaré escrito que es por vuestra culpa,os aviso!!)

  • conxa
    10 septiembre, 2009 a las 12:36

    La verdad es que es una pasada iluminada.

    ay los suicidios…..

  • JAAC
    10 septiembre, 2009 a las 12:40

    Conxa, ¿cómo que «he leído algo de África»??? es que ya has abandona el blog original? :-O

    las vacaciones de verano 😉

  • Masmi
    10 septiembre, 2009 a las 21:38

    Construir torres en aquella época no era lo normal, y lo verían como una aberración de hierro.
    Por suerte la mantuvieron, y la convirtieron en la primera antena.
    Ahora se hacen torres para las comunicaciones en todas las ciudades.

  • JAAC
    11 septiembre, 2009 a las 08:36

    Hay muchas obras de Eiffel y sus alumnos por el mundo, incluso en Cuenca hay un puente.

    Torres como la parisina, con el mismo aspecto, también han proliferado, incluso en Tokio tienen una casi igual.